Lectura,

Guía de campo

febrero 26, 2017




Los niños necesitan acercarse a la naturaleza y conocerla, y afortunadamente, los padres no tenemos que hacer esfuerzo alguno para que ellos den el paso, porque lo dan por sí mismos por instinto.

Mis hijos me han demostrado que sienten una enorme atracción por la naturaleza, es salir y se tiran a ella descalzos, manchandose, tocando con todas las partes del cuerpo la arena, mojando todo con agua para hacer sus juegos. Las plantas son embaucadoras, van cogiendo muchas flores y plantas para regalarlas como un detalle bonito, recogen hojas para coleccionarlas. 

Se suben a los árboles, se escoden debajo de la arena o de las hojas. Se crean sus aventuras en la montaña, quieren buscar tesoros, quieren encontrar animales, quieren coger bichitos, quieren conocer nuevos caminos, quieren verlo todo para ver si hay algo sorprendente que todavía no han conocido. Quieren quedarse para no irse nunca.

Como somos de la ciudad, pese a que tenemos la montaña cerca, está muy urbanizado todo y no hay casi nada. Tenemos muchos árboles y plantas, cosa que se agradece, porque hay otros lugares que están peor, pero nos hemos quedado sin nada de esa naturaleza tan preciosa y que tanto necesitamos.

Las veces que hemos ido a la montaña, ha sido por mí que yo he conseguido convencer al padre, que aunque a él le guste, prefiere otros sitios. Hemos ido de picnic para comer allí unos bocadillos o cualquier cosa sencilla para sentarnos un rato. Han jugado con elementos naturales, se han llevado "tesoros" naturales para casa, han buscado piñones en las piñas aunque estaban podridos pero ha sido divertido abrirlas con las piedras :)



De pequeña no he ido a la montaña, tantas veces como hubiese querido, más que nada cuando ibamos a comer con la familia o con amigos de mis padres, porque hacían carne a la barbacoa. Normalmente ellos querían hablar y hablar, cosa que me acuerdo que me aburría terriblemente, yo que quería caminar y recorrerme todo no tenía con quién y por no poderme ir lejos, buscaba amiguitas hormigas. Con ellas me inventaba historias, y jugaba con ellas con mucha emoción, hasta una de ellas me mordió xD o no sé qué hizo, pero fue gracioso porque no me lo esperaba.

Cuando hablamos de ir a ver la naturaleza, es genial, pero llamadme exagerada o nostálgica, yo qué sé, pero me apena ir a la montaña por ejemplo, porque veo que no hay tanto como debiera haber. Ir a la montaña no sólo debería ser ver verde y oler vida, sino que también tendrían que haber algunos animales típicos de allí. Sé que hay gente irresponsable que los caza o que les hace daño sin razón, pero se nos ha quitado un poco de magia de la naturaleza. Es triste tener que ir a sitios de pago, y encontrarlos además encerrados, si no tienes dinero o no te es posible ir a esos sitios por lo que sea, pues no podrás nunca tocarlos, ni conocerlos (y los toca-toca son poco vistos, siempre se dejan muchas distancias pese a que el animal sea pacífico).

Aún así, mantengo mi amor por la montaña, es un sitio donde me gusta ir de día, porque de noche no veo nada y soy patosa con las piedras xD. Prefiero ir en invierno porque caminando me entra calor y aguanto lo que sea, pero en verano es bastante insoportable y me siento con dificultad de estar allí. De las cosas que más me gustan es oler la hierba cuando ha llovido. Me gusta correr y hacer ejercicio en tales lugares en los que me deshago del estrés como por arte de magia.

Este libro Guía de campo de la Editorial SM, es el mejor libro para adentrarnos en la naturaleza de lleno y conocer los pequeños detalles que a simple vista no siempre quedan claros y que los pequepreguntones nos suelen preguntar porque quieren saberlo todo.

Conocemos los bichos, las aves, los pequeños mamíferos y las plantas, aprendemos qué son ,sus particularidades, sus partes, su alimentación y algunas curiosidades. Los que fácilmente se puede encontrar en el campo, está en este libro para que aprendamos sus nombres y todo sobre ellos, incluso cómo poder cazar bichos, adivinar de qué son las huellas, a identificar aves, etc.

Todavía no hemos podido utilizarlo porque como ha estado lloviendo a mares, no hemos tenido la posibilidad de estrenarlo en la calle, pero todo se andará, no lloverá por siempre :)
Pero el hecho de poder leer toda la información que contiene, junto con las fotos que les ha encantado porque les ha acercado a los animales, y a los bichos en especial que de por sí no es fácil para ellos verlos.

Pero lo que han llevado muy mal han sido las páginas de animales y plantas en extinción, ellos no sabían qué era y cuando se lo he explicado se han sentido muy tristes, diciéndome que ellos querrían cuidarles. Los he visto asustados, y no he querido tocar el tema mucho porque les veo muy sensibles con el tema, y no me sorprende mucho porque su madre, también es hiper sensible aún de adulta :)



Al mismo tiempo hemos utilizado nuestro Toob de pájaros exóticos, de Safari Ltd para aprender sus nombres y hacer actividades. Aquí podéis descargar las tarjetas con las fotos de los pájaros y de sus nombres, que podéis imprimir y plastificar. Las actividades dependen de la edad del peque, cuando es muy peque simplemente asocia imagen-miniatura, cuando es más grande y aprende a leer, tiene que leer el nombre y emparejarlo con su imagen y su miniatura. Para que sea autocorregible es buena idea poner un gomet del mismo color para que sea fácil de identificar. Siempre se pueden escribir con las letras móviles Montessori, que podéis encontrar en Montessori vivo, son maravillosas porque no hace falta borrar, simplemente las letras se cambian de lugar y es muy tranquilizador para el peque porque no siente esa frustración que está latente al escribir.




Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

12 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Me encanta este post. Yo adoro la montaña. En mi familia eran un poco distintos de lo que me cuentas, siempre hemos alternado playa y montaña y en ambos casos comíamos en plan picnic y después siempre íbamos a caminar, nos gustaba a buscar cosas, teníamos nuestros cuadernos de campo...qué buenos timepos.

    Lo que comentas de los animales en extinción lo viví yo con mis hijos. Aquí en Asturias tenemos dos ositas huérfanas que son muy queridas por todos y se pueden ver, antes tenían bastanet espacio pero ahora están bastante encerradas, la verdad, y eso es horrible. Mis hijos las han visto desde que nacieron y cuando tenían 3 y 4 años los llevé a un museo que hay en esa zona para que vieran más cosas, es de concienciación y enseñan trampas y muchas cosas para que la gente vea lo terrible que es la caza, y la furtiva sobre todo, y como complemento nos pusieron un documental contando la historia de las ositas, un cazador furtivo había matado a la mamá, y contaban que el oso pardo cantábrico esté en extinción. No veas el disgusto de mis hijos, fue un drama los dos allí llorando, no había forma de calmarles...a día de hoy siguen igual, mi hija es vegana y mi hijo casi vegetariano, tenemos muchos bichos recogidos y sí que echo de menos ver más animales en la naturaleza, algunos quedan, este año hemos visto un zorrito y un jabalí, pero hay poco.
    Me ha encantado el post, creo que estás haciéndolo muy bien con tus hijos y te animo a que sigas con los picnics sencillos y las excursiones a la montaña, eso hará que tengan un hábito y les guste. En mi caso mis hijos han "arrastrado" a sus amigos y siempre es mejor ver a la gente joven pasar la tarde en la naturaleza que de botellón.
    Un besín y menudo rollo te he metido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Toda la razón :)

      Eliminar
  2. Ohhh, me encanta!!!!

    Nosotros adoramos la montaña, además, tenemos un piso en los Pirineos de Lérida, en uno de los valles más vírgenes y es impresionante todo lo que se descubre.
    Sin más, este sábado, íbamos a jugar con la nieve cuando de repente, una familia de isards pasaron frente a nosotros, saltando por ella, atravesando el prado nevado...
    Los peques alucinando...

    Me encanta el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué guayy!! Nosotros no tenemos nieve y es un juego muy sensorial y especial :)

      Eliminar
  3. carai que guia mas interesante para los peques, esta estupendo

    ResponderEliminar
  4. Anda, me parece super interesante, le preguntaré a mi hija, y si le gusta se lo compro, porque le encanta la naturaleza y los animales. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Yo he sido muy urbana, pero mis padres siempre aprovechaban los fines de semana para disfrutar un día en el campo. Íbamos a buscar espárragos, piñones u hojas para un libro. Luego comíamos en plan picnic y jugábamos toda la tarde. Recuerdo ir en familia, varios tíos y primos, o ir solos.
    Ahora vivo en el campo y todo esto lo vivo a diario. Sin duda, echo de menos la ciudad pero trabajo en ella y disfruto del día a día relajada en el campo. Un acierto, h oy po hoy en mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Què guay!! Yo soy demasiado urbana la verdad pero me gustaría al menos pasar las vacaciones o los fines de senans en el campo :)

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho y me ha dado una idea con las fichas de animales y los muñequitos de animales (no tenemos los Safari, pero tenemos los de la marca alemana Schleich, que también están logradísimos). Es que tengo unos cromos de un álbum coleccionable, no me compré el álbum porque pensaba usarlos como tarjetas de animales, y aunque ya se me había ocurrido esta idea antes, no sé por qué se me había olvidado por completo. ¡Qué bien que me haya acordado al leer tu post! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya dado ideas :) un besito guapa

      Eliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)