Recomendaciones

Presenciar la metamorfosis de las mariposas con Insect Lore

mayo 05, 2017


Hace tiempo queríamos tener la experiencia de observar y contemplar detenidamente las fases de la metamorfosis de las mariposas, porque es un momentazo muy espectacular que muchas madres y muchas escuelas, intentan que no se lo pierdan los peques. En el post de biología Montessori, os comentaba lo importante que es mostrar aspectos de la biología y acercar a los niños a los insectos, a las plantas, etc, cuanto más puedan manipular y ver de cerca, mucho mejor, para que la experiencia y el aprendizaje sea más enriquecedor. Lo general es comprar gusanos de seda, y alimentarles a base de hojas de morera, pero teníamos dos inconvenientes:

  1. La caja de zapatos impide observarlos sin tener que abrir la caja (pueden escaparse varios gusanitos por despiste de los peques).
  2. Encontrar hojas de morera no es fácil (si es lechuga u otra hoja, pueden morirse).

Lo dejamos en suspense hasta que conocí la web Insect Lore, me dejó completamente sorprendida y emocionada, porque me di cuenta de que encontré lo que quería. Encontramos dos webs, una de Estados Unidos, insectlore.com, y otra de Inglaterra, insectlore.co.uk.  Es una tienda dedicada a cuatro tipo de insectos, mariposas, mariquitas, hormigas y mantis religiosas, incluye su comida, y accesorios para la comodidad y la simplicidad de los clientes. Recomendado a partir de 4 años con la supervisión de un adulto.




Nosotros tuvimos este pack, el cual viene con dos botes con la comida y cinco orugas cada uno, instrucciones (en inglés, pero entendibles y con imágenes), una cajita para poner las crisálidas y quitarles la seda con cuidado, un jardín para introducirlas cuando son crisálidas colgándolas con un imperdible, y para que cuando se conviertan en mariposas podamos ir viéndolas dos o tres días sin que se escapen (instrucciones de cómo alimentarlas durante estos días, incluye un cuentagotas para ello, este es el único alimento que debemos proporcionar y es muy sencillo).


Me gustaría mostraros las preciosidades que nos proponen desde Insect Lore para tener los insectos en casa, de forma segura, cómoda, limpia y con accesorios ideales:


Un parquecito para las mariquitas.
Una planta con el alimento de las mantis religiosas en forma de huevo.

Montaña para las hormigas

Para cuidar a las orugas, no necesitamos hacer gran cosa, sobretodo al principio, pero tanto en nuestra caja del pedido como en la web, comparten con nosotros información de interés en forma de guía. La guía la podéis descargar aquí y aquí en la que se mencionan las preguntas frecuentes. Para poder ver las instucciones en vídeo, en inglés evidentemente, entrad aquí a su canal de Youtube, donde veréis muchos vídeos al respecto.




¿Cuáles son los pasos más importantes que he de dar para asegurar la supervivencia de las orugas?

  • Tratar de que las orugas estén en temperaturas controladas.
  • Retirar inmediatamente la taza de orugas de la caja de envío.
  • Si las temperaturas varían mucho de día a la noche, colocar un trapo sobre la taza de orugas por la noche.
  • No colocar la taza de orugas en una ventana ni en lugares que le llegue la luz solar directamente.
  • Quitar toda la seda de las crisálidas. (si se ignora este paso, la mariposa puede enredarse con la seda y al salir, sus alas pueden deformarse).

¿Cuánto dura el ciclo de vida de la mariposa?

Aproximadamente tres semanas. Las hembras ponen huevos cinco o siete días después de dejar de ser crisálidas. El huevo se rompe a los tres días. Las orugas emergen de los huevos y comen durante diez-doce días antes de pasar a crisálidas. Las mariposas adultas emergen de las crisálidas en siete-diez días.

¿Por qué mis orugas están inactivas?

Como te sucede a ti también, las orugas necesitan descansar, y digerir su comida. Pero espera, que pronto las orugas se volverán más y más activas cuando coman la comida en la parte inferior del bote. 

¿Puedo coger la taza de orugas?

Sí, puedes cogerla pero siempre con mucho cuidado. No mover en absoluto el bote durante los tres días en que se transforman en crisálidas. Nunca agitar la taza de orugas. 

¿Qué significa la palabra “larva”?

Larva es otra palabra para referirse a las mariposas. Larvae (larvas) es el plural de larva.

¿Por qué las crisálidas se contonean?

Este es un instinto natural para protegerse de los depredadores. 

Una crisálida se cayó en el fondo del bote, ¿qué debería hacer?

Recógela con cuidado con una cuchara y quita toda la seda. Luego, coloca la crisálida en un trozo de papel de cocina en el suelo del hábitat de la mariposa, cerca de la red interior. La mariposa debe emerger de allí de forma segura. 

¿Qué es el líquido rojo que veo cuando las mariposas emergen de las crisálidas?

No te preocupes, por naturaleza las mariposas expulsan un líquido rojo llamado meconio cuando emergen de sus crisálidas. El meconio es el producto residual que queda después de la metamorfosis.

Me gustaría experimentar la metamorfosis de la mariposa otra vez. ¿Puedo obtener más orugas?
Sí, visita Inseclore.co.uk para hacer otro pedido de tazas de orugas.

Los cuidados desde el día que las recibes hasta que las dejas libres




  • Cría a tus orugas: Tus orugas llegan con todos los alimentos nutritivos que necesitan para convertirse en mariposas saludables. Pueden parecer inactivas al principio, pero no te preocupes, poco a poco irán aumentando sus movimientos mientras comen y crecen. Esto es lo que debes hacer:
  • Coge la taza de orugas delicadamente.
  • Coloca la taza en posición vertical, en el interior y lejos de la luz del sol directa o de corrientes de aire.
  • No toques las orugas, no las saques del bote.
  • Mantén una temperatura de 16-18 grados.
  • Observa detenidamente, tus orugas se desharán de sus exoesqueletos varias veces a medida que crecen.  


  • Míralas cómo se convierten en crisálidas después de siete o diez días, las orugas subirán a la parte superior del bote y se unirán al papel de debajo de la tapa. Se colgarán en forma de J, arrojarán sus exoesqueletos una última vez, y se endurecerán en crisálidas.
  • Espera tres días para que las orugas se endurezcan completamente en crisálidas.
  • No toques la taza durante este momento tan importante.
  • Recuerda que una transformación asombrosa está teniendo lugar dentro.
  • Prepara el hábitat de mariposas.



Coloca las crisálidas en la estación de crisálidas

  • Abre el bote cuidadosamente.
  • Retira suavemente las hebras de seda que rodean las crisálidas.
  • Sigue las instrucciones para montar la cajita de la estación de crisálidas.
  • Pon la estación de crisálida en el hábitat (jardín de mariposas).



Observa el nacimiento de las mariposas
  • Después de siete o diez días, las mariposas surgirán de las crisálidas. Al principio las alas estarán suaves y arrugadas. Las mariposas se estirarán lentamente y forzarán la sangre en sus venas para reforzar sus alas. Esto es lo que debes hacer:
  • No alterar el hábitat mientras las mariposas están emergiendo.
  • No toques las mariposas recién emergidas.
  • Espera dos o tres horas para permitir que las alas de las mariposas se sequen y se endurezcan, antes de alimentarlas.

Alimenta a tus mariposas
  • Las mariposas beben el néctar con sus probóscides largas. Esto es lo que debes hacer:
  • Alimenta a las mariposas con néctar de fruta.
  • Cómo preparar el néctar: mezcla tres cucharaditas de azúcar en una taza de agua y mezcla. Guardar en la nevera el líquido restante.
  • Coloca flores frescas en la parte del interior de su hábitat y rocía el néctar en las flores diariamente con la pipeta incluida.
  • Fruta: añade rodajas de naranja, de plátano, de manzana o de sandía.
  • Marca la fruta con un cuchillo para extraer el jugo a la superficie.


Libera a tus mariposas
  • Observa unos días lo maravillosas que son tus mariposas, después déjalas libres. Recuerda, las mariposas son miembros importantes de nuestro medio ambiente. Esto es lo que debes hacer:
  • Libera a tus mariposas una semana después de haber emergido de las crisálidas.
  • Asegúrate de que las temperaturas diurnas estén por encima de los 55 grados.
  • Abre el hábitat cuidadosamente.
  • Mira a las mariposas cómo vuelan lejos.
  • A menudo las mariposas aterrizan en las manos o en las caras antes de volar.  
Miniaturas de insectos


También tienen disponibles miniaturas del ciclo de vida de algunos insectos: de la mariposa, de la mariquita, de la mantis religiosa, de la hormiga, de la rana y de la abeja  . También tienen este pack de todas las miniaturas , aquí podéis descargaros el ciclo de vida de la mariposa, la mariquita y la hormiga con fotos reales. Aquí están las fotos de las miniaturas de mariposa, hormiga, mariquita, abeja y rana. La manera de utilizar las tarjetas a lo Montessori, es para trabajar el lenguaje, emparejando miniatura con imagen y cuando los peques ya saben escribir, se escribe el nombre con letras móviles Montessori.

Nuestra experiencia


Nos ha gustado mucho que las orugas vinieran en botes, porque no nos manchamos, no hay preocupación de que se escapen si los peques las miran, y se ve todo en cualquier momento porque el bote es transparente. Arriba del todo hay unos agujeros pequeños, por los que les entra aire, pero que al mismo tiempo están un poco tapados con un papel que más tarde servirá para que se conviertan en crisálidas.  Al principio eran super pequeños, muy graciosos, y se movían poquito. 



Fueron creciendo muy rápido, cambiando de aspecto, haciéndose más largos y se le veía más su apariencia puntiaguda. Comían mucho y se movían cada dos por tres, por todas las partes del bote. Eran muy graciosos, se les podía diferenciar la cabeza del resto del cuerpo. El hecho de que tuvieran toda su comida necesaria era un alivio porque así no nos comíamos la cabeza por encontrar la comida, ya estaba preparada y no teníamos que estar tan pendientes. 


En esta etapa vemos su gran tamaño que ha cambiado un montón, ¡parecen otros! la comida está cada vez más vacía. Van comiendo mucho más y se mueven muchísimo. Incluso me da la sensación de que cada vez se les hace más pequeño el bote, y nos damos cuenta de que pronto se convertirán en crisálidas. ¡Qué ganas teníamos! esperábamos entusiasmados a que llegara el tan esperado momento.


Cada día iba a verlas, preocupada de que estuvieran bien y de que se "desarrollaran" bien como si se tratase de mis propios hijos xD! las llamaba mis pequeñinas. Algunas se pusieron en forma de jota desde arriba en el papel de la tapa, otras tardaron más, y vi que algunas que todavía no se habían puesto en la posición, por ir moviéndose llegaban a molestar a las otras, ¡ay qué angustia sentía! Me preocupaba que alguna se cayera, pero se cogieron estupendamente. De forma totalmente sorprendente fui observando cómo iba convirtiéndose el cuerpo de la oruga en crisálida, empezando desde abajo, poco a poco toda entera se envolvía en esa crisálida con puntitos oscura y dura. 

Evidentemente llegué a preocuparme por dos de las orugas que no llegaban a hacerse crisálidas, pero entendí que claro, igual que los niños, las orugas también tienen su ritmo, ¡qué maravillosa reflexión! me iba genial, yo que me siento muy presionada con mi hijo, que siempre le exigen, y él llega, pero tarda más, pero no todo el mundo tiene la comprensión ni es consciente de que no todos somos iguales. Una de las dos orugas terminó por convertirse en crisálida, la otra casi lo lograba, pero cuando estaba por la mitad, no llegó hasta arriba, así que ella murió, me dio mucha pena, pero claro, no todas terminan siéndolo siempre, de 10, 9 pudieron. Al pasar cuatro días abrí el bote que estaba muy duro, e intenté sacar el papel de la tapa pero no pude, así que dejé el papel en la tapa igualmente y no supuso ningún inconveniente. Al quitarles seda que tenían alrededor de lo que iban soltando antes, se movían mucho, es un movimiento instintivo que tienen para protegerse de los depredadores, en ese momento no sabía bien el porqué y me asusté un pelín xD. 


Con un imperdible coloqué cada tapa en la red del jardín de mariposas, que sería el nuevo hábitat para ellas. Es muy amplio y largo, también es visible y arriba hay una cremallera para poder abrir y cerrar. Este momento fue el remate final de la impaciencia, porque habíamos llegado hasta allí y nos moríamos de ganas por ver las mariposas. Se hizo largo, y hasta nos precipitemos y compremos las flores un poco antes jajaja pero se mantuvieron bien. Fueron salieron de una en una, según el momento adecuado para cada una, porque no todas tenían el mismo ritmo de desarrollo. Algunas salieron al día siguiente, no todas se dejaron ver el mismo día. Sacaron un líquido rojo, iban caminando y moviéndose, la red del jardín les permite la movilidad de forma agradable. 


