Montessori

Bricolaje con martillo para niños

abril 02, 2018



Los peques siempre quieren imitar todo lo que ven hacer a los adultos que les rodean. Necesitan involucrarse en la vida cotidiana, participando y siendo uno más en la familia. Quieren sentirse útiles, y no floreros, no soportan ver hacer, ellos quieren aprender para poder hacerlo también. 

Es muy importante que los hijos realicen actividades de vida práctica, tal como se menciona en Montessori, que consiste en que los niños aprendan a dominar las actividades comunes del día a día. Es cierto que a esas edades rara vez un niño va a realizar bricolaje real pero si aprende a utilizar un martillo y un tornillo o chincheta, adquirirá un aprendizaje que le servirá para siempre.



Por eso me gustó tanto la idea de que mis hijos utilizasen el Kit de bricolaje para niños, siempre les interesó utilizar herramientas de construcción. Como estamos arreglando la casa con nuestras propias manos, ellos a veces nos ayudan y quieren probar, les atrae mucho. 



Exactamente como se hace hincapié en Montessori, los niños pueden y deben tener juego simbólico en sus momentos de diversión, pero al mismo tiempo, se les tienen que proponer tales actividades con objetos reales. Se podrán hacer daño, se podrán pinchar, dar un golpe, pero seamos sinceros, ¿es para tanto?

No quiero decir con esto que me de igual que mis hijos se hagan daño, pero no hay que hacer un drama de un suceso aceptable, para aprender es necesario equivocarse o hacerse daño, y más cuando hablamos de habilidades motoras y manipulativas. Ellos mismos pueden comunicar que se han hecho daño, pero se puede llegar a ver que no digan ni mu porque están tan concentrados y entretenidos que no le dan importancia a ese pequeño percance :)



¡Cuántas veces los peques se han hecho sangre, y no se inmutaban pero al contemplar que algún adulto que rondaba por allí se ponía a gritar, a llorar y a zarandear al peque por preocupación, miedo y susto, el chiquitín terminaba por llorar y desesperarse guiándose por las emociones de su semejante! Somos modelos hasta en nuestras reacciones y en nuestras actitudes al enfrentarnos a las situaciones. 


A mis hijos de 4,5, y 7 años les gustó mucho porque el martillo es de madera, tiene un peso que permite cogerlo y sentirle, por lo que es fácil de coger y de utilizar. Las chinchetas son más sencillas de utilizar para los peques, pero hacen una función parecida a la de tornillos, y les acerca al mundo del bricolaje sin peligros. 

Las piezas que vienen en el kit de bricolaje para que los peques las coloquen en el corcho dando golpecitos con el martillo, son de madera, tienen agujeros que están hechos y preparados para que allí se coloquen las chinchetas. Lo que facilita la tarea y es sencillo y divertido para los niños pequeños. Sienten que se superan, que avanzan y mejoran y no se frustran porque es un juego adaptado a sus edades.


Para dar más utilidades y más juego de sí, se incluyen 10 ilustraciones en tarjetas de plástico duro para que los peques se guíen y hagan creaciones con las piezas. Para que no se confundan ni les cueste hacerlas, debajo de la tarjeta se indica qué piezas se utilizan y el orden de éstas una a una para que quede más claro. Estas tarjetas hacen trabajar la concentración, la atención, y la orientación espacial. 




El corcho es ancho, duro y resistente. Se puede utilizar infinidad de veces, los agujeros no impiden poder repetir más veces el juego. Una vez se finaliza, quitar las piezas es muy fácil, se cogen las piezas por los lados y se sacan sin fuerza apenas. 


Evidentemente, también se pueden hacer creaciones inventadas, que sean propias, jugar libremente siempre tiene que estar al alcance de los peques. Los míos hacen las dos cosas, se guían por las tarjetas y también van creando a su gusto.  Las piezas son tan bonitas, tan coloridas y de tanta calidad, que incluso les encanta hacer creaciones con las piezas sueltas fuera del corcho. Este kit además promueve la creatividad, con la belleza que desprende, dan muchas ganas de crear obras de arte :)





Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

1 comentario:

  1. Voy a pillarlo pero ya! Mi hija es un peligro porque siempre que ve una caja de herramientas se lanza a por ella (ya sea en casa o en cualquier otro sitio) y claro, no tendría inconveniente en que coja las herramientas pero al ser herramientas de adultos, el destrozo (material y personal) puede ser importante.

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.