Crianza

El aire acondicionado no es malo para los bebés ni los niños

julio 23, 2018





El aire acondicionado es uno de los mejores inventos con los que podemos vivir mejor. Pero yo que soy de las puritanas de las de verdad, el día que mi padre puso el aire acondicionado en casa, me molestó mucho.

Solo puso uno y era en el comedor, pero como era un piso pequeño llegaba el aire a toda la casa. No me gustaba el aire,prefería aguantarme. Mi padre no me hacía ni caso y lo ponía muy fuerte. 

Así que en pleno verano se me podía ver en casa con ropa de invierno o con la chaqueta. Recuerdo que cuando chateaba con mis amigas y me veían por la webcam con esa cantidad de ropa se quedaban sorprendidas xD

Para mi disgusto el amor de mis entrañas, era un vicioso del aire, quería aire a todas horas y muy fuerte. Estar a su lado era una tortura cual Polo Norte. Hasta que llegó el día en el que me acostumbré, y él ni quería el aire tanto pero yo sí.

El aire no es malo para los niños ni para los bebés

La costumbre maniática de revelarse en contra de la tecnología no es fundamento válido como para creerse que el aire acondicionado es malo. 

¿De donde se saca que lo es? Es la mejor manera de no achicharrarse con este calor y no tener que sacar las sillas en la calle porque en casa no se pueda estar agusto.

La buena utilización lo es todo

La temperatura no ha de estar muy baja, no ha de haber mucha diferencia entre una habitación y otra en cuanto a temperatura se refiere. Para evitar que hayan resfriados y si hace falta abrigarse, se abriga. 

Lo más dañino es dormir con el aire acondicionado y más cuando toca de cerca. Hay que ventilar y si se renueva el aire con humidificadores mucho mejor para compensar la sequedad.

La limpieza asidua es la única forma de evitar alergias, ya que se acumulan acaros y bacterias en el filtro. Hay que cambiar el filtro una vez al año como mínimo.

La temperatura perfecta sería 23-24º, queremos estar fresquitos, no congelarnos. El aire no se tiene que encender y apagar todo el rato, hace cambios bruscos y además puede terminar estropeándose (a mí me pasó).

Se deja en una temperatura estable fija durante todo el día o en las horas de más calor, y así la casa cogerá el fresco y por la noche aunque esté apagado no se sufrira calor y se estará bien.

¿Cuándo hay riesgos?

Yo he tenido épocas de abusar mucho del frío y lo he pasado mal. Nariz entaponada y resfriados como si estuviese en diciembre. Y alguna vez tuve dolor mandibular creyendo que era bruxismo y se ve que era del aire. 

En mi caso es peor porque tenemos el aire encima de nuestra cama, por la instalación y la forma de la habitación es difícil cambiarlo pero pronto haremos modificaciones. 

Lo peor es tenerlo encima y que te llegue el chorro de aire directo a tu cara o a tu cuerpo y más si te duermes y lo dejas encendido porque no dominas bien tus sensaciones y no puedes controlar que pases demasiado frío.

Mis hijos desde bebés han estado expuestos al aire acondicionado de forma razonable y no han cogido enfermedades respiratorias ni han enfermado. Con moderación no pasa nada raro.

También depende de cada uno, hay quienes se ponen enfermos porque son sensibles y sufren más la temperatura. Lo más malo del aire acondicionado en realidad es el gasto, en verano pagamos un pastón por el aire y en invierno por la calefacción y tenemos el gasto durante todo el año aunque nadie puede negar que es un plus de comodidad y bienestar hogareño.

¿Utilizáis el aire acondicionado con los hijos?

También te puede interesar

1 comentario:

  1. Hola!
    El aire acondicionado, usandolo bien (con las pautas que nos dices), no es malo y ayuda a llevar los días de terral...
    Gracias ;)

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.