Crianza

¿Para qué forramos los libros del colegio?

septiembre 27, 2018



Una de las cosas que más me chirrían es forrar los libros del colegio. Tengo tres criaturas, forrar libros es una total locura, no tengo bastante con marcar cada libro y cada material, para que no se les pierda y nadie se confunda, indicando así el nombre del propietario, que además tengo que forrar.

No soy muy dada a esto, así que los llevamos a una librería que nos lo hacen, con forros y una máquina nos lo dejan bien apretadico, sí, ese que salen burbujitas y que muchas de nosotras nos entreteníamos tocándolo de pequeñas.

Hay veces que no funciona la máquina, me imagino que será por un sobrecalentamiento, de tanto forrar libros. Y nos dan forros sueltos del tamaño estándar de los libros que tienen los peques, que simplemente se tienen que poner en la portada delantera y trasera de los libros y se adapta con una pegatina. 

Este tema me trae de cabeza, a ver, teniendo tres, sólo es una profesora que lo pide. Ni en parvulario ni en las demás clases nos pasó, y no por falta de libros. ¿Qué sucede pues? ¿Es según el gusto y las preferencias de cada profesora? ¿Eso demuestra que tan necesario no es, verdad?

Viendo que no es una exigencia generalizada en la escuela de mis hijos, no me precipito en forrar todos los libros. Llevo el material a clase y luego, la maestra que quiera libros forrados que me lo comunique, para no perder el tiempo ni el dinero. 

A mí no me gusta nada forrar libros. En el colegio concertado en el que estuve creo recordar que nos lo pedían, pero en el público no. Para mí es una cursilada sin sentido. 

El forro no protege al libro, creo que no hace falta pensar mucho para darse cuenta. El libro se ve mejor sin forro, y si queremos educar a los alumnos para que cuiden del medio ambiente, poco respetuoso veo yo utilizar el plástico este sin necesidad.

El año pasado que mi hijo tuvo la misma maestra, forremos todos los libros, y no hubo mágia que protegiese la portada, el forro acabó agujereado. 

Lo importante y necesario es enseñar a los niños a cuidar de los libros. Y que un niño vea ese plástico incluso le puede desconcentrar y animar a toquetearlo en medio de la clase. Que me digan a mí, qué utilidad tiene forrar libros de texto que una vez escritos se tiran a la basura. Podríamos hacer una excepción con libros de lectura porque se reutilizan pero vamos que, forrar por forrar es tontería.

¿Qué opináis acerca de forrar libros del colegio?

También te puede interesar

1 comentario:

  1. Hola.
    Hola.
    Pues yo sí que soy partidaria de forrarlos.
    Yo usaba los forros que ya vienen hechos y se pueden reutilizar de un año para otro, y en mi caso sí que veía que se conservaban mejor, los lomos no se dañaban de tanto abrir y cerrar y meter y sacar de las mochilas.
    De hecho estos días estaba mirando mis libros del instituto y estaban nuevos, y mucho es por el forro, que yo los llevaba de una clase a otra, a clase particular, para repasar en el recreo...los pobres no habrían sobrevivido sin forro.
    Eso sí, lo de forrarlos uno a uno recortando y todo eso no se hizo para mí, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.