Maternidad

Ser mamá joven: mi conclusión después de 7 años

febrero 07, 2018




Ser mamá joven es una elección personal que la elige la que quiere. No es tan común ahora, pero siempre hay muchas que eligen serlo. No me atrevo a decir que las madres jóvenes sea mejores, porque el ser mejor o peor madre no está relacionado con la edad, sino con como es la persona.

Yo quise ser madre joven, porque siempre me emocionó mucho ser madre, hasta en la infancia, cuando tenía edad de jugar y de no pensar en nada más, tenía muchas ganas de ser madre cuando fuera mayor, y me preocupaba que no fuese fértil. Me ansiaba saber si sería fértil o no. 

Seguro que tiene mucho que ver que siempre he querido tener un hermano pequeño, y con mi madre no había manera. Tuvo a mi hermana, que es seis años mayor que yo, me tuvo a mí, y quiso plantarse. Así que me quedé con las ganas de tener un bebé en casa, yo que adoraba y adoro los bebés.

En familia mi abuela y mi madre también tuvieron hijos jóvenes con 18-19, me imagino que fue por la época en la que vivieron, porque era "lo típico" o porque querían tener una relación formal desde el principio y formar una familia lo antes posible para hacer realidad su sueño.

Para poder ser madre joven, primero necesitaba encontrar a mi príncipe azul, y lo tuve fácil, me pasó igual que con el embarazo, cuando lo buscaba no lo encontraba, y el día que menos me lo esperé apareció. Nos entendimos desde el primer día y tuve claro que sería él, mi amor, mi marido y el padre de mis hijos.

  • Ahora, siete años después, he de decir que estoy contenta con la decisión que tomé. Me ha hecho muy feliz ser madre, y por haber tenido pronto a mi primer hijo, por ejemplo cuando yo tenga 40 años, él tendrá 20. Es importante para mí que mis hijos se lleven poco conmigo, es algo que siempre he querido, así no seré muy anciana cuando tenga nietos. Cuanto más crecen mis hijos, más me doy cuenta de lo bien que hice de tenerles joven.
  • He cumplido mi sueño de ser familia numerosa, quería tener más de dos hijos, y aún quiero tener más de tres, pero los siguientes vendrán cuando estemos preparados, que todavía no vemos que es buen momento. Tener tantos pequeñines es amor multiplicado por tres y una continúa alegría en casa.
  • Me ha encantado lo que me ha llegado a transformar, a cambiar y a mejorar la maternidad. Seguramente yo no sería como soy ahora, si no hubiera tenido hijos en su momento. Me habría perdido mucha felicidad, y muchos aprendizajes. 
  • Los momentos más difíciles, se olvidan rápido, porque nunca son eternos, todos se acaban, y te dejan con buen sabor de boca. Por muchas veces que haya dicho algo negativo dentro de mí, que haya llorado o que me haya quejado, no me arrepiento de nada. Es la mejor decisión que tomé.
  • No considero que haya desperdiciado años con la maternidad que sustituyeron mi vida personal, porque siempre he sido muy sencilla, la manera en la que más me gusta disfrutar la vida es en familia, para mí los hijos eran imprescindibles, y estábamos los dos muy mentalizados en tener los hijos cuanto antes. Hemos disfrutado de la vida juntos, toda la familia, y eso a mí no me resta disfrute ni alegría. 
  • Mi cuerpo estuvo preparado para tanto ajetreo. Si los tuviera ahora a los tres seguidos, no creo que mi cuerpo actuara de la misma manera. Cuando se es joven, el cuerpo acepta mejor todos los cambios y tiene más energía.
  • Por norma general, al ser joven se es más fértil y hay más facilidad de quedarse embarazada. Si hubiera retrasado el embarazo no sé si hubiera sido más rápido quedarme en estado, es cierto que con el paso de los años la fertilidad va en declive.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

9 comentarios:

