Crianza

Cuándo comprar un móvil a un hijo

octubre 27, 2018




A mí eso de “todos mis amigos lo tienen” no me sirve, no somos borregos, que seguimos a los demás porque sí para no difernciarnos. Uno no tiene que hacer algo para evitar ser criticado, NUNCA, sino siempre podrá caer en cosas malas por no sentirse excluido.

Yo siempre enseño a mis hijos a que hagan lo que quieran basándose en sus gustos, y no en el de los demás. Si podemos compartir aficiones con los compañeros, genial, y si no, si hace falta que jueguen solos.

No dejarse llevar, y reflexionar antes de actúar, protege a los hijos de las maldades. Estar solo en algunos momentos es muy sano. Si los compañeros se burlan, roban, tratan mal a alguien, quieren hacer un conflicto, o cualquier cosa rechazable, mejor alejarse de éstos. 

Unas veces se cede en los juegos para jugar en grupo, pero si alguno quiere jugar a otra cosa, porque le apetece más y no hay nadie para jugar, se tiene que adaptar a la situación. 

¿Y los móviles?

Cuando yo tenía diez u once años, mi padre me dio un móvil. Yo no lo quería (en esos tiempos el móvil era aburrido) pero él me insistía porque decía que sin móvil no iba a salir a la calle ya que se inquietaba de que me pasase algo, y me quería tener controlada.

Vamos, que mi caso fue por obligación, y no porque yo lo hubiese pedido, lo llevaba encima por exigencia de mi padre, y me llamaba él solamente.

En aquella época, yo era la única de la clase que tenía móvil. Me lo llevaba al colegio, pero no me despistaba, porque no lo utilizaba apenas.

Al cabo de unos años, sí, alguna llamada tenía de amigas, pero poco porque los había que aún utilizaban la cabina, o el locutorio, y como las llamadas y los mensajes eran caros utilizabamos poco esa función.

Un móvil no es como antes, en él se encuentra todo: comunicación, diversión y aprendizaje. Hay muchos más usos, no se limita a llamadas y sms, todo el mundo ya tiene móvil así que es muy útil para estar en contacto, y hay mucha información, descargables, libros, programas y aplicaciones para aprender.

El smartphone mejor dicho, es un buen invento, no diré que no jamás, pero los niños no tienen que adelantarse a su tiempo. Es decir, no les hace falta un móvil propio, aunque tengamos dinero de sobras para comprar uno, no se trata de eso, sino también de lo que es adecuado a su edad, que no interfiera en su desarrollo.

¿Cuándo es un buen momento para comprar un móvil al hijo?

Yo soy bastante estricta en esto, y mi marido también, nuestros hijos están lo mínimo ante pantallas, el móvil o el ordenador, casi no lo utilizan. Ahora son seis años por primera vez lo utilizan un poco para repasar ejercicios de inglés del colegio con el que viene un programa gratuito que trabajan lo que hacen en clase, y también les dejo escribir en Word para que aprenan mecanografía, que la están aprendiendo en el cole.

Yo desde mis inicios, soy muy rápida, y escribo sin mirar, y la manera de aprender, no es que te enseñen, es practicando, a mi nadie me enseñó. Y me gusta que aprendan nociones básicas de informática, porque les será útil para su edad adulta.

El momento de comprar un móvil a un hijo en forma de regalo, es cuando esté preparado, la madurez es muy importante para darle un buen uso, y eso no sabe de edades. Pero en lo que están de acuerdo los expertos es que no sea antes de los 12 años, y me parece muy acertado.

La Fundación Anar, recomienda que sea a los 15 años porque su madurez será mucho mayor, y los peligros del mal uso, como el bullying y el sexting, serán menores. Evidentemente, yo a los 15 tenía más buen manejo del móvil que a los 12, cada año es un avance importante en la responsabilidad, y en la consciencia de todo.

¿Qué alternativa para más pequeños?

El reloj con GPS es una buena opción para niños más pequeños, nosotros hemos comprado este, porque así podemos comunicarnos con nuestros hijos cuando están lejos de nosotros, ya que les causaba malestar no poder hablar con nosotros.

Al ir juntos, hay veces que alguno se pierde  y se nos encoje el corazón, y tener la oportunidad de poder llamar al peque y relajarse por manejar la situación, nos tranquiliza mucho a todos.

