Maanekids: elegancia infantil


Ser madre es mucho más que tener un bebé, es una transformación exterior e interior. Muchas veces nos cambia la vida, con muchos obstáculos y con más responsabilidades, pero también nos abre caminos. No es algo extraño que una mamá se vea con más creatividad y con más habilidades que antes. Ser madre es algo que nos expone a tantas situaciones, que muchas veces nos vemos con las ganas y todo el ánimo del mundo en crear, inventar, empezar, proyectar, emprender.

Si nos ponemos a contar las mujeres emprendedoras que se ven por la red, muchíiismas son mamás. Contrariamente a lo que podría parecer, la maternidad no nos para los pies, sino que nos pone en pausa un poquitín para luego sacar todo nuestro potencial. Éste fue el caso de Ángela, de Maanekids, mamá de familia numerosa también, que en 2016 durante una de sus bajas maternales, entre tanto cambio, emoción, hormonas revoltosas y demás, se le ocurrió crear ¡su propia marca de ropa infantil!



Ángela, una soñadora empedernida, apostó por su idea, y Maanekids, está siendo todo un éxito. Ella empezó con colecciones dirigidas para los chiquitines de 2 a 3 años, y ahora abarca desde recién nacido hasta los 7-8 años. ¡Qué bien nos ha hecho aumentando las tallas para que todos los peques de diversas edades puedan vestirse con tales prendas tan hermosas!


El estilo de sus prendas es muy muy admirado y reclamado, porque se basa en patrones clásicos españoles con telas modernas de estilo nórdico. Y ya sabemos lo tan bonitas que son las telas nórdicas, ese estilo tan fresco, elegante, precioso, que además siempre está hecho con tela de calidad, o sea: algodón, lino, lana...



Colección limitada

En MÅNE trabajamos para los niños, para su comodidad, por ello hemos creado esta colección a base de materiales naturales, para cuidar su delicada piel. De este modo, y para evitar rozaduras, alergias o similares, nuestros principales materiales son el algodón, la lana, la madera y el nácar.
Empleamos patrones clásicos y telas atrevidas y vanguardistas, combinación que aporta un aire retro y único a nuestra colección. Nuestras prendas tienen el encanto de lo artesanal, pues damos opción de personalizarlas, dado que nosotras diseñamos y producimos todas las prendas.
Ten en cuenta que nuestra colección es una edición limitadadado que la gran mayoría de nuestras telas y accesorios, como por ejemplo los botones de madera, no pueden ser repuestos. Esto se debe a que nos apasiona rebuscar en tiendas antiguas y brocantes, para encontrar materiales con encanto.
Cuidamos de los detalles, elaborando nuestras prendas a mano y prestando especial atención a la confección de las mismas; porque, como dijo Giorgio Armani “La diferencia entre estilo y moda está en la calidad”.
Recuerda que bajo petición podemos ofrecer prendas a medidas, o tallas que no estén disponibles en la web. Ponte en contacto con nosotros en pedidos@maanekids.com


Maanekids además de hacer colecciones limitadas, únicas, exclusivas e inigualables, que no se volverán a repetir. También se acuerda de las familias numerosas, que teniendo más de dos niños, los gastos suben y no va mal un descuento del 10% para todas ellas en cualquier prenda de la tienda online, registrándose en la web y enviando un email con el nombre completo y una copia del carnet de familia numerosa




Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Qué escuela escoger?




Parecerá muy precipitado que me ponga a hablar del tema sobre qué escuela escoger, porque los pequeñines acaban de empezar el curso, y no tiene sentido a priori charlar sobre esto. Podemos tener el pretexto de que en marzo se abren las preinscripciones de colegios, y que tampoco falta tanto, los meses corren y en nada estamos en marzo y en abril.

Pero lo que realmente a mí me ha empujado a querer hablar de las escuelas, es porque veo algunas injusticias e informaciones falsas que por lo visto hay quienes no lo tienen claro, y me gustaría aclarar puntos y depaso dar mi opinión.

