Experiencias infantiles

Ir al teleférico de Barcelona con niños

mayo 17, 2018


Siendo de cerca de Barcelona de toda la vida, es impresionante que no haya ido a muchos sitios, y es suficiente excusa como para ahora con los peques animarme a hacerlo. Cuando estuvimos de puente, aprovechemos para ir al teleférico de Barcelona con los niños. Con tantos días sin cole, hay mucho tiempo libre, y como queremos evitar las pantallas lo máximo posible, sobretodo en estas edades que tienen nuestros hijos, buscamos alternativas más adecuadas para ellos.

Los peques como más disfrutan los momentos en es familia, por eso me gustan tanto las actividades en las que podemos participar todos. En algunos sitios no dejan entrar a menores de 4 o 5 años, y cuando tienes un chiquitín de esa edad, y ves que no puede, te quedas muy triste, porque éste se pondrá a llorar y a quejarse (lógicamente). Así que la otra norma que seguimos es que sea apto para las edades de todos nosotros y que nadie se quede de lado mirando como los demás se divierten.

El teleférico siempre lo vemos cuando nos desplazamos en Barcelona centro, al pasar por Montjuïc en esos jardines tan verdosos, que tienen al lado el enorme cementerio. Por la autopista se ven cabinas del teleférico ir y venir sin parar. Están muy altas, y teníamos muchas ganas de subirnos allí arriba.


Como era la primera vez que íbamos, queremos avisaros de que teleféricos hay dos, uno en Montjuïc que os paseará por la montaña entre árboles, césped, flores en plena naturaleza. Y el otro en el puerto, en el que disfrutaréis de las vistas del centro de la ciudad y de la belleza del mar que tenemos.
Información sobre el teleférico del puerto 

Construido con motivo de la Exposición Universal de 1929, el teleférico atraviesa el Puerto de Barcelona desde la Torre de San Sebastián, en la Playa de la Barceloneta, hasta el Mirador de Miramar, en la colina de Montjuic. Durante el transcurso de la Guerra Civil se retiraron los cables y las torres fueron utilizadas para la defensa del puerto. En 1963 el teleférico volvió a funcionar sin descanso hasta 1995, año en que fue cerrado para su renovación. 

En la actualidad el teleférico continúa deleitando a sus pasajeros con sus paseos con vistas. El recorrido total es de 1.292 metros alcanzando una altitud de 70 metros. Durante los 10 minutos que dura el trayecto se obtienen muy buenas vistas del puerto y la ciudad, aunque no deja de ser un elemento turístico más. 

 Precio: El precio de un solo trayecto es de 11€ y el de ida y vuelta es de 16,50€. 

Horario 
  • Desde el 1 de enero hasta el 28 de febrero: de 11:00 a 17:30 horas. 
  • Desde el 1 de marzo hasta el 31 de mayo: De 10:30 a 19:00 horas. 
  • Desde el 1 de junio hasta el 10 de septiembre: de 10:30 a 20:00 horas. 
  • Desde el 11 de septiembre hasta el 29 de octubre: de 10:30 a 19:00 horas. 
  • Desde el 30 de octubre hasta el 31 de diciembre: de 11:00 a 17:30 horas. 

Cómo llegar hasta el Teleférico del Puerto Torre de San Sebastián: Metro: Barceloneta, línea 4. Autobús: líneas 17, 39, 45, 64, 57, 59 y 157. Torre de Jaume I: Acceso temporalmente cerrado. Miramar: Autobús: líneas 50, 100 y 193. Teléfono933 28 90 03



Información sobre el teleférico de Montjuïc

Inaugurado en 1970 para cubrir las necesidades de transporte hasta la zona alta de la Montaña de Montjuïc, el Teleférico de Montjuïc se eleva sobre 100 metros de desnivel para llegar hasta el Castillo de Montjuïc. A pesar de que durante el trayecto se obtienen muy buenas vistas, en la parte superior son igual de buenas y hay otras formas más económicas de subir. 

