Montessori

Las botellas de sabores Montessori con bandeja

mayo 06, 2018




Con este material tan exótico y sensorial, los peques refinan el sentido del gusto, pero además experimentan los gustos en primera persona. Las botellas de sabores son un material Montessori, sencillo y fácil de preparar para que los peques aprendan a distinguir y a nombrar los sabores. Las 8 botellas son de vidrio de calidad resistente y tienen cuentagotas para que caiga poca cantidad en la cuchara en el momento de probar el sabor. 

La bandeja para colocar las botellas se incluye, es de madera, aguanta correctamente la posición de las botellas y evita que se deslicen. Al final hay un agujero en forma de cuadrado para colocar un pequeño bol con agua para limpiar la cuchara y quitarle el sabor. 

Aunque sólo se ponen dos gotas, los peques notarán mucho cuando está salado, agrio o amargo, y se les quedará cara de rechazo, y cuando prueben el dulce, pondrán buena cara. Los gestos son muy característicos, sin saber qué han probado, te imaginas lo que es por la cara que ponen jejejeje

Una vez estos 4 sabores son reconocidos y se ha practicado mucho, recomiendo probar otros sabores para cambiar y aumentar la dificultad. Podéis elegir los que queráis, es buena idea utilizar aromas alimentarios por ejemplo, pero siempre de dos en dos para que las botellas se puedan emparejar, no olvidéis colocar goumets o algún indicativo para reconocer las parejas. 

Materiales 
  • Bandeja de madera con 8 botellas de vidrio con cuentagotas. 
  • Tapete
  • Cuchara (para saborear el líquido).
  • Un bol pequeño (para limpiar la cuchara del sabor anterior).
  • Vaso de agua (para quitar el sabor de la boca).








Introducir los sabores en las botellas

Llenar botellas de dos en dos (emparejando) con cuatro sabores distintos: 
  • Salado: mezclar sal y agua. 
  • Dulce: mezclar azúcar y agua. 
  • Amargo: mezclar agua con tónica
  •  Ácido: mezclar agua con limón. 


Se puede realizar el control de error mediante un distintivo como puede ser el tapón de otro color o un goumet debajo de la botella. 


Edad de primera presentación: 3 años y medio. 

Objetivos directos: Refinamiento del sentido gusto. 

Objetivos indirectos 
  • Desarrollo de la voluntad y de la concentración. 
  • Exploración del entorno. 
  • Construcción de la mente matemática. 
  • Construcción de la inteligencia. 


Presentación 

Llevar al niño a la estantería, mostrarle las botellas de sabores. 
Decir al niño que se le mostrará cómo usarlas. 
El niño ha de coger la bandeja y dejarla encima de la mesa. 
Se coloca una servilleta o trapo y una cuchara. 
Se deja un vaso de agua para poder beber después de cada vez que se prueben sabores. 
Sacar las botellas y alinearlas en dos filas (según su color o etiqueta, indicativo distintivo). 
Mover la bandeja hacia un lado. 



Mezclar una de las filas de las botellas, manteniéndolas en fila. 
Coger la primera botella de la fila de la izquierda más cercana. 
Abrir la botella y mostrar al niño cómo se usa el cuentagotas. 
Pon dos gotas en la cuchara, colocar el cuentagotas en la botella y prueba lo que contiene la cuchara. 
Limpia la cuchara.


Se nota que ha topado con el sabor salado, amargo o ácido jajajaja



El niño utiliza su cuchara y deja caer dos gotas para poder probar el sabor. 
Cierra la botella y la deja en el lado izquierdo de la mesa. 
Luego toma un sorbo de agua para eliminar el sabor anterior del paladar. 



Probar todos las botellas de la misma manera, siempre permitiendo que el niño pruebe después de ti. Una vez que hayan probado todas las botellas, remplázalas poniéndola en fila tal y como estaban. Aislar la primera botella que tiene enfrente y decir que se notará que esa sabe igual a este. 
Se trae la primera botella de la fila derecha hacia adelante. 





Prueba la primera botella y luego la segunda (enjuaga la cuchara cada vez). 
Si el sabor no es el mismo, cuéntaselo al niño, permite que él pruebe ambos, y que coloque la botella correcta a la derecha de la fila de las botellas. 
Permite que el niño vaya probando hasta saber cuáles tienen el mismo sabor. 
Si son iguales se emparejan en fila. 
Cuando el niño tenga dificultad o le cueste distinguir, anímale a que de tome un sorbo de agua. 
Al terminar, lavar los vasos y cucharas, cada uno limpia el suyo. 



Lenguaje 

Salado, dulce, amargo y ácido. 
Amargo
Dulce

Salado
Ácido


Propósito 

Enseñar que hay cuatro sabores básicos mediante la experimentación. Este juego desarrolla la consciencia de la estrecha relación entre el gusto y el olfato. 

Control de error 

La capacidad del niño de discriminar el gusto y los goumets o distintivos que elijamos.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

2 comentarios:

  1. Un pst estupendo!!besos

    ResponderEliminar
  2. Un juego experimental estupendo, para jugar con los sabore, jeje
    Besote!!!

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.