Los tipos de escuela son la pública, la concertada y la privada. 

En la escuela pública, la educación es básicamente gratuita, el material se tiene que comprar porque el colegio ya carga con muchos gastos y algo hay que aportar, pero es muy económico. Esta es la opción más elegida porque es la más accesible para todo el mundo, por su facilidad y comprensión con las familias en cuanto a gastos se refiere. Son escuelas laicas y están financiadas por el gobierno.  Me gustaría destacar que por haber diversidad en los alumnos, se educa con unos valores muy humanos, de respetar a los demás y entenderles por muchas diferencias culturales o ideológicas que nos distancien. Los maestros siempre se esfuerzan en la convivencia entre todos y es crucial para hacer desaparecer el racismo y que todos los niños se traten por igual sin distinciones. 

Los inconvenientes que veo principalmente son: a veces no hay plazas y tienes que buscarte la vida, paradójicamente dicen que en España hay baja natalidad y yo sólo veo colegios llenos de niños; o no saben contarlos todos o es que tenemos pocos colegios, pero algo pasa. Si tu hijo logra tener plaza, quizá se quede sin plaza para el comedor. El comedor es una opcional para las familias que lo necesitan, y nosotros lo necesitamos, nos es indispensable, ¿y qué haríamos en el caso de no tener plaza para el comedor? Cuando el país pasa por malos momentos y no se deshace de la crisis que tanto está azotando al pueblo, esto se traduce en recortes, esas tijeritas que quitan de aquí y de allá, pero lo primerísimo siempre es educación y sanidad. Lamentablemente la educación pública es la más castigada en este sentido, se pierde calidad, muchos profesores son despedidos y los profesores que siguen trabajando lo hacen bajo malas condiciones.

La escuela concertada, es la segunda opción más elegida para las familias que no encuentran plaza en el colegio público o que directamente prefieren éste. Es un colegio que tiene más gasto que el público pero que no suele ser demasiado caro porque el gobierno lo financia a medias. En principio aquí estamos todos muy contentos, porque según se dice, el gobierno ahorra mucho dinero. Las ventajas son que la educación como no está dañada por la economía del país, es de calidad. Además se hacen actividades que enriquecen los conocimientos y los habilidades de los niños.

Los inconvenientes son que pese a que debiera ser gratuito, se paga algo, y lo peor es cuando en el colegio no te lo dicen claramente. Es decir, que el precio en realidad es optativo, y en algunos casos, es una donación. Es entendible que necesiten que los padres colaboren con algo de dinero, pero tienen la obligación que desde el primer día avisen de que es algo que eligen los padres y que en caso de no poder-querer no tienen por qué pagarlo. Los gastos deberían desglosarse y aclararse, para que en caso de pagar, se sepa qué se paga y escoger con facilidad. 

 Sé que en horario lectivo no deberían de haber actividades extra, porque esas son para después de las cinco de la tarde, pero hay colegios que después del comedor durante ese rato que los niños podrían aprovechar para jugar libremente, hacen actividades. Y también por la tarde después de las cuatro que según el momento entraría en actividades extraescolares o complementarias, y que en el colegio que van nuestros colegios por ejemplo hacen judo, ballet, informática, ábaco, ajedrez, arte, chino y robótica. Pues cuando esas actividades son dentro del horario lectivo, los padres se ven un poco presionados en pagarlas porque no quieren que sus hijos pudiesen ser los únicos que no las hiciesen pero los padres han de saber que tienen todo el derecho de negarse si así fuera. 

Me gustan las propuestas que potencien habilidades y adquisiciones pero me cansa, esa actitud voraz de querer dirigir siempre al niño y no permitirle jugar libremente. Los niños no necesitan que les propongan actividades continuamente, no hace falta que tengan que estar sentados, ya pasan demasiadas horas sentados en la silla teniendo que prestar atención, no puede ser que no les demos ese ratito de libertad para lo que ellos quieran y no para lo que nosotros decidamos. 

Si tememos que el número de padres que no puedan pagar las actividades extraescolares y complementarias fuese muy alto, y no quisiéramos que se crearan muchas diferencias e incluso que se llegase a respirar discriminación, sería preferible que Inspección vigilase de cerca esos permisos que permiten que los colegios concertados planeen actividades extraescolares dentro del horario lectivo que ponen en un compromiso a los padres.

El colegio privado es el que menos se elige por su alto precio. En la mayoría de los casos hay mucha más calidad de educación porque se invierte mucho en que así lo sea, y dependiendo del colegio será mejor o peor. Entre ellos tenemos el colegio británico que tiene muy buena fama, y conocemos padres que tienen sus hijos allí, y como ya sabéis, también lo son los colegios Montessori, Waldorf y demás escuelas libres. Lo bueno que tiene es que el currículo y la metodología de aprendizaje suele ser mucho mejor y más adaptada a las necesidades de los alumnos. Tengo entendido que en muchos colegios privados, se respetan los ritmos y se enseña de una manera muy distinta de la tradicional. 

El inconveniente único y principal a mi ver es el precio. El precio es bastante alto y si se tiene más de un hijo, es un sueño muy bonito inalcanzable. Por esta razón muchos colegios privados recurrieron al gobierno para hacerse concertados, ya que de lo contrario no iban a poder seguir. Que un colegio privado se convierta en concertado, también facilita el acceso a más personas. 

Y en mi cabezonería de que Montessori y Waldorf, sean más accesibles, me pregunto, ¿podrían hacerlas concertadas? no sé, para que no sea tan caro y todos los que queramos podamos llevar a nuestros hijos sin el lamento de que nos estamos comiendo los ahorros. ¿Será posible? Creo que cuando el colegio es concertado tiene menos libertad para cambiar el currículo.

Mi opinión

Como tantas y tantas familias, mi opinión sincera es que ni concertada ni privada, la única educación debiera de ser la pública, es decir, una educación de calidad, gratuita para todos. No hemos avanzado mucho haciendo obligatoria la etapa de seis a dieciséis años si luego seguimos anteponiendo el dinero para tener más oportunidades. La escuela es algo primordial para el desarrollo y aprendizaje de los niños, y de ello depende mucho el futuro laboral de los niños pequeños. Cada uno va donde le toca, o donde puede, pero no estoy nada contenta con la actualidad. Espero que con el tiempo las cosas cambien.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

Aprendo las sílabas


Cuando mi hijo mayor, que fue el que me expuso a esta experiencia por primera vez, empezó a trabajar las letras en la escuela, en casa apoyábamos el aprendizaje para que le costase menos, hay niños que no están preparados para adentrarse en el mundo de las letras, porque sencillamente en el sistema educativo actual no se tiene en cuenta el desarrollo de los niños, no se respetan los ritmos, y cuando en el currículo escolar pone "hay que aprender tal cosa, en tal fecha", así se hace sin poner en duda si lo estamos haciendo bien. Ya que lamentablemente lo más visto es que se diga que la culpa es de los niños, porque es lo más fácil y así uno mismo se quita la culpa de encima. 

Como no, si alguien se atreve a decir algo respecto a este tema, te tratan como si fueras un enterado que hablas sin saber, y que no puedes contradecir de ninguna de las maneras a los maestros del centro, como si se dijese algo nuevo, cuando en muchos países europeos ya se adoptaron medidas de este tipo en las escuelas. ¡Después no nos quejemos de que los niños pierden el interés de estudiar, no busquemos falsas soluciones para frenar el fracaso escolar por favor, porque la solución solo es una, y quien no lo quiera ver que no lo vea!

Tengo la esperanza absoluta y firme de que las cosas cambien, y lo harán, porque cada vez hay más familias conscientes de la problemática del sistema escolar, y apuestan por una educación alternativa. Podemos ver desde ya muchísimas personas que invierten en abrir escuelas que ofrecen una enseñanza respetuosa con las necesidades y las etapas de desarrollo reales de los niños, y esto es un gran avance, que poco a poco, irá ganando terreno y las habrá concertadas, y finalmente públicas, que éste es el objetivo principal y común, ya que la escuela pública es de todos y para todos, y es ahí donde ha de estar la calidad de aprendizaje antes que en ningún otro sitio.

Mientras apoyo a mis hijos dentro de mis capacidades, para que obtengan esa ayuda extra, que quizá les falte en la escuela. Pues, al ver que mi hijo tenía dificultades y que con 4 años no estaba nada preparado para iniciar en las letras. Me frustré. ¿Por qué? pues porque si un niño en ese momento no es capaz, ¿es bueno forzarle? no será natural, ni el lo disfrutará ni conseguiremos nada. En estas edades los niños se desviven por aprender, pero siempre y cuando estén en un momento que propicie ciertas adquisiciones.

Nunca me puse a pensar que yo debiera ayudar en este punto, pero lo fuimos llevando bien, con canciones, juegos, e imprimibles de letras que ayudaban a mi hijo mayor a que las memorizase. Lo peor, llegó cuando tuvo que escribirlas y cuando tuvo que leerlas. No sabía por dónde tirar, y buscando y buscando, supe del método silábico, probé con él y nos fue super bien. Es una manera de enseñar los sonidos de las letras junto con las vocales, de manera que luego cuando el peque se pone a leer, tendrá más facilidad de saber cómo se lee habiendo memorizado los sonidos de las consonantes con todas las vocales, podéis leer más aquí.


En Iludivers encontré un maletín en el que dispone de un material maravilloso para trabajar las sílabas. Me encantó que viniera todo tan recogido, que las mamás sabemos que los niños no tienen muy definido el orden, y que cuanta más organización haya en los materiales, más tranquilas estaremos :)



Una vez abrimos el maletín, vemos dos partes, por un lado tenemos cinco láminas con dibujos que van acompañadas por las palabras de las que hay que ir guiándose por el dibujo, y por el otro lado, tenemos todas las fichas con sílabas para poder completar las palabras. Todo queda muy ordenado, bien cogido, no se resvala nada ni se cae, por lo que podemos tener la certeza de que todo está bien puesto en su lugar, sin miedo a que algo se perdiera.


El maletín de Aprendo las sílabas, contiene 15 láminas de gran calidad, que se mantienen duras, no se doblan, y que aguantan el ajetreo de los pequeñines. Los dibujos son muy atractivos y llamativos, vemos una presentación visual muy bonita. El nivel es progresivo, y se va aumentando la dificultad, se empieza con dos sílabas, luego con tres y con cuatro. 



Aprecio mucho que sea un material correctivo, lo que hace que lo asemeje mucho con el material Montessori, en el sentido de facilitar al niño su propio aprendizaje, que no haga falta que haya ningún adulto diciéndole "así no es" o "te has equivocado", ni tampoco que tenga que esperar a que le corrijan. Esto aumenta el autoestima y hace que el niño no se sienta dolido por equivocarse, ni tampoco se sienta atacado, porque no tiene ni porqué enterarse nadie, está él solito haciendo su trabajo y va buscando alternativas cuando percibe que no es correcta la ficha que ha utilizado.



Desde el primer momento el peque tiene una guía que le ayuda a saber qué sílabas podrían ser, basándose en colores, el rectángulo que está vacío y en el que hay que poner una ficha de sílabas, tiene un color determinado para orientar y que el peque se dirija a ese color y busque. A parte de esto, las fichas de sílabas tienen unas bolitas sobresalientes que están posicionadas de manera distinta, y que si se coloca encima del rectángulo no entra dentro, quiere decir que no es la ficha correcta. Cuando sí lo es, entra con facilidad. Esto es lo más valioso del material y lo que hace que guste a tanta gente, por esa cualidad de facilitar y de hacer que el aprendizaje sea divertido.


