Experiencias infantiles

Port Aventura con niños: nos hemos llevado a los tres

enero 03, 2018




De pequeña, no sé con qué edad, quizá con 13-14 años más o menos, fui a Port Aventura con mis padres y unos amigos suyos. Nos venimos en autobús, y nos quedemos todo el día desde la mañana hasta la noche. Esta vez hemos ido a Port Aventura con los tres niños.

Pocas cosas me acuerdo ya de ese día porque han pasado un montonazo de tiempo (¡qué tiempos aquellos!) y lo que más me viene a la mente es que me encantó comer rollitos de primavera en el restaurante de la zona China, que algunas atracciones me mojé como un pescaito, y que en el Dragon Khan casi me parto el cuello jajaja Nos acordamos siempre de lo malo, más que de lo bueno, y los aromas y sabores de la comida, también se quedan grabados en la memoria para siempre.

Qué molona y refrescante fue nuestra vuelta en canoa


Desde entonces no volví a ir, la verdad es que me olvidé por completo. Hasta que me hice madre y todos estos lugares de ocio, volvieron a mi vida. Estaba completamente perdida porque no me acordaba de muchas cosas, y quien llevó todo fueron mis padres, no tenía ni idea de lo que se tenía que hacer.

Teníamos muchas ganas de poder volver a vivir esta experiencia tan divertida, y que por primera vez la disfrutáramos en compañía de nuestros hijos. No nos habíamos lanzado aún, porque al ser cinco personas el precio es elevado, y temíamos que los peques no pudieran subirse a muchas atracciones debido a su edad y altura.

Nos hemos mareado un montón 


Una de las mayores frustraciones para padres e hijos que acuden a Port Aventura, es que le digan que no puede subirse aunque esté acompañado de un adulto. Si por la edad del peque no puede montarse en tantos sitios, es mejor esperar a que crezca, a no ser que se diga, bueno el peque que se monte donde pueda y mientras otros familiares se van montando en otras atracciones.

En nuestro caso, nosotros vamos los cinco juntos. Si los niños no se pueden montar, normalmente no nos montamos porque queremos pasarlo a lo grande todos. Aprovechamos las atracciones en las que ellos se pueden subir, al menos uno de ellos como mínimo.

La primera vez que vinimos fue en verano de 2017, nos lo pasamos muy bien, pero el calor me ahogaba y la peque que tenía tres años y medio, no se podía montar en casi nada, y estaba todo el rato molestada la pobre.

Los peques conducían los buffalos


Si sois como yo, que sólo vais para montaros juntos en todas las atracciones posibles, y no queréis hacerles esperar para montaros en las atracciones que queráis, la edad que recomiendo para ir con peques es con 4-5, aunque si es con 5 mucho mejor.

Había que disparar a las luces


Hemos vuelto a ir aprovechando estos días vacacionales de Navidad, y me ha gustado mucho. Por un lado porque yo soy alguien que aguanta mejor el frío que el calor, y al hacer fresquito aceptable, hemos podido disfrutar mucho más sin cansarnos tanto por el calor. Ha sido la segunda vez que vamos y ya conocíamos mejor las zonas y el recorrido, por eso hemos ido más rápido, hemos aprovechado mejor el tiempo acudiendo a las atracciones donde podemos subirnos todos juntos, y luego en las que se suben dos de ellos.

Vueltas, vueltas y vueltas 


En muchas atracciones aunque dejaban subirse a dos de mis hijos, uno de ellos no podía si no había otro adulto. Mi marido se quedó con la peque esperando a que saliéramos. Pero lo que hacen para solucionar rápido el problemilla, es que el otro hijo se queda esperando y cuando terminas, se sube y el otro se espera en el mismo lugar. Esto nos libra de muchas situaciones en las que no nos hubiéramos podido montar ninguno.



Uno de nuestros tips ha sido utilizar el pdf de los requisitos de altura en las atracciones de Port Aventura. En el documento, nos salen los nombres de todas las atracciones separadas por zonas y temáticas, donde se indica a partir de qué altura se pueden montar los niños, y en qué casos necesitan un adulto acompañante. Nos ha ahorrado mucho tiempo y dolores de cabeza, porque en lugar de hacer la fila, que puede durar hasta 40 minutos, y saber al llegar allí si los peques pueden subirse o no al medirles, es desesperante. Antes de ir a una atracción miramos el pdf o si no nos apuntamos en un papel los nombres de las atracciones que sabemos con seguridad que podrán montarse. Podéis descargar el pdf aquí


En el Ferrari Land no nos hemos montado porque no es de la edad de ellos y tampoco me atrevía jajaja se ve que es una atracción nueva de 2017, y se ve muy guay desde el otro lado del parque. Quizá un día nos animemos a asomarnos y chafardear la zona :)



Nuestras zonas preferidas son Far West y China, pero en todas partes hemos visto atracciones que nos ha gustado. Hay mucha varidad, y cantidad de atracciones, todas son muy versátiles, tienen diferentes grados de velocidad. Te mojas, vas a una velocidad alucinante, te llenas de adrenalina, superas tus miedos, te deshaces del estrés de golpe y de todo el negativismo, disfrutas como un pequeñín, compartes momentos en familia inolvidables.

La casa del terror a partir de 8 años


Ir a Port Aventura es de las actividades en familia que más me gustan, y que merece la pena ir siempre que se pueda. Una opción que estamos teniendo en mente, ahora que los peques crecen y saldrá rentable, porque podrán subirse en casi todas las atracciones es, el carnet que se paga una vez al año y puedes ir las veces que quieras. El viaje hacia allí son unas horitas, porque nos queda lejos, pero vamos con alegría e ilusión, ¡ya sabemos lo que nos espera!

El bosque encantado en miniatura

Decoración navideña

Está abierto todo el año, yo que pensaba que sólo abría en verano jejeje pero en enero abre la primera semana, durante febrero está todo el mes cerrado, la última semana de marzo abre y los demás meses está abierto siempre, menos en noviembre y diciembre que hay muchos días en los que está cerrado, es preferible mirar el calendario con sus respectivos horarios cuando se quiera ir. 

En invierno lo único que he visto distinto es que hay menos gente, pero no quiere decir que sea poca, habían filas enormes, y mucha gente entraba y salía a todas horas. Hay mucha decoración navideña, papanoeles, muñecos de nieve de plástico, un árbol grande de navidad, hay una pista de patinaje sobre hielo y el parque cierra antes, a las 19h, en verano creo que cerraban a las 22h.

Las callejuelas



Port Aventura no sólo es atracciones, también está llena de calles para pasear, ves paisajes, como si de un pueblecito se tratase. Venden dulces, accesorios para hacerse fotos con la cámara, palos para los selfies, accesorios, juguetes, y souvenirs. Todas las zonas están llenas de quioscos con bebida, picoteo, helados, palomitas y algodón de azúcar. Nosotros fuimos a un restaurante que es marisquería, se llama Racó del Mar. Todo lo que habíamos comido nos encantó. Hay muchos puestos de comida rápida, de los cuales mi preferido es el bocadillo de tortilla de patata. 

¿Habéis ido a Port Aventura?


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

3 comentarios:

  1. Hola Anabel!
    Que buenos recuerdos recuerdos me trae port aventura❤.
    Me lo dejó apuntador para cuando mi niña llegue a los 4 años, así lo gozamos toda la familia.
    Gracias por tanta información.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.