Crianza

Hacer un buen uso del grupo de padres de Whatsapp

septiembre 12, 2018



En mis tiempos de escolaridad por su puesto que no existía tanta tecnología y aunque los padres se reunían para charlar era al salir del cole, se iban a la cafetería a tomar un café o se sentaban en un banco del parque de enfrente del cole y charlaban unas cuantas horas.

Cuando supe que se inventaron los grupos de Whatsapp de padres para cada curso de cada hijo, me quedé sorprendida. Es algo que no está mal si se utiliza correctamente pero es cierto que con tener el teléfono de un par de padres guardado en contactos es suficiente por si en algún momento te tienen que comentar algo o si tu quieres preguntar.

Nosotros no estamos casi presentes porque no tenemos el tiempo para ello, solo escribimos si es necesario. Cada vez que hay algo nuevo echamos un ojo para ver si hace falta intervenir o si no. 

Afortunadamente en los grupos de Whatsapp que estamos aunque hay gente muy distinta en unos y en otros, no son de molestar ni de llenar de mensajes la pantalla. Hay veces que se tiran mucho tiempo sin decir nada. 

Los temas que hacen que empiece a moverse el grupo es cuando un niño pierde la bata, un pantalón o cualquier pertenencia, cuando hay un cumple y se pregunta quién va, cuando hay dudas sobre algo del cole, cuando no se pudo ir a la reunión de todos los padres y se pide un resumen, cuando se olvida de la fecha de excursiones etc.

Cómo utilizar el grupo de padres

No hablar de los profesores: si hay algo de lo que estamos molestados que venga de parte del profesorado, tenemos que pedir una reunión o que quejarnos en recepción y no en una charla con los demás padres. ¿Qué valores vamos a enseñar a nuestros hijos si criticamos a sus profesores en público?

No spamees: el grupo es solo para temas relacionados con la clase y con los niños, ningún otro tema tiene cabida. Pocas veces pero alguna vez he visto mensajes tipo “¿alguien puede recomendarme una pizzeria?”, “soy maquilladora, si a alguien le interesa que me lo diga, pero también soy peluquera así que puedo hacer peinados a vuestros hijos”, “una amiga mía hace galletas personalizadas”..... 

No siempre se tiene que escribir: yo me puedo pasar meses sin escribir nada, enserio. No soy de perder el tiempo y tampoco digo cualquier tontería que me viene  a la cabeza. Hay veces que un niño pierde algo y la madre pregunta si alguien lo tiene por error en la mochila de su hijo, lógicamente solo tendría que responder una y si es en privado mejor, pero ya vemos el huracán de los “noes” o de los “yo tampoco”. Y como no respondas creyendo que haces el idiota, parece que eres el único que no dice nada y que escondes algo así que te ves obligado a participar, si evitásemos las respuestas masivas, no se colapsaría el grupo.

No hables mal de nadie: hablar mal de la profesora hemos dicho que no, nunca, pero vamos que esa base es para todo, no hay que criticar a nadie nunca para que sea comidilla de las malas viboras. Cuando tengo un problema con una madre lo hablo a solas y si tiene o no solución eso no hace que vaya luego a hablar de ella con los demás. Nunca lo he echo, y sé de quienes sí, yo me alejo de gente así como de la peste.

Grupismos no, hace años que terminamos parvulario: eso de hacer grupos específicos de critiqueo de unas cuantas madres (que lamentablemente las mujeres tiramos más de malajes), es vergonzoso. Me cuesta creer que madres dejen de hablar a otras por no compartir opiniones, porque una madre le avisó de que su hijo pegó o insultó a su hijo,  y le niega el saludo y el trato para los restos con frialdad, como si le debiese dinero o como si le hubiese hecho algo terrible. Ay y esas madres que cuando una se enfada con alguien el grupito le hace la ola, le sube los humos y hacen un completo boicot, ¡peor que los niños, adultos que aún no llegaron a madurar!

No todos quieren unirse, pregunta: pese a la buena utilidad que puede haber, yo lo veo un poco incordio, así que entiendo que haya quienes no quieran pertenecer a los grupos, ¿qué se gana? Para hacer amistad no hace falta, la relación se forja fuera de las pantallas. Y quienes son productivos (como yo) no tienen ganas de cuchichear. Todo lo que se habla en el grupo se puede decir en persona, siempre coincidiremos al ir a buscar a los niños al cole. 

No compartas fotos de otros niños: me parece genial que una madre que se alegre con las fotos de su hijo quiera compartirlas en el grupo pero por favor, antes de hacer que rule por todas partes hay que pedir permiso a los respectivos padres de todos los niños que salen en esas fotos. 

No hagas las cosas por tu hijo: si no sabes qué ropa tiene que ponerse (cuando lleva uniforme), si no te acuerdas qué día tiene que llevar fruta para almorzar en el patio, si no sabes el día de la próxima excursión o de los exámenes, etc es importante que preguntemos a nuestros hijos y que ellos lo pregunten a sus profesoras porque así les hacemos autónomos y responsables. 

No preguntar sobre los deberes: cuando no entendía lo que ponía en la agenda o cuando mi hijo olvidaba los libros, escribía en el recuadro de los padres, que mi hijo se olvidó, o que no entendí qué era, esto hizo que él se preocupara mucho más en no olvidarse nada y en escribir mejor la agenda, las veces que no entendíamos ni yo ni él, también lo escribía y al día siguiente la profesora se lo explicaba y lo aprendía. 

Existe Google: no entiendo por qué llegan a preguntar cosas que fácilmente podemos encontrarlas en Google solo si tecleamos un poquito. No cuesta nada buscar en vez de molestar a los demás. 

No se escribe a cualquier hora: no se puede estar escribiendo hasta las tantas como si estuvieras hablando con tu amiga, ni tampoco muy temprano llegando a ser el despertador de la clase. Yo por muchos motivos silencio el móvil (y me aparece la luz, así que lo giró boca abajo). 

También te puede interesar

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Yo con mis hijos no pillé los grupos de whatsapp pero si que huía de los corrillos que criticaban y de los líos, y nunca tuve problemas con nadie. Me llevaba bien con la mayoría y si con alguien congeniaba menos hablaba lo justo y saludaba con educación, sin más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anabel,

    Muchos de los consejos que das deberían aplicarse a todos los grupos de wats app y no solo a los de padres jeje

    He pasado a leerte porque algunas de mis compañeras de clase son madres y se quejan mucho de estos grupos, ahora ya entiendo mejor por qué ;)

    Un besito guapísima!

    PD: He leído varias entradas tuyas y veo que coincido contigo en muchos detalles con los que no suelo coincidir con otras personas, sonará raro pero eso me alegra :)

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.