Crianza

Caída de los dientes de leche + decoración del ratoncito Pérez

julio 26, 2018



A mi hija mediana se le ha caído el diente, hemos estado muy contentos, se ha disfrazado, hemos picoteado cosillas, y lo hemos pasado muy bien. Se está haciendo mayor muy rápido, es la más madura de los tres, se está notando su paso a la madurez, y no nos esperábamos que iba a vivir esta experiencia ya. 

La cosa sucedió mientras estábamos en un restaurante, al comer sintió que se le iba a caer, y al final se le cayó. Sintió una sensación extraña y le salió sangre, nos fuimos al lavabo y la estuve tranquilizando. Le explicaba que estaba creciendo, y que casi ya se estaba convirtiendo en una mujercita, y que a todos los niños de 5 o 6 años se les van cayendo los dientes pequeñitos para dar lugar a los dientes "grandes".

Ella está muy contenta, hemos guardado el diente, y ya tengo dos mellaos en casa, a ver si la peque pronto me da la alegría con su diente caído, que le tocará el año que viene, ahora hará cinco añicos. Uno detrás de otro, y eso sirve para que se apoyen y sirvan de ánimo, uno lo pasó y lo vivieron todos, y no es nada nuevo, ni se asustan demasiado, y se ven iguales, porque coinciden en la misma etapa.

Con mi hija tampoco hemos dicho lo del ratoncito Pérez, porque lo hicimos con el hijo mayor, y ella lo supo.

Decorar la habitación con ratoncito Pérez

Me encantan los accesorios del ratoncito Pérez, por falta de espacio no lo hemos puesto (quizá el año que viene con la peque) pero los detalles decorativos me parecen adorables y muy bonitos. Se haga lo que se haga, siempre se pueden utilizar estas puertas minúsculas para recrear el personaje y/o decorar la habitación de forma permanente (digámoslo tanto para peques como para grandes).


La puerta es de madera 100% artesanal, fabricada, pintada, y lacada a mano y cuenta con el marco en blanco. Es fija, no se puede abrir. Se coloca en la pared fácilmente solo se necesita un poco de cinta de doble cara. Además se puede colocar encima del rodapié, escondida en una estantería o en cualquier lugar secreto de la habitación. El cuento es ilustrado, cuenta con 32 paginas. El set incluye una carta para el ratoncito Pérez y un diario de los dientes para ir anotando todos los dientes que se le caen al niño.


Puerta de madera clásica victoriana, con dintel triangular en la parte superior, pintada en color amarillo y abatible hacia dentro y hacia fuera. Con elementos decorativos, tiene un pomo, un buzón, o una aldaba, y un número de puerta. Incluye felpudo de tela y una cesta de botellitas de leche.










¿Cuándo se caen los dientes de leche?

Los dientes empiezan a caerse hacia los 5-7 años hasta los 10-11 años. 
Calendario de los dientes permanentes

- Dientes superiores  

  • Incisivo central
    Caída: 7 años y medio
    Salida: 7 - 8 años
  • Incisivo lateral
    Caída: 8 años
    Salida: 8 - 9 años
  • Canino
    Caída: 11 años y medio
    Salida: 11 - 12 años
  • Primer molar
    Caída: 10 años y medio
    Salida: 10 -11 años
  • Segundo molar
    Caída: 10 años y medio
    Salida: 12 - 13 años
  • Tercer molar: Salida: 17 - 21 años
  • Primer premolar: Salida: 10 - 12 años
  • Segundo premolar: Salida: 10 - 12 años

- Dientes inferiores

  • Incisivo central
    Caída: 6 años
    Salida: 6 - 7 años
  • Incisivo lateral
    Caída: 7 años
    Salida: 7 - 8 años
  • Canino
    Caída: 9 años y medio
    Salida: 9 - 10 años
  • Primer molar
    Caída: 10 años
    Salida: 10 - 12 años
  • Segundo molar
    Caída: 11 años
    Salida: 11 - 13 años
  • Tercer molar
    Salida: 17 - 21 años
  • Primer premolar: Salida: 10 - 12 años
  • Segundo premolar: Salida: 11 - 12 años
¿Qué hacer cuando al niño se le mueven un diente?

