Naturaleza

El verdor y los espacios verdes mejoran el desarrollo del cerebro de los niños

febrero 01, 2017


El Dr. Mark Nieuwenhuijsen de Centre for Research in Environmental Epidemiology en Barcelona hizo un estudio con 2600 alumnos de 36 escuelas distintas para entender los efectos beneficiosos de la presencia de verdor en el ambiente cercano de los niños a nivel de desarrollo de sus funciones cognitivas.

Las capacidades cognitivas de los niños se desarrollan más rápido cuando están expuestos a espacios verdes (de todo tipo de vegetación: árboles, arbustos, hierba, flores…) en su vida cotidiana y sobretodo en la escuela.

Los alumnos estudiados en este estudio tenían entre 7 y 10 años. Se les hizo un seguimiento durante un año escolar completo, y cuatro al año, pasaron pruebas que medían el nivel de desarrollo de su memoria de trabajo así como su capacidad de concentración. Tales resultados fueron puestos en relación con la presencia o no de espacios verdes en proximidad cercana de las escuelas (vía imágenes de satélite del barrio, de la escuela y del domicilio de los niños).

Los científicos pudieron demostrar un vínculo entre el nivel de exposición al verdor y el nivel de desarrollo de las funciones cognitivas (memoria de trabajo y concentración). Cuantos más espacios verdes hay donde están los niños y alrededor de las escuelas, mejores funciones cognitivas de los niños se desarrollan.

Este estudio demostró que es en particular, la cantidad de espacio verde en la escuela y lo que se encuentra de camino a la escuela lo que cuenta, mucho más que en el hogar. Los científicos suponen que este vínculo más fuerte es debido a que los niños pasan la mayor parte del tiempo en la escuela en periodo escolar.

¿Cómo explicar el impacto de la presencia de espacios verdes en el desarrollo cognitivo de los niños?

Los científicos todavía no están preparados para explicar las causas de este vínculo entre el  verdor y el desarrollo del cerebro de los niños, pero han emitido varias hipótesis:

Menos exposición a la contaminación

En el estudio hecho en Barcelona, los científicos midieron los niveles de contaminación del aire debido a la circulación de automóvil. Los niveles de contaminación eran inferiores en los barrios que disponían de más espacios verdes.

Un vínculo entre exposición al verdor y bajo estrés

El Dr Mark Nieuwenhuijsen explicó que el simple hecho de observar el verdor tiene un efecto directo en la salud mental y en el nivel de estrés. Aunque hoy en día no sepamos explicar exactamente el por qué ni el cómo, sabemos que el contacto con la naturaleza mejora la salud mental tanto de los niños como de los adultos.

Menos ruido que distrae

Los niños se ven expuestos en un ambiente de mayor silencio y tranquilidad.

Incitación al ejercicio físico exterior

En su libro “Educación para un mundo nuevo”, María Montessori escribió que el movimiento es la última cosa que completa el movimiento del pensamiento y es mediante la acción como la mente consigue elevarse. La inteligencia se desarrolla a través del movimiento.

La presencia de espacios verdes, de árboles en los cuales trepar, flores que contemplar o recoger, arbustos detrás de los cuales esconderse…. Incitan a los niños a correr, moverse, jugar.

La hipótesis evolutiva

La bióloga E.O Wilson afirma que todos los humanos tienen una necesidad psicológica de la naturaleza y de los espacios verdes, por el hecho de que los humanos evolucionaron durante 40000 años en espacios completamente naturales.

Desde este punto de vista,  no es tanto la presencia de espacios verdes lo que ayuda en el desarrollo de las funciones cognitivas sino que la ausencia de espacios verdes nos es nociva. El contacto con la naturaleza sería una de nuestras necesidades humanas de base, necesidad de la cual nos hemos alejado.

Recomendaciones

En las escuelas

Las escuelas deberían plantar árboles, tener huerto y jardín, hierba, plantas verdes en las aulas y muebles naturales. El estudio de la naturaleza mediante observaciones reales y salidas podrían ser también la ocasión de poner a los niños en contacto con el verdor: verlo, tocarlo, sentirlo, escucharlo, observarlo y entenderlo.

Escola L'Hortet
Colegio Akua
Espai Natura Can Fatjó



Las ciudades

La manera general, las ciudades deberían prever espacios verdes y verdor tanto como fuera posible.

Introducir más verdor en las ciudades tendría un efecto positivo, no solamente a nivel de desarrollo los niños sino también en la salud mental de todos los ciudadanos.

En familia

Todos los miembros de la familia ganarían pasar más tiempo en la naturaleza. Las salidas al parque, al campo, las excursiones, ir de camping, las horas pasadas en el jardín o en el huerto son beneficiosos para todas las edades. Os recomiendo estos lugares:


Los enlaces son mayoritariamente de Cataluña, en muchos he estado y en otros me gustaría ir, si conocéis lugares naturales por España, de donde sea, compartir en comentarios el nombre y la ubicación para que otras personas los conozcan, gracias!! :D


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

4 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Hola!!! No puedo estar más de acuerdo.
    Yo crecí en una zona verde, en mi cole teníamos árboles, jardines y huerto, y además tenía una finca familiar y mis padres siempre nos han llevado mucho al monte, al campo y a espacios abiertos. No sé si me desarrollé más o menos, pero fui intensamente feliz e intenté repetirlo con mis hijos.
    Ellos no han tenido un cole con jardín, pero sí el instituto, y es vida.
    Además tengo mi finca familiar y otra de la familia de mi marido, así que siempre han tenido prados para jugar. Y los llevaba mucho de monte, de merendero, área recreativa...es que es vida y te hace querer naturaleza y desconexión siempre, buscas la vida sana.
    Pensándolo bien se me hace raro crecer sin jugar en la naturaleza, saltar, correr...no me lo imagino.
    Un besito y me ha gustado mucho el post.

    ResponderEliminar
  2. En mi caso la naturaleza me aporta una sensación de tranquilidad increible. Tengo la gran suerte de que, a pesar de bivir en. Una ciudad grandecita, tengo varios caminos a 10-15 minutos andando de casa que siguen los rios que tenemos en el pueblo y en seguida pierdes de vista coches y edificios. Me encanta esta posibilidad de salir un domingo por la mañana con un bocadillo e ir a pasar el día caminando hasta donde lleguemos (luego siempre hay una parada de tren cerca para volver).

    ResponderEliminar
  3. Los espacios verdes son necesarios para nuestra vida, el contacto con la naturaleza es primordial en esta familia de Jirafas, por eso nos encanta hacer y experimentar cosas muy diferentes que nos enriquezca ;-)

    ResponderEliminar
  4. Siempre aprendo muchiismo cuando te visito!!besos

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)