Montessori

Cinco frases Montessori para enseñar al hijo a desarrollar una mentalidad Montessori

septiembre 25, 2018



Empezar el colegio con confianza y positividad es una excelente manera de preparar al hijo para que vaya bien en el curso. Y hay cinco frases prácticas que se pueden usar en el hogar para ayudar a reiterar lo que el pequeño aprende y que le permitirá tener una mentalidad Montessori.

 1. “Estás haciendo un gran progreso”: La educación Montessori se centra en la motivación intrínseca y en el desarrollo de una mentalidad de crecimiento. En lugar de elogiar la rapidez con que el hijo completó su trabajo, o lo fácil que fue para él, comenta cómo se concentró durante mucho tiempo y perseveró a pesar de los desafíos. Al elogiar los esfuerzos del hijo por el resultado, eso le ayudará a aprender que todo es posible si se lo propone. 

Resultado de enfoque: “Estás haciendo un gran trabajo”. 
Enfoque de esfuerzo: “Veo que te has concentrado mucho en tu trabajo”. 

2. “Esa es una gran pregunta, ¿crees que puedes resolverla?”: Alentar la independencia es un concepto Montessori importante que conducirá al hijo a desarrollar un fuerte sentido de sí mismo. Cuando tu hijo te haga una pregunta, aliéntale a buscar la solución y perseverar hasta que descubra la respuesta. Al mostrarle al hijo que es capaz de buscar respuestas, aprenderá a confiar en sí mismo y en su capacidad para resolver problemas. 

Pregunta del niño: “¿Sabes dónde está mi zapato?”.  
Respuesta de los padres: “¿Cuál fue el último lugar donde lo dejaste? Podrías empezar buscando allí.

 3. “¿Qué piensas de tu trabajo?”: El autoanálisis es una gran parte de la educación Montessori. Le enseña al hijo a convertirse en su propio guía, y en su propio maestro, a través del poder del autodescubrimiento. Para alentar al hijo a desarrollar las habilidades de autoanálisis, invítalo a evaluar su propio trabajo, en lugar de mirar a los demás para recibir su aprobación. 

Enfoque de aprobación: “Tu imagen es hermosa”. 
Enfoque de autoanálisis: “¿Qué piensas de tu foto? ¿Cómo decidiste qué dibujar y qué colores usar?”. 

4. “Dime de qué manera te gustaría ayudar”: Asumir responsabilidades es importante para el desarrollo del niño y su comprensión de cómo funcionan las comunidades. En el salón de clases Montessori, los niños son responsables de cuidar su entorno y se enorgullecen de regar las plantas, de empaquetar, y mantener ordenado el aula. Es importante que los niños aprendan a asumir nuevas responsabilidades, pero también que puedan pedir ayuda cuando la necesiten. Si el hijo se siente abrumado por la dificultad de una tarea, aliéntalo a pedir ayuda para que la tarea sea más manejable, sin ofrecerle “salvar el día”. 

Tomando el control: “Déjame hacerlo por ti”. 
Fomentando la independencia: “¿En qué parte te gustaría ayudar?”. 

5. “Parece que realmente estás disfrutando de tu trabajo”: Alentar al hijo a perseverar frente a la adversidad es una habilidad necesaria que los capacitará para valorar el proceso y superar los desafíos así como el progreso. Con algunas actividades y tareas, su hijo puede sentirse tentado a darse por vencido, especialmente si no le es fácil. Aliéntalo a valorar el proceso, a reflexionar sobre lo que disfruta al completar su trabajo y las lecciones que aprende. 

Elogiando resultados: “Completaste tu trabajo a la perfección”. 
Fomentando la resiliencia: “Cuéntame acerca de tu trabajo, ¿cuál fue tu parte favorita?”.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

También te puede interesar

1 comentario:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.