Montessori

La caja de sonidos Montessori preparada con todas las miniaturas

mayo 17, 2017



Estoy muy emocionada, porque sabéis que soy una enamorada de todos los materiales Montessori, en especial de matemáticas y de lenguaje, ¡así que ya os podréis imaginar lo que hice yo para encontrar mi caja de sonidos ideal! Busqué por cielo y tierra la manera de encontrar la caja de sonidos preparada del todo, ¡o almenos que tuviera las miniaturas necesarias!

El tener que ponerse a buscar las miniaturas para la caja de sonidos, da un dolor de cabeza tremendo, es muy dificil de encontrarlas, si ves algún pack no termina de convencer porque se ve de poquísima calidad, muy pequeño (casi no se puede coger), y no llegan ni para la mitad de las letras, porque esto es como la lotería que no sabes para cuántas te llegarán ya que no están preparadas para hacer esta actividad.

Este tema es el que suele paralizar el plan de hacer una caja de sonidos Montessori, y siempre siempre en todos los blogs en los que se habla de cómo hacerla, la mayor preocupación que tienen todas las personas interesadas, es en cómo podrían lograr reunir tantas miniaturas y ¡además que coincidan con las letras del alfabeto! 

María, quién está detrás de Mumuchu (anteriormente la casa del ratoncito Pérez), que es una persona maravillosa, encantadora, super amable, que resuelve tus dudas con mucha paciencia y simpatía, tenía un material muy interesante: ¡Conjunto para clasificar sonidos! así que evidentemente ya le eché el ojo y lloré de alegría, porque no solo me había salvado a mí, sino que podría iluminar a mucha gente, que andaba ansiosa e inquieta sin tener respuestas ni soluciones de cómo hacer su caja de sonidos Montessori en condiciones.


¡He aquí mi caja de sonidos Montessori, tan esperada y deseada! para poder empezar primero hay que hacerse con un clasificador de letras, sé que lo venden en Carrefour y en Lidl, pero en mi zona no había ni uno, y como no tenía tiempo para retrasar mi cajita de sonidos, la compré en Amazon, podéis verla aquí. Tiene 30 cajones, pequeños pero alargados, es muy bonita, los demás clasificadores suelen ser más grandes, con color demasiado llamativos, éste es el más vendido, y el mejor de todos para mí.

Cada cajoncito  va dedicado a una letra del alfabeto, y para que quede muy ordenado y sea muy visual, que quede todo a la vista y no haya que toquetear mucho, hay que descargar las letras y ponerlas en los cajones, como son transparentes se ven muy bien. He preparado varios documentos, uno de las letras en minúscula cursiva, en minúscula de letra de imprenta, y en mayúsculas, así cada uno podrá utilizar la que más se ajuste a su interés. Cuando se hayan imprimido, para que se aguanten bien en el cajón es mejor engancharlas con celo. 


Luego nos toca llenar cada cajón con miniaturas, que las podéis encontrar aquí, el nombre de cada miniatura ha de empezar por la letra que esté puesta en el cajón. Parece que no, pero todas caben muy bien y está todo bien recogido. Las letras K, W y X no incluyen miniaturas pero he preparado unas imágenes para imprimirlas, plastificarlas y recortarlas de manera que parezcan una miniatura más y completen el alfabeto. Podéis descargar aquí el documento con palabras extra, también añadí una imagen con CH pese a que ya vienen miniaturas, para tener otra más. Todo esto va con una caja resistente de cartón y todas las miniaturas van preparadas en bolsas ya ordenadas por los sonidos con su letra correspondiente dentro. Hacerse con un clasificador es algo recomendable, pero se puede utilizar tal cual perfectamente.

En Montessori siempre se enseña desde una manera sensorial y manipulativa, absolutamente todos los materiales están dedicados a aprender con todos los sentidos y de una manera atractiva para los niños. Las miniaturas lo que nos permiten es poder enseñar los sonidos de las letras a los niños, para que no se confundan con los nombres de las letras, siempre se enseñan los sonidos. Está demostrado que al principio es mejor decir el sonido y no el nombre porque luego les confunde a la hora de leer y escribir. He tenido la dicha de que en el colegio de mi hijo aunque no es Montessori, enseñan a leer y escribir con la letra minúscula cursiva y empiezan por el sonido a los 4 años, ahora que tiene 6 años es cuando le están enseñando el nombre de las letras, y así ha sido más sencillo de asimilar.


