Recomendaciones

LIBRO: un juguete nuevo, cómo manejar los celos

agosto 18, 2018



Los celos son esa sensación de haberlo perdido todo, de perder tu existencia, tus cualidades, tu felicidad, es algo que todos hemos podido sentir alguna vez a lo largo de nuestra vida, sobre todo de pequeños que es cuando no sabemos manejar bien nuestras emociones, y no sabemos actuar tan correctamente en ciertas situaciones.

De adultos, con la madurez y el autoaprendizaje o con el buen ejemplo que podamos llegar a tener, esos celos desaparecen para siempre, porque nos damos cuenta de que son dañinos, primero para uno mismo porque hace sufrir y puede llegar a convertirnos en tiranos, y porque desmerecer las virtudes de los demás no es sano para nadie, la humildad y el apreciar lo bueno de los demás, nos hace vivir mejor.

Luego tenemos esa llamada "envidia de la buena", que es envidiar a alguien por algo bueno que hace o que tiene, y esas ganas de parecernos, nos empujan a esforzarnos para lograr lo mismo. Si ese sentimiento no es de desear lo malo, ni de odio, puede ayudar a que nos superemos y cojamos de modelo a otras personas que puedan alentarnos.

La editorial SM, sacó recientemente una línea de libros sobre las emociones utilizando historias de cine de Disney, aquellos dibujos que son una influencia importante para nuestros hijos, son utilizadas para enseñar lecciones, y extraer aprendizajes necesarios para nuestros hijos. Me gustó porque los protagonistas son los personajes favoritos de los peques y son más receptivos en cuanto a poner una gran atención y a reflexionar en profundidad.

Nosotros hemos leído el libro de un juguete nuevo que trata la historia de Toy Story. Elegí este libro porque primero, siendo milennial, esta película la vi en mi infancia muchas veces, aún sigue gustándome, y me hacía ilusión tener el libro entre mis manos y leerlo con mis hijos. Asimismo, este libro forma parte de la colección de Disney sobre las emociones y en este caso, los celos.

Cuando eres madre, sabes que habrán celos al tener un hijo, con un hijo único pueden haber celos con el primo, con el niño de no sé quien de familia lejana, con el vecino, con un chiquillo cualquiera de la calle, con un niño del colegio... y si tienes más hijos, te mentalizas con que habrá una barbaridad de celos, que podrás enderezar para que disminuyan, pero que estarán ahí porque los peques por su inmadurez, no podrán evitar tenerlos.

Al tener mi segundo hijo, presencié unos celos desbordantes, no todos se presentan de la misma manera, porque tiene mucho que ver el carácter de los hijos, por eso con la tercera, no hubo una cosa tan exagerada. Con el tiempo todo se calma, pero aún así, los conflictos entre hermanos perduran y una madre tiene que estar preparada para todo :)


La historia de Toy Story, se resume y se enfoca sobre todo en el mensaje principal que nos quiere mandar la película, los celos entre el vaquero y el Buzz. El pequeño Andy, tiene muchos juguetes, pero hay uno que es su preferido, Woody,  y al llegar otro muñeco nuevo y más novedoso, éste se preocupa muchísimo de perder su lugar.

Buzz, es admirado por los demás juguetes de la habitación, y se interesan demasiado en él, olvidándose de Woody. Los errores de los demás, eligiendo a uno y dejando de lado al otro, hace que éste último se sienta mal y pueda empezar a tener celos, que es lo que le pasó. 

Los celos son malos, nos hacen enfadarnos, y hacer cosas que no están bien, que pueden incluso llevarnos a hacer daño a alguien, y sentirnos mucho peor por el arrepentimiento y el malestar interno que supone.

Woody olvidó lo que le hacía especial, y se centró en todo lo que tenía Buzz y él no, pero un día Buzz vio que él no era tan diferente, y que por supuesto no podía volar, eso hizo que todos se vieran por igual y que no se discriminasen. Lo que les facilitó valorar lo que se le da bien a cada uno, porque todos tenemos algo que se nos da mejor. 

Para sentirnos bien, debemos valorar todo lo bueno que tenemos nosotros mismos y que tienen los demás. Como Woody y Buzz, que han logrado ser amigos ¡y hasta volar juntos!
Al final del libro, encontramos recomendaciones para las familias por Begoña Ibarrola, licenciada en psicología, que desde 1994 realiza cursos de Educación Emocional en varios Centros de formación para Profesores dependientes del Ministerio de Educación, y desde el año 2000 es profesora del Máster de Musicoterapia de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. 

Se nos explica en qué consisten los celos y por qué aparecen, que no se tienen que reprimir ni descuidar, se pueden manifestar en forma de enfado o de tristeza, dependiendo del niño y se tiene que tener presente que la razón es porque los niños temen perder el amor de sus padres, ayudarles a afrontar sus celos supone también desarrollar su autoestima, aumentar su autonomía y enseñarles a valorarse a sí mismos. 

Nos enseña a cómo reconocer los celos desde distintas perspectivas, fijándonos en la actitud del hijo, y en ciertos actos que nos delatan que está en esa fase. También nos avisa hacia quién o qué pueden haber celos, para que no nos engañemos pensando que los celos pasan contadas veces y en pocas circunstancias, cuando las posibilidades pueden extenderse y estar prevenido puede solucionar problemas mayores. Saber reaccionar ante los celos de nuestros hijos es lo más importante, y lo que hará que vaya a peor o a mejor, por eso es imprescindible informarse de ello, Beñoga Ibarrola, da unas pautas breves y concisas para que no cometamos errores y sepamos por donde ir.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.