Crianza

Mis niños me hacen ascos con la verdura

septiembre 01, 2016


Mis niños me hacen ascos con la verdura, les cuesta tragarla y la dejan aparcada en un lado de la boca, ¿te suena? La percepción gustativa y olfativa está muy desarrollada en los niños, por ello les cuesta a montones comer alimentos nuevos que les proponemos. Esta sensibilidad se acentúa con alimentos o compuestos químicos relacionados con un posible perjuicio para nuestro organismo (señales nociceptivas).

De pequeñas no sé, pero de embarazadas hemos pasado por esta sensibilidad al amargo, la tenemos marcadísima durante el embarazo, en el que 'somos nosotras las que hacemos ascos', sorprendentemente  esta sensibilidad va reduciéndose por la pérdida de receptores o por la dificultad de los receptores de transformar estímulos sápidos en señales nerviosas que lleguen a las áreas sensoriales cerebrales y que allí sean interpretadas.

No obstante es importantísimo para el desarrollo de los niños y jóvenes que tengan una alimentación variada y equilibrada. Hablar de todas las virtudes de las verduras no está mal, aportan fibra, vitaminas, minerales, potasio y poco sodio. Las verduras de hoja verde son ricas en calcio, magnesio y vitamina K. Las verduras de color, como los tomates, son una maravillosa fuente de antioxidantes y vitamina A.  Pero el mejor empujón es que todos esos alimentos estén presentes en nuestra casa, que los comamos todos porque si los padres los dejan en el plato ellos lo imitarán, que hagamos platos ricos con buenas presentaciones para que les entren por los ojos y no sepan decir que no pero sin desfigurar demasiado para que sean conscientes de lo que comen y los acepten como tales, que cocinen con nosotros para que se animen más a comérselo porque ha pasado por sus manos, que nos acompañen a comprarlas y sean ellos quienes las cojan y pongan en el carrito, y si se tiene un patio o un rincón para colocar macetas grandes, plantar semillas de verduras, por verlas crecer poco a poco y cuidarlas, se crea un vínculo bonito entre ellos y son menos reacios al comerlas. Esto lo hice con mi hijo mayor, el que por ejemplo, más se negaba a comer perejil. Plantemos las semillas, vimos como creció despacio, e impacientemente iba a ver todos los detalles día a día, cuando creció del todo y estaba lista para sacarla y cocinarla, al principio dijo que no la comiéramos porque le gustaba y a los pocos días nos propuso comerla, ¡me costó creerlo pero, así fue! :)


En la guía de comida en positivo, tenemos trucos para incitar a probar aquellos alimentos que nuestros hijos evitan. Nos indica cómo comportarnos con los hijos al vernos enfrentados en estas situaciones incómodas, qué hacer y qué no hacer. Nos invita a hacernos reflexionar y a que nos preguntemos ciertas cosas para ver si lo estamos haciendo bien y si actuamos acorde a lo que es mejor para ellos y para su alimentación. Cómo cambiar estos introyectos de "que los niños deben comer de todo, premiar con dulces cuando comen, decir que tienen que comer todo lo del plato, dejar de tomar la comida como un entretenimiento, pensar que las fiestas tienen que tener mucha comida y sobretodo dulces" por pensamientos positivos


Con ¿qué le gusta comer? podréis imprimir un recurso en el que pondréis la foto o imagen del superhéroe favorito o alguien que admiren mucho nuestros hijos, poniendo lo que le gusta comer a él, para que también quieran imitarle en la alimentación.  


