Mostrando entradas con la etiqueta Nido. Mostrar todas las entradas

¿Cómo presentar la pelota Montessori?



La pelota Montessori o la pelota de sujeción, es uno de los materiales más conocidos de la sección Nido (el nivel de los bebés en la enseñanza Montessori). Es un material indispensable que como todo material Montessori, está perfectamente pensado para responder a todas las necesidades del bebé. La pelota que tenemos es de Kukitos, de color blanco y morado con lunares blancos, también tiene un cascabel dentro lo que hace que sea mucho más sensorial y atractiva.

Elección de la pelota

Quiero decir que la pelota de sujeción tiene que tener en cuenta estos criterios:

  1. No tiene que ser demasiado grande.
  2. No tiene que pesar mucho.
  3. No tiene que ser muy cerrada.
  4. No tiene que ser demasiado coloreada ni de colores demasiado vivos.
  
Lo ideal es que tenga dos colores contrastados para que destaque más su profundidad y así estimular la visión del bebé. Cuando estos criterios se cumplen, la pelota está adaptada perfectamente a las manos del bebé. Es pequeña, ligera y blanda para que se pueda coger sin dificultad. De manera que puede levantarla, cogerla, metérsela en la boca y responder así a sus necesidades de movimientos y de exploraciones.





Cuando no se cumplen, es demasiado grande, pesa mucho y está muy cerrada. Antes de los 4-5 meses, es difícil cogerla con la mano y casi imposible levantarla por el bebé. Por lo tanto, el bebé se siente rápidamente frustrado por no poder explorar la pelota como desea y llora. Al ser el tamaño y el peso grande, la pelota sería más interesante proponerla colgada al nivel de los pies y de las manos y se puede proponer en el suelo a partir de que el bebé se de la vuelta boca abajo para que le de ganas de ir a buscarla.

Edad

Normalmente suele ser presentada a partir de los 4-5 meses, pero hay quien lo hace a los 15 días de nacer, al principio se presenta colgada al nivel de los pies, estando el bebé descalzo para que la note. A esa edad incluso si los movimientos no son más que reflejos, que toque la pelota con sus pies le permite entrar en contacto con el ambiente. También es una experiencia sensorial interesante, por ello los pies tienen que estar descalzos y la pelota ha de estar al nivel de los pies.

A los 2 meses se deja en la alfombra, cerca del bebé para que la observe e intente tocarla.

Presentación

Entre 0 y 4-5 meses, la pelota como todos los demás materiales Nido se proponen cuando el niño está receptivo, durante los momentos de juego y en una duración corta cuando se trata de colgarla al nivel de las manos y de los pies.

A partir de los 4-5 meses, la pelota se pone en una estantería o en una cesta a disposición del bebé, para que pueda cogerla cuando desee.

El objetivo
  • Desarrollar el tacto.
  • Desarrollar los músculos de las manos y de las piernas.
  • Desarrollar la coordinación ojo-mano.
  • Desarrollar la comprensión del mundo.
  • Desarrollar la voluntad.
  • Desarrollar la autonomía.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR