Maternidad

Consejos para elegir cochecito de bebé

agosto 03, 2018





Buscar un cochecito de bebé es algo emocionante porque quiere decir que estamos preparando todo para la llegada del bebé, esa personita tan especial que se está gestando dentro nuestro.

Pero terminamos necesitando consejos para elegir el cochecito de bebé porque el mundo de los carritos es tan extenso que sin ninguna orientación podemos liarnos mucho.

Elegir cochecito es guay porque conoces todos los modelos y puedes disfrutar haciéndote una mini-experta en carritos, pero al momento de utilizarlo no puedes saber qué te servirá y qué no porque la experiencia es lo que nos hace autosuficientes para no equivocarnos.

La ayuda u orientación de un familiar o amigo también puede servirnos y cuando más se aprecia es al ser primeriza que no cuentas con experiencias anteriores y digámoslo alto y claro, en las tiendas siempre te recomendarán lo más caro y te encasquetarán muchos accesorios para inflar el precio.

Me gustaría poder recomendar tiendas que hagan preguntas para ver cuál sería el carrito más adecuado para cada madre, porque no todas tenemos las mismas necesidades ni le damos la misma utilidad. Pero no me he topado con gente sincera, sino que si colaba pues que me gaste más sin pensar en mí.

Situación personal de cada una


  • Si es el primer bebé el desembolso es más notable porque hay que comprar absolutamente todo pero no dejes que te convenzan para comprar cosas que no hacen falta.
  • Si es el primer bebé pero te regalan o prestan pues te ahorras tener que comprarlo todo o algunas cosas.
  • Si es el segundo bebé y has guardado lo del hijo anterior no hará falta comprar nada a no ser que se haya deteriorado mucho por el uso, que se haya roto o que se haya perdido. Siempre puedes comprar uno porque prefieras uno más moderno, pero en principio no es imprescindible si están en buenas condiciones.
Utilidad del carrito
  • Lo utilizarás en todo momento.
  • Lo utilizarás a ratos.
  • Lo utilizarás combinándolo con el porteo.
  • Lo utilizarás sólo al salir y entrar en el coche en situaciones concretas como buscar a los demás hijos del colegio.
Qué se desea del carrito

  • Que sea ligero y que se pliegue fácilmente.
  • Que no ocupe mucho espacio.
  • Que no sea demasiado ancho.
  • Que sea lo último en carritos
  • Que sea moderno pero no tan novedoso
  • Que sea cómodo y ligero sin importar la marca.
  • Que sea barato sin importar las características.
  • Que sea de x marca sin preferencias.
  • Que sea con o sin accesorios como el trío.
Tipos de cochecitos

El más barato es el carrito cuna, que consiste en la simplicidad de un carrito normal de paseo que se puede echar para atrás para que el bebé esté estirado que esa es la posición adecuada. Sirve para recién nacido y luego se modifica para cuando se pueda sentar, pero el punto negativo es que es menos bonito de apariencia, aunque es genial para quien quiere ahorrar.



Cochecitos cómodos para sacar y meter al bebé del coche sin llantos




Poder acoplar la sillita de grupo 0+ al chasis y a parte de que si el bebé duerme no se le molesta, también es más útil para la madre porque así no tiene que hacer mucha cosa, y para ir rápido en salidas y no complicarse la vida, va genial. El carrito dos en uno Doona es el claro ejemplo de simplicidad que además evita mucho bulto, el problema es que los bebés no pueden estar reclinados mucho tiempo y que sirve para momentos concretos y cortos. Si utilizas el portabebé siempre o si lo quieres para momentos de entrar y salir sin molestias, vale, sino pues depende.

Los tríos: tres en uno


A no ser que se utilice portabebé, esta es la mejor opción y mi preferida, que es todo lo que necesitamos al tener un bebé: sillita 0+ que se tendrá que comprar sí o sí al ir en coche, capazo para que el bebé esté en la posición correcta que es convertible a sillita de paseo que durará hasta los tres o cuatro años que es cuando los niños dejan de utilizar el carrito. Otra opción sería comprar por separado y de marcas diferentes teniendo en cuenta el precio, pero si se quiere y se puede, es más "bonito" comprarlos todos de la misma marca porque combinan entre sí, y se pueden utilizar siempre. 