Podemos hacernos un lío cuando se acaban de utilizar las fichas, y se pueden desordenar, pero que haya calma, en el maletín están escritas las sílabas hayá donde toca dejarlas, lo que en sí mismo supone un juego añadido, el tener que guardar cada una en su lugar leyéndolas. 

Como tenemos unas fichas de sílabas en nuestras manos, podemos hacer ¡palabras! palabras con dos sílabas, con tres y con cuatro, igual que con las láminas, pero podemos hacer las que queramos. Y como reforzar el aprendizaje silábico, se pueden reagrupar todas las sílabas juntas, así el peque aprende y repasa, sin darse cuenta :)




 iludivers es una tienda de juguetes online que apuesta por materiales atractivos y de buena calidad, que ayudan a dejar volar la imaginación de nuestros pequeños acompañándoles en su crecimiento. Además iludivers rompe con clasificaciones de juguetes según la edad cronológica del niño/a y propone información sobre etapas del desarrollo según el momento evolutivo y sobre cómo el juego se convierte en un estímulo para que el pequeño desarrolle y despliegue totas sus potencialidades a través de la vivenciación. 

“Aprendo las sílabas” es uno de los juegos que se encuentra en la etapa “ya soy mayor”, la última etapa que propone iludiversEn esta etapa el niño/a ya está listo para entrar de lleno en el terreno de los aprendizajes y utilizarlos como instrumentos para acceder a la cultura, manejarse con éxito en su entorno, y empezar a forjar unos criterios propios, basados en el conocimiento y el razonamiento crítico. Si vuestro hijo está aprendiendo a leer, este maletín es ideal para iniciarse en el proceso lector.

Ya veis que iludivers puede ayudarnos a encontrar con más facilidad aquellos juegos que pueden encajar más con nuestro pequeño teniendo en cuenta el momento evolutivo en el que se encuentra … todo un reto!

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Uniformes escolares: sí o no



A ver, de pequeña fui a un colegio concertado, religioso, católico de curas. Teníamos que llevar un chandal del colegio los días de educación física, pero los demás días íbamos con la ropa que queríamos. Al lado nuestro había un colegio religioso de monjas, y allí sí que había un uniforme estricto diario, siempre que veía a los niños y a las niñas de ese centro, me quedaba mirando porque para mí no era algo normal, ya que en mi colegio no se exigía y en los colegios públicos cercanos (que haberlos había pocos por esa zona) se daba completa libertad en la elección de vestuario.

Nunca me lo he planteado, me ha dado absolutamente igual, pero cuando mis hijos han empezado a ir al colegio, y han ido, por cosas de la vida, a un colegio concertado, porque es lo único que a día de hoy por donde estamos, es más aceptable, y porque además tampoco hay plazas en los colegios públicos que nos tocan, todo ha de decirse. Pues se pedía que los niños se pusieran uniforme. En infantil, simplemente es un chandal pero ha de ponerse todos los días siempre, cuando hace calor se pone la camiseta con pantalón corto, y cuando hace frío el pantalón largo, la camiseta y la chaqueta del chandal a juego. Las bambas tienen que ser blancas a ser posible, hacen falta dos batas, un babero para los menores de 5 años, para que al comer no se manchen, la chaqueta, y la mochila que todo lleva el nombre del susodicho cole.

Hay cosas que podrían ser perfectamente opcionales, el babero, la bata y la mochila, por ejemplo, no tendrían porqué tener el nombre del colegio, pero vamos, que tampoco me da ningún disguto, solo es un gasto añadido más porque no puedo escoger una mochila más barata ni más de mi agrado. En primaria, donde está el mayor, se ponen todos los días un pantalón y un jersey, si hace fresquito se pone el cardigán. Los zapatos que le compramos a nuestros hijo son de la marca Gorila, por decisión propia, porque nos gusta mucho su calidad, es muy resistente y elegante. Los días de educación física hacen como en infantil, se ponen el chandal. La mochila es más grande, así que hay que cambiarla por la de primaria que también lleva el nombre del colegio.

