Montessori

Vida práctica Montessori: Verter agua de una tetera a una taza

enero 17, 2017




Descripción del material


  • Una bandeja en la que hay una tetera, 
  • una taza y su platillo
  • una esponja húmeda
  • un cubo del mismo color que la taza.

Edad de primera presentación: 3 años.

Objetivos directos

  • Ofrecer al niño la oportunidad de verter el agua de una tetera en una taza de manera ordenada, armoniosa y autónoma.
  • Servirse.

Objetivos indirectos


  • Coordinación motriz de los movimientos: desarrollo y autonomía psicomotriz.
  • Adaptación en el ambiente: desarrollo social, autonomía, independencia.
  • Desarrollo de la voluntad y de la concentración.
  • Preparación de la mano para la utilización de herramientas y precisión del gesto.
  • Preparación para la escritura, la pintura con la utilización de tres dedos.
  • Construcción del pensamiento lógico.
  • Construcción de la confianza en sí mismo.

Presentación

Dos variantes posibles. No hacer las dos presentaciones el mismo día, sino únicamente cuando el niño domine la primera técnica.


  1. Invitar al niño a ir a buscar el material en la estantería y depositarla en la mesa.
  2. Poner el material en la mesa, la tetera, la taza y la esponja.
  3. Coger la tetera con la mano derecha, levantarla, dirigirla por encima de la taza, inclinarla, verter el agua en la taza luego colocar la tetera en su lugar.
  4. Limpiar la mesa con la ayuda de la esponja si es necesario y vaciar la taza en el cubo. Una vez que el interés del niño finaliza, recoger el material.

Después de varios meses, presentar al niño otra manera de hacerlo.


  1. Poner la taza y el platillo en la palma de la mano izquierda y en la mano derecha la tetera y verter.
  2. Dejar la tetera y vaciar el agua de la taza en el cubo.
  3. Invitar al niño a hacer el ejercicio y a repetirlo hasta que su interés finalice.
  4. Luego invitarle a vaciarlo en el cubo y recoger el material en la estantería.
  5. Decir al niño que puede hacerlo tantas veces como quiera.

Punto de interés


  • El material.
  • El ruido del agua que cae en la taza.

También te puede interesar

4 comentarios:

  1. Mi hija lo hace y le encanta, no hay que limitar su aprendizaje ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ellos es mucho más de lo que lo es para nosotros, los tres lo han hecho mucho rato repitiéndolo muchas veces, da gusto ver como aprenden y disfrutan con Montessori :)

      Eliminar
  2. Lo voy a intentar con mi niño, no se me había ocurrido, gracias por esta idea y por compartir todos tus conocimientos, Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, ya me contarás! Por aquí iré poniendo más cositas del estilo, un besito

      Eliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)