Mostrando entradas con la etiqueta Maternidad. Mostrar todas las entradas

Aplicaciones para calcular la ovulación y saber los días fértiles





Las aplicaciones son una maravilla, ¡qué pena que antiguamente no tuviesemos este invento! Pero puedo disfrutarlo en mi juventud, algo es algo.

Estas aplicaciones acerca de la ovulación son geniales para poder saber cuáles son nuestros días fértiles. Al principio pueden haber errores pero si siempre vamos apuntando cuando nos viene la menstruación, la aplicación se va ajustando más.

Podemos conocer mejor cómo es nuestra menstruación, cuántos días nos dura, si cada mes nos dura los mismos días y si tenemos siempre la misma cantidad, a largo plazo podemos analizar si cada año es similar o si hay grandes diferencias.

Si se quiere buscar embarazo, la aplicación avisa con alertas y en el calendario señala de forma muy visual qué días son los que se tiene que enfatizar. También avisan  cuando debería estar por venir la regla. 

Si se es irregular, la cosa cambia, ya no sería tan fiable fiarse de las aplicaciones, y lo mejor es acudir al especialista en fertilidad para hacerlo con más exactitud.

A mí me gustan estas aplicaciones, sirven para saber más o menos los días fértiles, y también para controlar la menstruación. Así que si se busca embarazo o no, igualmente sirven. Es importante llevar un control de los días de la regla, mi madre se los apuntaba en un calendario, y hoy en día las mujeres lo hacemos con el móvil.

Es muy cómodo, y así lo llevamos todo encima sin olvidarnos ni llenarnos de cachivaches. Aplicaciones de estas hay muchas, yo siempre reviso las características y cuanto más bonito sea el servicio, que el diseño esté currado y tengan más opciones para utilizar, allí que me voy.

Aplicaciones de IOS

Calendario Menstrual y Ciclo



Flo Calendario Menstrual



Woom/ Ovulación y Fertilidad 



Mi ovulación 


Clue Calendario Menstrual




Cycles/ Sigue tu ovulación 



Life / Calendario menstrual


Diario del periodo Lite




Femm / Periodo y Ovulación 



Mi calendario




TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Parir en casa: sí o no





Hoy hemos sido testigos de una noticia muy triste, un bebé que se ha muerto por parir en casa. Este es un tema peliagudo, yo lo iba a hacer y por eso me animo a dar mi opinión personal.

Llegué a pensar en parir en casa, porque es algo legal y respetuoso con la mujer. Con esta forma de parto la mujer logra tener ese respeto que en los hospitales no encuentra. Se mueve a su aire, es libre de hacer lo que quiera, y se siente agusto porque está en su hogar rodeada de sus seres queridos.

Contacté con matronas de la zona, en Cataluña hay bastantes, y casi todas estaban muy ocupadas con embarazos y no aceptaban más. Hasta que dí con una. Vinieron a mi casa, eran dos, nos conocimos en persona, me explicaron y también me preguntaban sobre mi decisión.

Tuve mis dudas porque no me gustaba tanto el trato del que se presumía en la red, era todo más vía whatsapp que en persona. Las matronas me dijeron que cuando tuviese contracciones y todo eso, que no vendrían, que sería por el final y que además, les traiga cositas de picoteo y té.

Al final no pude hacerlo porque me detectaron una anemia llamativa  y las matronas me comunicaron que no podían asistir a mi parto en tales condiciones porque es peligroso.Entonces, parí en Teknon  como medio Internet sabe ya. 

El caso que sale en las noticias sin parar, es muy grave, primero porque el bebé venía de nalgas, si sabes que el bebé no se ha dado la vuelta se considera un parto delicado. Hay maniobras para dar la vuelta al bebé, y hay partos que se hacen de forma natural con un parto de nalgas... pero tiene que hacerlo un ginecólogo.

Yo me atrevería a parir sin ayuda, porque un embarazo normal, teniendo buena salud, y estando el bebé cabeza abajo, es un parto sencillo, intuitivo y no hace falta nada más que una mujer consciente de su cuerpo. Como mucho le servirá el apoyo para soportar los dolores de las contracciones, pero para parir no se necesita a nadie.

Cuando un bebé está de nalgas, no se puede hacer el papel de gine y hacerlo en casa uno mismo. La vida de un bebé está en juego. Al ser así, hay mucha probabilidad de que la cosa se tuerza, por eso en muchos partos cuando todo va bien, de pronto se hacen cesáreas de urgencia. 

Un parto es imprevisible, tanto de forma natural como en cesárea, nunca se sabe cómo será el final. Como gestantes somos positivas pero las posibilidades de que pase algo, las hay. Pero al estar en un hospital, una se siente segura teniendo a profesionales a su lado y una equipación neonatal maravillosa.

Una de las condiciones de poder parir en casa, es tener un hospital cerca y mi casa en coche está a unos 30 minutos. Y la mayoría de gente tiene el hospital lejos. A parte de que haya una matrona, ha de haber una ambulancia en la puerta de casa por si pasa algo, que lleve al hospital.

En los hospitales pueden pasar desgracias porque el ser humano no es Dios y no tiene en sus manos la decisión ni el control de todas las cosas. El fallecimiento de un hijo recién nacido o complicaciones, no siempre se pueden evitar ni solucionar. Y aconsejo, no comerse mucho la cabeza, el destino es misterioso y es mejor ser positiva.

En su día dudé pero prefiero estar en un hospital. Da más seguridad, tienes todo cerca si hay alguna complicación, te acompañan durante todo el proceso de dilatación, hay hospitales respetuosos también, no tienes que comprar sábanas nuevas ni tendrás que limpiar la guarrería que se suelta al parir.

Cambias de ambiente, estás lejos de todo lo que huele a responsabilidades, no tienes que preocuparte por nada ni liarte a hacer cosas. Desconectas de tu vida diaria. En la estancia en el hospital, cuidan de ti, te sirven comida, te limpian la habitación y cambian las sábanas.

Si pares en casa, no obtienes nada de esto. Lo dice una que no recibe ayuda de familiares ni de nadie. Cuando no tienes ayuda, todos estos detalles los valoras más y son muy importantes. 

El parto en casa, encima que no tienes un seguimiento tan bonito ni cercano, y que tienes que ponerte a servir y tratar con amabilidad a la matrona como si fuese una invitada en vez de ser la cuidada y la reina del momento, se tiene que pagar unos 1.500€. Y un hospital privado con buena fama, cuesta unos 2.400€ esto lo digo para que veamos el precio abusivo de asistir a un parto siendo sólo matrona, que no hace más que coger al bebé al nacer, cortar el cordón umbilical y si a la madre hace falta le cosen.

Todo lo aporta la madre, pero sin embargo se gasta un pastizal. En el parto de hospital, almenos en Teknon, una matrona cobra unos 300€ por parto. Hablo de hace cinco años, ahora no sé. No sale tampoco muy rentable. Y para una parturienta, desconectar y tener ayuda vale más que todo. Si quieres contratar a una mujer para tener ayuda en el posparto, con lo que te gastas pariendo ya no te llega.

Esta pareja de la noticia que tuvo a su primer hijo en casa y quisieron ser cabezones y tener a su segundo hijo de la misma manera aunque fueron avisados de que no se podía por venir de nalgas, tendrán que acudir a juicios y hay pena de unos cuantos años.

Pienso que en los tiempos que estamos no hace falta parir en casa y lo que debemos exigir es que los hospitales mejoren y nos respeten un parto libre en vez de huir y buscar lo que merecemos de forma clandestina y peligrosa.

¿Qué opinas acerca de parir en casa?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Mis hijos tuvieron ictericia al nacer



Cuando nacieron mis hijos, me pasaban situaciones a las que no estaba acostumbrada, y no me esperaba. Pero lo peor era cuando mi fui primeriza y me encontré con sorpresas que me asustaban porque no tenía ni idea de lo que pasaba.

Mis hijos nacían con un color amarillento que si no sabías mucho de esto, creías que era un bronceado, pero se trataba de un color amarillo disimulado con el tono de la piel. Los médicos decían de que tenían que hacerle cosas para quitárselo, pero un amigo de mi marido que es médico, le dijo que era suficiente con poner al peque en una zona luminosa por la mañana, con una luz que proviniese a través de las ventanas, y que se le dejase así en pañales un rato.

Ello nos sirvió y a los pocos días se le quitó la ictericia, pero ¡menudo sustos! y esto se repitió con los demás bebés. No sé cuál es la razón exacta, la verdad que siempre he visto que los médicos no le prestan demasiada atención, sobretodo en los otros dos que tuve, que fueron en clínicas diferentes. 

Mis hijos nacieron a las semanas 37, pero claro, eso es basándome en el cálculo de los médicos, que te añaden semanas de más para intentar no quitar tiempo, así que perfectamente pueden haber nacido con 36 o 35... lo más perfecto es que nazcan en la semana 40, que para eso se dice que el embarazo son cuarenta semanas, al nacer antes de ésta, se pierden unas tres semanas que sirven para mucho.