Precio: El precio para un solo trayecto es de 8,40€ y el de ida y vuelta es de 11,43€. El billete sencillo para los niños entre 4 y 12 años tiene un precio de 6,60€ y el de ida y vuelta 8,28€. 

 Horario 
  • Desde enero hasta febrero: de 10:00 a 18:00 horas. 
  • Desde marzo hasta mayo: de 10:00 a 19:00 horas. 
  • Desde junio hasta septiembre: de 10:00 a 21:00 horas. 
  • Octubre: de 10:00 a 19:00 horas 
  • Desde noviembre hasta diciembre: de 10:00 a 18:00 horas. 

Cómo llegar hasta el Teleférico de Montjuic Metro: Paral•lel, líneas 2 y 3 + Funicular de Montjuïc. Autobús turístico: Parada Telefèric de Montjuïc. Autobús: Parc de Montjuïc, líneas 50 y 55. Teléfono934 30 47 16




Nosotros fuimos al teleférico del puerto

Queríamos pasar el día por la Barceloneta, entonces cogimos el teleférico del puerto, disfrutamos del paseito desde lo alto y nos bajemos en dirección a los restaurantes. Comimos allí, los peques jugaron, dimos una vuelta a pie y nos volvimos a subir. 

A veces da un poco de cosa porque parece que se mueve mucho, que se va a descolgar, que nos mataremos todos pero simplemente son fobias o preocupaciones sin fundamento. No hay que pensar mucho ni agobiarse con las alturas ni con el peligro. Es como si viajásemos en avión, estamos altos, vemos todo desde arriba, y es un momento idóneo para desconectar de todo y deleitarse con las hermosas vistas.




A veces la espera de que llegue la cabina para subirse es un poco larga, porque tienes que esperar a que llegue al final del destino, y una vez allí esperan unos minutos y se suben otros. La cabina es segura, está llena de ventanas para poder observar cómodamente y sin molestias. La cantidad de personas máxima permitida está muy bien porque somos muchos pero cabemos y podemos mirar tranquilamente sin pelearnos por tener un sitio próximo a la ventana. Para quienes tienen movilidad reducida o para personas mayores, hay un banco para poder sentarse. Ha sido una experiencia muy chula, los peques han descubierto otra manera de desplazarse de un lugar a otro. 

Ellos estaban un poco asustadizos con la altura pero cogiéndoles de la mano y estando una vez ya expuestos, se les quitó el miedo por completo. Se sorprendían por todo lo que podían ver desde tan arriba, se fijaban en cada detalle, podíamos ver los tejados de los edificios, cosa que desde el suelo no es posible. Observábamos el mar, su espuma, sus olas, su brillantez, su color precioso, los barcos, la playa, el puerto tan moderno y bonito...

Información de interés

  • Puedes subir y bajar en las paradas que anteriormente hayas pagado, si has pagado ida y vuelta, y puedes regresar en la vuelta a la hora que quieras mientras estás haciendo otras cosas, pero siempre que sea llegues almenos media hora antes del cierre.






La historia de este teleférico empieza en el año 1928, cuando se empezó a construir con motivo de la Segunda Exposición Mundial del año siguiente. Se acabó de construir en 1931, y en aquella época, según el ingeniero que nos atiende, funcionó sin pena ni gloria por el aislamiento y la falta de familiaridad de los barceloneses con la montaña de Montjuïc. La Guerra Civil Española interrumpió el servicio y, cuando acabó, las instalaciones habían quedado bastante estropeadas. En el año 1959 otro hecho histórico acabó de perjudicar el precario estado de aquellas instalaciones, un avión de la Sexta Flota norteamericana se estrelló con seis ocupantes en su interior. El control que el gobierno de los Estados Unidos entonces tenía sobre el país forzó una remodelación, y el año 1963 se reinauguró. El año 1998 se reestructuró a fondo, y el encargado de supervisar esta remodelación fue el propio Rafael, que nos lo explica en el vídeo que encontrarás a continuación.




Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.