Montessori

El movimiento del niño de 0-24 meses y Montessori

enero 04, 2017




El desarrollo de la inteligencia mediante el movimiento

En su libro “Educación para un mundo nuevo”, María Montessori escribió que el movimiento es la última cosa que completa el movimiento del pensamiento y es a través de la acción como la mente consigue elevarse. 
Es un gran error separar completamente la vida física de la vida mental; asimismo los juegos deben ser incluidos en los currículos de manera que el niño desarrolle su cuerpo al mismo tiempo que su mente. El movimiento debería estar al servicio de la vida siempre, y no solamente reservado al ejercicio físico para tener buena salud., eso sería separar lo que la naturaleza unió. 
Es esencial que para nuestra nueva educación, el desarrollo mental esté vinculado con el movimiento. Sin el movimiento, no hay ni logro ni salud mental. 

La inteligencia se desarrolla con el movimiento, María Montessori escribió que la naturaleza nos dotó con músculos para hacer todo tipo de movimientos pero que la coordinación de nuestros músculos ha de ser creada y perfeccionada mediante la vida física, mediante la voluntad.

El vínculo entre la filosofía Montessori y el concepto de motricidad libre

 En este sentido, el concepto de motricidad libre es cercano al pensamiento de María Montessori, estos son unos de los intereses de la motricidad libre: 

  • Cada bebé aprende a su ritmo. 
  • Aprende que es capaz de encontrar solo una solución a sus problemas de desplazamiento.
  • Construye sus competencias sin dañar la etapa. 
De manera que no es necesario querer sentar a un bebé en una silla alta si no se aguanta solo en la posición y es recomendable reducir tanto como se pueda el tiempo que pasa en hamacas. No es nada recomendable mantener a un bebé en una posición que no se aguanta solo, poniéndole cojines alrededor por ejemplo, dado que si se cae no sabrá volver a levantarse solo.

Asimismo, es inútil aguantar con la mano a un niño que todavía no sabe caminar. María Montessori escribió: “Nosotros no hemos de ayudar al niño a caminar”. Eso sería un obstáculo en el camino de su desarrollo optimo y natural. 

En motricidad libre, el ambiente más adaptado para las competencias del niño es una gran alfombra sin barras. Una alfombra en el suelo, un espejo y algunos juguetes dispersados alrededor del bebé para que los coja cuando quiera. 

Las etapas de desarrollo motor según María Montessori 

La sujeción

María Montessori escribió: 

Tan pronto como la mano toque algo, hay un llamamiento de consciencia hacia la mano y la sujeción se desarrolla, lo que era instintivo al principio se convierte en un movimiento consciente.

A los 6 meses el movimiento es intencionado. A los 10 meses, la sujeción va acompañada de deseo. Entorno a esta edad, el niño empieza a ejercer su mano cambiando los objetos de lugar entorno a él, abriendo y cerrando las puertas, tirando de los cajones, metiendo botones en las botellas, etc. Gracias a estos ejercicios, adquiere destreza. 

El estudio del desarrollo psíquico del niño debería estar íntimamente enlazado al estudio del desarrollo de su mano. Es cierto que la inteligencia del niño llegará a un nivel de desarrollo sin la ayuda de la mano, pero con esta ayuda, logrará un alto nivel y el niño que se sirvió de sus manos siempre tiene una personalidad más fuerte.

La coordinación pies-manos

Desde los 18 meses, el niño adquiere mucha más fuerza en sus manos y en sus pies. 

Su necesidad irresistible cuando hace algo es hacer el máximo esfuerzo. Al niño le encanta caminar llevando objetos pesados y grandes dado que su mano debe ejercerse para llevar peso. 

Un niño de esta edad querrá caminar lentamente con una gran botella de agua por ejemplo o llevar objetos mucho más pesados para él sin ninguna razón aparente. 

La gravedad 

Ahora que sabe caminar bien, el niño querrá desafiar las leyes de la gravedad: necesita trepar cogiéndose a algo para subirse. 

La imitación

 El niño es en adelante libre de sus movimientos, querrá hacer lo que hacen los adultos de su alrededor (subir y bajar las escaleras, llevar servilletas de la cocina al salón…) En esta etapa, el niño necesita:

Caminar 

Con dos años, el niño es un gran caminador, camina menos rápido que los adultos pero quiere caminar. María Montessori dijo: 

El niño pasea tanto con sus ojos como con sus pies y éstas son la cosas interesantes de los paseos que le alientan a ir lejos. 

Para ella, la educación debe traer su reflexión sobre el niño que camina como un explorador. La actitud que ayuda más es dejar a los niños que paseen guiados por lo que les atrae iniciándoles a los colores y a las formas de las hojas, a los hábitos de los insectos, de los animales y de los pájaros. 

El niño tiene sus propias leyes de crecimiento y si queremos ayudarle a crecer, debemos seguirle en lugar de imponernos a él. 

Entrenarse para ejercer su destreza 

Es necesario que el niño lleve su actividad hasta el final. El niño tiene una necesidad vital de terminar la acción.

Los adultos no deberían intervenir para detener una actividad infantil, por muy absurda que fuera, mientras que no ponga en peligro la vida ni a ningún miembro. 

Así aparece la lógica del desarrollo natural: el niño prepara sus instrumentos, manos y pies, luego adquiere la fuerza con el ejercicio, después observa lo que hacen los demás y se pone a trabajar imitándoles: es así como se prepara para la vida y para la libertad. 

En la escuela

De manera que no hay infancia sin movimiento. Sería utópico creer que los niños pueden quedarse horas sin moverse, sin ejercer sus capacidades motrices, son guiados por la naturaleza que utilizan sus músculos, sus manos y sus pies para explorar el mundo.

Los niños no pueden crecer en la inmovilidad y no es necesario mantenerse en una posición especial para beneficiarse de la educación o para aprender. María Montessori fundó sus escuelas basadas en la libertad de movimiento. 

La disciplina debe ser activa. No es disciplinado un individuo hecho artificialmente silencioso e inmóvil como un paralítico. Ese un individuo desolado, no disciplinado. Nosotros llamamos disciplinado a un individuo que es dueño de sí mismo y que puede en consecuencia, disponer de sí mismo o seguir una regla de vida. 

La libertad del niño tendrá como límite el interés colectivo o su propia seguridad. Para María Montessori el castigo más grande para un niño es desanimarle, cuando se dispone a afrontar un obstáculo solo gracias a su propia voluntad y a sus propias fuerzas, a sentirse victorioso y recibe una ayuda u otra traba inapropiada. 


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook, si compartieras el post te lo agradecería un montón :)

También te puede interesar

3 comentarios:

  1. Es maravilloso como poco a poco, si prestas un poco de atención, ves esos cambios en los peques de la casa. Mi hija es una gran imitadora y cada día me asombra con algo que hacemos nosotros (sus padres) pero que yo pensaba que ni miraba. Si los dejas hacer, son realmente increibles.

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido muy interesante, gracias a tí estoy conociendo más sobre el método Montessori. Besos

    ResponderEliminar
  3. Mi hija de 13 meses aún no camina , solo lo hace en la cama y en superficies como areneros.
    Me cuesta mucho contener a demás miembros de la familia o amigos, que quieren tomarla y hacerla caminar.
    Si bien no se manda a caminar , trepa a todos lados y sube la escalera , y a veces me da su mano para q la tenga mientras camina (algo que no se si debería evitar , o como hacerlo)
    En gral se sentó y paro antes de la media (asumo que por eso están todos impacientes) y tiene buena motricidad fina para su edad .

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)