Cinco frases Montessori para enseñar al hijo a desarrollar una mentalidad Montessori



Empezar el colegio con confianza y positividad es una excelente manera de preparar al hijo para que vaya bien en el curso. Y hay cinco frases prácticas que se pueden usar en el hogar para ayudar a reiterar lo que el pequeño aprende y que le permitirá tener una mentalidad Montessori.

 1. “Estás haciendo un gran progreso”: La educación Montessori se centra en la motivación intrínseca y en el desarrollo de una mentalidad de crecimiento. En lugar de elogiar la rapidez con que el hijo completó su trabajo, o lo fácil que fue para él, comenta cómo se concentró durante mucho tiempo y perseveró a pesar de los desafíos. Al elogiar los esfuerzos del hijo por el resultado, eso le ayudará a aprender que todo es posible si se lo propone. 

Resultado de enfoque: “Estás haciendo un gran trabajo”. 
Enfoque de esfuerzo: “Veo que te has concentrado mucho en tu trabajo”. 

2. “Esa es una gran pregunta, ¿crees que puedes resolverla?”: Alentar la independencia es un concepto Montessori importante que conducirá al hijo a desarrollar un fuerte sentido de sí mismo. Cuando tu hijo te haga una pregunta, aliéntale a buscar la solución y perseverar hasta que descubra la respuesta. Al mostrarle al hijo que es capaz de buscar respuestas, aprenderá a confiar en sí mismo y en su capacidad para resolver problemas. 

Pregunta del niño: “¿Sabes dónde está mi zapato?”.  
Respuesta de los padres: “¿Cuál fue el último lugar donde lo dejaste? Podrías empezar buscando allí.

 3. “¿Qué piensas de tu trabajo?”: El autoanálisis es una gran parte de la educación Montessori. Le enseña al hijo a convertirse en su propio guía, y en su propio maestro, a través del poder del autodescubrimiento. Para alentar al hijo a desarrollar las habilidades de autoanálisis, invítalo a evaluar su propio trabajo, en lugar de mirar a los demás para recibir su aprobación. 

Enfoque de aprobación: “Tu imagen es hermosa”. 
Enfoque de autoanálisis: “¿Qué piensas de tu foto? ¿Cómo decidiste qué dibujar y qué colores usar?”. 

4. “Dime de qué manera te gustaría ayudar”: Asumir responsabilidades es importante para el desarrollo del niño y su comprensión de cómo funcionan las comunidades. En el salón de clases Montessori, los niños son responsables de cuidar su entorno y se enorgullecen de regar las plantas, de empaquetar, y mantener ordenado el aula. Es importante que los niños aprendan a asumir nuevas responsabilidades, pero también que puedan pedir ayuda cuando la necesiten. Si el hijo se siente abrumado por la dificultad de una tarea, aliéntalo a pedir ayuda para que la tarea sea más manejable, sin ofrecerle “salvar el día”. 

Tomando el control: “Déjame hacerlo por ti”. 
Fomentando la independencia: “¿En qué parte te gustaría ayudar?”. 

5. “Parece que realmente estás disfrutando de tu trabajo”: Alentar al hijo a perseverar frente a la adversidad es una habilidad necesaria que los capacitará para valorar el proceso y superar los desafíos así como el progreso. Con algunas actividades y tareas, su hijo puede sentirse tentado a darse por vencido, especialmente si no le es fácil. Aliéntalo a valorar el proceso, a reflexionar sobre lo que disfruta al completar su trabajo y las lecciones que aprende. 

Elogiando resultados: “Completaste tu trabajo a la perfección”. 
Fomentando la resiliencia: “Cuéntame acerca de tu trabajo, ¿cuál fue tu parte favorita?”.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Zapatos colegiales lavables miMao


Hace dos semanas que mis hijos empezaron el colegio, los tres se ponen uniforme, en el colegio en el que van los de parvulario solo se ponen chándal y los de primaria se ponen el chándal y la ropa de bien vestir como digo jeje en la escuela hay por un lado el centro de infantil que es desde los 4 meses hasta los 5 años, y en el otro centro, desde primero de primaria hasta bachillerato.

El uniforme lo llevan todos los niños desde infantil hasta la E.S.O, en bachillerato ya no. Es algo que no logro entender, porque si se crea el hábito de llevar uniforme, no veo lógico que se deje de exigir después. Compramos el uniforme en el Corté Inglés, que es la única tienda que vende todas las prendas. Al principio es un buen gasto, pero luego da para mucho, porque se reutiliza constantemente, y pasa de unos hermanos a otros.

