Sobre mí

junio 10, 2017



¡Hola! Soy Anabel, mamá de estas tres estrellitas que iluminan mi vida de felicidad. Siempre tuve claro que quería ser madre joven de familia numerosa, con lo que todo esto conlleva. Desde que empecé con mi proyecto mamá, llevo 6 años cambiando pañales, haciendo potitos caseros y limpiando manchas interminables, enseñando a caminar a uno y a otro, de ver crecer unos dientecillos por aquí y otros por allá, pasando de un terrible two a otro terrible two, de escuchar el "yo solito" de uno y de otro, multiplicando por tres la labor de madre dedicada tiernamente a sus polluelos :)

Os cuento, mi hijo mayor tenía problemas con el lenguaje y el aprendizaje en general, y necesitaba mucha más ayuda de la que recibía en la escuela. Yo no tengo formación de docente, pero tuve confianza en mí misma y sentí que si se quiere se puede. No cuestioné mi capacidad y tomé cartas en el asunto, investigando todas las tardes por la red, para descubrir cómo ayudar a mi hijo a mejorar. Me descargué mucho material con los que mejoró y dio un gran cambio y me topé con la filosofía Montessori que terminó por completar  el método de aprendizaje que necesitábamos en casa. Fue conocer este maravilloso método y me atreví mucho más, yo que estaba temblando de miedo por todo lo que debía hacer, sin experiencia y sin asesoramiento, creía que no iba a conseguirlo, pero sí, enseñé a escribir y a leer a mi hijo.
Con mis dos hijas que nacieron poco después de él, fui poniendo en práctica lo que iba aprendiendo, y comprobé que aprendían mucho más y que se sentían mucho más felices. Por otro lado, la manera de educar a los niños, a mí no me gustaba nada, no estaba muy a favor de castigar y premiar, ni tampoco de gritar, ni de seguir pensando que los niños son 'malos' y que son un sufrimiento. Este tipo de mentalidad no podía seguir. No me culpaba porque sabía que fue lo que vi de pequeña y que no conocía otra manera de relacionarse con los hijos, pero desde que supe de la disciplina positiva, nuestra vida no tiene nada que ver. Ahora siento lo que es tener una familia y vivir en armonía. Por fin entendí la psicología de los niños, el por qué son como son, y hallé la paz de poder convivir con mis hijos comprendiendo su desarrollo, acompañándoles y pudiendo ser más paciente.
Evidentemente no todos los niños son iguales, cada uno tiene su propio carácter y su propio ritmo para avanzar y desarrollarse, pero el ambiente que haya en casa influye mucho en cómo serán. Lo queramos o no, terminan siendo un fiel reflejo de nosotros. Nos ha caído una buena, porque a veces no nos sentimos preparados o pensamos que será muy difícil cambiarnos, y no digo que no, cualquier cambio cuesta un mínimo de 21 días para que se implante, pero os prometo que a la que veáis los resultados del cambio, os sentiréis lo suficientemente motivadas para continuar.

Quiero que este blog sea como mi segundo hogar 2.0, porque es así como yo lo siento, un lugar donde expresarme y contar mis experiencias compartiendo todo lo que hago con mis niños y lo que voy aprendiendo para todas aquellas mujeres que les interese y que necesiten leer directamente de madres reales, que lo cuentan todo para acompañar y apoyar virtualmente a las demás, a aún no mamás, a mamás primerizas e incluso a mamás de familia numerosa.

¿Os quedáis para descubrir todo lo que quiero compartir?

¡Bienvenidas!





También puedes contactarme aquí:

0 opiniones interesantes:

Si compartieras tu opinión conmigo dejándome un comentario, me dará mucha alegría :) ! Siempre contesto todos los comentarios y si tienes web, déjamela a la vista para que pueda visitarla y comentar también ;)