Maternidad

¿Tener hijos seguidos es mejor o peor?

marzo 22, 2018





Dedicación y trabajo multiplicado 

Tener que dedicarse a un bebé y a un niño pequeño. ¿Qué es eso? Pues, tener siempre las dos manos ocupadas, y el tiempo dedicado 24 horas a los dos. Intentas hacer cosas para los dos a la misma vez para evitar celos y berrinches. Tener la mente ocupada con cosas para uno y para otro. Te olvidas de ti misma y ya no sabes ni quién eres xD

En vez de descansar en el momento que tu hijo crece, en vez de dedicarte solamente a uno, en vez de planificar y preparar solo para uno, lo haces por dos o por tres. Todo es más intenso, más agotador, más potente. Es fácil deprimirse y tener momentos de decaídas de ánimo sobre todo si no se cuenta con la ayuda necesaria.

Todos los hijos no son iguales

Peeeero, puede ser que tengas hijos seguidos y tu vida sea magnífica y no sea para tanto. Es posible que no sientas diferencia entre el primer, segundo o tercer hijo y no veas dificultad alguna. Aunque tengas sólo un hijo, nadie te puede asegurar de que criarle, cuidarle y educarle sea más sencillo. Más que nada, porque lo que creará dificultad o facilidad es el carácter o temperamento del pequeñín.

Sí, esto lo descubrí con mis tres hijos. Tuve el primero y fue un torbellino sin precedentes. Acabé aterrorizada y me llevé un buen susto de la tan deseada maternidad. No sabía si hacía bien teniendo otro hijo porque me angustiaba sufrir tanto como con el primero pero las ganas de que tuviera un compañero de juegos y de infancia, me ganaron.

La crianza de mi hija mediana fue la mejor

Habiendo tenido tres hijos seguidos, mi experiencia personal es: que el hijo mediano fue el que menos quebraderos de cabeza me dio. Pensaréis que seguro que es porque ya no era algo nuevo y sentía seguridad en mí misma. 

Está claro que el haber podido hacer "prácticas" de maternidad, eso me hizo espabilarme y aprender,  a llantos y rabietas y curarme de espanto. Pero realmente fue más sencillo por el carácter de mi hija, lo comprobé al tener a mi tercera hija y ver que era casi una copia del primero.

El primer hijo y el último, eran más dependientes, más hiperactivos, más maniáticos, más todo. Entran dentro de lo normal pero son más exigentes (es decir, de alta demanda) y eso es un desgaste físico y psicológico descomunal.

Todo depende del carácter 

No tiene nada que ver si se deja tiempo entre los hijos, si se educa de una manera u otra, si es niño o niña: todo dependerá de su carácter. Tengo niño y niña que fueron iguales en esto y es evidente que el sexo del hijo no es indicativo de nada. 

La ayuda de terceros, tener ratos para mí, descansar, hacer actividades que me gustan, tener momentos en pareja, etcétera sirve para no difuminarte entre tantas responsabilidades. Pero igualmente se sufre el carácter del peque, si es muy demandante, y los demás te lo dirán.  Pocos se callarán, porque llegan a tomárselo hasta mal. 

Saber cómo será es una lotería

Al tener hijos, uno, dos, tres, cuatro, no sabes como saldrán, qué aspectos agradables y menos agradables tendrán, a qué dificultades te enfrentarás ni cuánto durará esa etapa. Es algo misterioso que descubres cuando tienes al bebé en tus brazos, muchas veces lo detectas con tan solo estar con él unas cuantas veces.


¿Tuvisteis algún hijo con temperamento fuerte?

También te puede interesar

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Mis hijos se llevan 13 meses y los tuve seguidos porque mi hermana y yo somos así de seguidas y mi marido son seis hermanos seguidos y a ambos nos apetecía mucho tener hijos seguidos.
    En mi caso no he tenido hijos de alta demanda, los dos han sido normales y supongo que eso ha hecho que me parezca relativamente fácil. Y aunque no han sido de alta demanda sí que admito que les hemos dedicado tanto tiempo como si lo fuesen, y no solo mi marido y yo, sus abuelos y tíos también, ya sabes, ese amor incondicional, jejeje.En mi caso estoy feliz de haberlo hecho así y si volviese a nacer repetiría sin duda, pero te doy la razón en que se necesita tiempo de pareja(mis hijos ahora son mayores y mi marido y yo seguimos teniendo ganas de estar juntos y eso es porque lo hemos cuidado), tiempo para nosotras y alguna ayuda. A mí me daba la vida por ejemplo que mi madre me hiciese alguna comida, que me ayudase a recoger en momentos de esos en que la casa es una leonera o que mi padre, cuando mi marido se llevaba el coche a trabajar, viniese con su coche y me preguntase a donde quería ir, y me iba con mis hijos y mis padres a la finca, a la playa o de monte, y mi madre siempre nos sorprendía con algo rico de comer, lo que hizo la infancia de mis hijos muy rica en recuerdos.
    Besos y con los hijos nunca se sabe como serán, pero sean como sean los adoraremos.

    ResponderEliminar

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)