Montessori

El lenguaje en Montessori

enero 25, 2018



El lenguaje es uno de los criterios humanos tal como lo es el movimiento, y está vinculado a la posición vertical que libera a la mano y desarrolla la inteligencia. El movimiento es uno de los factores de humanización con la bipedestación, y la utilización de la mano. Éstos dos factores originan el desarrollo del lenguaje. El lenguaje se construye en el tiempo mediante un proceso de imitación. El niño necesita un modelo. 

Hacia el año, la marcha, la sujeción y el lenguaje aparecen, así como la primer palabra. Hacia los dos años, toda estructura está en su lugar. Lo que el niño percibe en un primer momento (en el útero) es la prosodia, la entonación, la música de la lengua. Esta variación de entonación está relacionada con la afectividad. La prosodia es un elemento esencial en el aprendizaje del lenguaje. Es la entonación lo que hará tener sentido en el bebé, la seguridad afectiva. 

En el cerebro hay dos hemisferios diferentes. En la mujer y en el hombre, las áreas solicitadas acerca del lenguaje no son las mismas. El hemisferio izquierdo controla las palabras (sonidos rápidos) y el hemisferio derecho controla la prosodia. El lenguaje está compuesto por tiempos, prosodia, sonido y música. Se marca en la duración y su construcción sólo puede hacerse al relacionarse con otra persona. 

Los dos periodos de adquisición del lenguaje

Periodo pre-lingüístico de 0 a 1 año 

Es el periodo en el que el hijo absorberá el lenguaje. Durará un año aproximadamente. El niño puede aprender todos los idiomas desde el nacimiento hasta los 8 meses. El proceso de mielinización hace que no pueda percibir todos sonidos de los distintos idiomas. Los niños tienen una gran capacidad para generalizar. 

Actividades para que los niños adquieran lenguaje 

Al nacer: el niño observa la cara y la boca de los adultos, a veces con una extrema intensidad. Todos en general memorizarán una voz dado que el niño percibe las voces agudas: el baby talk (la palatalización). Es una función muy importante en el desarrollo del lenguaje porque es la primera percepción de la lengua en el niño, por eso tiene tanta importancia la prosodia (la musicalidad). La madre tiene que retomar sistemáticamente repetir dos veces los sonidos de su hijo. El adulto está en un estado regresivo pero es necesario para el lenguaje del niño. 

A los 2 meses: con la mielina del cerebro (especificación de las neuronas) el niño empieza a girar la cabeza hacia quien le habla. El lenguaje es algo que le atrae mucho. 

A los 3 o 4 meses: empieza a vocalizar las vocales que la madre le dirige y repite. La comunicación está en camino. Si el niño tiene un chupete esto no puede producirse, todas las etapas del lenguaje no se completan y el niño no puede utilizar su boca. 

A los 4 o 5 meses: empieza a decir las consonantes, solamente con los labios. 

A los 6 meses: empieza a balbucear, asocia las vocales y las consonantes y forma sílabas: da…da, ma…ma, pa…pa. 

A los 8 0 9 meses: 

  • El niño adquiere la marcha y puede desplazarse por el ambiente. 
  • El pulgar se separa del resto de la mano, el principio de la pinza de precisión. 
  • La permanencia del objeto es adquirida. 
  • Empieza a apuntar. Es una característica humana. Señalar con el dedo índice para designar un objeto lejano para que alguien nombre lo que está mostrando. Cuando el objeto no está allí, le hace existir nombrándolo. Las primeras palabras a menudo son palabras de ausencia. El niño habla cuando sabe que un objeto puede existir fuera de su presencia ante sus ojos. Porque con la ausencia, la separación y la distancia es como hay lenguaje. El pensamiento viene para ocupar este espacio. Este proceso es necesario para la estructuración del lenguaje del niño. Él necesita palabras para continuar hacer existir lo que no está. El lenguaje es el resultante de la ausencia. 

  • Él reacciona al lenguaje de una manera más consistente, responde diversamente y entiende cada vez mejor. 
  • Puede asociar un sonido a un objeto, por ejemplo cuando habla del agua o de beber puede decir ‘agua’. 
  • Empieza a reaccionar a su nombre y es sensible a la entonación de la voz. 
A los 10 meses: él prosodia en su propia lengua. 


A los 10 o 12 meses: el niño aproximadamente entiende 70 palabras pero todavía no puede reproducir el lenguaje. Entiende mucho más de lo que produce. 

Periodo lingüístico de 1 a 3 años 

De 12 a 24 meses: fase de locución, el niño constituye sus palabras.

Entorno al año: el niño dirá su primer palabra intencionada. Puede combinar una palabra en una frase balbuceada. 

Hacia los 18 meses: el niño puede hacer una frase con dos o tres palabras. 

A los 24 meses: es la explosión del lenguaje, el niño utiliza las palabras en las frases. El lóbulo frontal se ha desarrollado. 

De 24 a 36 meses: es la frase gramatical y la sintaxis. En este periodo el niño continúa el desarrollo de su lenguaje. Adquiere un lenguaje cada vez más preciso. El niño desarrolla un monólogo exterior hacia los 2-3 años. 

Hacia los 4-5 años este monólogo se interioriza. El lenguaje se desarrolla en la interacción, se construye y se estructura. Para María Montessori, el aspecto más importante en el desarrollo del lenguaje es la confianza en sí mismo. La confianza en sí mismo se desarrolla gracias a un ambiente que permite esta adquisición. 

Periodo sensible del lenguaje: del útero hasta los 7 años 

Es el periodo sensible más largo, se termina en el segundo plano del desarrollo. 

4 fases de las que 3 son explosivas: 

0-2 años: está caracterizada por la aparición del lenguaje. Algunos niños hablan más pronto que otros. Hay niños que no muestran ningún signo en este periodo, es más interior. 

2-4 años: El lenguaje articulado (lenguaje hablado). El léxico se enriquece. A los 3 años el enriquecimiento de vocabulario le permite nombrar la realidad. Puede nombrar con precisión al mundo que le rodea y puede expresarse de manera clara y precisa. Ello desarrolla su confianza en sí mismo dado que puede expresar claramente y comunicarse con los demás. 

4-6 años: representación gráfica del sonido mediante la escritura y la lectura. 

6-7 años: La gramática (sistema de reglas). Función de la palabra en la frase, relación con las demás palabras, significado variable en la frase según el lugar. Utilización de símbolo que permite fijar la función de la palabra en la memoria de forma sensorial. 

  • Cada una de estas fases es el resultado de un largo trabajo interior que se revela en un cierto momento al niño y a su entorno. Antes de los 6 años, el niño necesita construir la realidad para luego poder imaginar historias. A los 6 años, todo se nivela. 
  • Estas tres fases intrínsecas para el niño, inscritas en su cuerpo, se desarrollan con la ayuda de un ambiente propicio. El lenguaje está vinculado con la humanidad, forma parte de la cultura. 
  • A lo largo de sus años, la preparación es lenta y larga, tiene lugar a través de la preparación indirecta. 


“La experiencia que ustedes deseen está en el proceso que la permite” Mathias Alexander. Es decir en la preparación indirecta. Por eso en la pedagogía Montessori, siempre se interviene de manera indirecta.

 La escritura 

“El niño no se perfecciona repitiendo los gestos de la escritura de las líneas, sino repitiendo los gestos que preparan a la escritura”. Maria Montessori 

¿Cómo preparar al niño para escribir? 

A partir de 4 años, prepararemos la escritura de manera indirecta a través de 3 aspectos. 

Preparación física-motriz con el movimiento: El trabajo de la mano: sujetar un lápiz. 
Los ejercicios de vida práctica (enroscar y desenroscar tornillos, quitar el polvo y limpiar la mesa, limpiar la ropa a mano, limpiar un espejo prepara a la reproducción de la forma). 
Los ejercicios sensoriales (los cilindros, el gabinete de geometría). 
El trazo (habilidad motriz de dibujar formas y después letras). 
El material de lenguaje (resaques metálicos y letras rugosas). Este material es el más directo. 
El tacto: las letras rugosas. 
El oído: escuchar los sonidos (con los cilindros de sonido, la lección del silencio, el juego del análisis de los sonidos: escuchar los sonidos y disociar.
La vista: coordinación ojo-mano. 
El material del lenguaje (las pizarras y el alfabeto móvil). Principio de la autonomía con el alfabeto móvil. 

  • Preparación intelectual mental con el material de lenguaje: análisis de los sonidos (la caja de sonidos), la asociación de un sonido a un signo (letras rugosas) y la asociación de los signos para formar una palabra. 
  • El sentido cultural de izquierda a derecha y de arriba abajo. 
  • Preparación cognitiva (reconocimiento de las formas con el gabinete de geometría, trabajo de izquierda a derecha, de arriba abajo). 


  • Preparación psicológica y espiritual mediante la construcción de la confianza en sí mismo. 
  • Respetando los periodos sensibles. 
  • Utilizando el material adaptado a la preparación indirecta (vida práctica y material sensorial).
  • Dejando a los niños que se expresen y tomen la palabra para marcar su tiempo de palabra. 


La escritura es un proceso complejo ya que hace falta intervenir varios campos superpuestos. Es transportar sonidos en signos. La vista, el tacto, el oído y el movimiento permiten memorizar el trazo de la letra. La escritura va antes que la lectura. Empezamos por enseñar al niño a escribir porque la escritura es un fenómeno que viene del interior para salir hacia el exterior. Escribimos para comunicar para que el otro pueda leer. La lectura es hacer entrar en sí mismo el pensamiento del otro. Escribimos para el otro y leemos del otro. Nos comunicamos mediante el dibujo, luego la escritura y seguidamente la lectura. 

La lectura 

Prepararemos la escritura a través de 3 aspectos 

Una preparación indirecta 

- Aspecto físico: preparamos a los niños a la articulación de los sonidos a través de canciones, poemas o juegos. 
- Aspecto intelectual 
Lejano (indirecto): preparamos a los niños gracias a los juegos de lenguaje: análisis de sonidos, juegos de preguntas y sintaxis. 
Cercano (directo): con las letras rugosas y el alfabeto móvil. El niño ya sabe leer los sonidos que utiliza para escribir las palabras. 

Aspecto psicológico 

Hay que hacer tener al niño las ganas de leer contándole historias, leyéndoles mucho. Hay que enseñarles a respetar y a manipular un libro 

Una preparación directa: la lectura propiamente dicha con 3 aspectos 

  • Primera etapa: desencadenamiento de la lectura mecánica (la lectura mecánica es el descubrimiento del mecanismo de la lectura) 
  • La primera caja de objetos (poner juntos sonidos que forman una palabra, luego asociar tal palabra con un objeto (de una sílaba). 
  • La bolsita de lectura (palabras de una sílaba). 
  • La segunda caja de objetos: el niño encuentra los mismos objetos que en la primera caja de objetos pero con más dificultad.
  • La segunda etapa: desencadenamiento de la lectura interpretada estática (sin verbos: nombre, adjetivo, artículo=objetos o imágenes + etiquetas). 
  • La introducción a los fonemas, a las nomenclaturas (tarjetas Montessori), a los libros y a la gramática.


 Desencadenamiento de la lectura interpretada dinámica (con verbo), la lectura mental (él lee el ticket y ejecuta la acción). El verbo y el adverbio con el juego del adverbio lógico (1 acción), las ordenes (de una a varias acciones), las frases en tercera persona (el niño juega el rol de un personaje, interpreta una escena). 

Tercera etapa: desencadenamiento de la lectura expresiva (en voz alta) 
Interpretar una escena leyendo la frase en voz alta y añadiendo poco a poco las entonaciones y las expresiones. 

Luego del desencadenamiento de la lectura expresiva, podemos hablar de la lectura total, cuando el niño sabe que: 
  1. Las palabras tienen un sentido (las lee y hace la acción). El niño es capaz de poner los acentos fonéticos, reconocer la idea que vehicula la palabra o la frase. 
  2. Las palabras tienen un lugar en la frase (la lectura interpretrada y el juego de transposición). 
  3. Las palabras tienen un rol, una relación entre ellas (la clasificación de las palabras y la simbolización). 
  4. Las palabras, las frases de un texto expresan un sentimiento que el niño transcribe mediante mímicas. 
  5. Las palabras, las frases de un texto expresan una expresión que el niño transcribe a través de entonaciones.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

3 comentarios:

  1. Que pasada de post Anabel, me ha encantado y me da muchas ideas para mi trabajo. El de dentro y el de fuera de casa, jeje. Un besín

    ResponderEliminar
  2. Muy muy interesante. Estupendo post.
    Gracias por compartir ;)

    ResponderEliminar
  3. De lo mas interesante!!besos

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.