Maternidad

Comer mal estando embarazada

junio 01, 2018



Erróneamente se cree que en el embarazo la única responsabilidad alimentaria es comer por dos, multiplicando las calorías y rellenando el cuerpo como una salchicha.

Si comes multiplicado por dos, no sólo no consigues el objetivo de alimentarte bien a ti y al feto, sino que además pones en riesgo a tu cuerpo, se puede llegar a tener sobrepreso y diabetes gestacional. 

Comer de más no es sano y no podemos pretender hacer lo correcto de esta manera. 
Comer de cualquier manera no es sano

Comer poco o medio bien tampoco es tan completo, quizá no se sufran ciertas enfermedades por obesidad pero igualmente habrá falta de nutrientes. Estar delgado por muy buena figura que se tenga, no significa tener una vida sana, y es mucho mejor ir a un nutricionista.

Yo he sido siempre de tipín, justa de peso, y si cogía cinco o diez kilos, con los vómitos del embarazo y luego la acidez que me quemaba el esófago, los perdía todos y me quedaba escuchiminizada.

Como casi todos los mortales, comía a mi modo, basándome en mis gustos y tratando de hacer variedades acordes a mis platos preferidos. Verdura, pasta, arroz, pescados, marisco, fruta... suponía que comía genial.

Si por mi fuera, comería mucho mejor, me decanto por una comida bastante sana, sencilla y nutritiva. Es como si me lo pide el cuerpo y así como bastante bien sin dificultad, me gusta todo lo que como. Pero habiendo más personas conmigo, mi marido y los peques, tenemos que entendernos. Para no cocinar dos platos diferentes por falta de tiempo y para no malgastar la comida, hacemos lo mismo para todos, y ellos no son de comer como yo.

Ir al nutricionista para una dieta personalizada en el embarazo

Al nutricionista nunca en mi vida he ido, pensaba que sólo era para cuando querías adelgazar. Ni se me ocurrió acercarme, y mal que hice. El nutricionista es una  un profesional sanitario experto en alimentación, nutrición y dietética.

En el embarazo puede orientarnos para llevar una dieta sana individual basada en nuestras necesidades nutricionales según nuestro peso y como esté nuestra salud. En cada trimestre del embarazo se van necesitando diferentes indicaciones de alimentación, en variedad y en cantidad. 

Incluso en los momentos en los que estemos de lleno con los vómitos y no podamos ingerir nada durante mucho tiempo, podremos recibir los consejos del nutricionista para seguir alimentándonos bien apesar de las dificultades al comer. 

¿Es malo comer mal en el embarazo?




La embarazada que no se alimente bien puede sufrir mareos o tensión baja, a mí me pasaba. Sentía que me iba a desmayar, me entraban sudores y no podía estar de pie (me pasaba en medio del supermercado siempre).  

Todo lo que el feto coge de su madre, se lo quita a ella, y si ésta no recupera esa pérdida con una buena alimentación, se quedará desprovista de ello y no le quedarán reservas. 

El feto es un ser que se está formando en el interior de su madre, si éste no recibe los suficientes nutrientes como para poder formarse correctamente, su desarrollo se verá dañado. La creación del bebé tiene varias etapas y pasa por fases complejas, por lo que la alimentación tiene que ser muy buena para lograr cubrir todas esas necesidades tan grandes. 

Hay estudios que demuestran que el cerebro del bebé puede deteriorarse, que el cociente intelectual puede reducirse y que puede derivar en trastornos de la conducta. Sin duda, somos lo que comemos, es tan importante llevar una buena dieta que el acto más responsable durante un embarazo es ir a un nutricionista y por supuesto preocuparse en no quedarse con hambre ni mucho rato sin comer para evitar daños al feto.

En mi primer embarazo fue cuando comí peor debido a lo difícil que fue con las molestias, y en los otros dos fue mucho mejor porque no sufrí tanto y las incomodidades duraron menos. Aun así cuando supe que hubiese sido mejor ir a un nutricionista me sentí mal, porque un nutricionista te indica al detalle qué puedes comer durante todo el día repartiendo las comidas en cinco veces. Si tuviese otro hijo, me gustaría poder hacerlo para que la alimentación sea  lo más completa posible.

¿Has ido al nutricionista en el embarazo? ¿Comías bien en el embarazo?

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.