Crianza

Mi hijo tardó en leer y escribir y sufrí la presión del cole

octubre 10, 2018




Mi hijo mayor fue al colegio desde p3, pensaba que iba a ser injusta con él por no hacerlo, tenía una niña pequeña y un bebé, en esa situación me era difícil poder hacer actividades en casa para cada uno, y además sabía muchas menos cosas que ahora.

En p3 él no estaba preparado, le costaba sentarse, prestar atención y demás, pero yo confiaba en que sería bueno para él y que siendo profesores le ayudarían a mejorar.

No fue hasta p4 cuando me empecé a dar cuenta de que por muchos estudios que se tenga para poder ejercer de maestro, no se respetan los ritmos de los niños. Así que por fin descubro de qué pie cojea el sistema educativo que tenemos implantado.

Como mi hijo tenía dificultades en poder escribir, no hubo mejor idea que hacer que cada día tuviera que escribir letras muchas veces. Evidentemente esa repetición que parece más un castigo que un refuerzo, le hizo atragantarse.

Cogió aberración a la escritura, y se desinteresó por completo. Me dio mucha tristeza presenciar ese momento, no sabía como actuar y desde el cole me iban presionando para que no fallara ningún día “porque era por su bien”.

Si me hubiese atrevido a decir que NO quería que mi hijo siguiese escribiendo las letras, me habrían respondido que entonces si mi hijo va mal será mi culpa y que no se hacen responsables. A parte de tomarme como una listilla que se cree mejor que una maestra. 

Ese año fue el más estresante, perdía los nervios, me sentía asfixiada de tanto que recaía sobre mí, una madre que ve que su hijo odiaba escribir y hasta me pedía dejar de ir al colegio.

Cuando empezó primero, dio un cambio enorme, pero en el cole seguían erre que erre, yo me desmonoraba porque el esfuerzo de mi hijo fue increíble y merecía todo tipo de elogios. Pero como en la escuela siempre tienen un pero, y no se sienten contentos con facilidad, quieren que todos los niños sean mejores de lo que son y las comparaciones entre unos y otros no faltan.

Esta es una espinita que me quedó clavada, fue tan duro... pese a todo hicieron que mi hijo repitiese primero de primaria. Fue horrible, mi hijo leía y escribía, pero según decían, la letra no era clara y seguía juntando palabras, y su comprensión lectora era insuficiente, y yo perpleja dije que eso se va trabajando y mejorando desde primero a tercero de primaria... pero de nada sirvieron mis palabras.

Siempre me digo que la culpa es mía. Soy dura conmigo pero quiero ser realista, si yo no hubiese expuesto a mi hijo a una escuela tradicional, esto no habría ocurrido nunca. Pero claro no tengo la facilidad como otras personas, donde vivo no hay coles Montessori y el precio no es tan abordable.

En primero de primaria se supone que es cuando la escolarización es obligatoria, los niños aprenden a leer y a escribir, y el nivel de este curso debería ser el de un niño que acaba de empezar el colegio por primera vez. Que escribe la letra grande, que se sale de la pauta, que juntas palabras, que puede escribir al revés y que lee lento o por sílabas.

Pero como en España se promueve el parvulario, pues se les termina exigiendo más en primero de primaria, porque habiendo estudiado antes tres años, suponen que deberían convertirse en expertos. 

Antes no es mejor, y no soy una madre que se muera por chulear de que sus hijos son los mejores en todo. Me interesa más que sean respetados y felices en vez de que lleguen antes con mal sabor de boca por haber sido presionados.

Con tres años, un niño empieza a relacionarse con las letras y con cuatro, ya tiene que escribirlas, y se le atiborra a fichas en las que tienen que escribir y escribir. Con cinco años se espera de él, que sepa escribir y leer, porque sino pondrán en duda que pase a primero ¡y mira que es en primero cuando es obligatorio empezar a leer y a escribir, según la ley!