Carritos para mamás runners


Si para ti es una rutina y una forma de mantener un estilo de vida saludable es corriendo, hay carritos para runners que son más adecuados y específicos. Yo no corro y si corriese lo haría sola, me molesta tener algo en mis manos, pero si no tienes tiempo de dejar al bebé con nadie y quieres aprovechar al poco de parir cuando te sientes mejor y correr, pues bien hecho. Estos carritos suelen tener tres ruedas, dos detrás y una delante para agilizar el carrito he ir más rápido.

Carrito gemelar para gemelos o para hijos seguidos



Nosotros hemos tenido dos, uno que compremos de segunda mano y otro que nos tocó para ser testers. Va bien cuando los niños son tan pequeños que no puedes vigilarles ni llevarles de la mano a todos a la vez, y si son gemelos también porque están en la misma etapa. Cuando se trata de hijos seguidos, la utilidad puede ser muy corta, porque por muy seguidos que sean terminan creciendo y no sirve tantos años, o te cansas de utilizarlo porque ocupa mucho espacio. Aunque vivas en la ciudad, hay muchísimas calles estrechas que te harán la vida imposible. Por eso yo opto en estos casos por uno muy bueno y ágil que sea cómodo o sino de segunda mano. Aunque los carritos gemelares en línea son más prácticos, para el niño que va detrás es agobiante porque no ve nada.

El patín no me gusta nada

Está está opción para no tener que coger un carrito gemelar, pero a mí no me gusta nada, aunque puede servir e ir bien en ciertos momentos, utilizarlo siempre ha de ser agotador tanto para el niño que está en una posición incómoda que no le deja poder estirarse ni apoyar la espalda y para la madre que tendrá al hijo pegado a su cuerpo ocupando mucho espacio entre ella y el carrito. No me veo con uno de estos.

El carrito-patinete 




Este lo conocí con el carrito Roller Buggy que es una especie de carrito que detrás lleva incorporado un patinete, me parece buena idea para no cansarse de empujar con los brazos, y por dar más ligereza, pero parece un carrito para escalabrarte xD me pregunto: ¿hay frenos? ¿va a demasiada velocidad? ¿es seguro para el bebé? ¿se puede volcar el carrito? que otros lo prueben y que me lo cuenten.

El carrito-bicicleta




Es parecido al carrito anterior pero en vez de ser un patinete con el que tienes que empujar con un pie en el suelo, en este, Taga Bike, es más cómodo porque estás como en una bicicleta, y sin hacer equilibrio, y vas pedaleando. También se puede encontrar con dos plazas para peques gemelos o seguidos. Lo bueno que tiene es que haces ejercicio y al mismo tiempo llevas a tu bebé en el carrito sin cansarte mucho caminando, éste puede ser que me lo comprara yo :)


¿Uno caro o uno barato?

Yo era de comprar uno medio-medio porque lo barato no me gusta nada, por mucho que estemos en tiempos de crisis, y me decanto porque me guste, claro. El que hemos tenido siempre por una razón y otra fue el de chicco, y no fue por nada en concreto, ya que no entendía mucho de carritos, y tampoco quería comerme la cabeza. Le daba poca importancia. Al tener el segundo y tercer bebé me empecé a dar cuenta de la diferencia entre unos carritos y otros, y que notodovale. 

Pero como ya tenía carrito de antes, utilizaba el que teníamos para no malgastar. Nos duró y perduró y lo tuvimos hasta que la pequeña tuvo tres años y lo terminemos tirando porque del trote se estropeó. Es decir, que para otro hijo tendría que tener uno nuevo, y con este si viniese, que luego nunca se sabe, sí compraría uno más caro pero que fuese de calidad, sin fijarme tanto en el precio.

