Uniformes escolares: sí o no

octubre 17, 2017



A ver, de pequeña fui a un colegio concertado, religioso, católico de curas. Teníamos que llevar un chandal del colegio los días de educación física, pero los demás días íbamos con la ropa que queríamos. Al lado nuestro había un colegio religioso de monjas, y allí sí que había un uniforme estricto diario, siempre que veía a los niños y a las niñas de ese centro, me quedaba mirando porque para mí no era algo normal, ya que en mi colegio no se exigía y en los colegios públicos cercanos (que haberlos había pocos por esa zona) se daba completa libertad en la elección de vestuario.

Nunca me lo he planteado, me ha dado absolutamente igual, pero cuando mis hijos han empezado a ir al colegio, y han ido, por cosas de la vida, a un colegio concertado, porque es lo único que a día de hoy por donde estamos, es más aceptable, y porque además tampoco hay plazas en los colegios públicos que nos tocan, todo ha de decirse. Pues se pedía que los niños se pusieran uniforme. En infantil, simplemente es un chandal pero ha de ponerse todos los días siempre, cuando hace calor se pone la camiseta con pantalón corto, y cuando hace frío el pantalón largo, la camiseta y la chaqueta del chandal a juego. Las bambas tienen que ser blancas a ser posible, hacen falta dos batas, un babero para los menores de 5 años, para que al comer no se manchen, la chaqueta, y la mochila que todo lleva el nombre del susodicho cole.

Hay cosas que podrían ser perfectamente opcionales, el babero, la bata y la mochila, por ejemplo, no tendrían porqué tener el nombre del colegio, pero vamos, que tampoco me da ningún disguto, solo es un gasto añadido más porque no puedo escoger una mochila más barata ni más de mi agrado. En primaria, donde está el mayor, se ponen todos los días un pantalón y un jersey, si hace fresquito se pone el cardigán. Los zapatos que le compramos a nuestros hijo son de la marca Gorila, por decisión propia, porque nos gusta mucho su calidad, es muy resistente y elegante. Los días de educación física hacen como en infantil, se ponen el chandal. La mochila es más grande, así que hay que cambiarla por la de primaria que también lleva el nombre del colegio.

Mi opinión respecto a los uniformes escolares

A mi me transmiten mucha elegancia, es algo que debe tenerse en cuenta, porque como acostumbremos a ir vestidos a nuestros hijos, les marcará mucho en su vida. Nuestros hijos, independientemente de a qué se dediquen el día de mañana, es bueno que den importancia a la apariencia. Yo estoy muy a favor de que no se juzgue a nadie por las apariencias, pero por dar un ejemplo, cuando uno va a echar el currículum, tiene que tener una presencia elegante para que tenga más puntos para que le cojan. 

No me dejo llevar por la ropa de los demás para imaginar cómo son, ni para tratarlos mejor, pero yo soy yo, la realidad es que en la sociedad, hay unos protocolos, etiquetas, llámese como se quiera, que nos hacen seguir unas pautas en cuanto a indumentaria se refiere. Para algunas personas ir con cierta ropa es una dejadez y falta de respeto, y para otras no, pero el traje masculino y femenino siempre están por allí, y son muy valorados y bien vistos. Me parece una buena idea que los uniformes se mantengan en las escuelas privadas y concertadas y que pasase a la pública como ya sucede en otros países.

Ventajas

Rompen con la desigualdad que suele haber en las escuelas, de que unos visten mejor que otros, o que unos llevan ropa más cara, todos ponen sus ojos encima de las personas para saber qué marca tiene puesta. Viniendo de una familia humilde, no me puede gustar más luchar contra esta actitud tan vomitiva, que gracias a Dios, no la heredé, siempre me vestí como quise, y me daba igual el precio de mi ropa y el valor de la marca que me ponía, como si me ponía ropa del mercadillo, qué me importaba a mí el qué dirán. Los niños se sienten todos en igualdad, con la misma ropa, sin distinciones.

Facilita formar parte de los demás, la pertenencia, el peque se siente uno más, porque no se crean grupos, no se basan ya en las apariencias, y eso elimina casi al completo los grupismos y los rechazos hacia otros niños que vinieran de familias humildes. 

Sencillez al tener que vestirse. No hace falta comerse la cabeza la noche anterior buscando qué looks van a ponerse nuestros retoños, no tenemos que perder el tiempo con esto, que queramos o no, puede llegar a estresarnos.

Desventajas que no tienen porqué serlo

La típica desventaja normalmente es el precio de los uniformes, y sí, son caros, pero depende de lo que se exija. Se puede facilitar o dificultar la compra, dependiendo de cómo gestione y decida el centro el tipo de uniforme. Yo optaría por empresas que confeccionen uniformes a bajo precio, y si hubiera una negación rotunda porque no pueden bajar los precios, bla, bla, bla, intentaría contactar con varias mujeres costureras que quisieran participar para contratarlas y que los uniformes los hicieran ellas.

Los uniformes, además, duran mucho, y si alguno termina teniendo un rasguño, agujero o demás, no es mal visto por nadie, ya que todos los padres, andamos con la vista gorda para no tener que comprar otro, porque todos sabemos que no podemos gastarnos tanto dinero en muchas unidades de estas prendas, y que almenos le dure el curso entero, que en nuestro caso, las hermanas han heredado uniformes y nos hemos ahorrado un dineral. Esto es lo bueno de que yo me tirase todas las noches limpiando a mano (como sigo haciendo) para que todo quede reluciente y que sea posible ser puesto para las siguientes generaciones xD.

