Maternidad

Buscar embarazo teniendo ansiedad

agosto 22, 2018




Una cosa es tener ansiedad por quedarse embarazada, ya que los intentos y la espera puede angustiar mucho, pero yo me refiero a tener ansiedad por motivos ajenos y buscar un embarazo.

Mis hijos han crecido mucho, son muy autónomos, yo me siento más preparada física y psicológicamente, nuestra situación familiar va mejorando en muchos aspectos, y como a mí me gustan las familias grandes y me gustaría tener otro seguro, me planteo el embarazo. El problema viene cuando parece que es el momento casi perfecto si no fuera por la ansiedad.

Quiero otro hijo pero la ansiedad me frena

Sé que no es mi culpa que tenga ansiedad, que yo soy víctima de mis emociones y de las situaciones complicadas a las que he sido expuesta sin elegirlo. Sé que tener un hijo por tener ansiedad no es un crimen, y que mi hijo no me culpará nunca por ello, y que yo no puedo detener mi vida ni despedirme de mis sueños por la ansiedad. Pero prefiero retrasar el embarazo hasta que vea que la ansiedad no interferirá en mi felicidad, y que podré disfrutar de mi embarazo y postparto todo lo que deseo.

Quiero disfrutar del próximo embarazo como si fuese la primera vez 

El embarazo es una experiencia única e irrepetible, el feto siente todo lo que su madre le transmite, es la ocasión perfecta para conectar, y relajarse al máximo por el bien de los dos. No quiero estar más tristona y verme con imposibilidad de disfrutar del embarazo, no quiero perderme la emoción del +, de los meses, de las ecografías... tampoco quiero jugarme un mal postparto que me pueda derivar a depresión y en pocas palabras, que no aproveche la felicidad del nacimiento del bebé y me pierda la dulzura de esos días que no volverán. 

Si tuviese otro hijo, quiero ser muy responsable, porque ya tengo tres, todo lo que he ido aprendiendo a base de experiencia propia y de lecturas, me obliga a ser mucho mejor madre. 

Yo no tomo medicación para la ansiedad ni tengo pensado hacerlo, ya que yo con las drogas legales tengo mi propia opinión, y las evito todo lo que puedo. Así que mi esfuerzo por recuperarme y librarme de la ansiedad no es sencillo pero tengo la firme convicción de que un día lo conseguiré y ese día tomaré la decisión.

En pausa por el momento 

Mientras sigo aprendiendo, continuo con ese moldeamiento interno de cambiarme y de a la vez autocuidarme y tener mis ratos de descanso, de hacer lo que quiera o de no hacer nada, de evadirme de todo, de quitarme responsabilidades y de conectar conmigo para sanarme mis heridas e impedir que aquello que no puedo cambiar y que me azota duramente, que deje de causarme tanto dolor y pueda dominar mis emociones y mis reacciones para sobrevivir a esta amargura y llevar el timón de mi vida.

Por qué esta vez sí espero a eliminar la ansiedad y antes no lo hice

Antes no me daba cuenta de que yo tenía ansiedad, mi madre siempre me decía que yo era nerviosa y achacaba mi actitud a mi carácter. Creía que sería que nací así y que debía aceptarme.

Hasta que leyendo, que leer nos hace libres de la ignorancia y de los prejuicios, supe que yo no era ni nerviosa ni nada, yo sufría y mi sufrimiento tenía nombre: ansiedad.

La ansiedad tiene altibajos, una vez que se presenta parece no despedirse jamás, como un acompañante que quiere estar a tu lado aunque le rechaces. Pese a ello si equilibras tu vida, puedes tener temporadas de cero ansiedad como si no la hubieses conocido nunca pero se es más propenso a tenerla de golpe si sucede una situación estresante. 

Hace dos años me enfrenté a realidades hirientes, que traté de ignorar toda mi vida y que por más que no quisiesen estaban ahí. Una vez creada la consciencia, intenté cambiarlo, pero por más que quise no pude. La frustración de no poder eliminar algo que hiere interminablemente es deprimente. Este tiempo me lo tomo como una mala digestión que está sanándose de lo que digirió, y poco a poco me doy fuerzas para pasar página y dejar de dar importancia a lo que no merece la pena y sobre todo a ver lo bueno y no embobarme con mis desgracias.

¿Pasaste un embarazo con ansiedad o retrasaste el embarazo por ansiedad?

También te puede interesar

3 comentarios:

  1. Hola.
    Yo nunca he tenido ansiedad pero mi hija la tuvo cuando falleció mi padre de repente y es horrible, no sabes qué hacer para ayudar...es muy duro y si yo lo pasé mal no puedo ni imaginar como lo pasó ella. En su caso, por ahora, no se ha vuelto a repetir pero hay que estar pendientes.

    Creo que haces bien en retrasar el embarazo, es un momento para ser feliz y es una etapa preciosa. Seguro que cuando lo decidas va a ser el moemnto perfecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapisima,

    No tengo hijos pero sabes que me encanta leerte siempre que pueda aprender algo, soy muy nerviosa y me he identificado contigo en todas tus palabras.

    A veces pienso si llegado el momento de tener la estabilidad para tener hijos querre tenerlos o siempre pensare "no es el momemto, los tendre cuando este tranquila" (cosa que no suele suceder, la tranquilidad y yo parece que no nos llevamos bien jeje)

    Me ha gustado mucho leerte y me has invitado a la reflexion. Gracias Anabel 💜

    ResponderEliminar
  3. Siempre aprendo mucho con tus posts!!besos

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.