En la caja de las miniaturas vienen tanto todas las miniaturas, que son 92, también vienen 4 carteles laminados reversibles para clasificar objetos por columnas, 26 tarjetas laminadas con letras para cada sonido y una guía de ideas de cómo poder utilizar las miniaturas. Por ello, pase lo que pase, que no te acuerdes de algún detalle, que en ese momento no puedas acudir a internet para informarte, no pasa nada, porque ya tienes un librito con instrucciones de uso para hacer actividades y poder sacarle todo el partido posible. Por una cara está en español y por otra está en inglés, porque va dirigida a hispanohablantes y también a gente que quiera aprender-enseñar español a no-nativos. Se recomienda a partir de los 3 años, y puede utilizarse tanto en los hogares, como homeschooling, como apoyo en el aprendizaje de los hijos, y para los colegios.

Las actividades de clasificar sonidos conducen activamente a los niños a agrupar objetos que tengan sonidos en común. Por ejemplo, las palabras jabón, jarra y jaula todas empiezan con el mismo sonido consonántico, mientras que las palabras globo, guante y guitarra todas empiezan con un sonido consonántico diferente. El proceso de clasificar sonidos ayuda a los niños a fijarse más de cerca en los sonidos que a diario oyen en las palabras. Así llegan a distinguir mejor las diferencias que hay entre los sonidos que se parecen mucho. El poder oír los sonidos individuales en las palabras y conectar esos sonidos a las letras que los representan es un ingrediente esencial para el éxito al leer y escribir. 
Las actividades de clasificación, a diferencia de los cuadernos de trabajo tradicionales, conducen a los niños a alcanzar un nivel más alto de razonamiento. Los estudiantes se dedican mas activamente a analizar palabras, a comparar y a contrastar elementos de esas palabras y a distinguir entre los sonidos. 


Cada objeto fue seleccionado cuidadosamente para que fuese atractivo y fácil de reconocer para los niños. Además, se escogieron objetos que corresponden a palabras no-regionales compartidas por la mayoría de los países hispanohablantes. En vez de usar ilustraciones, las miniaturas parecen reales y tienden a aclarar más el significado de las palabras a los niños. Y en realidad los irresistibles objetos hacen que al clasificarlos sea una actividad placentera para todos los participantes.
  • Previamente se repasan las palabras de los objetos para confirmar que los niños se saben y para que puedan hacer la actividad correctamente. Se colocan las letras en las columnas, y se dejan de dos a cuatro objetos cerca de la lámina encima de un tapete o dentro de una cesta de mimbre, y se pide que coloquen cada objeto con su letra correspondiente. Pueden hacerlo en grupo o individualmente. 
  • Si algún niño tienen dificultad en reconocer el sonido de algunas letras y las confunde entre sí, se pueden trabajar tales letras para que consiga diferenciarlas, por ejemplo la g y la k.
  • Los objetos se seleccionaron para representar el sonido más típico de cada consonante. Aprendiendo el sonido mas típico de cada consonante al principio de una palabra es como generalmente los niños comienzan a captar las relaciones entre sonidos-letras. La mayoría de los sonidos consonánticos del español son iguales en cualquier posición dentro de la palabra, por lo general, el aprender el sonido consonántico inicial es suficiente para ayudar a los niños a reconocer esos sonidos en diferentes partes de la palabra. 
  • Hasta hace muy poco la ch y ll se consideraron letras oficiales del alfabeto español, estos dos diagramas se enseñaron tradicionalmente junto con los demás sonidos consonánticos.  A pesar de las fusiones consonánticas no se enseñan como tal, muchos maestros consideran que los niños no siempre hacen la conexión entre una consonante individual y esa misma consonante dentro de una fusion consonántica. El enfocarse explícitamente en las fusiones consonánticas tiene como ventaja el mejorar las destrezas de lectura y deletreo.
  • Poner las tarjetas SÍ y NO, para clasificar objetos según sus sonidos, cuanto más similares puedan parecer mejor para que el aprendizaje tenga mucha efectividad, por ejemplo, b-p, d-b, t-d, b-p-t-d, g-k, f-s, m-n-ñ, l-r-rr, ch-y-ll-ñ.
  • Colocar objetos que empiecen por la misma letra sin colocar la letra inicial y dejar que los niños adivinen de qué letra se trata.
  • Pedir a los niños que busquen objetos pequeños que coincidan dentro de las categorías utilizadas en la actividad. También se pueden recortar imágenes de revistas o catálogos o hacer dibujos para ponerlos en los carteles. También pueden utilizarse palabras, ya sea usando recortes de papel o escribiéndolas directamente en el cartel.
  • Clasificar los objetos de diferente manera, por ejemplo animal - no animal.
  • Pedir que se ordenen los objetos de mayor a menor número de sílabas o viceversa.
  • Leer las etiquetas y emparejar con las miniaturas.
  • Escribir las palabras con el alfabeto movil Montessori de madera o con el alfabeto imprimible, que podéis descargar aquí (imprimid varias veces para poder formar palabras).  

Para finalizar, os muestro unas cuantas miniaturas con sus etiquetas, ¡ya veréis qué monadas y qué bien escogidas han sido! :) :





Este es uno de los imprimibles para completar con palabras extra

Si te ha gustado y te ha servido, compártelo, no te olvides y sígueme en Facebook y en Instagram :)

También te puede interesar

14 comentarios:

  1. ¡Qué chulo! Es muy importante reforzar la lectura comprensiva, yo he notado que mucha gente lee pero no sabe qué está leyendo.
    Un beso y las miniaturas son monísimas.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, pero no entiendo una cosa, si va por sonidos, no letras, por qué está la h?? No debería ir hormiga con oso? Hablo desde la ignorancia, eh!!! Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se aprenden los sonidos y las letras, es decir se aprenden las letras mediantes los sonidos y no por su nombre. Por ejemplo la M se llama EME pero se enseñaría como MM y así sabrá que cuando lea si hay una M y una A será MA y no EMEA.

      La hache es una letra más realmente, aunque no suene es muy importante conocerla porque sino se tiene una gran falta de ortografía si se ignora. Lo que yo hago es explicar que esa se llama hache y que no suena es muda, cuando se lee es como si no estubiese. Y es bueno que sepan qué palabras tienen hache porque eso les ayudará a reconocer las palabras con hache sin gran dificultad.

      Un beso!!

      Eliminar
  3. Madre mía, me parece un trabajazo enorme y no sé, seguro que se desordena en un pis pas. Pero se te ve disfrutando de ese trabajo.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajja otras cosas sí pero esto no porque al tener cada cajon con su letra es súper fácil de tenerlo ordenado y de ordenaflo fácilmente. También enseño mucho a mis hijos que seamos ordenados y que cuidemos todos los materiales así que ahora con las edades que tienen eso de desordenar a lo loco ya casi no existe y es más con juguetes de construccion y juego libre (que esa es su gracia que sea libre y hayan variedades de materiales).

      Eliminar
  4. Genial!! Ademas de aprender parece muy entretenido, las miniaturas son muy chulas y seguro que a los niños les encantan. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Es una chulada! nosotros conseguimos las miniaturas juntando cositas de los playmobils, pinipon, muñequitos similares, animales pequeños, etc...
    Una cosilla por si deseas tenerlo en miniatura, el xilófono lo conseguimos de una caja de playmobil que vienen 2 payasos con instrumentos musicales. Es ideal, con sus palitos y todo...y nos costó unos 2'50€ por si quieres hacerte con él

    ResponderEliminar
  6. Nosotros tenemos unas. Y la verdad es que empecé a hacerla con los mayores pero no encontré todas las letras. Ahora para Julia quiero completarla y me ha encantado el kit. Seguramente lo cogeré. Siempre me ha parecido indispensable para los peques y con los mayores nos vino genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caja de sonidos para mí también es indispensable, es uno de los materiales Montessori que no pueden faltar jejeje 😍

      Eliminar
  7. Yo quisiera comprar una, sabes donde podria conseguirla?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agustina!

      En el siguiente enlace puedes comprarlo:

      https://www.mumuchu.com/conjunto-para-clasificar-sonidos-primary-concepts.html?ref=17

      Un saludo

      Eliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)