Maternidad

Cuidarse para tener un bebé es cosa de dos

abril 03, 2018




Lo típico, si una pareja quiere tener un bebé, la mujer tiene que prepararse meses antes, si es muy organizada, si es una desorganizadilla como lo fui yo, lo hace a lo loco sin seguir las recomendaciones xD. La mujer tiene que tomar un multivitamínico que en especial contenga ácido fólico. 

Y no le faltan las indicaciones de prohibición de ciertos hábitos, y alimentos para que ella tenga la buena fe de cuidarse y haga todo lo posible para traer al mundo a un bebé sano. La formación del diminuto cigoto recae sobre la madre y la responsabilidad que una mujer siente al querer quedarse embarazada es enorme.

Yo no tuve que hacer ningún cambio, porque no fumo, ni bebo alcohol, ni tomo drogas, ni me salgo de los límites de una vida sana. Quizá sí que debería planear mis comidas y alimentarme mejor y de forma más variada y equilibrada, pero poco más. 

Mi mayor problema era que sufro insomnio desde la infancia creo yo, porque mis recuerdos son borrosos, y el dormir mal daña mucho al cuerpo. Crea mucho estrés e incluso ansiedad, aflorecen muchas migrañas, dolores varios, desánimo. El cuerpo se regenera cada noche, y cuando dormimos tarde, todos esos procesos se interfieren. Se incrementa la probabilidad de tener enfermedades cardiacas y obesidad.

Pero un cigoto no se forma sólo con un óvulo

La concepción tiene lugar dentro del cuerpo de la mujer, y parte del cigoto es un óvulo, pero no olvidemos que el esperma también es partícipe en la formación del cigoto, y que no es posible que a la mujer se la sacrifique hasta la saciedad para que tenga un bebé sano, y el hombre se quede tan pancho, como si el tema no fuese con él.

¿Desde cuándo los hábitos del hombre no importan? Cada uno, tanto uno como otro, aportamos 23 cromosomas, haciendo así que el hombre y la mujer unan 46 cromosomas formando al cigoto. Digamos que en cuanto a importancia de la calidad de óvulo y esperma estamos empatados, porque influimos por igual. 

El hombre también tiene que cuidarse en la preconcepción

Cuando se habla de esto refiriéndose al hombre, se hace referencia a la fertilidad masculina. Vale, sabemos que el no cuidarse puede crear infertilidad, pero es imprescindible hablar de los casos de fertilidad en los que se tiene falta de nutrientes, se tiene obesidad y se consumen drogas. En el momento en que se planifica el embarazo, conocido como preconcepción, cada vez más estudios determinan la importancia del estado nutricional del padre, en la futura salud del feto.

Al decir droga, no me refiero a heroína, que es de las peores, y además van saliendo nuevas creaciones cada vez más devastadoras.  Sino que la primera droga dañina es la que se identifica como algo normal y que no se toma como mala, podríamos mencionar el tabaco y el alcohol. Fumar un cigarrillo, tomarse una cerveza, son actos que se han tomado como costumbres y que parece que uno no es persona si no lo hace.

La droga más consumida en España es la marihuana, que hace pensar que es inocua, causa muchos perjuicios. Luego tenemos ni más ni menos que la cocaína. Pareceré una exagerada, y alomejor una alocada, pero la cantidad de gente que toma esta sustancia es alucinante, y muchos lo niegan, pero con el tiempo se va descubriendo porque sus daños acaban siendo tangibles. 

¿Qué ha de hacer el hombre en la preconcepción?

Sería ideal que tanto la mujer como el hombre tuvieran una cita preconcepcional para hacerse un chequeo o revisión de su salud y de sus hábitos antes de buscar un bebé.