Pero qué voy a hacer yo, si me nacen solos, no puedo evitarlo. Aún así, tampoco puedo quejarme, porque no han nacido prematuros con riesgos, y no han estado en la incubadora ni un día. Por lo que mis niños siempre nacen con bajo peso y con ictericia, cosas de la vida.


¿Qué es la ictericia?

Es una afección frecuente en los recién nacidos, se trata de un color amarillento de la piel y del blanco de los ojos que ocurre cuando hay un exceso de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es el resultante de la descomposición normal de los glóbulos rojos. La bilirrubina pasa a través del hígado, que la libera a los intestinos en forma de bilis (un líquido que ayuda en la digestión). La ictericia ocurre cuando la bilirrubina se acumula en la sangre más deprisa de lo que el hígado del recién nacido es capaz de descomponer y de eliminar de su cuerpo. 

Causas

  1. Los recién nacidos fabrican más bilirrubina que los adultos porque renuevan más a menudo sus glóbulos rojos.
  2. El higado de un recién nacido todavía se está desarrollando y puede no ser capaz de eliminar suficiente cantidad de bilirrubina en la sangre.
  3. Los intestinos del recién nacido absorben una bilirrubina que normalmente saldría de su cuerpo en forma de heces.

¿Se tiene que hacer algo?

La fototerapia es la opción más adecuada cuando la ictericia es más notable, es un tratamiento con una lámpara, que os cuento, que el médico amigo del marido, que nos recomendó exponerle al sol, no directamente, y nos sirvió. Al fin y al cabo, es menos agresivo, ya que el sol da una luz natural y lo otro no.

En casos graves, es necesario hacer una transfusión de sangre. Todo esto lo decidirían los pediatras, quienes tienen que revisar la salud del bebé tras nacer, a las pocas horas y en los siguientes días. Los padres también podemos echar un vistazo para avisar al pediatra. Se recomienda dar mucho el pecho o biberón, según lo que se haya elegido, para ayudar al bebé que elimine la bilirrubina mediante las heces.

¿Cómo se valora si es un caso grave?

A parte de poder ver el color amarillo más intensificado en la piel del bebé, y en el blanco de los ojos. Cuando se detecta que el bebé tiene ictericia, el médico utiliza un medidor de luz para obtener una medida aproximada de la concentración de bilirrubina en la sangre, y si es alta, se toma una muestra de sangre.

Aunque creamos que no pasa nada, siempre hay que comunicárselo al médico para que él mire y confirme que no es preocupante. Con mis hijos no hubo nada extraño ni peligroso, pero si no se tiene un control ni se descarta la gravedad, puede ocasionar secuelas en el bebé. Si entra dentro de lo normal, en una o dos semanas desaparecería. 

¿Vuestros hijos tuvieron ictericia al nacer?


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Mi reloj biológico de maternidad y el embarazo adictivo





Desde pequeña tuve una gran conexión con mi reloj biológico muy tempranamente. Mis ganas de ser madre eran enormes aunque me esperaba a ser adulta. Mi madre que siempre me decía que ni tuviese pareja ni hijos, y que si ella hubiera sido lista no se habría casado ni habría sido madre para vivir mejor (gracias, mamá).

Está claro que mi reloj biológico no se activó por la influencia familiar, si fuese por ellos yo estaría sola como una ostra. Pero claro, nuestro modo de vida, no es igual para todos, y yo tenía claro que sería madre. Lo de la pareja no lo tenía tan claro, encontrar a la persona perfecta no es fácil.

Tuve mi primer hijo muy joven, al poco quería tener otro, y otro y otro. El reloj sabía que yo tenía tiempo de sobras para tener hijos, porque la fertilidad si no me traicionaba, la tenía para largo. Pero ahí estaba, resonando cada dos por tres.

Y el haber sido madre, no es suficiente, el reloj sigue dejándose ver. Está ahí para que nunca desaparezcan tus ganas de ser madre, y para recordarte que tienes cuerpo de concepción. 

El embarazo es una maravilla, sabemos que es contagioso  pero además adictivo. No podría contar con mis dedos la cantidad de mujeres que al principio quería solo uno o como mucho dos y termina teniendo un equipo de fútbol.

Creemos ingenuamente que teniendo uno o un par de hijos, que nos es suficiente y que no tendremos esa necesidad o deseo de aumentar la familia, pero nuestro instinto maternal nos la juega.

Pues no quisiera tener hijos con más de treinta y cinco. Me digo a mí misma a veces que no pasa nada, que aún queda, y me da un poco de pereza volver a dormir mal, vomitar y angustiarme por si hay complicaciones.

Hace no mucho que dejé de poner pañales, y me siento gandula, y me da mucha cosa empezar de cero. Tener que ser paciente con los llantos, con el maldormir, con las rabietas, con las demandas intermitentes, con vigilar que no se haga daño, guardar las piezas pequeñas, quitar todo lo que pudiese hacerle daño y adaptar la casa de nuevo....

Pero son pensamientos, que se reducen y aniquilan, porque la maternidad lo puede todo y me llena de positividad. Solo necesito sacar lo bueno de mi experiencia como madre y preguntarme, si hubiese pensado lo mismo hace nueve años ¿qué sería de mi sin mis niños?

No es para tanto, me he acomodado a tener niños pequeños autónomos y utilizo muchos pretextos para retrasar el momento. Por ahora me estoy haciendo pruebas de salud y tal para descartar que hayan complicaciones en el futuro embarazo, estamos realizando planes importantes en nuestra vida y tampoco es el momento ideal, dentro de unos meses quizá sí aunque quiero que sea tan perfecto todo que alomejor se alargue más, lo que sí sé es que será en el momento adecuado.

Y esto me recuerda lo que escuchaba decir a madres sobre que tener hijos seguidos hace que se sufra menos la crianza, y es cierto, al estar inmersa en el mundo bebé, qué más da uno que dos o tres, pero cuando solo es uno cuesta más empezar de nuevo y repetir los mismos pasos.

Hasta incluso llega a dar miedo, y parece que una fuese primeriza por cuarta vez. La experiencia no se pierde, al volver a estar en la situación, llega la sabiduría conservada en nuestro interior. Y claro también tengo tres hermosuras que colaborarían y que por sus edades me permitirían dedicarme más al bebé.

En cuanto a la adicicción al embarazo, esto es un tema tabú. Hay quienes piensan que se trata de una competición de ver “quién tiene más hijos” pero en realidad es el deseo de tener más hijos porque es algo que proporciona tanta felicidad que se quiere repetir.

Y aunque parezca mentira, después de parir es cuando más aparece este sentimiento. Debido a que la mujer se ve recompensada por aguantar todos los achaques del embarazo, y conoce a su bebé, que es lo más precioso que existe.

¿Escuchaste tu reloj biológico? ¿El embarazo te fue una adicción?


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Anemia en el embarazo





En el embarazo pueden surgir novedades que nos asusten, las hay que por primera vez en su vida tienen diabetes, colesterol demasiado alto, hipertensión o anemia.

Por eso es importante cuidarse bien antes del embarazo y hacer pruebas básicas por si acaso para mejorar nuestra salud. Llevar una dieta variada, una vida sana en todos los aspectos y hacer ejercicio.

De todo esto yo tuve una cosa: anemia. Me apareció en  cada embarazo, algo normal porque teniendo una criatura en los adentros que te quita todo para cubrir sus necesidades, sería raro que no pasase.

Para una persona que tiene ansiedad, diferenciar de estar bien a tener anemia es difícil. Como sabrán quienes han tenido ansiedad en su vida, ésta hace tener muchos síntomas físicos, por lo que nunca lo relacionaba con la anemia.

Yo también he hecho errores, los cuales no repetiría y me enfado conmigo misma por ello. Lo primero es que cuando me decían que tenía anemia hacía oídos sordos, en vez de ser consciente y preocuparme, actuando en consecuencia, me olvidaba por completo.

Y lo segundo es que tenía la complejidad de acordarme de tomarme las pastillas y tragármelas me daban arcadas porque las pastillas sean lo que sean me cuesta tomármelas.

Las razones son: en mi infancia he llegado a sufrir tanto, por venir de una familia desestructurada y llena de jaleos que no vienen a cuento, y he crecido ignorando la situación, engañándome continuamente. Según pude saber, ese es un mecanismo de supervivencia que se activa en el cuerpo, que jos desconecta de los miedos, preocupaciones y sufrimientos para poder tirar hacia adelante.

Entonces se ve que en muchas cosas, y lo he ido descubriendo con los años, cada vez que se presenta algo que me hiere mucho, me engaño a mí mismo, enviando mensajes positivos y tranquilizadores, falsos, para relajarme y no sufrir. En algunos casos ha sido un alivio y una bendición, pero en otros, ha sido un arma en contra de mí porque me ha impedido ver aspectos importantes que tendría que haber tenido consciencia.

Y lo segundo es que mi madre siempre me ha criado hasta la mayoría de edad, a que dependa de ella, ella me daba los jarabes, o me decía cuándo tocaba, yo nunca tuve esa responsabilidad de acordarme de que tengo que tomar algo, y como no, tengo la manía de odiar las pastillas, sufro tragándolas y si puedo librarme las evito.

Criar niños cero autónomos, hace que éstos sin sus padres se sientan perdidos, que el día que se vayan de casa sufran y sigan acudiendo a los padres para tonterías y que puedan adquirir esa independencia total se hace más dura y compleja que si se hubiese logrado en la infancia. Hace sentir como un tipo de discapacidad de “no puedo o no sé hacer tal cosa que es básica y me está costando demasiado poder hacerlo para la edad que tengo”.


En el tercer embarazo tuve problemas familiares muy fuertes. Eso me hizo que me despistara más de lo normal.

A final del embarazo me hice pruebas y me dijeron que tenía una anemia alucinante y que mi vida y la del bebé estaba en peligro. Yo no me había hecho pruebas antes, solo fui a una ecografía y ya está. Por falta de tiempo, por cansancio, por tristeza, por agobio y por tener los niños y no poder dejarlos con nadie (me era imposible salir con los dos yo sola).

Me dijeron de hospitalizarme pero yo no soporto los hospitales y menos al que me mandaron que es donde estuve ingresada una vez y me tiré dos años, así que para mí es la casa del terror pisar ese suelo y quedarme en la cama estirada. 

Entonces fui a una hematologa, que me dijo que tenía anemia ferropenica, y me recomendó ir unos minutos a que me inyecten por vena cierta cantidad de hierro, y podré irme a casa. Pagué mucho, más de 300€ pero se solucionó el problema y no hizo falta ir al hospital que aparte de no gustarme, mis hijos no tenïan con quien quedarse porque el padre trabaja. 

El día del parto tuve que llevar un papel que avisaba de que yo tenía tal y tal y que se tuviera en cuenta por si pasase algo ya que tenía probabilidad de hemorragia. Finalmente tuve un parto maravilloso y no ocurrió nada malo.

En el postparto fui a la hematologa otra vez, y me comentó que tras tomar hierro, yo estaba mejor, pero que ella creía que tendría que tomar hierro siempre haciendo pausas, porque analizando mi caso vio que primero tengo una anemia que sería a causa de mi madre.

Que ella al estar embarazada tendría poca reservas y eso se transmite al bebé, más la alimentación que no habrá sido tan correcta (y lo afirmo, mi madre nos ha alimentado de mala manera) y que la menstruación hace perder mucha sangre cada mes que influye en esto, y más yo que me dura mucho y la cantidad es bastante.

Desde entonces tomo hierro indefinidamente, ferogradumet, haciendo pausas, por supuesto. El inconveniente del hierro es que produce diarrea y malestar estomacal. He hecho de todo y no puedo evitarlo pero bueno hay que sacrificarse porque tener anemia es peor. 

El no gustarme la carne también me dificultaba alimentarme bien, aunque la como mucho por salud me guste o no, y los alimento que contienen hierro intento consumirlos mucho más. 

¿Tuviste anemia?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La grasa de la cadera no gusta pero la necesitará el bebé





Nunca en mi vida me he puesto a dieta, ahora me planteo llevar una alimentación distinta. He llegado hasta aquí a drede, es decir, que yo he cogido kilos mediante un plan tratando de que fuese lo más sano y beneficioso posible porque quería tener mejor figura.

Pero cuando llegas a lo que querías o al tope, digamos, empiezas a cambiar la manera de comer, y disminuyes las calorías. No es para adelgazar sino para no ir a más y entonces tener que perder kilos, cosa que es difícil y angustiosa cuando nos metemos en ese círculo.

Para las que somos delgadas y queremos mejorar nuestro físico, que la delgadez no gusta a todas, pues engordar se hace necesario. A las que somos de este tipo nos suele costar mucho, yo he tardado más de seis años en coger el peso que quería y no perderlo a los pocos meses. 

Yo no he ido a ningún nutricionista porque tengo un poco de enfrentamiento con ellos. Para ellos los delgados estamos divinos y engordar es de locos, cuando si quieres engordar es cosa tuya y nadie se tiene que meter. 

El prototipo de mujer es muy delgada, y claro, vienes tú con un modelo en mente totalmente contrario, y no se toma bien. A mí no me gustaría llegar a tener obesidad, y por mi peso teniendo en cuenta mi altura no lo tengo, tendría que pesar cinco o más kilos para llegar, calculo, no lo sé exactamente.

A ver, hay chicas delgadas con buen cuerpo pero muchísimas mujeres, como servidora, si está delgada poco cuerpo tiene, y no quiero dañar mi autoestima y sentirme incómoda conmigo misma. No sé si todos los nutricionistas son iguales pero con los que he coincidido yo no me llego a entender.

Entonces yo lo he hecho a mi manera, sin indicaciones de nadie pero me he ido guiando por la dieta proteica que siguen los que hacen fitness. Mi objetivo era ganar peso pero no a cualquier precio, es decir, de manera sana y tratando de ganar grasa que se acople bien y no que acompleje.

Algunas veces tomaba proteínas en polvo que llevaban carbohidratos para ganar músculo, todo esto sin hacer ejercicio ni ir al gimnasio, pero bueno no me hizo mal tampoco y me lo tomé de forma muy moderada porque al no gustarme el sabor no podía beberlo muchas veces.

El pollo y la carne me eran difíciles de comer porque con mi gusto vegetariano, sufría, pero lo hacía como si me tomase un jarabe, por necesidad no por gusto. Las verduras las como con alegría y las frutas también.

Lo malo de esto, pero no me arrepiento, es que sale grasa en todas partes, no se puede seleccionar. Y es cuando ves por primera vez que la barriga empieza a somarse y que se tienen unos michelines en la cadera. No todo iba a ser genial, pero comparándolo más vale esto, para mí almenos.

Tampoco está todo perdido, hay ejercicios que se pueden realizar para quienes no tengamos tiempo de ir al gimnasio. Los ejercicios de silla para tener un abdomen plano, ir en bicicleta o correr es lo que toca hacer. En estos días voy a comprarme un chandal que sea pra hcer footing, por esta razón y por salud, que con la edad que tengo no hago ejercicio y no es bueno para mí, que además tengo mal la circulación.

Y esa grasa que se acumula en las caderas, es una de las partes que se tiene que remediar, pero claro, si quieres buscar un embarazo a corto plazo, no es lo más adecuado. Nada sucede al azar, o casi nada, y la grasa que se deposita allí tiene una muy buena función.

Al nacer el bebé, cuando es cuestión de horas para que aparezca la leche materna, la grasa formará parte de ésta y servirá para el buen desarrollo cerebral del bebé.
Y por más que se haga para restar volumen de esa zona, se queda intacta. Esto es debido a que es imprescindible que esté por si hubiese un bebé. 

Aunque no se quiera ser madre, el cuerpo está programado para para quedarse embarazado y actúa de manera que todo esté preparado para cuando llegue el momento por mucho que no llegue. 

La grasa y entre ellas un ácido graso llamado DHA (ácido docosahexaenoico) que se están haciendo estudios por la posibilidad de que frenase el alzheimer. También es necesaria para los bebés, ellos necesitan mucha grasa, sana claro, y la de la lactancia materna es la mejor y la preferible. 

La zona donde más se concentra es la cadera y las piernas por eso, no podemos evitar que se introduzcan allí y se queden instaladas. Y afirmo que aunque mi peso de toda la vida era 45kg que es poquísimo, la grasa estaba allí, no de la misma forma pero no se eliminaba. 

Las que tenemos cuerpo pera  nos alegraremos un poco sabiendo que almenos podemos consolarnos sabiendo que la forma en la que tenemos la figura beneficia a nuestros bebés. Y durante la lactancia materna es cuando más facilidad se tiene para adelgazar y remoldear el cuerpo, aunque al destetar todo volverá a la normalidad.

Lo mejor es aceptararse y quererse tal como se es. Desde la adolescencia he sufrido no caber en pantalones por tener la talla 38 aunque estuviese en los huesos, y mucha ropa no viene bien por culpa de ese modelo estilo muñeca que no es acertado porque muchas mujeres no somos así y sufrimos gran discriminación. 

Pero hace años que no me comparo, que no me imagino de otra manera y que no sueño con cambiar mi base porque soy así, y ya está. No tengo que ser perfecta, no que seguir un modelo, tampoco tengo que gustar a nadie, lo principal es gustarme a mí y quererme y respetarme.