Cuando los dientes de leche se mueven, es porque su raíz se ha reabsorbido por presión del diente definitivo que va a salir en su lugar. Si el diente de leche se mueve debido a la salida de los dientes definitivos, no se tiene que hacer nada, solo se espera a que este proceso ocurra de forma natural. Normalmente los dientes de leche suelen caerse solos, y a veces algún diente no se cae. 

Por lo tanto, no se tendría que intervenir a no ser que la situación se prolongara y el diente definitivo empezase a salir simultáneamente. De ser así, el odonpediatra valoraría si es recomendable extraerlo para permitir al diente permanente que salga y evitar problemas de masticación o problemas para hablar. No debería quitarse el diente en casa ni con hilo ni a mano, aunque a los peques le puede dar impaciencia cuando ven que uno de sus dientes se resiste a caerse del todo. Los movimientos al tratar de sacarlo pueden dañar al diente definitivo que saldrá o a la encía. Es importante que el niño evite tocarse con la lengua para provocar el desprendimiento.

¿Cómo se caen los dientes de leche?

Los dientes comienzan a caerse dejando un hueco por donde aparece el diente nuevo. Lo que sucede es que el diente permanente que está bajo la encía empieza a presionar al diente de leche y éste va aflojándose hasta desprenderse. Al surgir los dientes definitivos, se desgastan las raíces de los dientes de leche. Aunque a veces el diente permanente erupciona al lado del diente de leche y no debajo de él, por lo que no desgasta la raíz y habrán dos dientes juntos, si fuese el caso, hemos de comentárselo al odontólogo.

Como los dientes permanentes son más grandes, al salir se van quedando torcidos pero en el momento en el que se complete la salida de todos los dientes, se irána lineando un poco por sí solos, y si no pues estará la opción de llevar aparatos (yo los llevé).

¿Qué pasa si a mi hijo le tarda en caer los dientes de leche?

No paramos de hacer comparaciones, y eso nos crea muchas más preocupaciones de lo normal. Nos fijamos en el hijo de la vecina, en los primos del niño, en los compañeros de clase, y hasta en los demás hijos. Esperamos que todos los cambios físicos se den al mismo tiempo en todos los niños del planeta, y eso no es así, cada niño tiene su ritmo hasta para que se le caigan los dientes. 

Dicen que si al niño le tardó en salir los dientes siendo bebé, se le caerán más tarde, pero no es nada que esté comprobado científicamente, y si se le caen antes a los niños o a las niñas, pues depende de cada uno. En mi caso, a mi hija se le ha caído meses antes de cumplir los seis, y a mi hijo se le cayó con seis y pico. Es un dato sin importancia, al final se les cae a todos, y terminan por tener los dientes definitivos...

La caída de dientes de leche como signo de madurez

En Waldorf, y está respaldado por la neurociencia, cuando a los niños se les caen los dientes es un signo del cuerpo de que está madurando su cerebro, es como un indicativo de que los procesos formativos y de fortalecimiento orgánico han llegado a su fin evidenciando así que se ha alcanzado la madurez necesaria para que las fuerzas vitales se puedan emplear en tareas intelectuales. La visión de la metamorfosis del peque en los seis años es mágica.

En este umbral del acceso a la edad escolar existe un proceso evidente que no tiene repetición en ninguna otra edad de la vida,  único en la vida humana: el cambio dentario. Del mismo modo como en la época fetal se forman los pimpollos de los dientes de leche en el paladar, se generan los dientes nuevos, duraderos “propios” en el curso de los primeros seis años de vida, ocultos en el paladar. Sacando las muelas del juicio, hasta el tiempo de la madurez escolar, se han formado todos los dientes duraderos. Comienzan a expulsar los dientes infantiles “heredados”, los dientes de leche para establecer como órgano más duro, del cuerpo humano.




¿Cómo vivieron vuestros hijos la caída de sus dientes de leche?



Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.