Recomendaciones:
  • Reducir o eliminar la toma de medicamentos o fármacos (con la supervisión del médico).
  • Dormir lo suficiente.
  • Bajar de peso si es preciso.
  • Alimentarse correctamente en concreto con alimentos ricos en zinc.
  • Evitar consumo de drogas tanto legales como ilegales.
  • Precaución con duchas calientes de larga duración.
  • Evitar ropa apretada.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Disminuir cafeína.
  • Reducir estrés.
Suplemento vitamínico para hombres

Gestagyn® Men 

 La triple potencia antioxidante para la fertilidad masculina.Complemento alimenticio para la fertilidad masculina que actúa sobre las tres vías principales de daño espermático.

Composición 

 Astaxantina (16 mg): potente antioxidante que disminuye el ROS (especies reactivas de oxígeno) y contribuye a mejorar la calidad espermática 
 DHA (1000 mg): ácido graso principal de la membrana espermática que contribuye a mejorar la morfología, concentración y vitalidad espermática 
 Con Zinc (20 mg), Selenio (110 μg) y vitamina E (24 mg): protegen las células frente al estrés oxidativo 
 El Zinc (20 mg): contribuye al normal funcionamiento de la fertilidad y reproducción, así como al mantenimiento de los niveles normales de testosterona en sangre, y el Selenio (110 μg) contribuye a la espermatogénesis normal. 

 Además contiene otros antioxidantes como la Melatonina (1 mg), Coenzima Q10 (200 mg), ácido fólico (400 μg) y vitamina B12 (5 μg)



Los actos del padre y de la madre influyen en el bebé

No es descabellado imaginarse que todo lo que sentimos, hacemos, y consumimos tiene un efecto super importante e impactante en el feto. No podemos ser perfectos, podemos pasar por momentos estresantes que nos desestabilicen, podemos equivocarnos, pero hemos de ser conscientes de que está en nuestras manos el correcto desarrollo del feto. 

Se ha demostrado que el no llevar una vida sana y calmada, puede dañar al feto, causando malformaciones y daños neuronales que podrían derivar en trastornos. Es cierto que algunos trastornos o daños neuronales surgen fruto de la casualidad o del destino, y a veces de genes de los que todavía no se puede detectar ni prevenir, pero otras tantas veces, son causados por los malos hábitos.

El buen hábito debería ser permanente

No quiero desanimar con mis palabras, pero está claro que dejar malos hábitos solamente unos meses antes de la concepción tampoco cambia tanto la situación porque nuestro cuerpo puede no haberse deshecho de ciertas sustancias. Alargar y continuar con una vida sana hará que estemos mejor, que disfrutemos de más calidad de vida y  por supuesto, nuestro cuerpo nos lo agradecerá.



Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

6 comentarios:

  1. Hola.
    Tienes toda la razón. Yo confieso que fui a lo loco, ninguno hicimos nada especial aunque sí que estábamos sanos, y no tomábamos drogas ni alcohol ni nada, y comíamos del huerto, pero no nos preparamos, menos mal que mis hijos han crecido sanos porque sino menudo sentimiento de culpa tendríamos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo que me arrepiento es de no haber comido mejor y de no haberme tomado el hierro necesaria, que era muy pasota :S

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Mi primer embarazo no fue muy planeado así que no hubo nada de esto pero con el segundo, aunque no tuve grandes cambios en mi vida, tenia que mentalizarme mucho ya que tras una perdida estaba super nerviosa y claro, muy bueno no es.
    Al padre le tocó dejar de fumar así que creo que estuvimos bastante equilibrados, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja casi nadie hac una visita preconcepcional y nos equivocamos aunque tengamos buenos hábitos porque no podemos descartar posibles riesgos por nosotros mismos

      Eliminar
  3. De acuerdo contigo, hay que cuidarse cada día, independientemente de querer tener un niño, y mantenerlo por nuestro propio bien.... aunque echando la vista atrás cambiaría muchas cosas de mi alimentación, pero bueno de todo se aprende ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto!! Pero al menos lo más malo no se hacía que eso es lo principal

      Eliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.