Maternidad

Mujeres con depresión postparto, existen, y no se les critica, se les ayuda

junio 16, 2018



Cuando veo noticias de mujeres que abandonan o que matan a sus bebés, me quedo en shock, pero mi parte humana reluce, y me dice el subconsciente, de que por muy salvaje que parezca, esa mujer no habrá tenido a su bebé y le habrá deseado ese destino final, porque sí. Casos de mujeres psicópatas que actúan con maldad, las habrá, igual que hay hombres así, hay de todo en la viña del Señor. Pero vamos, que en vez de limitarnos a juzgar los actos, sería más sensato, averiguar las causas.

Siempre analizo la situación:
  1. En qué momento de su vida se encuentra esta mujer.
  2. Qué podría haberla llevado a ello.
  3. Por qué el acto está relacionado con el bebé.

Y me doy cuenta de que: acaba de parir, puede estar desbordada, pero peor aún, depresiva, y el bebé fue su victima, porque primero ella fue victima de su depresión. Todos los casos de muerte o abandono de hijo, suelen ser pocos días o semanas de nacer un bebé.

Criticar es impulsivo, empatizar requiere más tiempo

Todavía hay mucha ignorancia, y poca información sobre la depresión postparto. Se asocia a una actitud tristona egoísta de una mujer que por el agotamiento se comporte malamente con su alrededor y tenga mal humor. Pero la depresión postparto es mucho peor. Es un sentimiento de autodestrucción masiva, en la que quien se ahoga en su malestar interno es la mujer. Y el bebé es el que más puede sufrirlo porque es el más dependiente de su madre.

Hay muchos niveles de depresión, por eso no todas las parturientas que pasan por la depresión postparto, se sienten igual ni se comportan de la misma manera, pero en lo que sí están todas de acuerdo es en que es muy duro.

Puede suceder por el jaleo hormonal, por la dificultad de ser madre, por las exigencias interminables del bebé, pero cuando nos sentimos demasiado mal muchas veces es debido a que hay más razones como no tener el apoyo necesario de la pareja o de la familia. La crianza no puede atribuirse a una sola persona, por eso siempre se habla de tribu. Llevar la maternidad en soledad puede ser desolador.

La depresión postparto no es un caso aislado, y se tiene que prevenir de muchas maneras

Yo también tuve depresión postparto

Podemos pasar por momentos difíciles de nuestra vida que aparecieron antes del embarazo o durante él. Puede ser que durante el embarazo o al nacer el bebé, hayan problemas de pareja. Muchos hombres quieren desentenderse de su rol como padres, y quieren que toda la responsabilidad recaiga en la mujer, y eso propicia mucho la depresión postparto más cruel. Hay quienes hacen sentir que porque las mujeres sean las gestadoras y las únicas dotadas para amamantar, somos las únicas que tenemos que dedicarnos al bebé. 

Cuando una mujer planea un embarazo, se le debería de hacer un chequeo de su estado de salud físico, pero también mental para prevenir la depresión y la ansiedad en el embarazo. Cuando una mujer está embarazada, hay que prevenir la depresión y la ansiedad para que no pase su embarazo por el bienestar de ella y del feto y para que el postparto no sea una revolución de angustias. Cuando una mujer ha dado a luz, se tendría que hacer un diagnóstico para prevenir la depresión postparto y hacer un seguimiento durante al menos los primeros meses después del parto, para acompañarla psicólogicamente y evitar que tenga depresión o ansiedad.

No se tiene que descuidar nunca la salud mental de las mujeres, pasamos por muchas situaciones complejas, ser mujer es lo más bonito, nacer mujer es un privilegio pero también conlleva muchas responsabilidades por nuestra biología, que nos exigen mucho más que a los hombres. Un padre también es bueno que sea diagnosticado, prevenir depresiones en todo el hogar es bueno, involucrar el padre en la crianza desde el nacimiento es genial para que él no se diferencie tanto de su mujer. Cursos o libros de información gratuitos para los padres sobre cómo acompañar a la mujer tras parir, cómo ponerse en su lugar, cómo no juzgarla, cómo ayudarla, y cómo participar con ella mediante la paternidad sería una gran opción.

Miedo al que dirán

Las mujeres estamos vigiladas con lupa, todos siguen nuestros pasos, tenemos que dar la talla siempre, y somos muy juzgadas por todo. No digamos que la depresión postparto es conocida y está asumida en la sociedad porque no es así, más bien se denota una gran falta de empatía con quienes se enteran de que una mujer pasa por ello. Vienen los comentarios de critiqueo dañino tipo "oh, si acaba de tener a su bebé, como no puede estar feliz", "hay quienes no pueden tener hijos y ella se arrepiente, qué mal repartido está el mundo", "qué le puede causar depresión, hay mujeres que se entristecen con cualquier cosa". 

Sin nisiquiera haber cometido ningún delito, solo por sentirte depresiva, se te señala como una desagradecida, una persona fría sin sentimientos y caradura que no aprecia el momento de su vida tan especial como es el nacimiento de su bebé. No te atrevas nunca a decir que te sientes incapaz de cuidar al bebé, que te cuesta levantarte de la cama, que sientes como si tu cuerpo se quedase inmóvil, que te es difícil ser madre, que necesitas ayuda en tu crianza, que se te hace dura la maternidad, que tener un bebé no es tan bonito ni fácil, que se te tirarán encima culebras...

La maternidad no es fácil, esa cara tan amable y fabulosa que se presenta continuamente de sentirse divina y contentísima las 24 horas después de ser madre, y que es muy sencillo ser madre, y que todo se basa en tips y en cultivarse como persona, puede descolocar y dañar el autoestima de muchas madres. Ser madre es muy complicado, podemos reeducarnos para sobrellevar todo de mejor manera, y para poder disfrutar de nuestra maternidad, todo lo que se pueda, pero no hay consejos ni cursos mágicos para solucionar todas las complejidades.

Exprésate con libertad, no temas, muchas más madres te comprenden



No hace falta ser madre para entender que una persona pueda tener momentos de bajón y actuar de manera distinta que los demás. Pero el hecho de ser madre y de haber podido pasar por la depresión postparto crea mucha más conexión y empatía, porque te hace recordar tu pasado y te traslada a todos los sentimientos que cobijaste en tu cuerpo. 

Muchas más madres pasaron hace años pasaron por esto, otras lo pasaron hace poco y otras lo están sufriendo en estos momentos. Pero a veces hasta podemos olvidarnos, enfriar nuestros recuerdos, anestesiar las emociones y tratar a las parturientas depresivas como si fuesen el mal. Y todo es sin darse una cuenta, por miedo a que no se la juzgue por defender a una mujer depresiva, y sobre todo para que nadie sepa que ella también lo fue.

Normalizando la depresión postparto, conseguimos que la carga psicólogica no se acumule en una persona y que ésta considere que es la única en el mundo a la que le pasa, que es la peor madre del mundo, que es horrible, y que ella misma se odie o se desprecie por culpa de lo que nos transmite la sociedad.

Falta de comprensión y de ayuda

Cuidar a un bebé es un trabajo de 24 horas,  pero ya se encargarán otras personas de hacer sentir a las parturientas, que son unas gandulas que no hacen nada en todo el día y que sólo saben quejarse. La madre hace mucho esfuerzo por su bebé, se dedica exclusivamente a él y se sacrifica día a día. El dormir mal se sabe que es el primer causante de tristeza aún sin haber parido, y es lo que más hacemos las parturientas: dormir mal un sin fin de días. 

Y como cuidar al bebé, no es tan simple, la madre necesita ayuda. La madre tiene que recibir ayuda, sí o sí. Toda la familia tiene que volcarse, porque en realidad hacer que el padre sea el único con el que pueda contar es un pasotismo familiar impresionante. 

Las mujeres no somos superwomans, ni tenemos que pretender serlo, hacemos muchas cosas a la vez, tenemos muchas capacidades, pero también nos cansamos, necesitamos dormir, necesitamos que nos cuiden y que nos ayuden. Pedir o necesitar ayuda no es ser débil, no es ser una vergüenza, no es fallar como madre, no es ser egoísta, no es ser exigente, no es querer librarnos de responsabilidades: simplemente es lo que necesitamos de verdad y lo que cualquier persona necesitaría en nuestro lugar.

