Disciplina positiva

Cómo actuar ante las disputas entre hermanos

marzo 25, 2017



En el libro de Faber y Mazlish, hermanos y hermanas sin rivalidad, proponen soluciones para solucionar las discusiones entre hermanos y hermanas. Están compuestas por 4 niveles: 

Nivel 1: las discusiones normales 

  1.  Ignoradles. 
  2. Decíos a vosotros mismos, que cuando vuestros hijos solucionan sus conflictos, tienen una experiencia importante para ellos. 


Nivel 2: la situación se degrada, la intervención de un adulto puede ser útil 

  1. Reconoced su enfado (parece que estáis enfadados entre vosotros).
  2. Exprimid el punto de vista de cada niño (entonces, Sara, tú quieres coger en brazos al perro porque lo acabas de tener, y tú Billy, también sientes que tienes el derecho de cogerlo.) 
  3. Describid el problema con respeto escuchando la versión de cada niño con respeto reconociendo la gravedad del problema (es un caso difícil, hay dos niños y solamente un perro). 
  4. Manifestad vuestra confianza en la capacidad de los niños en encontrar su propia solución (confío en que vosotros podréis encontrar una solución que sea justa para los dos y para el perro). 
  5. Salid de la habitación. 


Otro ejemplo 

Padre:  Se os ve molestos.
Hijo: Sí, ella ha cogido mi cebra y yo estaba haciendo un zoo.
Hija: Yo también quería jugar.
Padre: Entonces, eres tú quien tuvo la idea de hacer un zoo y querías hacerlo solo.
Hijo: Así es.
Padre: Y cuando tu le viste hacerlo, también quisiste jugar con el zoo.
Hija: Sí 
Padre: Creo, que es un verdadero problema. Dos niños que quieren los mismos juguetes al mismo tiempo. Estoy seguro de que si lo intentáis, encontraréis una solución que sea justa para todos. Mientras reflexionáis, iré a leer el periódico. 

Nivel 3: Situación potencialmente peligrosa 

  1. Informaos (¿es una pelea de broma o es una pelea de verdad? Tenemos derecho de discutir para jugar, pero no tenemos el derecho de discutir realmente. 
  2. Informad a los niños: (tenemos el derecho de discutir para jugar si todos están de acuerdo, pero si no divierte a los niños, hay que parar) 


Nivel 4: situación verdaderamente peligrosa, la intervención del adulto indispensable

  1.  Describid lo que veáis (veo a dos niños muy enfadados que se hacen daño). 
  2. Definid la regla y fijad el límite (juntos no estáis seguros. Hay que tomar el tiempo suficiente para calmaros. Tú puedes ir a tu habitación y tú a la tuya). 


Ejemplo 

Madre 

 Descripción 

Veo a un niño que está subido a una silla a punto de lanzar  un camión. Y a otro niño que está a punto de pegar con su bate de béisbol, y los dos están furiosos. 

Fijación de límites

 Es una situación muy peligrosa, tenéis que calmaros. 

Separación

 Tú ves a tu habitación y tú a la tuya. 

Resolución de problemas una vez la situación vuelve a la calma 

  • Unir a las personas concernidas y explicar el objetivo de la reunión. 
  • Explicar a cada uno las reglas fundamentales. 
  • Poner por escrito lo que siente cada niño y lo que le preocupa. 
  • Leer las notas en voz alta delante de los niños para asegurar que les habéis entendido bien. 
  • Permitir a cada niño que refute la versión del otro. 
  • Alentar a cada uno a que sugiera tantas soluciones como sean posibles. 
  • Poner por escrito todas las ideas, sin juzgarlas. 
  • Dejar a los niños que sean quienes empiecen. 
  • Escoger las soluciones que convienen a todo el mundo. 
  • Hacer un seguimiento para evaluar cómo pasan las cosas.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

17 comentarios:

  1. Pues para mi parecer, está muy bien actuar así, pero bueno no todo el mundo puede actuar de ese modo, hay padres y padres. Conmigo y mi hermana no lo tenían fácil pero bueno, nunca nos hicimos mucho daño ja ja ja

    tu blog me gusta!!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada familia es libre de educar como quiera, yo solo propongo el método que me convence y que aplico, no es nada fácil pero al final es el que mejor resultados da y en parte así se evitan los celos y la envidia entre hermanos.

      Un besoo!!

      Eliminar
  2. Un post muy útil.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii yo lo tengo que tener en mente 24 h porque con los tres chiquillos pasamos por muchas discusiones, eso es lo más durillo para mí demomento. Un beso guapa, feliz finde

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Ni mi hermana ni yo ni mis hijos hemos sido mucho de peleas, no sé porqué, la verdad, pero a veces veo cada pelea entre hermanos...ojalá todos los padres actúen más o menos como dices.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces la culpa es de los padres, por ignorancia se puede crear mal rollo entre hermanos, a mí me pasó pero de adulta volví a retomar la relación con mi hermana, un beso

      Eliminar
  4. Hola!
    No fui muy de pelear con mi hermana, porque nos llevamos demasiados años. Pero no tengo paciencia con los chicos e.e
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja mi hermana y yo nos hemos llebado como el perro y el gato siempre pero creo que fue por la manera de actuar de mis padres que no trataban por igual a una y a otra, al pequeño siempre le dan un trato mejor y eso provoca celos.

      Eliminar
  5. Una vez al mes voy a un círculo de familias y el tema de los conflictos es el protagonista. Nos dicen que lo mejor es no intervenir hasta que no haya una situación de peligro real (un poco como explicas en el post). Se supone que al no intervenir también les damos a los niños la oportunidad de aprender a resolver sus conflictos y a defenderse.
    Un post muy interesante, me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mayte, puede parecer que se sea pasota o irrespinsable pero no, es la mejor manera de actuar para qe solucionen sus problemas.

      Muchas gracias por comentar!! 😊

      Eliminar
  6. Muy útil, I todavía no tiene hermanos pero algún día espero que los tenga e intentaré recordar estos consejos. También me parecen muy útiles para aplicar con niños aunque no sean hermanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en general es para todos los niños pero los hermanos son los que pasan más tiempo juntos y suelen haber más discusiones. Un beso

      Eliminar
  7. Ufff una cosa es la teoría, luego cuando están en plan pelea no te acuerdas de la teoría y vas directamente a intentar calmar la situación jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja sii cuesta aplicarlo para qué nos vamos a engañar pero cuando ves que lo que haces no funciona le das una oportunidad a ver cómo va 😉

      Eliminar
  8. Realmente útil esta entrada, es difícil la práctica cuando las discusiones son casi a diario y te van limando la paciencia, pero vale la pena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya!! Eso me pasa a mí que como mis hijos son pequeños y muy seguidos, pues hay muchas discusiones, cada día pasa algo pero voy aprendiendo a gestionar mis reacciones y mi manera de actuar.

      Muchas gracias por comentar 😊

      Eliminar
  9. Hola Anabel!!!:
    Este tema es muy interesante porque con varios hermanos esto suele suceder. Con mis hijos he tenido que aplicar un poco de todo lo que cuentas. Se trata de un verdadero proceso de negociación y conciliación que me río de los negociadores de los conflictos bélicos en el mundo. Seguro que si pusieramos a un niño en ello se evitarían muchas guerras con su lógica aplastante.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)