Maternidad

Por qué no preguntar a una mujer si está embarazada.

abril 10, 2018



¿Si vemos a una mujer con la barriga un poco sobresalida, automáticamente qué nos viene a la cabeza? ¿¡Qué barriga!? ¿Estará embarazada?

Se nos van los ojos a su cuerpo, se nos va la mente al tema de la maternidad, y no podemos aguantarnos mucho rato para soltar la preguntita tan ansiada: ¿Estás embarazada?

Es molesto que cuando un hombre tiene barrigón, no se le diga ¿le das mucho a la cerverza, no? ó ¿te estás pasando con la comida, verdad? pero sin embargo, a la mujer cuando se la ve con la barriga más sobresalida, tienen que haber todo tipo de comentarios. 

La manera que pinta de bieneducada, y que trata de justificar la barriga de una mujer, pensando que ella se cuida y que es imposible que haya cogido kilos de más (porque sería vergonzoso), es pensar que seguro que es debido a un embarazo. ¡Como si las mujeres no pudiéramos engordar y tener barrigas, alegremente y libremente!

La gente se siente como Pedro por su casa

Todos nos cuidamos, pero hay momentos en la vida en los que puede ser que se engorde, o que llegues a un punto, en el que consideres que tu físico no tiene que amargarte tanto, y eso es correctísimo. No tenemos que regirnos por ninguno de los canones de belleza, ni tenemos que estar sujetas a reglas estrictas.

Preguntar a alguien por su estado por la apariencia de su vientre es muy atrevido, hay que tener un freno invisible que nos impida meternos en la vida personal. Es muy descarado que si la mujer no estubiese embarazada, le hayamos dicho en toda la cara, que está gorda y que se la confunde porque no es normal que tenga la barriga así. Como si  fuéramos alguien para hablar de las barrigas de los demás e investigar quién tiene dentro a una criatura.

 ¡Cuán artificiales nos hemos vuelto que para nosotros confirmar embarazos es como estar entre la vida y la muerte, y es de suma importancia descifrar el misterioso secreto que se esconde debajo de la camiseta!


También te puede interesar

3 comentarios:

  1. Toda la razón. Una amiga mía es preciosa: tiene unos ojos preciosos, una sonrisa hermosa, unas piernas largas y torneadas y un pecho muy bien puesto. Y SIEMPRE le preguntan por su barriga. ¡¡Es como si la gente no pudiera ver más allá!! Y lo peor es que, siendo una mujer de bandera...la hacen sentir mal.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Qué rabia me da que la gente pregunte esas cosas sin ningún tacto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. excelente artículo!!!! a veces no miramos más allá de lo físico

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.