Maternidad

Cómo tomar el sol para obtener la vitamina D

agosto 16, 2018




No odio al sol, ni mucho menos. Me encanta la luz natural que proporciona, una de mis necesidades es vivir en una casa luminosa con muchas ventanas, porque a parte de ahorrar en electricidad, la luz natural tiene un gran impacto en nuestra salud y en nuestro ánimo.

Ayer hice referencia a que yo no no tomaba el sol.  Escogí un título que fuese corto y tocase el tema directamente sin rodeos. Es cierto que desde tiempos inmemorables yo no tomo el sol como se suele hacer, porque ya no quiero ser morena, quiero ser blanca, aprendí a quererme y no necesito ser diferente. 

Ser blanco es bello, no dejes que te engañen

Para gustos los colores, claro, pero eso no quita que el blanco sea hermoso. Hay que pasar de la gente, esa idea de que la piel blanca es vergonzosa y fea, viene de la ignorancia y del repetir sin cuestionar lo que se dice. La piel morena es bonita pero la blanca también, recuerda a la porcelana, a la nieve y a aquella sutil belleza de tiempos de antes donde se apreciaba con creces y se sacaba partido de ella. La palidez es preciosa, destaca una gran luminosidad y hermosura, si nos sonrojamos nos salen coloretes sin maquillaje que dan un toque elegante. ¡Fuera complejo!

Si no le gusta tu color, que se busque a otra persona

Y por supuesto, que nadie se empareje con quien le pretenda cambiar y no le quiera tal como es. No hay nada más tóxico que una pareja que te presione para que te vayas a tomar el sol, y te discrimine por tu color. Mándale a freír espárragos, por favor.

El sol sí pero poco y bien

El sol es una necesidad básica, con él tratamos algunas enfermedades, psicológicamente nos calma y nos disminuye la ansiedad, nos prepara para que de noche durmamos con más facilidad y nos proporciona la vitamina D.

Pero claro, tomar el sol solamente para adquirir esta magnífica vitamina, no hace falta que sea mucho rato ni tampoco se haga a cualquier hora. Es muy saludable y necesario, si se hace bien contribuimos a nuestro bienestar.

Cómo tomar el sol para tener buena salud

Cada país tiene sus propias características distintivas que le hacen que no sirva lo mismo para todos. Así que aclaro que hablo de España, y aquí en verano se recomienda tomar el sol 7 minutos (o hasta 25-30) y en invierno 45 minutos (ó una hora y pico) tres veces a la semana teniendo un 20% del cuerpo descubierto y sin ponernos cremas protectoras, evitando siempre las horas de mayor radiación, eligiendo las primeras del día o las últimas poco antes del ocaso. 

Se puede tumbar bajo el sol, o simplemente sentarse o pasear. La vitamina D es sumamente importante ya que se ocupa de fijar el calcio en el organismo y así evita el riesgo de padecer osteoporosis. Por supuesto que podemos encontrar alimentos que contiene esta buscada vitamina pero el sol no debería de olvidarse porque tiene más beneficios como el de relajante y el de favorecer buen humor, yo le llamo el rayito de la felicidad :)

¿Es bueno que los hijos tomen el sol?

Los niños pequeños han de salir a la calle siempre para que les toque el sol. La vitamina D es necesaria para todos pero en especial los peques porque es básica para el desarrollo y el crecimiento de sus huesos. 

Pero los bebés no tienen que ser expuestos deliberadamente al sol porque su piel es más fina y su sistema inmunológico es más frágil, es más riesgoso que se quemen y que puedan correr el riesgo de tener cancer de piel. 

Hay que tener especial cuidado en los seis primeros meses, hasta los dos años no se recomienda que se exponga a los bebés directamente al sol por mucha crema protectora que se utilizase. Si se sale a la calle en pleno sol, les ponemos el fotoprotector correspondiente y nos resguardamos debajo de un árbol o de cualquier sombra que haya por nuestro alrededor. Evitando siempre las peores horas del día.

Mientras que el bebé no puede tomar el sol, recibe la vitamina D mediante la lactancia materna o las leches de fórmula enriquecidas en vitaminas, y luego al introducir alimentos lo va obteniendo de su propia alimentación. 

Suplementos sí o no

Dicen que los niños de ahora necesitan más tomar suplementos porque no pasan tanto tiempo en el aire libre y garantizar una alimentación con la suficientr cantidad de ésta vitamina es complejo. Y pese a que la leche materna tiene todas las vitaminas necesarias para un buen desarrollo del bebé y la leche de fórmula está preparada con dosis “perfectas”, se recomienda dar suplemento de vitamina D a bebés.

No sé qué decir, a ninguno de mis hijos les mandaron tomarlo así que no puedo dar mi opinión y como hay un poco de confusión en el tema y hay todo tipo de opiniones pues que cada una pregunte al pediatra y se fije en sus hijos por si viesen alguna deficencia.

El síntoma más evidente de deficencia de vitamina D en niños es el raquitismo, piernas arqueadas y debilidad ósea. Lo mejor es prevenir tratando de que nuestros hijos lleven una alimentación lo más variada posible.





Leche cruda no.

En los adultos podemos tener posibles síntomas de deficiencia si:

  • Tenemos enfermedades del sistema respiratorio con asiudad: resfriados, gripes, neumonía, bronquitis...
  • Fatiga y cansancio frecuente.
  • Dolor muscular y espalda.
  • Depresión.
  • Dificultad para cicatrizar heridas.
  • Pérdida de masa ósea.
  • Pérdida de cabello.
En caso de duda hemos de acudir al médico para que considere si necesitamos un suplemento o no.



También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.