Toda la ropa es unisex, menos los pantalones de tela, que pese a que las niñas también llevan pantalones, pero tienen un diseño que se asemejan a las faldas, tiene un toque distinto que es para las niñas. Es un diseño perfecto, yo creía que era falda, pero como este año mi hija empezó primaria, y se lo tuvimos que comprar, me enteré mejor.

Lo que sí cambiamos cada año con seguridad, son los zapatos, ya que del trote que les dan, se estropean del todo o ya no les vienen, y los zapatos, no son como la ropa, no se tiene que compartir,  es malo para los pies. Pues cuando los peques tienen que ponerse el uniforme se les pide llevar unos zapatos bonitos de estos como de gente de negocios. A mí me encantan, son muy elegantes, resistentes y cómodos.


Este año hemos elegido los zapatos colegiales de miMao, mi niña empezaba este curso ilusionada, y yo quería que fuese vestida a su gusto. Era complicado encontrar zapatos colegiales bonitos, de calidad y que gustasen a la criatura. En miMao, encontremos unos zapatos para niñas a lo merceditas, con un toque súper original de una flor en el velcro.



Lo que me encanta es que son de suela dura, no como otros zapatos colegiales que se doblan con facilidad o que cuando pisas piedras y demás cosas que suelen haber por el suelo, se clavan en la planta del pie, y hacen daño. No dan esa sensación de debilidad ni de incomodidad, por lo que la peque los utiliza agusto.



Lo alucinante de estos zapatos es que son de piel 100%, y ademas lavables, no se van a echar a perder por meterlos en la lavadora, la plantilla es Memory foam, combinada con una suela de goma antideslizante, es antibacteriana, absorbente, es extraíble para poder limpiar los zapatos y es transpirable para un mayor confort. La puntera está reforzada para propiciar una mayor durabilidad, que es la parte que se estropea más rápido. Son hechos en España, lo que nos da más confianza y nos confirma la calidad de los zapatos.




Desde bien pequeños, siempre se aconseja que los hijos lleven zapatos que tengan velcro para fomentar la autonomía, y que ellos puedan ponérselos y quitárselos, sin ayuda de nadie, y con facilidad. No aprietan ni van ajustados, ni causan heridas por rozaduras, son duros sin que ello reste comodidad, y protegen más a los pies de los golpes.





Personalmente me encanta que los zapatos tengan una flor, hace que la niña que lo lleve le guste más el diseño, y no se vea tan serio ni tan genérico. Pero para las niñas que prefieren que no lleve nada, también se pueden encontrar sin flores. Para los niños hay otros zapatos colegiales pero con las mismas características, y con velcro, que es lo más adecuado para pequeñicos. También hay otros zapatos iguales pero con el diseño más similar a bambas, por si se quiere un estilo distinto al clásico.


Para los días de educación física, en los que tienen que llevar chándal, tienen que ir con bambas o zapatos deportivos, totalmente blancos. Me parece bien porque es más bonito cuando es todo simple, y es que tanto estos zapatos como los anteriores, por no tener adornos ni más colores hace que peguen con todo tipo de ropa. Hablamos de la misma calidad, aunque sean otros zapatos distintos, por lo que se hacen ideales, y perfectos para que nuestros hijos los utilicen en el colegio, y fuera de él.



Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Imprimible: ideas para calmarme


Los niños tienen momentos en los que se enfadan o se ponen nerviosos, y les cuesta deshacerse de esta emoción. Así que los adultos tenemos que enseñarle tácticas para que puedan calmarse. El pdf que he realizado es gratuito, da ideas para que los niños se puedan tranquilizar de forma autónoma, leyendo lo que pone, y si todavía no sabe leer se le puede explicar lo que es cada cosa, y fijándose en el dibujo podrá recordarse.

clicar encima de la imagen para ver bien

Podéis descargarlo aquí, se trata de ir doblando cada cuadrado y que se convierta en un mini libro.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Por qué los niños juegan?




La educación más eficaz es la que durante ella el niño puede jugar en medio de cosas bellas. Platon

Peter Gray, profesor de psicología en Boston, estima que los niños son conducidos a jugar por su instinto. La naturaleza humana quiere que los niños jueguen.