Algunas madres logran pasar su puerperio con éxito sin lágrimas, otras tienen depresión postparto que intentan ocultar y se tragan su malestar, otras son comprendidas y se atenúa su depresión, otras llegan a niveles extremos, y no encuentran la ayuda psicólogica que necesitan, y llegan a cometer actos que en situaciones normales no se les ocurriría. ¿A quién culpamos, a la mujer, al bebé, a la maternidad en sí, a la pareja, a la familia o al demonio? 

Me parece irracional querer buscar siempre un culpable directo, que si la mujer porque es ella la que cometió el acto, que si el bebé porque era muy demandante, que si la maternidad porque no se debería ser madre ya en estos tiempos por lo dura que es, que si es la pareja porque muchos padres con su machismo hacen enfermar mentalmente a sus mujeres, que si a la familia porque ignoró el estado mental de la madre sin importarle las posibles consecuencias.... y sino, pues que fue un demonio o un espíritu maligno que dominó el cuerpo de la susodicha.

La depresión postparto existe, no hay que pensar en brujería, no se trata de un mal de ojo, ni de seres malvados que nos han elegido para dañarnos, y aunque es cierto que hay muchos factores que desencadenan depresiones que están relacionados con la familia o con la pareja, la razón principal de todas las desgracias que pueden ocurrir, es porque no se previene la depresión postparto, no se hace nada al respecto, no se asesora, no se informa, las matronas no están preparadas para prevenirla, ni las ginecólogas, no se habla de este tema ni antes ni después del embarazo.

Cómo prevenir la depresión postparto

Ser consciente de que puede ocurrir, que es muy común, que es algo normal, que sea normal no quiere decir que sea bueno o fácil de tolerar para la mente humana, pero que una no se sienta extraterrestre. Informarse y leer mucho sobre la depresión postparto, para saber prevenirla, saber detectarla, saber cómo actuar, conocer las herramientas que podemos utilizar para deshacernos de ella, y también informar de ello a nuestro entorno.

  • Evitar la soledad: ser madre nos hace meternos en una cueva en la que nos ocultamos para no fallar a nuestro rol de madre, pero eso no nos tiene que obstaculizar seguir teniendo una vida normal, relacionándonos.
  • Seguir haciendo actividades que nos gusten: Aunque no será tan fácil y tendremos una vida similar a la del koala, tenemos que intentar hacer cosas que nos alegren y nos diviertan.
  • Pasear o hacer ejercicio: que no falte nunca, por poco tiempo que fuese hace mucho bien.
  • Charlar con otras madres: hablar con madres servirá de apoyo, aplicaciones como Wemoms, foros de la red, y grupos de facebook de maternidad son el sitio que tenemos que visitar a menudo.
  • Descansar mucho y hacer poco: descansar tiene que ser la prioridad después de cuidar al bebé, y la casa y otras responsabilidades,  pueden esperar o las puede hacer otro en su lugar. 
  • Pedir ayuda: si las cosas fuesen como deben ser, la mujer no tendría que pedir ayuda, sino que la recibiría sin mediar palabra. Pero si no es así, que pida ayuda y que no sienta vergüenza.
  • Organizarse: Planear cómo se hará todo lo necesario que hay que hacer en nuestra vida con antelación, y si es necesario, se puede contratar a una empleada del hogar que pudiese limpiar y cocinar al menos el primer mes. 
  • Eres buena madre, digan lo que digan, y pase lo que pase: tener sentimientos negativos, no llegar a todo como otras sí lo hacen, recibir críticas destructivas, no tiene que hacerte llegar el mensaje de malamadre. Despídete de la culpabilidad y huye de personas tóxicas.
  • Sé positiva: Esta situación no será para siempre, y un día, no muy lejano, podrás sentir alivio de tantas exigencias y complejidad.

¿Tuviste depresión postparto?



Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.