Juguetes-Materiales

Juguetes Playbroks

octubre 30, 2017



Uno de los mejores juguetes para los niños pequeños, son los juegos de construcción, y cuanta más libertad de construcciones haya, mucho mejor. Con un conjunto de piezas, se pueden hacer múltiples combinaciones creando distintas estructuras. A mi hijo mayor en especial, es lo que más le ha gustado, y los regalos han sido diferentes tipos de juegos que siempre consistan en construir. El pequeñín le ha cogido tanto gusto que dice que le gustaría ser arquitecto, ¡para nosotros es genial!

Me gusta mucho que él se inspire y descubra sus gustos e intereses propios. Mi marido es un amante de la arquitectura, ha creado planos y ha dirigido construcciones, y siempre se fija mucho en todas las arquitecturas pero más en las que están en obras porque va viendo cómo lo hacen y presta atención a todos los detalles. Yo también soy muy muy de fijarme, primero porque me encanta, por naturaleza soy de mirar todo de arriba abajo, no puedo ir a ningún sitio sin fijarme en todo, pero claro desde que soy blogger además ya tengo que hacer fotos en todo lo que vea interesante (no solo me tengo que quedar con la imagen en mi mente) para compartirlas en las redes, como Instagram por excelencia.


Hemos conocido Playbroks, otra opción para introducir juegos de construcción, que se diferencia mucho de lo típico porque es una innovación única. Contiene piezas de muchos colores y tamaños. Ofrecen distintos niveles acorde a la edad de los peques, para que para los chiquitines no les sea tan dificil y para que a los grandes no les sea tan fácil. Aunque lo primordial es que sea un juego que de total libertad en la elección de las construcciones, me parece super bien que contenga un libro en el que exponga retos y que en imágenes se contemple el paso a paso. De manera, que aunque los peques no sepan leer, podrán seguir las indicaciones sin la necesidad de un adulto, lo que fomenta la autonomía y la autocorrección.



Los juguetes de la colección Broks ofrecen diversión asegurada por horas al permitir que los niños imaginen y creen estructuras que se mueven. Incluyen piezas simples como palos y conectores cilíndricos y también piezas más complejas como engranajes o articulaciones según modelo.
Estudios sugieren que manipular bloques de construcción ayuda a desarrollar, entre otras cosas, habilidades de coordinación, lenguaje y conseguir un mejor rendimiento en matemáticas. Incluso aquellas construcciones más complejas permiten perfeccionar las habilidades espaciales y son una fuente de inspiración para que los niños y niñas profundicen en el futuro en áreas de ciencia, ingeniería y tecnología. La prueba y error que experimentan al conectar los distintos componentes les estimula el pensamiento lógico y el desarrollo cerebral.
Todas las opciones disponibles



  • En Future Land se viaja al futuro con construcciones de robots y de naves futuristas, con 60 piezas, con una guía de 10 retos. Dirigido para 3-8 años. 
  • En Happy Zoo se hacen creaciones de animales, con una guía de 10 retos, contiene 72 piezas. Va dirigido para 3-6 años.
  • En Invention Time los pequeños inventores dejan ver todo su potencial creando bicicletas, aviones, telescopios, grúas y hasta un teléfono antiguo ¡de los de antes! Con 123 piezas, con una guía de 10 retos. Dirigido para 4-10 años.
  • En Mad Race los peques conocerán y llegarán a saber construir vehículos megadivertidos, con 118 piezas, una guía de 10 retos. Dirigido para 4-9 años.

Nosotros tenemos Happy Zoo



Hemos probado el maletín de Happy Zoo donde encontramos las piezas necesarias para formar a animales y así tener todo un zoo montado. Mis peques justamente tienen 3-6 años, así que me viene de perlas, todos, la peque, la mediana y el mayor pueden jugar, sin problemas. Todos han disfrutado mucho, han realizado construcciones que se han inventado, que se les ha ocurrido en cierto momento, y han sido realmente sorprendentes. Otras veces han querido hacer los animales que salen en la guía, y se sentían muy contentos de poderlos lograr hacer mirando el libro sin grandes dificultades. 

Porqué nos gusta tanto



  1. Desarrollan la coordinación óculo-manual, una habilidad de la que depende la destreza manual indispensable para el aprendizaje de muchas tareas escolares y un sin número de prácticas necesarias en la vida corriente, gracias a la cual aprendemos a ajustar los movimientos que relacionan la mano con un objeto. 
  2. Favorecen la psicomotricidad fina de manos y dedos, fortaleciendo los músculos y mejorando la precisión y la coordinación de los movimientos que realizan los niños con las manos y dedos, una habilidad imprescindible para la correcta adquisición de la escritura cuando llegue el momento. 
  3. Desarrollan habilidades visoespaciales y visoperceptivas. Capacidades que necesitamos para ubicarnos en el espacio, utilizar las referencias del entorno y desenvolvernos en él dando significado al mundo que nos rodea. Facilita la comprensión y la utilización de conceptos espaciales como alto-bajo, cerca-lejos, delante-detrás, o cuantitativos como grande-pequeño, lleno-vacio… 
  4. Estimulan las funciones cerebrales ejecutivas de organización, planificación o flexibilidad. 
  5. Permiten el aprendizaje de conceptos matemáticos básicos y de formas geométricas sencillas. 
  6. Aprenden leyes físicas como la gravedad o el equilibrio.  
  7.  Fomentan la atención y la concentración. 
  8. Ayudan en el aprendizaje de los colores. 
  9. Enriquecen la expresión oral gracias al aumento del vocabulario que se utiliza en el juego compartido. 
  10. Desarrollan la imaginación y creatividad. 
  11. Pueden utilizarse para el aprendizaje de las clasificaciones por colores, formas o tamaños a la vez que también para hacer series lógicas. Lo que promueve el razonamiento cognitivo. 
  12. Son también un excelente material para los juegos de simulación, donde los niños y niñas adoptan diferentes roles o papeles, utilizándolo como mecanismo de sustitución y representación de la realidad. 
  13. Cuando juegan en grupo o entre hermanos fomentan valores como la cooperación y la colaboración. 
  14. Fomentan el desarrollo de una buena autoestima y autoconcepto, ya que el niño se siente capaz de realizar diferentes construcciones y si además si éstas son valoradas por sus padres, hermanos o amigos mucho mejor. 
  15. Y ya por último, son una excelente herramienta para enseñarles a ordenar y recoger.

¿Quién hay detrás de PlayBroks?

Son Cecilia y su marido Hernán quienes se embarcaron en esta nueva emprendedura, reencarnando el juego de toda la vida de madera con una auténtica innovación con piezas de plástico ABS y EVA respetuosas con el medio ambiente y de gran calidad. Ellos apostaron por otra manera de construir y de jugar, diferenciándose de la tradicional. Y lo están consiguiendo, cada vez en más hogares, hay más maletines Playbroks porque lo bueno llega a oídos de todos y termina convenciendo y gustando. ¿Y qué es lo mejor de todo? que tengas el maletín que tengas, porque quieras aumentar la actividad, y recrear otras construcciones, todas las piezas, independientemente de qué edad o de qué maletín sean, sirven y se pueden utilizar entre sí, lo que evidentemente multiplica el juego y se pueden llegar a hacer construcciones más grandes. 




Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)