¿Y el niño que no lo consigue, qué? ¿Es un fracasado simplemente porque lo diga el maestro? ¿En qué se basa ese análisis? ¿Por qué no observamos la situación en sí para detectar de donde viene el verdadero error?

Esto queda perfectamente refutado cuando nos dirigimos a neuropediatras que son especialistas sobre el funcionamiento del cerebro, quienes saben a la perfección que no tenemos que dejarnos llevar por la apariencia o altura de un niño, que por dentro tienen que llevarse a cabo fases que son necesarias para que por fuera se puedan realizar ciertas acciones. 

En una conferencia lo escuché, “no se les debería obligar a los niños a leer antes de los 6 años” porque su cerebro no suele estar preparado, y lo decían de forma generalizada. Si hay niños que muestran interés y aprenden de forma natural y libre, como sucede en Montessori, que los niños son atraidos por el ambiente lleno de materiales donde autoaprender, no tiene nada de malo porque nadie está forzando, pero cuando hablamos de escuelas tradicionales, ese modelo respetuoso no está presente. Incluso en Waldorf, los niños empiezan a leer a los 6, antes de primaria no se inician en la lectura ni en la escritura, y no por eso los niños son peores. 

Cada niño es un mundo y tiene un ritmo de maduración diferente. Eso significa que las áreas del cerebro que controlan la memoria y el aprendizaje no maduran al mismo tiempo".


De ellas dependen las funciones ejecutivas, que van evolucionando de forma progresiva a medida que el cerebro de los niños va madurando".
"Y esas funciones son imprescindibles para que el cerebro vaya adquiriendo el resto de habilidades: si no soy capaz de mantener atención, de controlar el movimiento y los impulsos aún, difícilmente voy a ser capaz de aprender los pasos siguientes del proceso de aprendizaje".

“Solo se puede aprender aquello que se ama".

"la esencia de la lectura está en transformar el grafema en fonema y que se logra gracias al desarrollo de un área del cerebro. Si esta no está desarrollada, se lee mal".
Y aunque hay niños que aprenden a leer antes, esta transformación suele darse a partir de los 6-7 años"cuando ya se han terminado de formar los circuitos sinápticos y además aislar los axones con mielina para que la información vaya con nitidez".
E insiste en la versatilidad de los niños y en un desarrollo de su cerebro diferente. Cada uno tiene su ritmo. Asegura que:
"Si enseñas a un niño de siete años a leer, aprenderá en tres semanas, porque su cerebro ya está preparado".
Citaciones del neuropediatra Manuel Antonio Fernández 

También te puede interesar

1 comentario:

  1. Este tema es muy complicado.
    Mi hijo apendió con 4 años solo y aunque pueda parecer que eso está genial, como en la educación actual todo tiene que ser a una edad determinada también le condicionó. AL final nos costó lo nuestro sacar los primeros años de primaria, pero yo iba casi a diario a hablar con los profes y trabajando en casa y en el cole lo logramos.
    En la ESO tuvo otro bajón pero yo ya tenía más experiencia y decidí tomarme las cosas con calma, sin agobiarle en exceso. Recuerdo que en una evaluación suspendió 6 asignaturas, así que hablé con él y decidimos ir por partes, primero intentamos mantener los aprobados que tenía y en recuperaciones sacar las que para él eran más fáciles, pero dejando tiempo para el ocio y el deporte, para que no aborreciese estudiar y tuviese sus momentos de esparcimiento. Y con las que le quedaron, que eran dos, nos pusimos en verano despacio. Al final sacó la ESO, un buen bachiller y el primero de su promoción en carrera, y notazas en el máster. Y sin repetir. Hay mucha manía con cumplir fechas y plazos y los niños no son máquinas ni robots, unos aprenden a leer con 3 años y otros con 7 y ninguno es mejor ni peor. A mí tampoco me gustaba presumir de tener hijos qu elo hacían todo primero, lo importante es llegar y ser felices por el camino.
    Besos.

    ResponderEliminar

Me gustará saber tu opinión, todas las opiniones son válidas siempre que se exprese con respeto. Todo tipo de spam será eliminado.