Montessori

14 tips para desarrollar la autonomía de los niños

marzo 01, 2017




1 Enseñar las competencias progresivamente 

Antes de empezar, mostrar como ha de hacerse, luego se hace con él, observar cómo se hace y finalmente dejarle hacerlo solo. 

2 Dejar el derecho al error y a la toma de riesgos 

Cuando lo volvemos a intentar después de un fracaso es cuando se aprende. Los padres siempre estamos con eso de “te vas a caer”, “lo vas a romper”, cuando la mayoría de las veces no pasa nada. El niño se sube a un muro y no se cae, coge el plato y no se rompe, se sirve agua y no se derrama. No es fácil conciliar nuestros miedos de padres y las ganas de tener autonomía de nuestros hijos, pero lograríamos vencer a nuestro para favorecer la confianza en sí mismos de los niños, su capacidad a tomar iniciativas, su toma de riesgos y su autonomía. 

3 Dosificar nuestra ayuda y mostrar cómo reparar 

Ayudar al niño a que encuentre soluciones y que sepa reparar (un objeto, un relación..) 

4 Animar las iniciativas 

Un niño tomará confianza en sí mismo y aprenderá a prescindir de la ayuda de los adultos cuando es animado en sus tentativas de autonomía. El ánimo es aún más eficaz cuando está en el proceso-esfuerzo más bien que en el resultado y si es descriptivo en lugar de juzgar. “Te has abotonado los tres botones solo.
Era difícil poner los zapatos y lo has logrado.
 Veo a un niño vestido en menos de cinco minutos con su abrigo, su gorro, su bufanda y sus guantes. 

5 Adaptar el ambiente cuando es posible 

Una medida eficaz en términos de autonomía es modificar un ambiente familiar o un estilo de vida que cansa, sobreexcitado, que exime de responsabilidad, que abandona o que protege excesivamente al niño. Tomando la idea de María Montessori, nuestro rol como educadores (padres y maestros) es retirar los obstáculos del camino del niño para dejarle que lo haga solo. 

6 Formular peticiones adaptadas a la edad del niño 

Conocer el nivel de desarrollo motor, emocional y cognitivo de los niños permite formular peticiones adaptadas a sus competencias. 

7 Utilizar el juego 

Con una buena motivación (hacer algo que le gusta) y entusiasmo, el niño puede hacer todo. Los neurobiólogos dicen que el entusiasmo es un fertilizante para desarrollar el cerebro y ¿qué hay más entusiasmante para un niño que los juegos? 

8 Dejar escoger al niño 

Cuando un niño tiene la posibilidad de escoger, ejerce su autonomía, su personalidad, su poder en el ambiente pero también su reflexión. La solución dependerá de las actividades y de las limitaciones de la situación. El niño quizás haga errores como por ejemplo escoger chanclas en un día de lluvia, pero esos errores le permitirán justamente aprender a tomar decisiones acertadas en el futuro. 

9 Abstenerse de hacerlo por el niño aunque se enfade


Isabelle Filliozat aconseja respirar profundamente ante este tipo de crisis y observar al niño enfadado. Por ejemplo, darle una hoja nueva si se ha enfadado al dibujar y quedarse a su lado cada vez que empiece hasta que lo consiga. Podemos acompañarle con palabras comprensivas pero no intrusivas:

  • Es molesto cuando no sucede lo que querías. 
  • Esto puede ser difícil.. 
  • Vuelve a hacerlo tantas veces como lo necesites, puedes conseguirlo aunque tome tiempo. Puedes estar enfadado pero no te dejaré tirar al suelo los materiales.
  •  Toma te dejo otra hoja. 

10 Dar cotidianamente atención al niño


  1. Los niños necesitan atención para sentirse en seguridad emocionalmente y para afrontar el mundo:
  2.  Un gesto de amor (un beso, una caricia, un abrazo, una sonrisa) 
  3. Un apoyo y una aceptación incondicional (creo en ti, puedes hacerlo, eso puede ser difícil y encontrarás una solución, estoy aquí por si necesitas ayuda, te veo..) 
  4. Actividades compartidas (cocinar, leer, jugar..) 

11 Alentar al niño a utilizar recursos del exterior del hogar 

Faber y Mazlish dijeron: “Queremos que nuestros hijos sepan que no son totalmente dependientes de nosotros. el mundo exterior (tienda de mascotas, el dentista, la escuela, un niño más mayor) puede contribuir a la solución de sus problemas”. 

12 Respetar la intimidad física de los niños y su espacio personal 

Por ejemplo:

  • Respetar los “no” y los “para” de los niños. 
  • Pedir permiso antes de tocar al niño, decir: “¿puedo darte un beso?” ¿te ayudaría que te diera un beso? ¿estarías de acuerdo en que te hiciera un masaje?” 
  • No forzar a decir buenos días con un beso (podemos decir buenos días con una sonrisa, con una palabra..) 
  • No forzar a dar un beso. 
  • No forzar a que aguante cosquillas si no quiere. 

13 Dejar al niño que responda a las preguntas que le conciernen 

Algunos adultos tienen el arte de exponer preguntas acerca de los niños en su presencia pero sin dirigirse a ellos directamente. Esto puede ser la oportunidad de responder “Él es capaz de responderte, es él quien sabe mejor lo que necesita”. 

14 No abusar de la palabra NO 

Algunos hijos perciben el simple no como un llamamiento a las armas, como un ataque directo a su autonomía. Ellos movilizan toda su energía para contra-atacar. Afortunadamente, hay varias soluciones útiles que permiten a los padres ser firmes sin invitar a la confrontación” Faber y Mazlish

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :) y si compartieras este post me sería de gran apoyo !

También te puede interesar

8 comentarios:

  1. Unos tips fantásticos. Sin duda el 14 creo que es el más importante porque muchas veces sin darnos cuentas con ese no les retamos a muchas cosas y conseguimos el efecto contrario.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Y lo que nos cuesta a los adultos, sencillamente "dejarlos"! (que se equivoquen, que tomen la iniciativa, que escojan aunque la opción no sea la que consideramos correcta...). Da para pensar.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos consejos!!besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu post!!! Con mi Melocotón he sido demasiado sobre protectora hasta que me su cuenta que al comportarme así no era algo bueno para él, lejos de lo que yo pensaba, y empecé a llevar a cabo alguna de las cosas que dices y fue un acierto. Con la Manzanita he aprendido del error y es mucho más autónoma ella que lo era su hermano a su edad 😊

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los consejos, me parecen muy útiles y los tendré en cuenta. Encantada de haber conocido tu blog!

    ResponderEliminar
  6. Son estupendos tips a tener muy en cuenta y dejar de lado la sobreprotección que no sólo es mala para nosotras, sino también para ellos y su autoestima.
    Muy buen post.
    Programo para compartirlo ;)

    ResponderEliminar
  7. Que buenos consejos! Muchas veces me tengo que morder la lengua cuando intentan hacer algo y veo que me va a salir eso de "cuidado que te caes/lo rompes/se te va a caer". Poco a poco voy aprendiendo pero estos tips me los voy a tener que grabar a fuego!

    ResponderEliminar
  8. Buenísimos tips. Muchas gracias por el post. Lo he compartido por Facebook :D

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)