  1. Yo tuve a mi hija Marina con 27 años y a Irene con 31. No es que fuera "joven", pero sí en comparación con mis compañeras y amigas, que han tenido críos con treinta y muchos, pero bien "y muchos". Y como dices, cuanto más pasa, más me alegro. Ahora tengo 39 y mucha complicidad con mi hija de 11. Y muchas ganas de seguir haciendo planes con ellas: nos vamos de compras, hacemos tardes "de chicas" para ver una peli... en fin, que como dices, ser mejor o peor padre no depende de la edad, pero yo estoy contenta de haber tenido a las mías alrededor de los 30.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Yo los tuve demasiado mayor y lo noto mucho en el cansancio y dolor muscular ainsss. No hay que pasar la línea de la treintena a ser posible, pero si se pasa, como yo, también se disfruta mucho jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener hijos tarde tampoco es que sea peor, sino que es distinto ;)

      Eliminar
  3. Yo siempre dije lo mismo pero las circunstancias son las que son, primero con mi ex no teníamos nada de estabilidad y hubiese sido una locura, que además luego se acabó y me alegro de no tener nada que ver con él. Luego no tuve pareja. Cuando la tuve tuvimos problemas de fertilidad y tardamos tres añitos largos. Así que aquí estoy, a las puertas de los 30 para ser mamá.
    Y muy a mi pesar, creo que no tendré más, ojalá me equivoque, por las circunstancias de la vida, pero algo que siempre me ha apenado (tener un sólo hijo) ya no lo veo tan negativo. A veces sueño con que hubiese sido genial que viniesen dos de golpe.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener hijos más tarde no es algo malo, es diferente. Cada una tiene hijos cuando su economía y su fertilidad se lo permiten. Tener solo un hijo no es malo tampoco. Tiene su parte buena también. Igual que tener más de uno hijo tiene su parte buena y mala. Lo importante es que lo disfrutes a tope. Tener gemelos es increíble pero mucho trabajo, si hubiese ocurrido es genial pero si no ha sido el caso pues mejor así

      Eliminar
  4. Hola.
    Es una decisión muy personal que depende de muchas cosas pero en mi caso he sido madre más o menos a tu edad y fue la mejor decisión.
    Mis padres nos tuvieron muy jóvenes y claro, han sido unos padres geniales y unos abuelos también geniales. Mi padre, por desgracia, falleció joven pero a pesar de ello pudo ver a sus nietos graduarse en el instituto(a la universidad no llegó a tiempo), pudo verlos crecer y estuvo muy presente, los vio actuar, cantar con el coro, jugar partidos en distintos deportes, asistía a los cumples...si él hubiera sido padre más tarde y yo también a lo mejor ni habría conocido a sus nietos, algo que a mí me mataría de dolor.

    Mis suegros tuvieron familia numerosa y para los mayores fueron jóvenes pero a mi marido lo tuvieron con 33 y 35, que no eran mayores ni mucho menos, pero yo ahora tengo una madre de 65 años muy vital con nietos veinteañeros y mis suegros son octogenarios, aunque deberías verlos, que también vienen a ver a mis hijos y tienen la piedra filosofal o algo y nos lo ocultan, jejeje.
    A día de hoy tengo 43 años y voy a los conciertos de rock de mis hijos veinteañeros, nos relacionamos con todos sus amigos y tenemos mucho en común, lo único malo es que mi hija me "roba" toda la ropa, jejeje. Vamos, que en mi caso ha sido un acierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj qué guay! Bueno igual queme pasó a mí, mis abuelos paternos tuvieron a mi padre cuando eran un poco grandecitos y mis abuelos tenían muchísima edad cuando yo era pequeña y se murieron cuando yo tenía 10-11 no me acuerdo bien. Sin embargo mis abuelos maternos son más jovenes, mi abuela está viva y super en forma y mi abuelo falleció hace un año.

      Cuando mi hermana tuvo a su hijo, mi madre tenía treinta y pico y le decía la gente si eran hermanas jajajajaja

      Eliminar
  5. Que bueno saber tu experiencia!!besos

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.