En este caso, la pregunta es: ¿por qué la naturaleza humana quiere que los niños jueguen?

A lo largo de nuestra evolución como especie, la selección natural seleccionó este tipo de actividades para crear conexiones neuronales necesarios a los aprendizajes.

El juego, y particularmente el juego social entre niños de todas las edades, es el medio en el que la naturaleza encontró para asegurar que los niños practicaran y aprendieran las competencias, los valores, y los conocimientos que necesitan adquirir para ser adultos.

Para Peter Gray, el juego libre es el centro del desarrollo de los niños.

El juego sirve para las funciones de la educación

No hay nada mejor para aprender que el juego. André Stern

Es a través del juego como los niños aprenden que son capaces de controlar su vida, como experimentan este control. Mediante su naturaleza misma, el juego desarrolla:
  • La cooperación.
  • Las relaciones complementarias.
  • Las tomas de decisión.
  •  La autonomía personal.
  •  La inteligencia emocional.


Los juegos motores (tobogán, bicicleta, pelota) son los mejores soportes de las interacciones entre niños de 3-4 años. un poco más tarde hay confrontaciones de puntos de vista, intercambios de conocimientos en los juegos de imitación. Los juegos simbólicos colectivos son tiempos fuertes de sociabilización y de construcción de las primeras amistades. Los juegos de manipulación (puzles) incitan al juego individual y al desarrollo de la funciones ejecutivas.

Lawrence Cohen escribió:

El juego es el medio de cuyo disponen los niños para expresarse, ellos y sus emociones.

El mundo del niño es un mundo de emociones intensas que no puede expresar plenamente excepto a través de juegos espontáneos. Jugar cura las heridas, libera las emociones y disuelve tensiones. El juego enseña a los niños lo que pueden expresar sin poner en peligro lo que sienten. Garry Landreth y Linda Homeyer

Si quitamos el juego libre y autodirigido a los niños, se les priva de la posibilidad de:

  1.     Aprender lo que necesitan para vivir (leer, escribir, contar, adentrarse en roles sociales, utilizar gestos cotidianos).
  2.     Utilizar herramientas de la cultura en la cual pertenecen.
  3.     Entender que el mundo no es tan aterrador como parece.
  4.     Sentir felicidad y orgullo.
  5.     Hacer “como si fuera” y alejarse de la realidad mediante la imaginación.
  6.     Mejorar su relación con los demás.
  7.     Confrontar puntos de vista.
  8.     Practicar la empatía.
  9.     Superar el narcisismo.
  10.     Crear e innovar.
  11.      Liberar las emociones y curar las heridas emocionales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vida práctica Montessori: recortar papel



Descripción del material 

  • Una bandeja o una cesta con unas tijeras de punta redonda. 
  • Una caja con series de tiras de papel de distintos tamaños (descargar aquí).



Edad de primera presentación: 3 años.

Objetivos directos 
Ofrecer al niño la oportunidad de recortar papel de manera ordenada, armoniosa y autónoma

Objetivos indirectos 

  • Coordinación motriz de los movimientos: desarrollo y autonomía psicomotriz. 
  • Desarrollo de la voluntad y de la concentración. 
  • Preparación de la mano para la utilización de herramientas y precisión del gesto. 
  • Construcción del pensamiento lógico. 
  • Construcción de la confianza en sí mismo. 


Presentación 

Presentar una serie mediante presentación. Una vez que el niño integra la primera serie, pasar a la segunda y así sucesivamente hasta la última.


  1.  Invitar al niño a que vaya a buscar el material en la estantería. 
  2. Disponer en la cesta varias hojas de una misma serie (aumentando la dificultad en cada serie, la primera es de un solo corte de tijeras). 
  3. Coger las tijeras con la mano derecha y el papel entre el índice y el pulgar de la mano izquierda, luego recortar por encima de la bandeja. 
  4. Recoger el material una vez el interés del niño se termina. 
  5. Reciclar o tirar a la basura el papel recortado. 


Punto de interés 
Las líneas para recortar y las tijeras

Tips para enseñar a recortar

Elegir las tijeras
  • Unas tijeras para preescolar
  • Tijeras para la mano izquierda para los zurdos.
  • A algunos niños les va mejor las tijeras adaptadas.


Coger bien las tijeras: ver vídeo



Actividades para preparar

Recortar plastilina, ello exige menos presión y precisión que recortar el papel, luego se puede pasar a la lana o a al hilo.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR