Mostrando entradas con la etiqueta Botánica. Mostrar todas las entradas

El ciclo de vida de las plantas




¿Quién no ha hecho germinar un garbancito? esto me recuerda a mi infancia, es de las experiencias que nunca en la vida te vas a olvidar. Nosotros hemos plantado semillas de perejil, porque además de la expectación también podremos comérnoslo, una forma genial de hacer que los chiquitines se toman lo verde, y todo aquello que a veces le hacen ascos, de mejor manera y acaben por añadirlo en la cuchara.



Nuestro perejil tardó casi un mes en darnos señales de vida, lleguemos a preocuparnos a tal punto de pensar que algo lo habíamos hecho mal. Mis padres tienen plantas, pero yo nunca había tenido y con los niños hasta la fecha no me atrevía por si las arrancaban, que cuando uno crece, el otro está en la etapa de tocar, y no nos habíamos animado. Ahora que la minipeque tiene casi tres años, podremos dar un gran paso en este asunto.

Sí, el perejil es de esas plantas que tarda en dejarse ver, parecido a los bebés, que están nueve meses haciendo que las mamás se muerdan las uñas por verlos, pero en este caso, mucho menos tiempo, que sino, seguro que nos hubiéramos quedado sin perejil y lo descartaríamos jajajaja cuando el brote asomaba tan pequeñín, nos pusimos locos de contentos, y a la que ya empezaba, los avances fueron más acelerados. 


El peque o los peques si son más de uno, adquirirán la responsabilidad de ir regando. Mejor marcar con un bolígrafo o dar un vaso muy pequeño porque sino nos la ahogan. Más de una vez la maceta parecía el mar mediterráneo, y menos mal que ha sobrevivido el perejil, ¡qué paciencia pobrecico! Pues nosotros hacemos turnos con los niños, se puede tener una planta para cada uno, pero nosotros que tenemos esta solamente, hacíamos un día para cada uno. Estaba en la ventana pero se subían a una silla y regaban con normalidad, nuestra mesa de comer está al lado, por lo que era sencillo de acercarse y mientras comíamos la observábamos y charlábamos sobre ella. Mi hijo mayor decía que le había cogido cariño al perejil y que no se lo iba a comer cuando creciese, que lo quería de decoración jajaja más tarde, cambió de opinión y lo pusimos en la olla para un guiso. ¡Le ha encantado y ya no pone peros con el perejil! Una peleilla mal rato menos :)


En Mumuchu tienen estas miniaturas para que los niños vean las etapas de la evolución de las plantas, haciendo hincapié en la parte que no se ve.También podéis utilizarlas con sus tarjetas de inspiración montessori para jugar a asociar. Las siguientes son unas tarjetas de secuencias del ciclo de vida de las plantas, es el que tenemos nosotros. Clicad encima de la imagen para ir a la web de descarga.


Como cuando empiezas es un nunca acabar y quieres probar más, mis hijos quisieron que plantáramos las semillas de manzana. Las pusimos en una bolsita con papel húmedo en la nevera, íbamos humedeciendo el papel, esperando a que crecieran. Según nos informemos, había que hacer esto al principio y al salirle las raíces ya se podían colocar en una maceta. Hemos probado y ha funcionado. Pero un poco tarde nos enteremos de que si no se utilizaban semillas de dos manzanas de diferente tipo, cuando creciera no saldrían manzanas, así que lo dejemos hasta ahí y dijimos de intentarlo otra vez con este cambio. También propuse de hacerlo con limones, a mí me encantan y dan muy buen olor, si lo hiciera, lo compartiré en Facebook.



¿Vosotras lo habéis hecho con vuestros hijos? 
Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR