Montessori

No quiero ir a dormir

marzo 27, 2017



Seguramente una de las frases que habréis escuchado mucho desde que sois madres es "no quiero ir a dormir", e incluso si hacemos memoria, nos recordaremos de la cantidad de veces que lo hemos dicho cuando eramos pequeñas. Por eso una de las principales preocupaciones y una de las preguntas más repetidas está relacionada con el sueño infantil.

Muchas veces los niños no quieren dormir, no sabemos el porqué ni tenemos idea de como averiguarlo y mucho menos de cómo solucionarlo. Es cierto que el colecho es una forma de ayudar a los niños emocionalmente a que puedan dormir fácil y plácidamente, pero hay padres que a veces no toman la decisión, porque no todos pueden, sea por salud, por falta de espacio, etc.

Una de las opciones más parecida es quedarse con los hijos en la cama un rato, charlar y leer cuentos antes de ir a dormir para que luego se vayan a dormir más contentos por haber pasado un rato agradable con los padres, acompañarles y quedarse estirados con ellos un poco más o hasta que se duerman.

Pero, también es buena idea explicarles las cosas como son, tal y como siempre se insta en Montessori, y es un punto fuerte a favor de la sinceridad y de la comprensión de la vida real, de la que no hace falta que se hagan adultos para saber ciertas cosas, pueden y deben saberlas desde pequeños, no es necesario inventarnos leyendas o personajes imaginarios para que los peques acepten lo que ha de hacerse ni para que se les haga más divertido. 

La vida es importante entenderla cuanto antes para que al crecer no nos llevemos demasiadas decepciones, ni nos deje de gustar la vida, ni nos cueste adaptarnos, por eso creo conveniente explicar tranquilamente la necesidad de dormir y de los perjuicios de no dormir bien. Nosotros hemos explicado muchísimas veces a nuestros hijos, lo malo que es para el cuerpo dormir mal, y como hemos tenido etapas en las que hemos tenido insomnio (y más desde que soy madre, todo sea dicho xD).

Les hemos explicado que uno se siente mucho más cansado, se está más propenso a tener migraña, cuesta tener buena memoria, te puedes sentir más mareado, te hace sentirte más irritado, te acostumbras a dormir tarde y luego cuesta cambiar el ritmo, el día es para hacer cosas y la noche es para dormir (excepto que el trabajo sea de noche o que hayan asuntos importantes que no puedan esperar hasta el día siguiente). El cuerpo se resiente mucho, las defensas bajan (por ejemplo te resfrías más), puede caerse pelo, puedes tener taquicardias y todo puede desembocar en una gran ansiedad o depresión si se siguiera así durante años sin ponerle remedio.

Hacer la siesta es buena idea, si el cuerpo lo pide, aunque a mí me suele sentar fatal, pero de todas formas, nunca reemplaza el descanso necesario nocturno, la noche tiene algo que si te la pierdes por más que duermas y te levantes a las cuatro de la tarde, sientes un cansancio enorme como si no hubieses dormido nada. Dormir es un placer, es una de esas cosas gratuitas y bonitas de la vida, de las que disfrutar, al dormir bien el cuerpo está en buenas condiciones, te ves con mejor aspecto, con más energía, eres más productiva, te sientes más positiva y con muchas ideas, aprovechas mejor el día y tienes una mejor calidad de vida.



Y en este libro de No quiero ir a dormir de la Editorial Picarona, podemos mostrar de manera ilustrativa y en forma de cuento, un acontecimiento real cotidiano, como nos presenta este libro tan bonito, de una niña que se llama María que ha de irse a dormir y para retrasar el momento de ir a la cama, empieza con esas excusas de nunca acabar, "que si quiero ir al lavabo, que si me pica el ojo, que si me duele la barriga, que si mi manta me molesta, que si no puedo estirarme, que si puedo leer un libro, que si puedo jugar un poquito más"....

La madre la deja ir haciendo lo que le pide, pero termina diciéndole que mañana le toca ir al colegio y ha de dormirse pronto. Esto es lo más normal que si no es el colegio, el día de mañana será el trabajo, es importante coger el hábito de dormir pronto y despertarse pronto, lo leí varias veces y me tiene totalmente convencida, de que las personas que se acuestan pronto y madrugan, son las más felices, es la mejor rutina para el día a día, y no reservarla únicamente para días laborales, también habría que hacerlo en fines de semana, en festivos y en vacaciones, menos algunas veces que haya una cena en familia o algo en los que tales días se va más tarde a dormir.

Como la niña no se fue a dormir pronto, al día siguiente le costaba muchísimo levantarse de la cama, vestirse y desayunar. Estando en el colegio, se sentía bastante propensa a discutir y eso le impedía poder estar en un buen ambiente con sus amigas. Por la tarde fue al circo, hacía mucho tiempo que lo había planeado con su abuela y tenía muchísimas ganas de ir pero de tanto sueño que tenía, se pasó durante todo el espectáculo dormida. 

No tuvo un buen día, porque no disfrutó del circo, no jugó amistosamente con sus amigas, le costaba mucho despertarse, pero ese día aprendió la importancia del descanso, por lo tanto, desde entonces cuando su madre le leía un libro y finalizaba diciéndole "ahora a dormir", ella le contestaba "buenas noches, mamá" y se dormía.

Como os cuento, a mi especialmente me ha gustado mucho, y a mis hijos también porque se han visto reflejados, de que sí, tal día no dormí bien y me sentí mal, no dormir pronto no es sano y nos hace sentir incómodos, y al ser mediante un libro y con ilustraciones tan representativas y bonitas, sienten mucha conexión y comprensión, lo que les permite entenderlo y aprender junto con María.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

16 comentarios:

  1. ¡¡¡Hola!!!!
    Qué libro más chulo. Yo también tenía de ese estilo para mis hijos, especialmente para el peque, que siempre fue de poco dormir, y ayudan, hay que hacer más cosas pero bueno, es un principio. Teníamos uno con un reloj y unas agujas que se movían y nos indicaban las horas de cada cosa y el porqué, y para dormir siempre mirábamos que coincidieran con el reloj infantil que tenían en la pared.
    Ir poco a poco creando buenos hábitos siempre está genial.
    Y me pasa como a ti, la siesta me sienta fatal, duermo mal de noche y ni aún así suelo dormir siesta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me acuerdo del libro que comentas, y me quedo con las ganas de verlo 😂 La verdad que tiene pinta de ser súper interesante y al tener reloj es divertido y se aprenden la hora, un besote

      Eliminar
  2. que libro mas bonito y original, es una monada, yo igual, somos nocturnas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cuqui y explica de forma ilustrativa todo, sin leer así que para peques todavía no-lectores sirve.

      Jajajaj yo soy una buhita, de noche me siento mejor, más creativa, con más energía, vaya tela tengo 😂

      Eliminar
  3. Tiene muy buena pinta ese libro, lo leeré a mis niñas que muchas veces no hay quien las acueste, seguro que nos irá genial a todos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii va muy bien, los peques entienden mejor la situación, un beso

      Eliminar
  4. Muchas gracias por compartirlo!!! Aunque nosotros terminamos en colecho con nuestra Manzanita. A las 9 cuando los peques se van a la cama nosotros aún no nos acostamos, es el rato que aprovechamos los papis. Desde hace un par de semanas la frutita se resiste a acostar de, y como la del cuento se inventa excusas (ganas de beber agua, hambre, pis...) entonces nos va a venir genial esta historia para leerla con ella 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también hago eso de dormir más tarde para tener momentos en soledad tranquilitos xD!!

      Eliminar
  5. Una manera estupenda de relajarse leyendo antes de ir a dormir, dándole sentido a porqué es tan necesario.

    ResponderEliminar
  6. Qué lindo libro, en casa le explicamos los beneficios de ir a domir temprano,pero claro a veces tiene más energía que de costumbre.

    Nuestra rutina es leer libros antes de domir y se queda en nuestra cama, luego la llevamos a su cama y todos felices!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros hacemos igual porque son tres y no caben en la cama y no nos caben otras camas, pero como entre ellos hacen colecho porque duermen en la misma habitación es mucho más agradable para ellos.

      Un beso!

      Eliminar
  7. Me gusta el libro. Se ve muy instructivo y si ademas es entretenido como dices mejor que mejor. Seguro que de esta manera los niños entienden qu es necesario ir a dormir. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Un libro muy chulo, en esta casa se oye mucho eso de.... Tienes que dormir, a que por la mañana no te puedes levantar?? Pues es por lo que te cuesta dormirte. Pero vamos que al final tarda un rato entre rituales y besos, abrazos, ahora papi se acuesta a mi lado, ahora mami, un cuento, yo te cuento, preguntas, en fin que hay que empezar una hora antes para que se duerma cuando toca jeje.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué lindo se ve el libro! Creo que es una gran herramienta para ayudar a las mamás en este tipo de "problemillas" cotidianos.
    Un abrazo,
    Montse, de Los Mil Libros
    https://losmillibros.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  10. Hola Anabel , la verdad es que esta muy bien encarrilar mediante un libro , a los niños que se niegan a irse a la cama a su hora , yo la verdad es que desde muy niña siempre he sido muy obediente , las siestas había días que si que dormia y en ocasiones no tenia muchas ganas pero al final siempre acavaba durmiendo las siesta , y ahora que soy mayor , alguna que otra vez , me hago unas siestas de 2 o 3 horas , y es mi madre la que me tiene que llamar para que no duerma tanto , has visto que cosas tiene la vida , jajajajaja .
    Te deseo un feliz fin de semana amiga mia , besos de Flor.

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)