Y evidentemente, como mujeres voluptuosas no tenemos que acomplejarnos. Tiene que haber de todo,nosotras somos así y también somos bonitas por mucho que quedemos lejos del prototipo de mujeres altas y delgadas, con un cuerpo “equilibrado” y lineal. La belleza se presenta bajo distinta formas, y no pone impedimento tampoco en encontrar a la media naranja porque hay gustos para todo, el rechazo viene más de nuestra cabeza, que con el bombardeo de información nos llegamos a creer que somos feas, y no, somos hermosas como el resto de mujeres.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Establecimientos free child





Nunca había escuchado hablar de lugares donde los niños no son deseados, es algo que no cabe en mi cabeza, y no me salgo de mi asombro, ¿cómo que los niños no pueden entrar? ¿y a cuento de qué?

La sociedad la formamos todos juntos, bebés, niños, y adultos. No podemos aceptar a unos y rechazar a otros. Cuando hacemos sentir que el estar sin niños es una opción, o que es mejor opción, estamos creando una revolución y una mentalidad dañina y discriminatoria.

Con que se abra paso, la cantidad de establecimientos que orgullosa y satisfactoriamente, pongan su normativa de "niños-no", éstos crecerán como setas por todas partes. Y llegarían a suponer un problema en un futuro cercano. Así que eso de que hay que permitir que haya de todo, y que cada uno vaya donde quiera, depende de muchos factores, y el más peligroso es que esto continúe, se acentúe y empeore las cosas.

Sin que aún haya llegado este auge, han habido demasiados casos de niñofobia, que demuestran, la maldad y la dureza con los más pequeños. Si ponemos en bandeja, el aislamiento de los niños del mundo adulto, pocos se negarán y habrá una transmisión de odio rotundo, que luego será difícil de remediar.

Una vez estando en la cafetería del Corte Inglés, pude presenciar en primera persona, qué es encontrarte a una persona tan vomitiva, que deteste a los niños simplemente por serlo. Mi hija pequeña que es una maravilla, estaba aburrida de estar sentada y se le ocurrió ponerse a dar vueltas y saltar cerca de la mesa, que hay un montonazo de paso libre.

Pues una mujer, con cara de amargada, se molestó y miró a la peque con repugnancia, porque no quería tener una niña cerca, le daba alergia verla, aunque no molestase a nadie, y desprendiese un aire dulce con sus movimientos. Todos los demás adultos, acariciaban la cabeza de la peque, y la sonreían, menos ésa, que consideraba que mi hija era un incordio.

Nadie está obligado a tener hijos, los hijos los tienen quienes quieren, pero de no querer tener hijos, a discriminar a los niños, diciendo que los animales son mejores, y que no quieren verlos ni en pintura, hay un gran trecho. Indudablemente, estas personas olvidaron, que un día fueron niños, y no piensan en cómo se hubiesen sentido si alguien les tratase así. 

Si no quieren niños, que no los tengan, si los demás los queremos, los tendremos. E iremos con nuestros niños donde queramos, y nadie “aguanta” a nuestras criaturas. Porque son acompañadas y educadas por sus responsables. Y si hablamos de aguantar, en esta sociedad nos aguantamos todos, en pareja soportamos lo que nos molesta y desquicia del otro, de los familiares también y de los amigos y conocidos, de todos, incluso de desconocidos, por educación. A eso se le llama convivir en sociedad, y si tienes algún problema, se habla para solucionarlo, porque todo tiene solución. 

Tanto decir maldades de los pequeños, y si no fuese por la madre que los parió, ninguno de esos individuos existiría, pero la ignorancia es tremendamente ridícula y deja en evidencia. Antes de que lleguen a haber adultos, somos bebés y niños, es una etapa por la que tenemos que pasar, y tiene que ser respetada por encima de todo, guste o no guste.

Cuando yo estoy en sitios donde hay niños, nunca me he sentido incómoda, jamás. Si un niño se mueve de su silla, si canta, si llora, si grita, si un bebé llora, a mí eso no me molesta, porque entiendo que debo ser respetuosa y tolerante con los demás. Al igual que si un adulto me tira el humo en la cara, se pone a berrear porque está drogado, rompe un vaso por una discusión, grita de enfado, habla fuerte, etc mantengo mi educación, y no pongo mi atención en lo que hacen los demás, paso de lo que hagan.

Y diré, que me he sentido molestada por adultos, muchas veces, y por niños ninguna. Los adultos nos creemos los mejores, cuando en realidad somos los que más molestamos, y hacemos conflictos, y tenemos más maldad con los demás. 

La actitud que impide a algunos adultos poder estar rodeados de niños, no se debe a que éstos son molestos sino a que ésos adultos tienen prejuicios y un atrevimiento terrible, y desprecian a los niños, porque sí. 






Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Test de fertilidad casero para los dos





Si queremos ser padres o no, eso lo tenemos claro, pero si somos fértiles o no, es algo que terminamos sabiendo una vez nos ponemos en búsqueda. 

Sobre la fertilidad hay mucho desconocimiento aún, casi todo el mundo cree que todos somos súper fértiles y que tener un hijo es desearlo, y aparece, cuando no es así casi nunca.

El tener familiares, amigos o conocidos que consiguen un embarazo a la primera, nos hace tener una falsa expectativa de lo que es la realidad para la mayoría.

Nadie pone en duda su fertilidad hasta que ve que no llega el hijo que tanto ansía. Yo fui un caso raro, desde pequeña se me metió en la cabeza que quizá era infertil, y me preocupaba que no pudiese tener hijos, pero lo descubriría al ser adulta y mientras tenía que dejar de pensar en eso.

Predictor Fertility es uno de los tests caseros que se venden en farmacias sin necesidad de receta médica, lo puedes utilizar porque te apetece saber más sobre tu fertilidad, sin importar cuanto llevas buscando un embarazo. 

Este se considera uno de los mejores que viene en pack para él y ella. Se realiza desde casa, con total intimidad , sin tener que desplazarse y con facilidad, sin dificultad alguna, aunque para que entendamos los pasos y sepamos interpretar bien los resultados, las instrucciones de uso han de leerse correctamente.

El porcentaje de fiabilidad para detectar la fertilidad o infertilidad de tanto el hombre como la mujer, es de un 99,34% para resultados positivos que indican la fertilidad y un 100% para los resultados negativos que indican la infertilidad en mujeres, y un 98% y 94% en hombres.

La manera en la que funciona este test es, en el caso de la mujer, detecta el nivel de la hormona foliculoestimulante (gonadotropina FHS) en la orina, mientras que en em del hombre, mide la concentración de espermatozoides en una muestra de semen.

Sin embargo, para el hombre se recomienda un test que además de analizar la cantidad de espermatozoides también lo haga en su movilidad que es un detalle muy importante para determinar cuán fértil se es.





Swim Count es una buena opción, porque tiene en cuenta las dos cosas. Su sensibilidad es del 96% y de especificidad del 91%. Esto significa que si la prueba muestra que el esperma tiene más de 5 millones de espermatozoides móviles, es 96% probable que el resultado sea correcto. Si la prueba muestra que el esperma tiene menos de 5 millones de espermatozoides móviles por ml. es del 91% probable que el resultado sea correcto.

No lo he utilizado yo ni mi marido, ni gente cercana, no lo conocíamos antes, no teníamos ni idea. Creíamos que solo se sabía yendo a un especialista. El único test que sabía que se podía hacer desde casa, era el de embarazo.

Si los resultados nos mostrasen que presentamos infertilidad, los siguientes pasos se deben dar en una clínica de fertilidad. No sé qué entra y qué no en el público pero seguro que poca cosa. 

Si los resultados son positivos pero no llega el embarazo después de un año, igualmente estaría bien ir a una clínica de fertilidad, ser fértil no siempre es suficiente, así que es mejor acudir a un especialista en fertilidad para hacer todas las pruebas necesarias y tratar de identificar porqué no se logra el embarazo, y qué tratamientos podemos elegir.

¿Habéis utilizado estos test? ¿Qué pensáis sobre ellos?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿El Doppler fetal es malo?





En el embarazo las mujeres nos preocupamos mucho por el avance de nuestro estado, tenemos que fiarnos de que todo va bien sin poder confirmar ni ver externamente como está el bebé.

Porque cuando estamos embarazadas tratamos de no pensar y ser positivas pero en realidad es angustioso tener un bebé que no ves ni puedes sentir a la perfección (sobre todo al principio).

El embarazo es depositar la confianza en nuestro útero, y llenarnos de esperanzas. Esto es lo correcto y lo que todas debemos hacer porque lamentablemente no podemos ver ni saber del embarazo más allá de lo que transmite exteriormente.

Fácil decirlo pero no hacerlo

A todas nos cuesta, pero las que hemos tenido abortos, sufrimos el triple por haber tenido malas experiencias. El miedo de perder algo tan preciado como un futuro hijo, no tiene palabras expresar lo que se siente al comprobar que esa oportunidad se pierde.

Y debido a esto, se empezó a vender Doppler Fetal para uso propio en el hogar, así todas aquellas embarazadas que necesiten comprobar que todo va bien, se relajen y disfruten de esta etapa tan bonita.

¿Toda embarazada debería tener un Doppler?

Lo tiene quien quiere. La que sienta que lo utilizará y que le servirá, pues genial. La que no, no lo compra. Lo que sí que está claro es que obligatorio o necesario no es, refiriéndome a que los médicos no lo recomiendan ni consideran que deba tenerse automáticamente al quedarse embarazada.

¿El Doppler es malo?

No está demostrado que sea malo ni tampoco que sea inocuo. La pregunta queda en el aire y no hay una respuesta convincente. Por eso se aconseja que si se decide utilizarlo que sea con moderación por si acaso.

Siempre he escuchado que las ondas electromagnéticas  que es lo que utiliza Doppler para detectar y transmitir los sonidos, son dañinos. Y tenemos miles de aparatos de estos en casa, los primeros el teléfono y la televisión. 

¿Pero es lo mismo cuando hablamos de un aparato que se acerca demasiado al feto y que le dirige ondas directamente? No lo sé, ni sé si lo llegaremos a saber.

Mi opinión 

Nunca he tenido un Doppler, la verdad que no he sentido que me faltase. Aunque he tenido muchos abortos químicos , no he tenido embarazos de riesgo, y no he necesitado algo así para tranquilizarme.

Me imagino que al tener un embarazo de riesgo puede ser muy útil, pese a que solo se oiga y no se mire no se tenga mucha información, a nivel emocional, consuela a la embarazada.

También, es verdad que tiene el detalle de grabar los sonidos, algo que es bonito e irrepetible. Dicen que ese sonido relaja a los recién nacidos porque les hace recordar el vientre materno donde estuvo antes de nacer. 

No sé si llegaría a comprarme uno, puedo cambiar de opinión, pero así de primeras me parece un gasto que no estoy dispuesta a asumir y preferiría invertirlo en otra cosa que me asegure que me servirá más.

Yo siempre voy por lo privado y tengo visitas todos los meses, así que tengo ecografías a menudo, en el público si el embarazo transcurre bien, son tres ecografías en total. Así que puede ser entendible que haya embarazadas que prefieren saber más sobre su bebé.

Intento ser imparcial, y a veces siento que causa miedo que las embarazadas pueden revisar los latidos, que es lo único que hace la matrona, esto podría suponer la extinción de la profesión. 





Lo que de momento no se puede hacer desde casa ni en la visita a la matrona es una ecografía con imagen y más información sobre el feto. Hubo uno que inventaron y que se puede utilizar desde el móvil, pero solo está a la venta para profesionales.

Me parece bien que se restrinja el uso porque quizá no estemos preparados para utilizarlo, y porque tener uno de estos tampoco quiere decir dejar de ir a la matrona o ginecólogo.

Me gustaría más que ese lo utilizasen las matronas, en sus consultas y si van a hogares, que las hay como las que paren en casas, tengan este que es mucho mejor. 


¿Tuviste unn Doppler? ¿Qué opinas sobre él?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Método Billings para quedar embarazada


Antes de utilizar las opciones que nos ofrecen las clínicas para quedar embarazadas, tenemos métodos para tratar de conocer mejor nuestro cuerpo de forma individual. Solo así podremos acercarnos a lo correcto y conseguirlo.

Una de las señales más llamativas e impresionantes de la fertilidad femenina es el flujo que se deja ver en los días fértiles. Es incómodo porque parece que una se hace pipí y moja su ropa interior. Son días en los que hay que mantener a raya la higiene.

Es necesario ducharse todos los días, en estas fechas es cuando más facilidad se tiene de coger infecciones si no se limpia lo suficiente, ducha más cambio de ropa interior (incluso aunque no parezca sucio).

Este flujo cervical puede ir acompañado de dolores o mejor dicho molestias de bajo vientre, e incluso inflamación (aumentando el tamaño del abdomen). Los síntomas de ovulación tienen muchas formas de presentarse, cada mujer es diferente.

La maravilla del cuerpo para detectar días fértiles

El método que se investigó para poder sacar partido al flujo cervical para quedarse embarazada, fue dado a conocer por los doctores australianos, John Billings y Evelyn Billings. 

Este moco cervical cambia de textura, fluidez, y elasticidad dependiendo del momento de mayor o menor fecundidad de la mujer. En el mlmento de máxima fertilidad es el día de la ovulación.

Las hormonas son las responsables de los cambios que se producen en el moco cervical. En la etapa inicial y aún no fértil, se presenta pegajoso, amarillento y denso. Al paso de los días la mujer empieza a ver que su moco cervical se muestra más líquido, más transparente y elástico, acompañado de humedad vaginal.

¿El método Billings es eficaz?

Por supuesto que es buena elección por ser natural, y por no tener que tomar algo ni que hacer nada dañino. El cuerpo de la mujer seguirá produciendo flujo aunque se aplique este método o no.Conocer como actúa nuestro cuerpo nos conecta más con él y si se prueba no se pierde nada.

Acerca de si funciona para quedar embarazada, claro que no siempre, porque hay mujeres que no tienen flujo o que tienen poco o que no pueden distinguir los momentos porque su flujo no cambia de aspecto o no lo suficiente.

También es utilizado como método anticonceptivo natural pero lo desaconsejaría porque el flujo es muy confuso, y hay meses que puede dar lugar a errores. 

Lo malo de este método como se habrá podido deducir es que es un poco engorroso, puede producir náuseas o rechazo tener contacto muy directo con el flujo. Desde luego que no todas estamos preparadas para investigar nuestro moco cervical, y en ese caso se puede optar por otras vías.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El embarazo es contagioso





Claro, no todas las mujeres quieren ser madres pero hemos nacido para ser madres, si así lo decidimos, por eso ovulamos cada mes desde nuestra primera regla hasta la menopausia.

Los hijos se tienen cuando se desea y se puede, hay veces que el deseo no va acompañado de una buena situación o un buena situación no va acompañada de deseo.

Pero ver a embarazadas y a bebés nos hace recapacitar, se nos cae la baba y sentimos mucha ternura. Se ha demostrado científicamente que el embarazo puede llegar a ser contagioso, que de pronto aparezcan embarazadas sin que nadie se lo espere.

No todas las mujeres reaccionamos por igual, porque depende de la situación personal y de lo que queremos como plan de vida. Las hay que no quieren tener ni un hijo, las que solo quieren uno y las que quieren tener el primero u otro pero de momento no.

Aquellas que tienen muchas ganas de ser madres, pierden la paciencia y se angustian por tardar tanto al ver embarazos ajenos, es una sensación de alegría por los demás pero de tristeza por una misma.

Cuando hablamos de las que quieren tener un hijo pero no se plantean cuándo, ver barriguillas preñadas estimula el deseo e incita a animarse.

El estado de preñez desde fuera se ve muy dulce, la ropa queda muy cuqui, y se ponga lo que se ponga una embarazada, le favorece. En el embarazo se desprende una belleza especial.

Una vez nacen los hijos, las amigas o familiares, nos morimos por coger en brazos al bebé, por acariciarle, mecerle, cantarle, hablarle, oler su piel, vestirle, cambiarle el pañal, bañarle y pasearle en portabebé o carrito.

Las madres están encantadas porque reciben una ayuda  a cambio de nada, y quien se queda con el bebé siente un gran aprecio e interés por él, así que el bebé estará muy bien atendido y ella podrá descansar.

El mejor regalo para una parturienta es que la ayuden con el bebé y con la casa, para que pueda descansar. Ni bombones, ni ropa nueva, ni accesorios de bebé.... ayuda. Un detalle para el bebé o la madre no está de más, a todos nos gustan los regalos, pero lo que más agradece y necesita una madre es ayuda.

Ayuda, que cuente con quien cocine, que esté con el bebé pero también que esté con ella, que no pase mucho tiempo sola y que tenga alguien con quien charlar y que el post parto no sea tan amargo. Relacionarse en esas semanas ayuda mucho emocionalmente y evita depresiones.

Ver a una embarazada, hace despertar el instinto maternal, yo soy consciente de que lo he despertado en muchas mujeres que me lo han dicho, y es algo natural. Hemos nacido para concebir y nuestro cuerpo puede comportarse de esta manera para llevar a cabo esta misión que porta nuestro sistema reproductor y sobretodo para la supervivencia de la raza humana.

Es bonito ver que otras amigas y familiares tienen un bebé por las mismas fechas, porque así se congenia y se disfruta más el embarazo, se va por la misma etapa y se hace más llevadero y emocionante. Al nacer los hijos, a parte de ser de la misma edad, que eso es muy bueno, ellas podrán aprender juntas y ayudarse.

Por eso hay tantos grupos de mamás que buscan otras mamás con el mismo mes de embarazo o con hijos de la misma edad que ellas. Nos necesitamos entre nosotras, el ser humano no es solitario per se, necesita ser sociable para su bienestar.

¿Alguna vez te sentiste contagiada?


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Saber antes el sexo del feto sin ecografía




Después de confirmar el positivo del test de embarazo, la siguiente inquietud es saber el sexo del bebé. Totalmente de acuerdo en que lo más importante es que el bebé nazca bien, que sea niño o niña queda en un segundo plano.

Pero saber el sexo del bebé es una noticia de alegría, eso de llamarlo capricho o innecesario, no sé si es precipitarse demasiado. Poder conocer el sexo del bebé te permite poder conectar mejor con el feto. 

Sea niño o niña  el amor, la felicidad y el aprecio se desarrollará de igual manera, pero conocer más a la personita que se lleva dentro es un privilegio, nadie lo puede negar.

Hay parejas que prefieren no saber qué es hasta el día del parto, y es muy respetable. También tiene un punto muy guay, porque es sorpresa 100% y hará del día del nacimiento, un momento muy esperado y especial.

Yo no puedo esperarme, soy impaciente por naturaleza xD. Me gusta saber el sexo del feto cuanto antes. Como toda embarazada siempre me he tenido que esperar hasta los cinco meses aproximadamente.

A parte de que nos pasamos medio embarazo en la incertidumbre que no sabemos si dirigirte en femenino o en masculino, y que tienes ganas de comprar cositas pero sin saber el sexo no te atreves por si te equivocas, pues poder saber el sexo antes es reconfortante y bonito.

Es que hay veces que ni en el quinto ni en el sexto mes se consigue saber el sexo, me acuerdo de que mi peque no se dejaba ver, esto pasa muchísimas veces. Pillarles con las partes visibles no es sencillo :)

Solución total

Para no meternos en saraos de saber el sexo del bebé de forma casera, tradicional o supersticiosa, tenemos una manera de saber el sexo del bebe desde la octava semana de embarazo, ni más ni menos.

Por supuesto, no entra en el público, se tiene que ir por lo privado. Yo tengo seguro médico así que igualmente tengo ya que pagarlo, y si esto no entrase en el seguro ni me hiciesen descuentos, que puede ser, tampoco vale una barbaridad, en una clínica hablaban de 80-100€. 

Para alguien que se muere de ganas de saberlo, no es tanto, saber más de su criatura no tiene precio. Luego no olvidemos de que este dato también es de gran utilidad para los que pueden heredar enfermedades genéticas que están vinculadas con el sexo.

Es una prueba no invasiva, que no pone en riesgo a la madre ni al feto. Tras la extracción de sangre, a los nueve días se tiene el resultado. Yo si lo hiciese, iría a Teknon  que es la última clínica a la que fui y donde nació mi peque. 

Se debería buscar si donde vivimos lo hacen, y si no si sería posible que nos enviasen un producto con el que pincharnos y enviar la sangre a una clínica para que lo analicen y que nos envíen los resultados por correo o que lo comuniquen por llamada telefónica.

¿Qué me parece?

Es un avance más, tiene un alto porcentaje de fiabilidad, más vale esto que vendehumos que quieran engañar. 

Quien quiera utilizar esta opción la tiene a su disposición y con bastante probabilidad si tengo otro hijo lo haría. Depaso compartiría los resultados porque es bueno dar información fiable y ser conejillo de indias para dar tranquilidad y confianza a los demás

Test de detección del sexo fetal en sangre materna


¿Cómo se realiza?

El test se realiza a partir del ADN fetal libre que está presente en el plasma de la madre. Se analiza la sangre extraída a la madre para comprobar el sexo fetal mediante la presencia del gen SRY, presente en el cromosoma Y (presente solamente en el sexo masculino), y el gen DYS14, que es un gen multicopia también específico del cromosoma Y.

¿En qué tipo de casos es recomendable esta prueba?

Se recomienda a parejas con antecedentes familiares de enfermedades genéticas ligadas al sexo, o a aquellas que quieran conocer el sexo.

¿Cuándo no es aconsejable la realización del test?

La prueba no está indicada cuando se trata de una gestación múltiple o cuando, mediante confirmación ecográfica, la edad fetal en el momento de la prueba es inferior a 8 semanas de gestación.

¿Qué caracteriza el test de detección del sexo fetal en sangre materna respecto a otras pruebas?

Es el único test que analiza dos genes (Unicopia SRY y Multicopia DSY14) lo que aumenta la sensibilidad (99,8 - 100%) y la especificidad (99,5%) de esta prueba respecto a otras presentes en el mercado que solo tienen en cuenta el gen Unicopia SRY (con índices más bajos de sensibilidad y especificidad). Asimismo, es el único test que puede realizarse a partir de la octava semana de gestación.
Además, es un test muy seguro tanto para el feto como para la madre ya que se conocen los resultados con solo una extracción de sangre a la gestante.

¿Qué te parece este test?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El desplazamiento de los órganos en el embarazo

Me quedo helada cuando encuentro por la red a mucha gente que se burla de mujeres embarazadas diciendo que se quejan demasiado y que llegan a cansar al contar sus incomodidades.

Resulta cómico, que una mujer se ría de otra mujer porque cree que ésta exagera. Y mujeres que son madres, también las puedes ver, uniéndose al coro. 

Decir en público lo que se sufre en el embarazo, está mal visto porque se parece a una quejica que no para de sacar argumentos negativos, pero si no te quejas ni una mijita, dirán que de qué vas si el embarazo no es tan perfecto.

El embarazo, señoras mías, es increíble, los organos se desplazan de forma alucinante para dejar espacio al bebé. Una embarazada soporta el peso de un bebé que va creciendo y moviéndose en su interior, y su cuerpo se tiene que adaptar a esta nueva situación, causando molestias y dolores a la madre.

Quejarse del embarazo, no es algo malo, creo que si alguien quiere compartir su experiencia, tiene que ser sincera, si tiene dolores, los tiene que decir. No puede ser que exijamos algo así a alguien que trata de ser transparente.

A mí me gusta ver a embarazadas que dicen lo que sienten porque de esa manera podré compararme y aliviarme al sentir que no soy la única. Cada persona se siente más identificada con quien se le asemeja, pues que cada una elija correctamente a quién leer, para luego no quejarse de ella de forma ilógica.

Solo puedo decir “waaaaw”

A medida que el útero va aumentando de tamaño, los órganos internos se desplazan ligeramente de su posición. A su vez, se producen cambios posturales del esqueleto que se adapta al embarazo y se prepara para el parto.

La piel se estira hasta diez veces su tamaño para adaptarse al cambio de volumen de la barriga. De ahí la importancia de mantenerla bien hidratada desde el comienzo del embarazo para reducir la aparición de estrías.

Se producen modificaciones a nivel hormonal, pero también a nivel respiratorio, hormonal, digestivo, circulatorio, renal, óseo y nervioso.




TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

De no saber poner un pañal a ponerlo durante 6 años





Así es la maternidad, si quieres ser madre y no sabes ni poner un pañal, podrás aprender, afortunadamente tenemos muchos vídeos e imágenes de los cuales fijarnos y no necesitar a nadie para que nos enseñe en persona.

En su momento yo no sabía cambiar un pañal, ni vestir, ni coger un bebé ni nada de nada. Estaba angustiada, eso sí pero no pensaba mucho en el tema. Al final no era para tanto, ains que las mamás nos angustiamos por todo.

Cuando empecé a poner pañales, hace casi ocho años, me equivocaba y salían derrames por los lados, habían cacas que llegaban hasta el cuello, ¡cuántos bodys he limpiado! 

Mi marido nunca me ayudó, el mamarracho, no puso ni quitó ni siquiera un pañal, y mira que las defecaciones de un bebé no huelen como las de un niño, el olor es soportable, pero es un tiquismiquis de cuidao.

Terminé por especializarme en poner y quitar pañales, los ponía con el peque estirado, pero cuando empezaba a caminar los ponía de pie y sentado, con su correspondiente dificultad.

Al venir las otras dos, ponía y quitaba pañales multiplicado por tres, ¡fue casi como tener trillizos! Iba por orden, sin olvidarme de ninguno, con paciencia, rapidez y concentración para no perder demasiado tiempo, tardar poco y no incomodar a la criatura.

Entre ellos no se ayudaron, había poca madurez aún, y el día que ya querían colaborar, la peque no les dejaba, solo se dejaba quitar y poner el pañal por mí. Menuda manía, que me costaba mi descanso, y que no podía compartir con nadie porque a la señorita no le apetecía.

Cuando los pañales de día desaparecieron, se mantuvieron los de la noche, que se hicieron eternos. Que aguantasen la noche sin, era difícil, y se sumó a limpiar las sábanas todos los días y soportar el mal olor.

Recuerdo que cuando solo me quedaba mi hija pequeña para quitarle el pañal de noche, yo suspiraba deseando que llegase el día en el que dejase de poner pañales. Cuánto tiempo estuve quita-y-pon. Nunca me lo hubiese imaginado. 

No podía vivir sin poner y quitar pañales durante años, necesitaba clemencia, porque me agotaba, y finalmente pude jubilarme temporalmente hasta el próximo vástago. Qué regocijo el mío. Ahora que pronto habrá otro bebé por decisión popular, volveré a entrar en el bucle de pañales, pero estoy preparada, disfruté de mis vacaciones mientras pude :)


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Rabietas de tu hijo en plena calle




Los hijos de vez en cuando tienen rabietas y más cuando aún son chiquitines. Tienen que aprender a controlar sus emociones, necesitan ver límites y en momentos de dificultad, cambios o cansancio y hambre, pueden sobresaltar.

De las cosas que más me han hecho sufrir son las rabietas. Cuando tienes un hijo de alta demanda, las rabietas van y vienen, pero cuando llega una no se va. El peque entraba en un bucle y me tenía que armar de paciencia.

Sabemos que los niños harán esto, aunque nos moleste o nos avergüence. Son niños y tienen que ir pasando por todas las etapas necesarias, con lo bueno y lo malo de por medio.

Lo que muchas veces nos impide poder tranquilizarnos y actuar con normalidad, son los demás. Durante las rabietas fuera de casa, es difícil actuar como uno quisiera siendo uno mismo sin sentirse influenciado.

Y todo es por culpa de los juicios que emiten los demás con sus miradas, sus gestos y sus palabras. Perdonad, que un niño tenga una rabieta en público no es un delito, no es un acto anárquico, no es un poseimiento.

Cuánto daño hacen esos que al ver niños en proceso de rabieta, que fruncen el ceño, miran con reprobación o con rechazo y que te pueden incluso llamar la atención. 

Hay padres que en esos momentos de tanta presión seequivocan, que dan un golpe, que gritan o que pierden el control, a parte de a veces creer que es así como debemos reaccionar como padres, es también por la presión social.

Nadie nos mira con compasión ni con cariño, parece que estén esperando a que consigamos que nuestro hijo deje de liarla para que no moleste a los viandantes. Parece que todos tenemos que ser perfectos y tranquilos, que nunca tengamos derecho de gritar, ni de llorar.

Sentirte juzgada, que te hagan creer que eres mala madre porque por tu irresponsabilidad tu hijo tiene una rabieta y no lo remedias con un guantazo. Se te tacha de persona toreada por el hijo, que hace lo que quiere y que manipula a los padres. Esas personas te quieren hacer sentir que no lo estás haciendo bien y que tienes que sentirte avergonzado.

No sabemos hacer nada más como sociedad que juzgar y juzgar, ¿donde dejamos la empatía? Esa herramienta que nos dota de mente y corazón sensatos para ser justos con nuestro alrededor...


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Primeros síntomas de embarazo antes de la regla





Esto se lo comentamos a un gine o a una comadrona y nos la lían, porque se nos enfadarían diciendo que sentir síntomas antes de la regla es una locura. Pero no, las mujeres con experiencia que ya hemos sido mamás anteriormente sabemos con certeza que sí se pueden tener síntomas de embarazo antes de la regla.

Aún no hay positivo porque no se puede utilizar ningún test existente porque a falta de tiempo para que aumente la cantidad de hormona de embarazo, nos mostrará un pedazo de negativo que no será real pero que nos quitará la ilusión durante unos días.

Cuando te impacientas con los test, te dicen que te entretengas con otra cosa, pero ¿es fácil esperar? Me sorprende que no hayan inventado algo que permita saber si ha habido fecundación desde las primeras horas. 

Acertar o errar

Cuando has tenido pérdidas, cuando llevabas tiempo esperando este momento, no es bienrecibido, decirle a una mujer que tenga paciencia. No se trata de que no aceptemos un no como resultado sino que queremos salir de dudas lo más pronto posible para no soñar demasiado.

Siempre que me he quedado embarazada, he podido intuir que algo sucedía dentro de mí. Todas las veces lo noté, al principio no me fiaba pero luego al ver que era capaz de descubrirlo, empecé a confiar en mi instinto.

Los primeros síntomas sí aparecen, de una manera u otra. Quizá no se tenga ninguno, pero tampoco es algo preocupante, es que cada embarazo se vive diferente. No tener síntomas no significa que se tenga un embarazo de riesgo, ojalá todas las embarazadas no pasasemos por estos síntomas.

Vale, estos síntomas nos aclaran que vamos a ser madres y es una alegría sufrirlos porque sabemos a qué se debe pero si no los tuviésemos disfrutaríamos más del embarazo sin tanto sufrimiento.

Cuáles son los primeros síntomas

Mareos
Náuseas 
Sueño
Mucha hambre
Dolor de estómago 
Pinchazos en ovarios
Dolor en la parte baja
Hinchazón abdominal
Temperatura alta en la zona baja
Dolores y aumento de pecho

Todo esto si es el caso de que lo puedas tener es por el cambio hormonal y por el ajetreo interno para que empiece a crearse la vida dentro de ti. El cuerpo trabaja a contrarreloj.

El sueño es el que más deja entrever y más si se es una persona de poco dormir y de ser culo inquieto. Ese sueño que deja atontada y que parece que te has tomado un paquete entero de Dormidina. Convertirse en una marmota no es algo que se tenga que dejar pasar.

Los pinchazos en los ovarios son propios de días fértiles y si vemos que ha pasado ya y que los tenemos o que no se detienen puede ser un signo. Depende de si solemos tenerlos y cuanta frecuencia. 

Que un malestar estomacal y náuseas se acerquen por las mañanas quizá sea hormonal o debido a que algo nos sentó mal pero también a embarazo. Tener el estómago revuelto sin haber hecho nada extraño y sin tener gastrointeritis da la posibilidad de que sea un embarazo.

Los calores en esa zona que no se suelen tener en otros momentos, que se intensifican y que terminan siendo la parte más caliente del cuerpo y que cuanto más pasa más se nora la diferencia.

 Los mareos cuando no solemos marearnos de forma habitual, que nos hace perder el equilibrio y ver borroso por momentos, y el hambre voraz, pueden ser signos. Si no eres de las que se atiborra siempre y tiene un hambre moderado, puede ser que sea un embarazo.

Que se oscurezca la areola y más si no eres muy morena, eso canta mucho de un posible sí. Si no es por embarazo no suele cambiar de color. Los ascos nuevos que antes no existían y que aparecen de golpe, la sensibilidad olfativa de oler más que el resto de mortales puede ser por embarazo que es lo único que nos dota de ello.

Un olor peculiar que viene de nosotras, yo lo huelo en mis manos. Le llamo olor hormonal y solo lo huelo yo. Ya sabéis que producimos un olor especial, por eso los animales detectan cuando estamos embarazadas. Un dolor de pecho acentuado (el tamaño puede cambiar) y unas palpitaciones que no vienen a cuento. 

Si no tienes acné nunca ni en la ovulación ni en la regla, te saltarán las alarmas o deberían. Las que tenemos un poquitín de acné esto pasa un poco desapercibido porque no sabemos a qué achacarlo pero en el embarazo el acné puede ser más de lo habitual

Que la mascota tenga cuidado con nuestra barriga, no se ponga encima y nos cuide a su manera. Esto no lo puedo corroborar porque no he tenido mascota estando embarazada pero lo he escuchado decir y me imagino que es así ya que los animales lo huelen todo.

¿Los síntomas son fiables?

Es cierto que a veces el deseo profundo hace que el cuerpo haga lo que queremos sin que hubiese embarazo. Así que es complicado basarse en esto para confirmar un embarazo. Yo siempre que tengo estos síntomas, lo califico como  un 50% de porcentaje para poder estar embarazada y el otro 50% lo dejo en el resultado del test. 

Estos síntomas son muy similares a los de la llegada de la regla o a los días de ovulación por lo que confunde mucho más. El acné, y demás molestias me pasan en cada menstruación y me dificulta la detección.

Los test caseros no me animan a probarlos y me dan cierto asco por lo que no tengo más opción que esperarme. Es una desesperación y duele tener que esperarse porque urge saber el resultado para alegrarse o seguir intentándolo pero saber la verdad nos da tranquilidad.

Hacerse ilusiones daña mucho a los sentimientos, que te estén bromeando y haciendo planes con el futuro bebé y que luego no venga en camino, es muy decepcionante. Para no dar a lugar a falsas expectativas, es mejor no pensar mucho hasta saberlo y hay ¡tantos días para pensar que se cae en el error de visualizar la escena de un feto en el vientre y de un parto con el bebé en brazos!

Confía en ti, en lo que sientes, conecta con tu cuerpo. Y aunque cueste no dediques demasiado tiempo a esto ni te canses buscando por Internet, nadie tiene la respuesta, solo la tienes tú. Ojalá pudiese ayudarte, pero todavía nadie ha conseguido llegar a tener estos poderes.  Sé paciente y positiva, quizá sea para este mes o para el siguiente. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cuándo se ovula


Una de las grandes preocupaciones de una mujer que quiere quedarse embarazada, es saber cuándo ovula. Desde mis inicios, no me preocupaba por esto, ya que habían tantas mujeres que se quedaban en estado sin saber qué día ovulaban, y creía que no era necesario ponerse a calcular.

