Recomendaciones

Estación meteorológica WoodWeather

abril 04, 2017


Los peques se sienten atraídos por su entorno, quieren conocerlo y experimentar momentos o juegos relacionados con él. El tiempo meteorológico es algo que está presente siempre y que nos llama la atención. Todos somos conscientes del tiempo, y nos influye mucho en nuestras decisiones cotidianas, pero no lo disfrutamos tanto, por esas prisas y por ese mal habito de no apreciar la belleza natural.


Siempre, estemos donde estemos, terminamos con la mirada en el cielo, nos pille en un momento triste o alegre, nuestra mirada va hacia arriba, porque el cielo transmite tranquilidad, esperanza, alegría, felicidad. 

Y cuando nos detenemos a observar, nos impresionamos con el extenso e infinito cielo azul, nos deleitamos con el sol que nos alumbra y que nos arropa, con las nubes blancas que son de distintas formas y tamaños, las cuales nos parecen a cosas que se moldean solas mientras vuelan como si de una plastilina se tratase. 


Cuando está nublado todo se ve gris, es como una sombra gigante que nos deja sin los rayitos del sol, y si da por llover, caen gotas de agua transparentes que suenan al chocar con el suelo haciendo una melodía relajante, regando plantas y árboles, limpiando las calles. 




De pequeña solía escuchar quejas de la lluvia, llamandola "mal tiempo", cuando no es malo, es buen tiempo pero diferente. Con el tiempo fui cambiando mi visión porque es incomprensible llamar así a algo tan valioso para la vida como es el agua, que cuando hay sequía se hecha en falta. 


Y nunca me ha impedido hacer "vida normal", ya que si llovía, iba donde tenía que ir, cogía el paraguas y lo que se moje de la ropa se seca después al llegar a casa sin dramas, muchas veces me he mojado por olvidarme el paraguas, por haber una lluvia inesperada o porque el paraguas se me había roto, pero la sensación que da me hacía sentir bien, y yo me decía a mi misma ¡pues cómo no va a ser así si el agua es vida!

Los rayos son deslumbrantes y muy señores, que a veces van acompañados de sonidos ruidosos, que nos demuestran la belleza y la magia del tiempo. 



Por la zona en la que vivimos, no nieva, que yo me acuerde nevó una vez siendo muy pequeña y no tengo más recuerdos xD. Cada invierno tenemos esperanza de poder tocar la nieve, pero no llega, y hacemos juegos con nieve DIY casera para que no nos perdamos ese juego sensorial tan molón. 


Hemos jugado  a la estación metereológica con Woodweather  , como tiene un imán detrás se puede utilizar en pizarras magnéticas, la nuestra no los aguantaba porque no es magnética pero hemos aguantado las piezas con celo. Hablamos de cada una de las estaciones, observamos sus características, las presentamos por separado una a una y luego el peque las dibuja y escribe lo que es. Cuando son muy peques simplemente se puede trabajar el vocabulario, y si dibujan pueden también además de dibujar las nubes, el sol etc, un paisaje, una persona, cosa que les inspire en ese instante como forma de expresión y de arte.


A parte de pizarras magnéticas, la nevera es el lugar ideal para utilizar las piezas, se cogen muy fácilmente, por eso es el mejor sitio para jugar con ellas. Por su excelente calidad incluso quedan bonitas para decorar. Combina muy bien con las letras imantas Alfabood, con las que se puede poner el nombre de lo que es o bien se puede poner fija la pregunta ¿Qué tiempo hace hoy? o El tiempo, añadiendo debajo la pieza indicada según el tiempo que hace. 



Las hemos visto en directo como juego libre, pueden utilizarse solas diseñando modelos a mano de la creatividad o acompañados de otros juguetes o materiales que se le ocurran a nuestros peques. Les dejas por libre y se inventan juegos, que las gotas, la nieve, las nubes, etc son personas o son lo que parecen ser o son otras cosas más, los peques deciden y dominan su juego.






Son 17 piezas magnéticas de madera de haya maciza, fabricadas de forma artesanal, que representan los fenómenos meteorológicos y están pintadas con pintura al agua ecológica. Son muy agradables al tacto, con colores neutros, tienen un tamaño grande y un grosor generoso que hace que sea fácil de manipular para todas las edades y que puedan ponerse de pie y aguanten al apilar otras formas, por ejemplo la nube mide 9,5 por 13,5 cm. El grosor es de 2 cm. Recomendado a partir de 3 años, pero como son piezas grandes no hay miedo de atragantamiento y siempre que sea con supervisión.





Esta maravilla es de Wodibow, compañía especializada en juguetes de diseño interactivo, que tiene el lema de hacer sentir la madera y de proporcionar a los peques juguetes de calidad, que acerquen a la madera y a todos los materiales naturales que al mismo tiempo sean respetuosos con el medio ambiente y con la salud de todos. Hechos con mucho cariño, con imaginación, de manera minimalista porque menos es más para fomentar el juego y la creatividad. Artesanales con diseños exclusivos Made in Spain, concretamente Segovia.







Si te ha gustado ¡compártelo! y si te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

2 comentarios:

  1. Muy interesante y muy entretenido, me lo apunto!

    ResponderEliminar
  2. Menudo descubrimiento Anabel! muchas gracias por presentarme productos tan molones!

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)