Ayudad a vuestros hijos a que la comida, no siempre tiene que 'gustar', es una necesidad, el cuerpo necesita nutrientes, no podemos escoger por nuestro cuerpo, porque está en medio nuestra salud que depende de lo que comemos. Con las medallas positivas y ¡a comer! de las verduras que va comiendo, reforzamos su esfuerzo en masticarlas y tragarlas. Yo, como adulta, he de reconocer que estaba muy distante de las verduras siempre, pero cuando supe que mi alimentación no era buena y lo veía en mi salud, cambié rotundamente mi manera de comer y empecé a comer pensando en lo que necesitaba y no basándome únicamente en 'lo que prefiero'. Como lo que me apetece pero también lo que 'toca', como si de un jarabe se tratase, que lo tomas para curarte pese a si no soportes su olor ni sabor. Desde entonces, he cogido cariño a las verduras y ahora no me como NINGUNA con mala gana, sino que se han hecho mis favoritas e incluso he sentido que me ayudan contra el estrés y a sentirme mejor.

Agradecimientos a Edukame por permitirme probar sus recursos.


{ Si te ha gustado, compártelo porfi y ven a verme en Facebook }
Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

26 comentarios:

  1. Yo la verdad es que nunca he tenido problemas en este sentido, mi rubio debora el verdín jejejeje. Ell tomate y el pepino son su pasión, todos todos los días se come un par de ellos y después el resto de la verdura yo soy mucho de añadirla en las comidas; lentejas con acelgas, potaje con zanahorias, brocoli cocido con aceite crudo...
    Y ocurre igual con la fruta, no es de mucha variedad pero todos los días come fruta de la que le gusta ;). Un post muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría más grande te habrá dado! Es genial que tu rubillo coma tan bien, porque es estresante cuando van escupiendo o poniendo la cara con ganas de vomitar.... A mí nunca me han visto hacer ascos, porque me encantaron cuando ya nació el primero, pero yo qué sé, será que esa actitud la tenemos en los genes!! Que yo de peque peor no podía comer, buuuf! Pero con los consejitos de Edukame se me ha hecho más fácil y tenemos un ambiente más agradable en la mesa a la hora de comer :)

      Gracias por comentar!

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Una idea genial. A mi de pequeños me comian de todo pero como han ido creciendo hemos ido a peor. Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí eso pasa, de bebés comían sus potitos caseros con normalidad pero a la que pasaron los dos años, la cosa cambió radicalmente. También me ha ocurrido, que en un primer momento ellas coman de todo pero al ver a su hermano que no le gusta, han empezado a hacer lo mismo. Parece que es imitación, y en parte lo es, pero esque luego le sale del alma el asco, vaya torbellino acecha en casa con esto. A la que uno haga algo, verás a la tropa siguiéndole jajajaja

      Un beso y feliz finde

      Eliminar
  3. Ains... qué calvario cuando tenemos verdura en casa para comer, es ver el color y ya no hay manera de que se lo coman... al final intentamos dárselo en purés y comidas que lo llevan camuflado. Un besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros no podíamos ni en purés jajajaja esque yo tampoco soy de purés, o noto todo o en líquido. Mis hijos me decían que en puré es de "bebés" porque parecen potitos ya sabes xD

      La opción aquí era en sopa, que se pasaba la batidora al final y ni se enteraban de que tenía verduras.

      Besos guapa

      Eliminar
  4. Pues al mío las verduras le encantaron desde el principio..este lo que no quiere es la carne, te lo puedes creer? El pollo le encanta sea como ea pero la ternera,cerdo etc no hay forma humana de que se lo coma. Ni en hamburguesa ni en albóndiga ni empanado. A veces le digo que es pollo y se lo come pero tiene que estar muy escondido para que no note la diferencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje tu hijo es muy parecido a mí, en mis inicios no me gustaba nada de nada, que yo recuerde patatas fritas y esas cosas pero fatal. Al gustarme las verduras ya de grande, me sentí contenta porque sé que hay que comerlas por sus nutrientes y degustarlas con alegría no tiene igual :) pero con el pollo y la carne no, no me gustan nada y menos la carne, yo qué sé, de carnívora tengo poco, soy vegetariana de verdad, sin comerlo ni beberlo! Voy comiendo para mantener una dieta sana y variada pero cuesta.

      Eliminar
  5. Pues con mis hijas yo si he tenido este problema, no comen verduras ni locas, voy a ver si con algunas de estas ideas consigo que lo coman, gracias por comaprtir, guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí este es un tema que nos toca de cerca a muchas. Espero que los recursos te ayuden guapísima :)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. ¡Jo! Qué entrada tan chula, seguro que a más de una la ayudas mucho. Yo es que no soy mamá, pero cuido a una nena y por suerte AMA las verduras jajaja eso sí, compartiré este post por si a alguien le es de ayuda! Un besote ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja qué suerte has tenido, te has librado eh!!

      Muchísimas gracias guapa, estoy segura de que ayudará mucho a las madres, porque es uno de los quebraderos de cabeza más grandes que tenemos con los hijos!!

      Un besote :)

      Eliminar
  7. Ufff tema complicado... bueno en mi caso en general toda la comida es complicada jajajaja
    Yo también he tenido que recurrir de nuevo a los purés porque si no no hay manera... y eso que tiene el huerto del abuelo!! Pero una cosa es jugar con las verduras y otra comérselas! El mío no quiere ni entrar a la cocina cuando hago la comida porque dice que huele mal 😭😭😭
    En fin... paciencia!!
    Tienes un blog precioso! Me quedo por aquí!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos dicen unas cosas que nos quedamos sin palabras y sin saber qué hacer!!

      La paciencia es imprescindible, podemos ayudarles a aceptarlas pero llevará su tiempo.

      Mucho ánimo!!

      Muchísimas gracias por seguirme Cristina!! Me alegro de que me hayas comentado y de que te pueda seguir viendo :)

      Besos

      Eliminar
  8. Muy buenas ideas para que los peques coman verduras. Nosotros la verdad es que no hemos tenido problema con nuestra hija, no se si es porque en casa se come la verdura como algo bueno(yo tengo más problemas con la carne que con la verdura y el pescado la verdad) o si es simplemente porque es una zampona de cuidado pero sea como sea, no nos ha dado problemas en este aspecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja mi experiencia me mostró que almenos los míos eran unos zampones de cuidao !! De bebés no paraban de zampar y era bestial xD. Con los años han ido cambiando, cogiendo manías y personalizando sus gustos, diciendo esto sí, esto no. Pero en los viejos tiempos se comían lo que hubieran !! :)

      Igual que yo, que soy vegetariana de nacimiento jajaja no lo he elegido y no es por ninguna razón, me sale solo. También los hay que les encanta la carne y detestan las verduras, tiene que haber de todo y nos ha tocado ser así ;)

      Eliminar
  9. Gracias por compartir.
    Feliz comienzo de curso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por comentar Blanca !

      Feliz comienzo de curso :)

      Eliminar
  10. Los míos de peques se lo comían todo, pero aunque aún son peques cada vez tenemos más problemas. Voy a recurrir a tus consejos que me parecen muy buenos y veremos que tal van!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó igual que a tí y la cosa va a mejor ahora.

      Besitos, mucho ánimo Jael !!

      Eliminar
  11. Yo las verduras se las tengo que poner en puré, de lo contrario no hay forma de que se la coman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente los niños no soportab comérselas enteras, pero como hay muchas recetas que las "esconden" o les hacen comerlas sin darse cuenta, pues es una manera genial.

      Gracias por comentar!!

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Hola!
    Según tengo entendido en mi familia, yo nunca le hice asco a ninguna verdura, es más, me encantaban principalmente las hervidas. Pero el gustar y los sabores depende mucho de como los hagas. La variedad y como los presentes va a ser fundamental.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien!! Tus padres habrán estado super tranquilos y contentos al verte comer verduras con alegría :)

      Sí! La manera de cocinarlas cambia mucho aunque ya te digo que hay niños, que de entre ellos, yo era así, que tienen un detector de verduras y que por más que hagas te ponen pegas.

      Gracias por comentar Luu!!

      Saludos!

      Eliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)