Cuando probamos el carrito de Baby Monsters, era un carrito doble, pero pude comprobar por mí misma lo especial que era la marca Monsters. Ese día se confirmó mi deseo de elegir carritos mejores porque son una pasada. El llevar carro cansa y quita las ganas de pasear, no es una exageración decir que cuanto más cómodo y ligero, mejor. Esta marca me ha dejado un buen sabor de boca y además me encanta su diseño, la que también me gusta mucho es Bugaboo que no he visto de cerca muchos de estos carritos pero informándome los veo a menudo y es de los mejores. 

O sino en las páginas de segunda mano podemos encontrar el carrito que queremos a precio de ganga sin tener que renunciar a la calidad. Lo malo es que si te lo mandan desde otra ciudad, puede que tenga defectos y que te hayan tomado el pelo, y si te lo traen a casa o vas a buscarlo, has de probarlo y mirarlo bien para evitar estafas. Es un riesgo que se corre, que mucha gente engaña para ganarse un dinerillo y no es sincero para poder venderlo.

Consejos extra

  • Si solo tienes un hijo y no quieres tener más, no sé si vale la pena comprarse un carrito caro, aunque también es verdad que por mucho gasto que sea, tener un hijo único también se quiere disfrutar, que solo será una vez. 
  • Si se quiere tener más hijos, comprar un carrito caro pero bueno, es una inversión que se disfrutará siempre porque nos hará estar más cómodas, nosotras y los peques. Y servirá para los siguientes hijos, para los que no hará falta comprar otros carritos por la resistencia de éste.
Si ya no vas a tener más hijos, y quieres deshacerte del carrito, si no está estropeado, venderlo de segunda mano es genial, yo estoy muy a favor porque te lo quitas de encima y te llevas un dinero que recuperas del gasto, y al mismo tiempo ayudas a otra familia a que pueda conseguir un carrito de calidad con un precio más bajo. Los carritos de calidad se venden mucho de segunda mano, si pones un precio justo y coherente que no te haga perder mucho dinero pero que tampoco se aproveche del comprador, es una buena salida. O si le regalas el carrito a un familiar, te lo agradecerá mucho, es un buen detalle. 

Hay que recordar que los capazos y sillitas 0+ solo duran como mucho seis meses, porque es para los primeros meses de vida del bebé, y sabiéndolo, es necesario valorar si en vuestro caso queréis comprar unos caros o baratos. Si compráis todos de la misma marca siendo caro, o éstos dos más baratos porque se utilizan menos tiempo y la sillita de paseo de 6 meses a cuatro años aproximadamente que sea más cara y mejor. 
Testar: Lo bueno de ir a tiendas físicas donde hayan muchos carritos es que puedas probarlos aunque sea en la misma tienda, que la posición, altura y tamaño del carrito pueda ser analizado por tí misma te convencerá más a la hora de comprar.
El tamaño es importante no sólo para poder entrar en todos los sitios que queramos sino también para que el maletero no se quede lleno y no podamos poner nada más. El peso puede hacer que queramos dejar de sacar el carrito, plegarlo y meterlo y sacarlo del coche o de casa a de ser sencillo (todo lo que se pueda). Las ruedas grandes siempre van bien aunque se esté en la ciudad, así que cuanto mejor sean más agusto se estará. Es imprescindible que giren hacia los lados y no que sean de adelante para atrás solamente.

También te puede interesar

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    En mi caso yo elegí el que me gustaba pero mirando que fuese seguro para la espalda(fue hace años y algunos tenían diseños que no me convencían), que no fuese muy pegado al suelo para evitar que el bebé respire la polución, que plegase...y el precio no lo miré mucho porque en mi familia cuando nace un bebé entre abuelos y tíos compramos todo lo imprescindible; carrito, cuna, bañera, trona...pero a gusto de los papis así que miré y elegí uno de mi gusto.
    Como mis hijos se llevan un año el peque aprovechó el carrito y un poco la sillita, luego ya compré dos iguales(gemelar no por razones varias)y me arreglé.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.