Hemos cortado rodajas de naranja, olían muy bien, al añadirla en el jardín, las mariposas movían las alas y se iban derechitas. Las flores les gustaron mucho, se posaban en ellas. También pusimos ramas y hojas de árboles para que hubiese un ambiente un poco natural, preparado para ellas. Preparemos el néctar, que es muy sencillo, mezclábamos azúcar con agua, y con la pipeta que nos venía, echábamos unas gotitas encima de las flores. Ahí empezó la responsabilidad de cuidarlas, pero era muy fácil. Cuando pasase una semana nos tocaba dejarlas libres, y nos decidimos por llevarlas al parque de Montjuïc que tiene muchos parques naturales, árboles, flores, plantas y muchas mariposas.


Antes de que hicieran siete días,  mi hijo decía que las mariposas tenían ganas de ser libres y que probáramos con una a ver si quería irse. En ese momento no sabía volar y se caía. Se quedaba en la mano del peque moviéndose, pero no era capaz de volar en el aire. La dejemos en el jardín con las demás mariposas y nos esperemos a que pasasen más días. Con el paso de los días comprobábamos que las mariposas se estaban entrenando para aprender a volar, era muy bonito, los peques decían que ellas hacían como los bebés que aprenden a caminar pero que ellas "pobrecitas" no tenían a sus papás para ayudarlas xD. Cuando hizo siete días, cogimos el coche, las metimos con nosotros encima de nuestras piernas, y las llevemos al parque de Mont juïc como os dije. Nos costaba hacernos a la idea de que no las veríamos más, pero nos repetíamos continuamente que ellas necesitaban ser libres y estar con otras mariposas. Las cogimos con las manos y las dejemos volar, una de ellas no era capaz de volar, pero la ayudamos un poquito y lo consiguió. Aprovechemos para dar un paseo por allí y ver a los renacuajos, y nos gustó mucho ver como nuestras mariposas estaban volando por allá, ¡hemos hecho que el parque sea más bonito, con estas hermosas mariposas, y ellas estarán muy contentas de haber llegado allí! Qué nostalgia siento, me ha costado separarme de ellas, y las hecho de menos, y los peques también. Sentía como si un hijo se hace adulto y se independiza, algo tan real como la vida misma. Estamos satisfechos de haberlas cuidado y de haber escogido un bonito lugar para ellas, pero no os aseguro que no vayamos a tener otras orugas de nuevo, porque queremos repetir :)




Si te ha gustado y te ha servido, compártelo, no te olvides y sígueme en Facebook y en Instagram :)

También te puede interesar

4 comentarios:

  1. ¡Muero de amor!
    En mi casa siempre hemos sido muy de estas cosas. Yo tuve renacuajos, y a mis hijos les compramos la montaña de hormigas, que hace 15 años eran complicadas de encontrar, de hecho la trajimos de Madrid.
    Estas cosas son geniales para ellos, y me parece genial que repitas porque si lo haces como algo aislado en el futuro será un recuerdo vago, pero si lo ven a menudo es un gran aprendizaje.
    Nosotros lo que repetíamos mucho era lo de los renacuajos, teníamos en casa y en el miniestanque de la finca familiar, y es precioso ver como les van saliendo las patitas.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el post y ver todo el proceso!!besos

    ResponderEliminar
  3. Me parece un proceso que todos los niños debería conocer. En el colegio de mi hijo, en infantil, tuvieron su propio rincón de biología, y empezaron con la plantación de semillas (alubias) en basitos de cristal, continuaron con plantaciones de fresas silvestres en el jardín del colegio y acabaron con la cría de 20 gusanos de seda. Cada semana los gusanos visitaban un hogar y cuando le tocó a mi hijo hice de tripas corazón para que no se escaparan de su caja, por él insistía en que "quería dormir con ellos" jajaja. Afortunadamente aquí, en nuestra zona, hay muchas moreras y es fácil conseguirlas. El desenlace fue la suelta de las mariposas en el plantel de margaritas del jardín del colegio. Un acto para el que hicieron fotos y salió en la revista del curso. Algo que no ha olvidado todavía 6 años después.

    ResponderEliminar
  4. Wow, me encanta! lo más parecido de observación que hemos hecho en casa es ver la germinación de un frijol jejeje.

    Definitivamente interesante, anotado! y gracias por tan detalladas explicaciones

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)