Mi opinión respecto a los uniformes escolares

A mi me transmiten mucha elegancia, es algo que debe tenerse en cuenta, porque como acostumbremos a ir vestidos a nuestros hijos, les marcará mucho en su vida. Nuestros hijos, independientemente de a qué se dediquen el día de mañana, es bueno que den importancia a la apariencia. Yo estoy muy a favor de que no se juzgue a nadie por las apariencias, pero por dar un ejemplo, cuando uno va a echar el currículum, tiene que tener una presencia elegante para que tenga más puntos para que le cojan. 

No me dejo llevar por la ropa de los demás para imaginar cómo son, ni para tratarlos mejor, pero yo soy yo, la realidad es que en la sociedad, hay unos protocolos, etiquetas, llámese como se quiera, que nos hacen seguir unas pautas en cuanto a indumentaria se refiere. Para algunas personas ir con cierta ropa es una dejadez y falta de respeto, y para otras no, pero el traje masculino y femenino siempre están por allí, y son muy valorados y bien vistos. Me parece una buena idea que los uniformes se mantengan en las escuelas privadas y concertadas y que pasase a la pública como ya sucede en otros países.

Ventajas

Rompen con la desigualdad que suele haber en las escuelas, de que unos visten mejor que otros, o que unos llevan ropa más cara, todos ponen sus ojos encima de las personas para saber qué marca tiene puesta. Viniendo de una familia humilde, no me puede gustar más luchar contra esta actitud tan vomitiva, que gracias a Dios, no la heredé, siempre me vestí como quise, y me daba igual el precio de mi ropa y el valor de la marca que me ponía, como si me ponía ropa del mercadillo, qué me importaba a mí el qué dirán. Los niños se sienten todos en igualdad, con la misma ropa, sin distinciones.

Facilita formar parte de los demás, la pertenencia, el peque se siente uno más, porque no se crean grupos, no se basan ya en las apariencias, y eso elimina casi al completo los grupismos y los rechazos hacia otros niños que vinieran de familias humildes. 

Sencillez al tener que vestirse. No hace falta comerse la cabeza la noche anterior buscando qué looks van a ponerse nuestros retoños, no tenemos que perder el tiempo con esto, que queramos o no, puede llegar a estresarnos.

Desventajas que no tienen porqué serlo

La típica desventaja normalmente es el precio de los uniformes, y sí, son caros, pero depende de lo que se exija. Se puede facilitar o dificultar la compra, dependiendo de cómo gestione y decida el centro el tipo de uniforme. Yo optaría por empresas que confeccionen uniformes a bajo precio, y si hubiera una negación rotunda porque no pueden bajar los precios, bla, bla, bla, intentaría contactar con varias mujeres costureras que quisieran participar para contratarlas y que los uniformes los hicieran ellas.

Los uniformes, además, duran mucho, y si alguno termina teniendo un rasguño, agujero o demás, no es mal visto por nadie, ya que todos los padres, andamos con la vista gorda para no tener que comprar otro, porque todos sabemos que no podemos gastarnos tanto dinero en muchas unidades de estas prendas, y que almenos le dure el curso entero, que en nuestro caso, las hermanas han heredado uniformes y nos hemos ahorrado un dineral. Esto es lo bueno de que yo me tirase todas las noches limpiando a mano (como sigo haciendo) para que todo quede reluciente y que sea posible ser puesto para las siguientes generaciones xD.

No se puede vestir como uno quiera. Hay restricción, esto es real. Pero teniendo en cuenta que el colegio es como un trabajo, es el sitio donde uno se inicia para tener las bases de lo que será su oficio. No es muy descabellado pensar que así se habitúa a los niños a un tipo de ropa específica para esos tiempos. No olvidemos que después de la salida escolar, los niños pueden vestirse como quieran sin problemas. 