Si pasan desgracias, sabemos donde están, se les puede localizar, podemos llamarles, y ellos a nosotros. No tienen acceso a Internet, los números a los que pueden llamar son reducidos, y hay un control parental, así que es muy seguro, y es más apropiado para los más peques.

Consejos de uso responsable

El día que les demos su primer móvil, lo primero es que sepan valorar lo que se les ha dado, que lo cuiden, y que acepten respetar las normas, hay padres que escriben un “contrato” y el hijo se compromete a llevar a cabo mediante firma. Este es un ejemplo de contrato que recomienda la policia.

No es bueno espiarles porque de esa forma se sentirán afrentados y que no confiamos en ellos. Cuando no tenemos demasiada confianza por lo que sea o por prevención, como padres podemos hacer uso de aplicaciones y programas de control parental, que nos permitirán controlar y limitar el tiempo de uso para que no se convierta en una adicción, y las aplicaciones y las webs a las que accedan podrán estar controladas sin que nuestra persona esté presente.

Si el hijo verdaderamente necesita un móvil, antes de los 12 años,  se le puede dar uno, pero sin acceso a Internet. Como mi sobrino que tenía uno porque iba solo al colegio y a extraescolares.

Aunque tengan 12 o 15 años, utilizar el móvil demasiado tiempo es malo. Los adultos tampoco deberíamos hacerlo, pero ellos que están en desarrollo y que están aprendiendo, es peor. Está demostrado que el uso excesivo de pantallas está relacionado con bajo rendimiento escolar y mal comportamiento.

Hay que poner límites de horario siempre, y permitir al hijo que haga otras actividades que no favorezcan el sedentarismo. Que haga un hobbi que le guste, que vaya en bicicleta, que sea amante de los libros, que  cocine recetas elaboradas... no todo es Internet, y es bueno que sepan divertirse y entretenerse sin pantallas también.

No hace falta decir, que los momentos en familia son sagrados, cuando son días juntos, una fiesta, un día especial, un paseo, cena en restaurante, comidas en casa, etc los móviles no deben usarlos nadie, ni pequeños ni grandes. Esa escena de familia entera conectada, que se ignoran entre sí, y que no hay comunicación, solo dedos que se mueven, no podemos permitirlo.

Explicar el porqué es malo estar mucho rato con el móvil, a los niños no les gustan que les prohíban sin explicaciones. Necesitan entender para poder aplicarlo. Son niños pero pueden entender nuestros argumentos, saben que les queremos y que hacemos lo mejor para ellos. Nosotros desde más pequeños estamos explicando lo malo que es para el cerebro que utilicen el móvil y afortunadamente, ellos por sí mismos lo evitan y son conscientes de ello, así que no tenemos que estar muy encima.

¿Y en el colegio?

No estoy a favor de que lleven el móvil al colegio, y menos si no pueden controlarse, que por naturaleza, les costará. El móvil tiene muchas opciones, y nada se le puede igualar en estímulos. 

Si queremos que nuestros hijos vayan bien en los estudios, mejor que no lo lleven o que almenos desconectemos su acceso a internet (aunque nos podemos conectar a wifi o al internet de otro móvil). Yo no sé lo que haré, aún me quedan unos añitos para encontrarme en esa situación.

Pero ahora desde mi perspectiva, no me gustaría que en los colegios pudiesen utilizarlo, el móvil puede causar una gran desconcentración, y solo nos faltaba eso.

En el colegio si nos necesitan, pueden llamarnos desde el colegio pidiendo permiso al director. Y no es tan necesario, os lo digo yo, y que otros compañeros de clase lo tengan, no implica nada.

Hay que preparar a los hijos a que cosas que hagan o tengan los demás, no tenemos porqué tenerlo nosotros, porque no tenemos el dinero suficiente, porque lo consideramos innecesario, o porque no es el momento. Terminan por entenderlo y les hace ser menos materialistas y felices con lo que tienen.

¿Qué opináis? ¿A qué edad disteis el primer móvil a vuestro hijo? ¿A qué edad veis más apropiado dar un móvil al hijo?

También te puede interesar

1 comentario:

  1. Yo te puedo contar la experiencia con mis primos.
    Les dieron a los 12 años o así un móvil antiguo que sólo funcionaba con wifi en casa y que sólo tenían los amigos más cercanos. Para lo demás grupos y así estaba el de su madre y así podía controlarlo. Luego poco a poco acabaron teniendo sus datos y en el insti sí que lo usaban más.

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.