Maternidad

Matrona o ginecólogo ¿qué es preferible?

junio 19, 2018




Como siempre que he estado embarazada he ido a clínicas privadas, no tenía mucha información sobre matronas. A los ginecólogos los conocemos más porque retumban en las conversaciones típicas femeninas.

Al ginecólogo es imprescindible ir para hacer chequeos del aparato reproductor, al empezar a tener relaciones sexuales, para escoger un anticonceptivo, si tenemos una infección vaginal etc. 

La matrona está reservada únicamente para partos. Si nunca antes tuviste un hijo, no te enteras de lo que es. En las clínicas privadas, es decir, cuando decides tener un hijo por lo privado en vez de por lo público, el seguimiento del embarazo lo hace un ginecólogo.

Si te decantas por parir en el público, te atenderá una matrona. Yo fui un par de veces a la matrona de mi pueblo porque la clínica a la que iba estaba muy lejos y en esos momentos no podía. 

Estaba confundida y nada más entrar la lié con mil preguntas diciéndole: ¿qué es la matrona? ¿qué diferencia hay entre matrona y ginecólogo? ¿qué hace la matrona? ¿qué es comadrona?

La mujer estaría alucinando, la pobre. Me respondió todo aunque la vi con pocas ganas de estar informándome correctamente. A parte de que no me enteraba de nada, soy muy investigadora y quiero saberlo todo, es por eso que estuve muy preguntona.

¿Qué elegirías matrona o ginecólogo?

No puedo comparar según mi experiencia de qué prefiero, si matrona o ginecólogo porque sólo he estado siguiendo el embarazo con ginecólogos. Con los ginecólogos no he tenido muchos sustos, y depende de la personalidad de éste.

En mi primer embarazo cuando estaba en el sexto o séptimo mes, tuve muchísimas contracciones seguidas de Braxton Hicks y fui a urgencias de una clínica y me decían que tendría que provocar el parto porque el bebé no estaría bien con tanta contracción.

Pasé de todo porque no quería hacerlo y el argumento no me convencía, y finalmente parí de forma natural en la semana 37 y mi hijo nació sano.

Y en el segundo que fue otro lugar, me sugirieron hacerme cesárea porque en las últimas semanas del embarazo tenía la tensión alta. 

La razón era porque estuve muy estresada por un problema familiar y cuando lo solucioné, de pronto mi tensión volvió a la normalidad y tuve un parto natural y a término.

En el tercer embarazo acudía a Teknon  allí se me respetó mucho siempre, no se me insinuó hacer cesárea ni intervenir en el parto si no fuese necesario. 

¿Cuál es mi percepción de la matrona?

Considero que es una profesión admirable y bonita. A mí me gusta mucho, porque como me fascina todo lo relacionado con el embarazo y el parto, hasta a veces he pensado que habría sido feliz si hubiese ejercido de matrona.

En las visitas que tuve con mi matrona vi que ella informa, como mucho te toca la barriga o hace tactos vaginales aunque no lo suelen hacer excepto por necesidad o por petición de la embarazada. También tiene un aparato para escuchar los latidos del corazón del feto.

Me parece que son maravillosas porque tienen una forma muy natural de hacer los seguimientos y ellas están especializadas en el parto natural, nunca intervienen en partos en los que se emplea cirujía.

Pero personalmente me molesta que se la empequeñezca tanto. ¿Por qué no pueden hacer ecografías? ¿Por qué no pueden tener acceso a más recursos? No entiendo que en un centro donde te visitas con la matrona te tenga que hacer la ecografía una ginecóloga.

Qué es mejor matrona o ginecólogo

Como siempre soy muy imparcial porque quiero ser coherente y justa con todos. Tanto matronas como ginecólogos son buena opción, lo fundamental es que quien te toque te caiga bien, te trate bien, respete tus decisiones y te de confianza. 

Puedes encontrar matronas simpáticas y matronas bordes, ginecólogos simpáticos y ginecólogos bordes. No creo que haya un porcentaje más alto de unos que de otros. 

Mujeres que dan a luz en el mismo hospital no tienen las mismas experiencias. Depende de la persona que te toque, de su humor ese día, de la casualidad o del destino, vamos. No todo se puede controlar ni se puede planear al completo, hay cosas que se escapan de nuestras manos.

Si una no se siente bien con quien le ha tocado pues que cambie de persona o de hospital/ centro. No hace falta aguantar a nadie ni pasar mal las visitas de embarazo porque eso augura mal parto. Es necesario sentirse bien con el profesional que nos trata, porque así la comunicación será mejor y disfrutáremos de todo el proceso.

¿Qué prefieres matrona o ginecólogo?


También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.