Mostrando entradas con la etiqueta Montessori. Mostrar todas las entradas

Cómo favorecer la autodisciplina en los niños


Como decía María Montessori, la disciplina debe venir del interior:

El control del error que viene del exterior, genera la pasividad y crea una dependencia. Más vale que el niño no coja el hábito de ser corregido por alguien. Esto arriesga que se vuelva pasivo. A menudo vemos en las clases tradicionales, niños esperar, que hacen cola en fila india, para ser corregidos. Esto les hace perder el tiempo y rompe su ciclo de actividades. Mientras que una autocorrección les mantendría activos y estimularía su trabajo. 
Asimismo, las observaciones escritas con bolígrafo rojo indeleble puede dejar huella en el autoestima o desestabilizar la confianza en sí de un niño, sobre todo si es muy aplicado. No tendría que tratarse de si es correcto o falso, sino de ejercitarse, de perfeccionarse. Ciertamente, podemos señalar el error ¡pero es mejor hacerlo oralmente o con un lápiz y dejar la libre elección al niño. ¿Por qué rayar la imperfección? Tiene que ser considerada como una etapa hacia el éxito. El ejercicio es un intento, un entrenamiento, no una finalidad en sí. Cuanto mejor vivida sea la corrección, más suscitará el trabajo personal y motivará el doble de esfuerzo. El ser humano necesita sentirse seguro para aprender. Si se siente humillado o desanimado, esto puede bloquearle o frenar su confianza y su autoestima. Charlotte Poussin

Lo esencial es valorar los errores. Esta frase puede parecer paradoxal pero el secreto del éxito, es considerar los fracasos como trampolines hacia el éxito. Se tiene que valorar el trabajo independientemente de los resultados. El verdadero objetivo, es el trabajo interior. Si dejamos que el niño detecte su error, entonces su toma de consciencia es real y beneficiosa.

Material autocorrectivo

Es por esta razón que el material en la pedagogía Montessori ofrece al niño la posibilidad de tener el control de error.


En el post del ciclo de la rana, podéis ver un ejemplo de como hacer que las actividades sean autocorrectivas, poniendo un goumet detrás, escribiendo el resultado en la parte trasera, de manera que al girar la tarjeta el niño vea si lo ha hecho bien o no sin la intervención de nadie.


Expectativas sobre el ensayo, no en el resultado inmediato

Los educadores Montessori no esperan a que los niños de golpe hagan bien una actividad. Lo que es importante es la manipulación y la práctica (no el resultado ni la perfección).


Precauciones con al alentar

Una vez que el éxito llega, es mejor incitar al niño a felicitarse y a estar contento por sí mismo (más bien que decirle cumplidos, halagarle, etc).

El problema con los cumplidos exteriores es que pueden crear una dependencia a la aprobación exterior que conduciría a que el niño trabaje para recibir felicitaciones constantemente y el reconocimiento exterior lo que podría hacerle sufrir si no los recibiera y se lo tomaría como un reproche o como muestra de su incompetencia.

Alentar de forma eficaz:

  • La descripción objetiva de lo que nosotros vemos (veo, observo, destaco, tu has hecho…)
  • La descripción objetiva del proceso, del trabajo, de los esfuerzos (esto te ha exigido mucho esfuerzo y trabajo, y has conseguido…, era difícil y has conseguido tu objetivo, este éxito representa meses/días/horas dedicadas a…)
  • La expresión de lo que sentimos (estoy emocionada cuando…, me encanta en especial… porque…., me hace feliz ver que… me siento…)
  • La incitación a la automotivación (tienes que estar contento de ti, debes sentir satisfacción…)


Se tiene más influencia en el comportamiento de los niños, y de manera más positiva, actuando en la periferia del niño en lugar de hacerlo en el niño de manera directa. Charlotte Poussin

El mensaje se recibe mejor cuando es sugerido o propuesto y no cuando es impuesto. Cuando un niño se siente respetado en su dignidad y en su integridad, no trata de desviar una consigna, o lo hace mucho menos. Cuando se propone un ambiente adaptado, estimulante, que favorece la autonomía, el niño puede concentrarse y centrarse. La calma viene de la concentración


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR