Maternidad

¿Tener tres hijos hace estar más estresada?

mayo 18, 2018




Tener hijos puede estresar y no hace falta tener tres para sentirse estresada. El estrés se produce por la fuerte necesidad que tiene tu peque de ti y de toda la responsabilidad que requiere en su crianza. 

La personalidad del peque definirá mucho tu maternidad, si será más llevadera o más compleja, si tendrás que esforzarte más o menos, por lo que no sabemos lo que nos encontraremos hasta estar en la situación.

¿Tres hijos es una estresante locura?

Para mí fue más estresante pasar de uno a dos que de dos a tres. Cuidar a un solo hijo con dos manos no es lo mismo que cuidar a dos hijos con dos manos. Al no poder multiplicarte, tienes que aumentar la velocidad de tus movimientos y de tu pensamiento. Todo es más rápido, tienes que actuar sin pensar demasiado, pasar de uno a otro y ser muy equitativo.

Cuando tienes el tercero, no ves tanta diferencia porque es más de lo mismo y el gran cambio ya sucedió con el segundo. La práctica y la experiencia en las anteriores veces hace que sea mucho más sencillo y que la situación se normalice. 

¿Al ser madres nos estresamos más o ya traíamos estrés de antes?

La vida es estresante en sí, vivimos en un continuo estrés, no se tiene que achacar todo el estrés de mamá a los hijos. Es cierto que ser madre es un reto difícil y que estamos constantemente aprendiendo y corrigiendo, deshaciéndonos de costumbres dañinas que absorbimos de la educación que nos dieron nuestros padres. 

Es cierto que los hijos salen como quieren y no te avisan por adelantado. Criar y educar no es igual con todos los hijos, cada hijo actua y reacciona de manera distinta. La manera de entender y de aprender no es la misma en todos los hijos, una se tiene que habituar, hacer flexible, comprensiva y paciente para lograr hacerlo bien.

Pero considero que mucho estrés que una tiene dentro también es causado por otros motivos. Pueden ser problemas con otras personas, con familiares en especial o amigos, malestar en el trabajo, pasar por malos momentos económicos, agobiarse con temas de la actualidad, padecer de antes de ser madre ansiedad y/o depresión, haber tenido experiencias traumáticas, no haber aprendido a gestionar mejor nuestras emociones, bloquear nuestros sentimientos en vez de aceptarlos y sanar nuestras heridas, no trabajar nuestro fuero interior y haber dejado en pausa o en el olvido la superación personal...

El estrés nace de un cúmulo de razones

Muchas de las dificultades y sufrimientos a nivel personal, me di cuenta que venían de mi. Era sencillo que yo dijese que todo mi estrés se debía a mi maternidad, echar la culpa a nuestro alrededor es reconfortante, que se ocupen los demás de hacerme sentir bien, y yo no he de hacer nada, soy la víctima. 

Pero estamos tapando el origen de los problemas. Si ocurre algo en nuestro interior, tenemos que detenernos y escucharnos. A veces se hace duro quedarse escuchando sin rendirse y es pesado superarlo, pero es la única manera de sanarnos. Aunque hayas tratado de olvidar lo que te daña, se queda grabado en el subconsciente y por mucho que evites pensar en el tema, tu cuerpo seguirá sufriendo hasta que pongas fin al asunto.

 La época en la que naciste donde las cosas se veían de otra manera y la educación era distinta, tiene mucho que ver. Y que te toquen padres muy autoritarios, y con una crianza adoptada nada positiva, merma el autoestima y deniega la evolución sana y necesaria para la vida. Experiencias y situaciones que desencadenan en malestares y estrés permanente y que no se es consciente del daño interno que causa si se ignoran las alertas del cuerpo.

Nunca es tarde para actuar, aunque hay quienes dicen que a cierta edad es imposible cambiar, yo creo que no. Quizá nos cueste más porque durante muchos años nos hemos habituado a ser de x manera y ser nosotros los que demos el giro y debamos eliminar lo que queremos dejar de hacer, es un trabajo duro y largo.

Pautas para sobrellevar bien la crianza de tres hijos o más

  • No asustarse: los cuidados más tensos son de bebés y los hijos no se quedan bebés eternamente, van creciendo y la crianza se va haciendo mucho más fácil.
  • No exigirse tanto: no hay que llegar a todo ni ser como las demás, la maternidad no es una competención, no tenemos que llevarnos el medallón.
  • Oidos sordos a palabras necias: no dejes que te influyan los comentarios de terceras personas. 
  • Aceptar los errores: no hay que castigarse por equivocarse, los errores forman parte de la vida y nos permiten aprender.
  • Fomentar autonomía: que los hijos se hagan autónomos es un deshaogo de trabajo, pero también es necesario para el desarrollo adecuado de los hijos.
  • Informarse o formarse para no esforzarse en vano: cuando nos informamos para ser buenas madres y empezamos a saber cómo educar de forma respetuosa, es una guía y un apoyo para poder disfrutar más de la maternidad.
  • Escribir y no querer saberlo todo de memoria: tener todo escrito es mejor para organizarse y no olvidarse. Querer acordarse de todo, satura y estresa (y no hace falta).
  • Pensar en una misma: haz actividades que te hagan sentir mejor y concreta momentos para desconectar y descansar fisica y mentalmente.
  • Dar preferencia a lo importante: anteponer lo importante a lo menos importante y mientras se van haciendo cosas ir descendiendo, sin preocuparse en exceso y con tranquilidad.
  • Tener ayuda: es injusto hacer todo sola. Si se tiene pareja, ésta ha de ayudar con los hijos porque son responsabilidad de los dos y la responsabilidad compartida es menos estresante.

¿Te sientes estresada por tener tres hijos? Yo no, yo nací estresada xD


También te puede interesar

1 comentario:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.