Crianza

El transporte escolar: sí o no

septiembre 05, 2018



En España hay colegios que cuentan con transporte escolar pero en comparación con otros países, es poquísimo. Por donde nací y donde estamos nosotros ahora, nunca había oído hablar de esta opción, vamos que no existe, y cuando me enteré de que algunos colegios lo hacían me quedé boquiabierta.

Lo típico es utilizar el bus escolar solamente en momentos específicos como en una excursión, de colonias o al hacer piscina. Al pagar la actividad se incluye el precio del transporte y los niños van acompañados de varias profesoras. 

Me encanta el bus escolar

Personalmente me gusta mucho que se pudiese contar con el transporte escolar para que los niños fuesen al colegio. Nosotros no podemos contar con ello pero si tuviese la oportunidad lo contrataria. 

Lo respetuoso de este servicio es que todos los padres no tienen que pagarlo, solamente quienes hagan uso de él, así que cada uno elige si quiere o no sin imposiciones y el bus recorrerá los caminos necesarios para los niños que van en él sin alargar de más el recorrido.

Es más seguro

Como madre me gusta ya que los hijos se hacen más autónomos, dejan de depender de los padres a tal punto de llegar a casa sin que éstos vengan. Les quitamos ese miedo de atreverse a ir al colegio solos pero a la vez les protegemos de ir completamente solos por el camino a pie que tiene más peligros como que hubiese un atropello por no mirar bien el semáforo y por si alguien malintencionado se le acerca, en el bus está rodeado de gente que conoce, y hay más vigilancia. También evita que los niños se agoten al regresar a casa después del ajetreo escolar, ya que muchos viven a 20 minutos.

Tiene buen efecto en los niños y en sus habilidades sociales

Esto hace que los niños adquieran confianza en sí mismos, que su autoestima suba porque se ven reforzados por el hecho de sentirse autosuficientes. El camino a casa se hace divertido, a mí me encanta ir en bus, es como un paseo y además van acompañados de sus compañeros de clase, que se consideran amigos. 

Y el estar solos en el bus, hace que mejoren su relación porque mientras están sentados charlan y hacen juegos, se sienten más unidos ya que para no aburrirse se acercan más aunque se tratase de alguien con quien no tuviesen mucho trato.

Comodidad y menos tráfico 

El transporte escolar también hace que haya menos tráfico por lo que evitamos caravanas de coches por la gran cantidad de padres que van a buscar a sus retoños. Es mejor para el medio ambiente porque se contamina menos.

Nos beneficiamos también de que el transporte acerca a los hijos donde queramos que vayan, nuestra casa, la de la niñera, la de la abuela o de la tía, etc. Y esto evita que los abuelos que son ancianos se desplacen porque tienen dificultad de movilidad y que los padres que tienen problemas para poder conciliar vean que la situación se mejora.

Lo que sí que no me gusta es que a veces la parada del bus está muy lejos de la casa de los niños y lo correcto sería que fuese lo más cercano posible y si fuese delante de cada casa de cada niños entonces sería perfecto. 

¿Vosotras qué pensáis?

También te puede interesar

0 opiniones interesantes:

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.