Recomendaciones

Los monumentos más grandes del mundo

octubre 27, 2017



¡El mundo es maravilloso! De punta a punta es hermoso y sorprendente. No ningún rincón que no esté lleno de tesoros, de maravillas, de belleza, de lugares inigualables. Por ello, uno de los grandes placeres en esta vida es VIAJAR. Cuando se tiene la disponibilidad y la confirmación económica, nos marchamos sin pensárnoslo. ¡Qué enriquecimiento personal supone ir a otros países! A veces creemos que ya lo hemos visto todo, pero cuando vamos a un nuevo lugar, nos damos cuenta de que no es así en absoluto.

Viajar es conocer otras culturas, edificaciones, idiomas, tradiciones... las compartas o no, gusta conocerlas. Es muy bonito porque descubres datos sorprendentes y puedes tener una experiencia emocionante que en tu país no podrías tener jamás. Yo soy una enamorada de las lenguas, me encantan, cuantas más lenguas pudiera aprender, más feliz me sentiría, ¡ay si yo pudiera dedicar más tiempo para esto! me gustaría aprender alemán, sueco, ruso...

He tenido la oportunidad de hacer unos cuantos viajes fuera de España. Yo nunca me había interesado en ello porque ya me sentía completamente agusto en mi ciudad, como muchos españoles, soy de esas personas que me acomodo en mi sitio y después me cuesta moverme. Pero mi marido, que es totalmente diferente a mí, me enseñó la ilusión y la pasión por conocer otros países. 



Viajar permite salirte de las rutinas, cambiar de ambiente, quitarte el agobio de temas que nos quitan el sueño, desconectar de redes (muy recomendable si eres de los que se pasa todo el año conectado 24h jajajaja). Te das un festín gastronómico que quizá nunca hayas probado, a mí que me gusta variar y no soporto comer siempre lo mismo, me gusta porque así tengo otras recetas para utilizar en casa. Los paseos para conocer rincones insólitos, es el mejor momento para charlar en familia y hacer ejercicio, que por cansancio durante el año alomejor pasamos mucho tiempo sentados.

Uno de los valores que me llevo de países en los que he estado es: valorar lo que tengo. Cuando vas a países más pobres, menos favorecidos, y ves lo felices que son con lo que tienen, cómo disfrutan de las pequeñas cosas. Y además compruebas que donde vives hay más avance y cosas que allí no hay, y que a ellos les gustaría tener, cuando las ves no las valoras, y te sientes como si fuese algo invisible, lo que hace que al regresar veas todo con mejores ojos y aprecies cada cosa que hay en tu ciudad-país.



Las miniaturas de Safariltd son ideales para aprender, para experimentar sensorialmente, para jugar. Esta vez hemos utilizado las miniaturas de los monumentos más grandes del mundo para conocer más de los tesoros del mundo: El Arco de Triunfo, Big Ben, Empire State Building, Partenón, pirámides de Giza, Estatua de la Libertad, Taj Mahal, Torre de Pisa, Templo de las Inscripciones y Torre Eiffel.
Como no, hemos utilizado un mapa que mi marido le dio al mayor, no sé de dónde era, ni de qué xD, es de los objetos del trastero que fueron saliendo al hacer limpieza. Es muy guay porque tiene un color y un diseño antiguo, por eso los peques lo utilizan siempre para jugar a buscar tesoros. Hemos colocado los monumentos en el país donde se encuentran, y así se ha podido repasar geografía, hablamos de los continentes que componen los países, de los nombres de cada país, y hemos buscado información sobre cada monumento.

Para poder completar la actividad de manera Montessori, con tarjetas de letra ligada que podéis descargar aquí. Cada monumento tiene debajo su nombre y viene repetida porque es de las tarjetas de 3 partes, para que el peque se autocorrija. De manera que el peque lee, y puede escribir en papel, en pizarra y es recomendable que utilice letras móviles para lanzarse a escribir sin miedos, ya que en caso de error, simplemente cambia de lugar las letras y no tiene que borrar, acto que daña el autoestima.





Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

3 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Hola!!!!
    Opino igual sobre los viajes. A mí me lo inculcaron mis padres, viajamos todo lo posible y claro yo lo he seguido haciendo, creo que es uno de los mejores regalos que podemos hacer a nuestros hijos, que estén en otros países, que escuchen otros idiomas y vean otras culturas, que prueben otras comidas, que vean bailes típicos, construcciones...valoro muchísimo haber podido viajar tanto con mis padres como con mis hijos, y en viajes de estudios y con amigas, es mi mayor riqueza.
    Besos y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Que miniaturas más bonitas y es una buena manera de recordar lugares. Para mí viajar es algo muy importante. La idea de conocer otras culturas para mí es algo sumamente enriquecedor y una buena manera es viajar.

    ResponderEliminar
  3. no hay una experiencia mejor que viajar!!besos

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)