No se puede vestir como uno quiera. Hay restricción, esto es real. Pero teniendo en cuenta que el colegio es como un trabajo, es el sitio donde uno se inicia para tener las bases de lo que será su oficio. No es muy descabellado pensar que así se habitúa a los niños a un tipo de ropa específica para esos tiempos. No olvidemos que después de la salida escolar, los niños pueden vestirse como quieran sin problemas. 

Mi gran oposición es que se exija a las niñas llevar falda

Mira por donde, en el colegio de mis hijos, esto no existe, afortunadamente, pero no es lo normal. Siempre ha sido de toda la vida, que una niña ha de llevar falda, y un niño pantalón. Pero por qué, ha de ser así ¿si eso es sexismo puro y duro? Si una niña no se siente cómoda poniéndosela, está fatal obligarla a hacerlo. Igual que también está mal que una niña que quiere ponerse falda se le imponga el pantalón, ha de ser libre elección dentro de las distintas prendas escolares. 

¿Y tú qué opinas? ¿estás a favor o en contra de los uniformes? ¿O no estás segura de qué sería lo más conveniente?


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

7 comentarios:

  1. Pues yo no estoy a favor. Principalmente, por como comentas, la restricción y el tema de la falda, pero también por otros aspectos.
    Pienso que la elegancia la aprenden los niños en casa, de sus padres (como tantos otros valores). No por llevar uniforme. Además, intento trasmitir a mis hijas (y a mis alumnas adolescentes) que el cómo vestimos es un tema social/cultural y que, lo mismo que no vas a una boda en pijama, no vas al instituto o colegio enseñando el tanga: no se trata de moralinas, sino de usos culturales. Esas etiquetas que comentas, se aprenden así, no por llevar un uniforme: eso son cosas que los críos ni se plantean.
    Con respecto al tema de las diferencias, bueno...seamos realistas: yo también fui a un concertado y allí las diferencias son mucho menores que en un público, la diversidad, las necesidades educativas especiales, los niños de compensatoria, inmigrantes...como que no están en los mismos porcentajes que en un público. Por lo tanto, esa diferencia que comentas tampoco es tan grande.
    Por otro lado, creo que la pertenencia hay que fomentarla más desde la convivencia, las actividades compartidas, el sentido de comunidad, la solidaridad...que a través de símbolos como son una mochila con un nombre o llevar el mismo chándal.
    Finalmente, sí estoy de acuerdo en que facilita mucho la tarea de vestirse, eso sin duda. Prácticos, son.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir tu opinión Noelia!!

      Eliminar
  2. Yo tengo una opinión ambivalente sobre este tema.
    Yo nunca llevé uniforme y en mi vida escolar lo veía como algo super chulo. Mi marido trabaja en uniforme y me parece genial no tener que elegir a diario qué ponerse, al menos a la mañana, porque a la tarde se cambiar siempre y si vamos directos a algo siempre hay que estar con una mochila para que se cambie.
    Sin embargo, pienso en mi futuro hijo y no sé... No me termina de motivar. Creo que el uniforme simplifica el día a día, al menos en la elección de la ropa, pero dificulta la economía familiar, al menos al principio de curso, y como el nombre lo indica es demasiado uniforme, todo igual para todos. Lo de que quita diferencias lo veo relativo ya que después tienen diferentes estuches o bolis.
    Lo de las faldas es otro cantar, ya hablé hace tiempo de ello en mi blog y todo el mundo decía que en su colegio es optativo y que son las propias niñas las que eligen llevarlo. Yo no estoy tan segura. https://ocantinhodepiruli.blogspot.com.es/2015/06/de-uniformes.html
    En fin, menudo rollo te he metido jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, elegancia no sé si dan. Cuando los niños son pequeños me gusta verlos, me parecen tiernos, pero luego llegan a una edad que me chirría verlos con uniforme. Por no hablar de las que se suben la falta y van enseñando cacha jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchísimas oponiones respecto al uniforme y todas son válidas. Gracias por compartir tu opinión!! Sobre que se respete que las niñas elijan falda o no, no lo sé porque no lo he vivido de cerca pero seguramente en algunos centros no dejen elegir.

      Eliminar
  4. ¡¡¡Hola!!!1 Mis hijos llevaron uniforme desde los 3 hasta los 16 años y yo si estoy a favor peor no por la elegancia, creo que el que es elegante lo es y el que no...pues no.
    Me gustan por la igualdad y por la comodidad para los padres, lo confieso. Mi hija de pequeña era muy presumida y me la imagino de pequeña con movidas de ropa a la hora d eir a clase, y así no hay problema.
    En nuestro cole permitían el pantalón a las niñas, pero era un .modelo muy poco favorecedor y la mayoría llevaban falda.
    A día de hoy mis hijos muchas veces, antes de ir a la facultad me comentan lo bien que les vendría el uniforme para no pensar qué ponerse, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje sii eso es totalmente real. Cogemos el uniforme y al cole sin comernos lq cabeza con la ropa que es de ala cosas que más cansan. Ahh y la ropa de calle como le sigo yo xD dura más porque no se rompe en el patio del cole 😂😂😂

      Eliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)