En mi primer embarazo no supe mucho de mi ovulación, fue  "cuando menos lo esperé", que a veces se coincide sin planearlo. Las otras dos veces fueron contando cuándo me tocaba ovular. Por eso en el primer embarazo tardé un año, y en los otros meses. Si es por atinar, se puede errar muchas veces, pero si se va con certeza se llega antes, si no hay problemas mayores de fertilidad.

Mi marido se hizo experto en detectar los días fértiles, y se basó en el día que me quedé embarazada de mi hijo mayor que fue en el día 18 del ciclo. Lo que cuenta al final es que cada mujer revise su cuerpo cómo reacciona, y apunte la duración de sus días de regla, para tratar de calcular.

Luego nos hemos estado basando en ese día por norma general y nos ha ido funcionando. Así que se deducirá que nunca antes había utilizado test de ovulación, no sabía ni que existían, la verdad. Cuando los conocí era tarde ya, tenía a mis tres retoños.

Di un buen repaso al test de ovulación, allí supe cómo se hacían y para qué servían. Al principio me costaba entenderlo, y me preocupaba no captar la idea, pero un día lo utilicé y fue muy sencillo. Vamos, que si aún tienes que conocer tu periodo fértil, tienes que ir probando, y haciendo test para ver cuándo coincide. Pero si partes de una base previa, directamente puedes hacer el test el día que presupones que es fértil para confirmar.

A mí siempre me da entorno al día 18, por eso no valen calendarios, ni fechas concretas para todas las mujeres, no todas ovulamos el mismo día, saber cuándo ovulamos es una experiencia de pruebas y de detección. Lo puedes llegar a saber por casualidad como nuestro caso, que por un embarazo impredecible te das cuenta de cuando has ovulado, o a base de utilizar test de ovulación, que te indican con fiabilidad en qué momentos estás en el pico.

El cuerpo como guía

Nuestro cuerpo es sabio, y si tratamos de conectar, podemos llegar a sentir cosas que nos avisen de la entrada a la ovulación. Hay unos síntomas típicos de que estamos ovulando, que si los sientes cuando estas en el periodo que se supone que es fértil o que está por llegar, es que hay mucha probabilidad. 

  • Sensibilidad en los pechos.
  • Aumenta el tono de voz.
  • Dedicamos más tiempo a nuestro aspecto.
  • Las orejas se vuelven más simétricas.
  • Se agudiza el olfato.
  • Sentirse más atractiva.
  • Aumento temperatura corporal.
  • Sentir una atracción/pasión especial por la pareja.
  • Aumento de flujo vaginal.
  • Dolor en ovarios.
  • Sensibilidad a nivel del útero.
  • Sensación de inflamación o sensibilidad en el aparato reproductor.
  • Ascenso de la libido.
  • Manchado leve (spotting).
  • Hinchazón abdominal.
  • Dolor en pelvis.
  • Dolor de espalda y riñones.
  • Dolor de cabeza.
  • Gases.
Estos síntomas no tienen porqué presentarse aunque ovulemos, pueden presentarse o no. No todas las mujeres tenemos los mismos síntomas. A mí hay veces que me ha dado por unos síntomas, y otras veces, por otros, y otras no he tenido ninguno, aunque el del flujo es el que suele delatar el momento de forma más discreta.

La calculadora de la ovulación también nos puede servir de orientación, nos da unos días de posible fertilidad, y esto nos orienta hacia qué días tenemos que enfatizar las relaciones. Y también tenemos el nuevo invento del reloj que avisa de los días fértiles. No quiero hacer pensar que esto es así de fácil para todas, uno de los inconvenientes que dificultan la detección de la ovulación es no ser regular, yo tengo un ciclo de entre 28-31 días, voy cambiando. Hay años que he tenido 24, otros 33, pero he logrado de forma natural sin tomar ningún medicamento que los meses vinientes sean más regulares.

Yo no hago nada especial, pero desde siempre, aún sin querer quedarme embarazada, trato de llevar una vida lo más sana posible, y también comer variado. Mi gran problema es la ansiedad, pero va por  por temporadas, y hace poco que se me ha quitado esa barbaridad de angustia. Los problemas ajenos al embarazo, pueden perjudicar mucho, recuerdo esos momentos en los que me veía incapaz de estar embarazada, la ansiedad es una tortura interna.

Pero no debemos olvidar, que cada vez que hay un embarazo, es un milagro, porque las exigencias son altas, y hay veces que sin tener problemas de fertilidad aparentes, no se consigue un embarazo. Pero yo siempre tengo en mente que es importante la alimentación, somos lo que comemos, la fertilidad se ve influenciada por lo que introducimos en nuestro cuerpo.

¿Podemos saber si hemos tenido una ovulación múltiple?

Cuando nos ilusionamos en poder quedarnos embarazadas, nos gustaría saber si hemos ovulado de forma múltiple para aumentar los chances de conseguirlo. La única forma fiable de confirmarlo es mediante una ecografía en la que el ginecólogo supervisa los folículos. Esto lo suelen hacer las mujeres que tienen muchas papeletas para tener embarazo múltiple por herencia o por embarazos múltiples previos. 

Si comparamos los síntomas de ovulación múltiple con las mujeres que son sometidas a tratamientos de fertilidad que estimulan a los ovarios de forma más intensa, los síntomas son más una sensibilidad, y dolor más acentuado de lo normal acompañado de náuseas, diarrea, aumento de peso, malestar dolor abdominal, etc, los indicios son muy parecidos al de la ovulación normal, así que es difícil poder detectarlo. Cuanto más nos acercamos a los 30, pero sobretodo a los 35 o 40, hay más posibilidades de tener ovulación múltiple debido a la edad. 

Elegir el sexo del bebé





Según el método Shettles se puede conseguir  elegir el sexo del feto o propiciar más uno que otro teniendo relaciones en momentos concretos. Si se quisiese niña tendría que ser días antes de la ovulación y si se quisiese niño tendría que ser un día antes de la ovulación, el mismo día o después.

La teoría tiene lógica, está basada en un estudio del comportamiento de los espermatozoides femeninos y masculinos. Es efectivo hasta el 75%, pero queda ese margen de error. Porque hay demasiados factores como para poder controlar todo. 

En el caso de que se quisiese intentar, saber cuando se ovula con precisión es importante, con el test de ovulación  sto se puede saber y así se tendrá más posibilidades. 

Productos naturales para la fertilidad

De vez en cuando tomo productos naturales que son beneficiosos para la salud, basándome en recomendaciones populares y en lo que leo por Internet. Sé que los consejos de abuela, no siempre son eficaces, pero confío mucho en ellos. A mi nadie me ha transmitido truquillos porque los remedios naturales se han ido perdiendo a lo largo de las generaciones, pero me gusta aprender sobre otras culturas donde se conserva más el guardar los buenos consejos de madre a hija.

En este post compartí productos naturales para la fertilidad que son muy conocidos, que hay testimonios por la red, y que no son caros, que si decidimos probarlos no perdemos absolutamente nada siempre que los tomemos con cabeza, y respetemos las dosis.

Uno de los productos que suelo tomar con asiduidad hace un par de años, es el fenogreco, no lo conocía, y el nombre me parecía bastante raruno, supe de él por Internet, que es muy recomendado para las mujeres. Tiene muchísimos beneficios para todo, así que me lo tomaba en té o me lo hecho en algunos guisos para adquirir sus propiedades.

Desde que me lo tomo, que tiene que ser con descansos de tres a seis meses, me siento más sensible a los síntomas de ovulación. Siempre cabe la posibilidad de que sea casualidad o que se deba a otro factor, pero yo lo relaciono porque me da esa sensación.

Fenogreco y fertilidad

Yo tomaba fenogreco sin buscar embarazo por sus estrógenos vegetales que hacen: es bueno para la menopausia facilita aumentar la masa muscular en las zonas donde queremos, ayuda a coger peso si se quiere engordar, refuerza sistema inmunitario, reducir el colesterol malo, reduce niveles altos de azúcar en sangre, aumento ligero de pechos y firmeza, combate el dolor menstrual, ayuda con el estreñimiento y malestares digestivos. El fenogreco se considera como el gran aliado de la mujer, por los grandes beneficios que le proporciona. Sin embargo no hay que pasarse en la dosis ni se tiene que tomar mucho tiempo seguido, también hay contraindicaciones para algunas personas como por ejemplo para las embarazadas, quienes se medican para la diabetes y el colesterol, y quienes son propensos a algunos tipos de cánceres.

Pero informándome pude leer que también se recomienda para quedar embarazada y para parir, pero una vez embarazada ya si que no se tiene que tomar porque puede provocar un aborto ya que estimula las contracciones y según informan, puede incluso haber malformación fetal si éste sobrevive. También es recomendado durante la lactancia porque es conocido como un alimento galactogogo que estimula la cantidad y la calidad de la leche materna.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR