Crianza

Cómo empezar el colegio sin agobios

septiembre 04, 2018


¡Yujuuuuu! Empieza el colegio, y nos mostramos contentos y con nervios para que empiece el nuevo curso. Es algo especial sobre todo para la chiquitilla mediana de la casa que empezará primaria, despues de la alegría que nos dio este verano con su diente caído  irá a otro centro que está separado de la etapa infantil, pero afortunadamente verá a su hermano así que se sentirá arropada en este cambio.

Evidentemente nosotros hablamos de la escuela como un lugar maravilloso y que nos encanta, aunque el sistema educativo me atragante, pero mientras la situación sea así y no se pueda hacer nada, hay que saber adaptarse y tener paciencia.

Jamás reaccionamos ante la vuelta al colegio como una desdicha, podemos hacerlo sin maldad exteriorizando el desagrado de que se acaben las vacaciones tan rápido, de que tengamos que volver al trabajo y por ende dispongamos de menos tiempo para estar todos juntos... pero hay que moderse la lengua para no transmitirlo a los hijos que son niños que estudian y les queda un largo camino (no les hagamos ver aburrido estudiar) y nosotros por nuestro bien, tendríamos que cambiar nuestra visión.

Trabajar puede ser agotador, y podemos no estar contentos con el sueldo que se nos dé, nos puede tirar para atrás madrugar y tener un tiempo libre muy limitado pero es necesario cambiar la actitud para poder rendir mejor y ser más feliz. Si no puedes cambiar la situación, cámbiate a ti misma.

Tips para una vuelta al cole agradable 

Tendríamos que acordarnos de todo lo necesario para nuestros retoños. La lista de lo necesario para el curso lo tenemos siempre a mano y vamos tachando, teniendo tres hijos es más lioso pero nunca nos ha faltado nada. 

Hay que mirar que no falte el material escolar, los libros y el uniforme. Mis hijos llevan uniforme, nosotros tenemos que comprar la ropa en el Corte Inglés porque el colegio los vende ahí, pero si en el cole de vuestros hijos no os exigen dónde comprar, podéis ir a Marks & Spencer, hay prendas muy bonitas y económicas y en Mimao hay zapatos y bambas colegiales de calidad para que los peques las desgasten jugando y aprendiendo. 

A dormir más pronto

Nos guste o no, los niños tienen que cambiar su horario de dormir, hemos de ir haciendo lentamente que duerman más pronto y que también vayan madrugando más. Los nuestros empiezan el colegio el día 12, por lo que vamos haciendo estos días el cambio.

Lo que más puede fastidiar la vuelta al cole es ir demasiado cansado, así que no hay que dejar para el último día este cambio, eso de aprovechar los últimos días de vacaciones siguiendo con el mismo ritmo no será tan bueno para ellos.

Todo hecho antes de dormir

Para que por la mañana no perdamos tiempo buscando libros, deberes, materiales ni ropa, debería prepararse con antelación. Que cada hijo sea responsable de lo suyo y lo deje puesto en su habitación o dentro de la mochila. Esto hace que nos despertemos relajados y que no nos estresemos con miedo de llegar tarde al colegio.

Ayudar a adaptarse de nuevo

Aunque los hijos hayan estado tantos años yendo al colegio, después de las vacaciones parece como si fuese un lugar extraño incluso les puede dar vergüenza ver de nuevo a sus compañeros de clase y a las profesoras.

Pueden tener dudas, preocupaciones o miedos y hablar con ellos sobre el comienzo de curso puede aliviarles. Es bueno que se levanten con tiempo para desayunar y vestirse sin prisas que son incómodas y llevan a discusiones. 

El desayuno cuenta

El desayuno no es tan imprescindible como nos lo hicieron pensar, y si el niño no tiene hambre no se le ha de obligar a comer, pero es cierto que el desayuno aún así sigue siendo necesario porque al dormir se pasan muchas horas sin comer ni beber y en la escuela se exige mucho de ellos por lo que un buen desayuno les ayuda en su rendimiento escolar.

Aviso desde ya que el desayuno perfecto no es galletas, leche, zumo de bote y bollería. Todos lo hemos utilizado para acelerar nuestro trabajo y porque no requiere de esfuerzo pero es lo peor que podemos dar a nuestros hijos.

A mí que se me da mal cocinar y no tengo tiempo, me cuesta ponerme pero me estoy comprometiendo conmigo misma en hacer desayunos más sanos y naturales. Con poco o cero azúcar y sin leche, porque hay más maneras saludables de adquirir calcio.

Seguir con juegos en el aire libre

Para que no asemejen a dejar de pasarlo bien con la entrada al colegio, los hijos tendrían que seguir haciendo actividades y acudiendo al parque. Por muy pronto que les hagamos dormir, que tengan que cenar y que ducharse ¡ah y hacer deberes! No pasa nada que jueguen en el parque, hay tiempo para todo y es bueno para su desarrollo.

Las extraescolares no habrían de imponerse, es mejor que sean ellos quienes elijan si quieren hacer algo o no y el qué. Lo que no debe faltarles nunca es el juego libre. Y promover una salud física saludable haciendo juegos de movimiento como carreras, saltar la comba, ir en bicicleta, en patines etc. 

También te puede interesar

1 comentario:

  1. Hola Anabel,

    La mayoria son tambien muy buenos trucos para los que empezamos la rutina esta semana jeje

    Sobre todo empezar el cambio de horario los ultimos dias de vacaciones es clave para no ir zombie a clase/trabajar la primera semana :)

    Me ha gustado que incluyas al final que los niños tienen que jugar y que eso es mas importante que las extraescolares. Ultimamente me da la sensacion que pensamos que los niños son "adultos en miniatura" y llenamos sus horas de actividades como hacemos con nosotros (aunque a veces eso, no nos guste ni a los adultos jeje)

    Un besito guapisima!

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.