Mi gran oposición es que se exija a las niñas llevar falda

Mira por donde, en el colegio de mis hijos, esto no existe, afortunadamente, pero no es lo normal. Siempre ha sido de toda la vida, que una niña ha de llevar falda, y un niño pantalón. Pero por qué, ha de ser así ¿si eso es sexismo puro y duro? Si una niña no se siente cómoda poniéndosela, está fatal obligarla a hacerlo. Igual que también está mal que una niña que quiere ponerse falda se le imponga el pantalón, ha de ser libre elección dentro de las distintas prendas escolares. 

¿Y tú qué opinas? ¿estás a favor o en contra de los uniformes? ¿O no estás segura de qué sería lo más conveniente?


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

Los números y los contadores Montessori


Los números y los contadores, es de los materiales Montessori más conocidos y utilizados, por su simplicidad, por su utilidad, su calidad. Personalmente este me gusta más que otro que es muy similar porque los números si se palpan se diferencia su forma lo que permite que tocándolos se pueda memorizar los nombres de los números. Incluye la cajita también de madera para guardar los números y los contadores, para tener el material mejor recogido.

Destaco su simplicidad porque cuanto más simple a la vista, hay más concentración y mejor aprendizaje. Que los números tengan el mismo color que los contadores, a mí me resulta mucho mejor para la asimilación de los conocimientos. Que sea de madera es un plus para que la manipulación sea de calidad, no se rompa ni se doble, y las informaciones recibidas al niño sean mejor integradas. Se ha hablado mucho ya de la importancia de la madera y de lo recomendable que es para los peques abstenerse del plástico, cuanto menos mejor. Tanto por la salud como por el enriquecimiento de la actividad, que pierde mucho cuando el material no es madera.

Descripción del material: 

Una pequeña caja que contiene cifras rojas del 1 al 10 y 55 pequeñas fichas rojas.



Edad de la primera presentación: 4 años

Objetivos directos:

  • Reconocimiento de los números. 
  • Reconocimiento de la secuencia. 
  • Asociación de la cantidad del 1 al 10. 
  • Introducción a la noción de par e impar. 


 Objetivos indirectos:

  • Desarrollo de la mente matemática. 
  • Preparación al cálculo mental. 
  • Desarrollo de la inteligencia. 
  • Desarrollo social (contar). 


Presentación 







  1.  Invitar al hijo a que busque la caja y la ponga en la mesa. 
  2. Nombrar el material. 
  3. Sacar los números uno por uno y colocarlos sobre la mesa en desorden. 
  4. Invitar al hijo a que los ponga en orden, unos al lado de los otros.
  5. Pedirle que lea la secuencia. 
  6. Invitar al hijo a que ponga la cantidad de fichas correspondientes debajo de los números, de manera ordenada, empezando por el 1. 
  7. Hacerle una demostración de cómo colocarlos si es necesario. 
  8. Luego, separar, cuando sea posible, las fichas en dos columnas y desplazad el número correspondiente hacia arriba. 
  9. Nombrar los números pares, indicando con el dedo índice entre las dos columnas de fichas y decir “par”. 
  10. Mostrar los números impares y decir “impar”(no podemos pasar el dedo).
  11. Decir “2,4,6,8,10 es par, par es siempre cada dos (podemos pasar el dedo). 
  12. Invitar al hijo a que repita. Decir “1,3,5,7,9, es impar”. 
  13. Invitar al hijo a repetir. 
  14. Pedir al hijo: Muéstrame un número par, muéstrame un número impar”. 
  15. Preguntar: “¿Qué es éste?” 




Control del error 

 La secuencia y la cantidad de fichas.


Hemos hecho otras actividades con los números y los contadores; yo escogía un número y ella colocaba los contadores.


Ponía tres números y le pedía que me señalase dónde estaba el que yo mencionaba.


Ella se ponía el antifaz y tenía que adivinar el número mediante el tacto.


La última actividad consistía en aprender los números dibujando y pintando. 




Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR