Mostrando entradas con la etiqueta Vida práctica. Mostrar todas las entradas

Galletas personalizadas por peques


¿Os apetecen unas galletas artesanas? ¿Mucho mejor si se tratan de galletas hechas con las manos de nuestros pequeñines, verdad? 

Con  las vacaciones que están teniendo, es ideal para pasar todos estos días en familia, haciendo actividades juntos, y la cocina no podía faltar, que a ellos les encanta, el mayor dice que quiere ser Chef :)! mis peques se apuntan a hacer unas galletas navideñas super divertidas, ¡desde aquí os deseamos unas felices fiestas! y luego ya os contaré si nos hemos atrevido a comerlas o no, porque con lo monas que han quedado, ¡duele en el alma darles bocados!

Hacer estas maravillas ha sido sencillo y divertido porque Lékué tiene muchos accesorios de cocina aptos tanto para adultos como para manos pequeñas. Casi todos los utensilios sirven para los peques, no nos asustemos, son inofensivos, pero también van habiendo innovaciones nuevas que dan más vidilla a la diversión en la cocina, para que tengamos más opciones que elegir.

Hemos hecho copos de nieve y  árboles de navidad con unos cortadores de muchísima calidad, que facilitan el corte y que tienen las formas unidas de manera que al cortar la masa de una vez salen todas cortadas. Así que aprovechamos la masa al máximo sin dejar espacios y los hace todos de golpe para luego dedicarse a la decoración que es toda una actividad de motricidad fina y de creatividad preciosa.

Ingredientes


  • 250 g mantequilla temperatura ambiente 
  • 150 g azúcar 
  • 1 huevo 
  • 1 cucharadita azúcar vainillado 
  • 500 g harina tamizada 

Para decorar: 

  • 1 clara de huevo
  •  200gr azúcar glasé
  •  3 gotas de limón
  •  Colorante alimenticio (opcional)

Utilizaremos la receta de galletas de mantequilla, que son muy fáciles y rápidas de hacer. En un bol juntamos el azúcar, el huevo y la mantequilla, removemos bien.





Incorporar la harina poco a poco sin trabajar demasiado la masa para que no endurezca.



Hacer una bola y dejar reposar en la nevera envuelta en papel film durante 30 minutos. Si la masa está que se rompe, hechar un poco de leche (nosotros lo hicimos y salvemos la masa xD).


Estirar la masa a 5 mm y cortar con la forma deseada. Cocer al horno precalentado a 180º entre 15 y 20 minutos.





Preparamos la decoración de las galletas mezclando azúcar glas, 1 clara de huevo, 200 gr de azúcar glasé, 3 gotas de limón, nosotros no hemos utilizado colorante alimenticio.  


¿Habéis visto esto tan bien inventado? Se llama Decopen, es un bolígrafo decorador para dar nuestros toques artísticos. Me encanta haberlo descubierto, porque la manga pastelera y yo no eramos muy amigas, y me incomodaba mucho llenarla. Con Decopen, es mucho más fácil y rápido poder decorar, no solo por su sencillez al llenarlo sino también al utilizarlo, que además incluye 4 boquillas diferentes.



Los niños han ido haciendo líneas y formas en las galletas que no tenían fondant, las que tenían fondant fueron hechas con uno de color blanco el cual hemos cortado con el mismo cortador que hemos utilizado con la masa y hemos puesto perlas y bolitas de colores.




¿Habéis hecho galletas caseras también?


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vida práctica Montessori: exprimir una esponja



Descripción del material

  • Una bandeja en la que hay dos bols idénticos, el de la derecha contiene una esponja.
  • Una servilleta.
  • Un cubo.
  • El color de la bandeja, de la toalla y del cubo es idéntico.

Edad primera presentación: 2 años y medio, 3.

Objetivos directos

Ofrecer al niño la oportunidad de exprimir una esponja de manera ordenada, armoniosa y autónoma.

Objetivos indirectos

  • Coordinación motriz de los movimientos: desarrollo y autonomía psicomotriz.
  • Adaptación en el ambiente: desarrollo social, autonomía, independencia.
  • Preparación de la mano para la utilización de objetos y precisión del gesto.
  • Construcción del pensamiento lógico.
  • Cuidados del ambiente.

Presentación


  1. Invitar al niño a que vaya a buscar el material en la estantería y depositarlo en la mesa.
  2. Buscar el cubo y dejarlo en el suelo.
  3. Presentar los objetos de la bandeja al niño.
  4. Sacar la esponja del bol para ponerla en la bandeja.
  5. Coger el bol derecho y llenarlo de agua.
  6. Coger la esponja con las dos manos y ponerla en el bol lleno de agua.
  7. Sumergir la esponja con las dos manos y exprimir una vez por encima del bol izquierdo.
  8. Repetir la operación hasta que el bol derecho esté vacío.
  9. Vaciar el agua en el cubo.
  10. Limpiar y recoger el material vacío.
  11. Ir a vaciar el cubo y guardar en la estantería.
  12. Decir al niño que puede hacerlo solo tantas veces como quiera y el tiempo que desee.

Punto de interés

 El ruido del agua.
 La concentración para que no se caiga el agua
 La absorción del agua con la esponja.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Panellets con peques


¡Hoy hacemos panellets, a ver si vamos agrandando las recetas para peques! Este dulce me encanta porque está riquísimo y es muy fácil de hacer, hay varias opciones para dar nuestro toque, con piñones, con una almendra pelada, con coco o con cereza confitada. Nosotros hemos elegido el coco y la cereza confitada, a ellos les gustaba más el coco y a mí la cereza confitada, aunque luego me han quitado algunas de las mías :D

En Montessori se fomenta mucho la participación de los niños en la vida cotidiana, la cocina es una de las tareas principales que más deben involucrarse porque les permite adquirir muchísima autonomía y les sube el autoestima pero también porque a ellos les encanta. 

Sé que a muchos padres nos da mucho yuyu que nuestros hijos toquen cuchillos, que cojan platos o vasos que puedan romperse, en casa se han roto unos cuantos (hasta hoy se rompió un vaso sin querer). Mi madre no me dejaba tocar nada y no miento si digo que de adulta es cuando realmente me he introducido en la cocina, lo que es horrible porque me he perdido grandes experiencias y porque me ha costado mucho ponerme y aprender. Así que yo me he quitado los miedos y les dejo cocinar conmigo, bajo supervisión y con casi todos los utensilios menos los cuchillos de carnicero que ni esos los toco mucho, porque me dan tembleques (ya me atrevo a utilizar algunos pero no todos xD). Si se rompe algo, se recoge y se tiene cuidado para otra vez. Cada vez que ha pasado, se han dado cuenta de lo delicados que son y han aprendido a ser más cuidadosos. 

Las cocinitas representan el juego simbólico de preparar la comida y cocinar, es algo que es totalmente adorable porque ellos intentan imitar a los adultos tratando de aplicarlo pero de manera creativa y divertida. Aún así, no deberían perderse los momentos tan sorprendentes cortando, pelando, mezclando. Necesitan explorar los alimentos y colaborar al cocinar para no perderse estas sensaciones tan maravillosas.

Por tener tres hijos, toca limpiar más, se tarda más en acabar, no queda perfecto, pero como los dos mayores son más grandes y responsables, cada vez veo menos lío montado. Pero además ¡necesitan hacerlo! cuando oigo a mis hijos que me dicen que les ha encantado cocinar juntos con una sonrisa de oreja a oreja, eso me aporta toda la paciencia y las ganas de seguir pese a todo (sin tener en cuenta todo el trabajo que me espera, ni mi cansancio, ni el acumular faena por dedicar más tiempo a esto, ni el tener que evitar que se peleen porque no quieren dejar turnos al otro).

El delantal infantil que utiliza mi chiquitilla es de Eva que hace delantales personalizados y al tamaño que le digamos para que nuestros peques nos acompañen en nuestras aventuras cocineras. En este post podéis ver más detalladamente cómo es.



INGREDIENTES

  • 250 g de almendra cruda 
  • 250 g de azúcar
  • 125 g de patata cocida
  • 1 huevo
  • 70 g de coco rallado

  


Cocemos la patata en agua hirviendo, introducimos un tenedor para saber si están lo suficientemente blandas para sacarlas.Al estar listas las ponemos en un plato para pelarlas.



Aplastamos la patata con un tenedor.

Cascamos el huevo, separamos la clara de la yema, utilizamos la mitad de la yema para mezclarla con la patata. Seguidamente en otro bol mezclamos la almendra molida con el azúcar y agregamos el puré de patata. Tenemos que ir mezclando hasta que quede homogénea, si queda demasiado pringosa podemos añadir harina y si queda demasiado dura podemos utilizar la yema que habíamos guardado.



Las bolas se pueden hacer con manga pastelera o con la mano, nosotros las hemos hecho con las manos, y a los peques les cuesta hacerlas iguales, la chiqui hacía churros en vez de bolas pero sus hermanos le han enseñado a hacerlo mejor.

Las de coco las hemos rebozado en el coco y a las de cereza confitada, les hemos puesto cerezas y las hemos pincelado con clara de huevo. Al terminar horneamos los panellets a 150º-160º durante 10 minutos aproximadamente hasta que se doren, con cuidado de que no nos pasemos que sino se ponen duros.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El delantal infantil mimiabymia



Estrenemos nuestro delantal nuevo de MIMIAbyMIA, ¿habéis visto que bonito es? me parece un detalle muy original para regalárselo a los niños, ¿qué niño no quiere meterse en la cocina para experimentar? ellos quieren formar parte en la cocina y colaborar en la preparación de la comida. 

Si van sin delantales se ponen perdidos y los padres nos incomodamos, no podemos estar con la preocupación de que se manchen, de esta manera nadie disfruta del momento y todos nos estresamos. También se nos despistan y no saben si han acabado o si tienen que esperar, con el delantal, esta incertidumbre desaparece, porque al empezar se lo ponen y al terminar se lo quitan. 

Los delantales de MIMIAbyMIA permiten que nuestros hijos cocinen tranquilamente con una comodidad asegurada. Están hechos por Eva, quien se ha inspirado en Montessori al hacer sus creaciones para la parte de cocinar de la vida práctica.


Va dirigido para 3-6 años pero podéis escoger el tamaño, indicando la edad del peque o las medidas exactas si queréis que así sea. También podéis escoger el tipo de tela, ella propone varias, son muy variadas y para todos los gustos, sólo tenéis que mandarle un email para poder personalizarlo ¡encima estos días ha sacado nuevos modelos!


Como veis, este delantal no tiene nudos ni accesorios que dificulten la autonomía, los peques pueden ponérselo y quitárselo solos sin problemas. La cinta elástica del cuello no aprieta ni es demasiado ancha, tiene el tamaño adecuado para no perder comodidad y para que quepa la cabeza sin forzar. 

La tela es de algodón 100%, se puede lavar a máquina max 40º C. Yo lo limpié a mano y está magnífico, es muy fácil de limpiar y la tela sigue como nueva.



En la cintura tiene un cierre con velcro en el lateral, lo que hace que sea más sencillo de abrir y cerrar para los peques, cuando van en la espalda, les cuesta conseguirlo, de esta manera lo hacen solos con total facilidad. 

Es muy intuitivo, solo con verlo ya saben cómo pueden ponérselo y cómo tienen que cerrarlo. El velcro es como si fuera una marca que indica que allí ha de cerrarse, por eso es os digo que es una auténtica maravilla y que nos ha gustado muchísimo.

Los delantales de MIMIAbyMIA están a muy buen precio y la calidad es palpable. Pueden durarnos mucho y nos serán de gran utilidad en el día a día, pocas veces se quedarán colgado ¡os lo digo yo! 

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vida práctica Montessori: Verter agua




Descripción del material

  • Una bandeja en la que hay una jarra, dos vasos idénticos uno en frente del otro, en una línea roja trazada, una esponja azul, un cubo azul (yo he utilizado una jarra pequeña y una taza sin trazar una línea porque puse poco líquido, dejé un trapo al lado por si se le caía el agua para que lo limpiara).
  • Se puede empezar con legumbres.
  • Utilizar colorante azul para que el agua sea más visible (opcional).


Edad de primera presentación: 3 años.

Objetivos directos


  • Ofrecer al niño la oportunidad de verter agua de una jarra a dos vasos de manera ordenada, armoniosa y autónoma (también he utilizado un embudo).
  • Servirse.

Objetivos indirectos

  • Coordinación motriz de los movimientos: desarrollo y autonomía psicomotriz.
  • Adaptación en el ambiente: desarrollo social, autonomía, independencia.
  • Desarrollo de la voluntad y de la concentración.
  • Preparación de la mano para la utilización de herramientas y precisión del gesto.
  • Preparación para la escritura, la pintura con la utilización de tres dedos.
  • Construcción de la confianza en sí mismo.

Presentación




  1. Invitar al niño a ir a buscar el material en la estantería y depositarlo en la mesa.
  2. Presentar el material de izquierda a derecha.
  3. Depositar los dos vasos en la mesa uno al lado del otro.
  4. Coger la jarra y verter el agua en los dos vasos hasta el trazo rojo.
  5. Poner la jarra en la bandeja.
  6. Vaciar los vasos en el cubo, uno por uno, secándolos con una esponja.
  7. Una vez que el interés del niño finaliza, recoger el material.


Punto de interés

El trazo rojo y el ruido del agua.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cubo de actividades de inspiración Montessori




El cubo de actividades que os presento hoy es el de Lorena, que personaliza cubos y libros de actividades, y quise enfocar su cubo porque me parece importante tener un cubo en casa. Las actividades que incluye son para niños a partir de 2 años, están inspiradas en Montessori, y propician la autonomía mediante la vida práctica, de forma muy creativa y de calidad, que sabemos que es lo primero que tienen que hacer todos los niños antes de iniciarse en otras actividades y materiales Montessori. El tamaño del cubo es de 10x10 y está relleno de espuma, así que es muy blando, ligero y agradable al tacto. Está cosido a mano con cuidado y sumo mimo. Cada lado del cubo tiene una actividad distinta y es importante separar las actividades para que haya mayor concentración. El material es el fieltro ya que estimula mucho e invita a tocar y descubrir nuevas sensaciones. El niño no solo juega y puede deleitarse con el arte que Lorena ha hecho con sus propias manos, sino que además aprende y desarrolla habilidades, veamos:

  • Las habilidades sensoriales, mediante los colores y las diferentes texturas.
  • Las habilidades motoras finas.
  • Manipula cremalleras y cierres que le permiten hacer ejercicios similares a los bastidores Montessori.
  • Conoce los colores y las formas geométricas.
  • Trabaja la atención y la concentración.


La nube se desliza de un lado a otro, mojando al caracol y a las flores.

Abrimos y cerramos la cremallera ¡y encontramos un pececito dentro!


Las cuatro formas geométricas básicas. Se pegan y despegan con velcro, están sujetas al cubo para que no se pierdan.


Aprendemos a abrir y cerrar cierres para descubrir qué se esconde detrás de la ventana. ¡Un simpático gato con cascabel!



Practicamos la tarea de abrochar la zapatilla.


Una suave mariposa con alas blandas.


Se puede contactar con ella para hacer un pedido y modificar el cubo. Lorena propone añadir el nombre del niño y una tela a modo de asidero. Próximamente ampliará las actividades y habrá más variedad para poder escoger.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vida práctica Montessori: Trasvases



Descripción del material

  • Una bandeja en la que hay dos boles idénticos y una cuchara (la actividad puede variar con los materiales si la función es la misma).
  • El bol de la derecha está lleno de arroz, alubias o garbanzos, etc.
  • La cuchara se pone en el bol derecho.

Edad de presentación: 3 años

Objetivos directos

  • Ofrecer al niño la oportunidad de transvasar granos de manera ordenada, armoniosa y autónoma.
  • Servirse.

Objetivos indirectos


  • Coordinación motriz de los movimientos: desarrollo y autonomía psicomotriz.
  • Adaptación en el ambiente: desarrollo social, autonomía, independencia.
  • Desarrollo de la voluntad y de la concentración.
  • Preparación de la mano para la utilización de objetos y precisión del gesto.
  • Preparación para comer y escribir.
  • Construcción del pensamiento lógico.
  • Construcción de la confianza en sí mismo.

Presentación




  1. Invitar al niño a ir a buscar el material en la estantería y depositarlo en la mesa.
  2. Coger la cuchara con la mano derecha con lo tres dedos (la peque tiene que practicar aún).
  3. Meterla en el bol derecho y llenarla.
  4. Levantar la cuchara y ponerla encima del bol.
  5. Dirigir la cuchara por encima del bol izquierdo y verter los granos.
  6. Volver a hacer la misma manipulación hasta que el bol derecho esté vacío.
  7. Empezar de nuevo con la mano izquierda cuando el bol izquierdo esté lleno.
  8. Una vez que el interés del niño finaliza, recoger el material.
  9. Decir al niño que puede hacerlo solo tantas veces como desee.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Quitar el polvo con un plumero o con un trapo

Quitar el polvo con un plumero o con un trapo




Descripción del material

Un plumero.
Un trapo para quitar el polvo con un punto rojo cosido en el medio.

Edad de la primera presentación: 2 años y medio, 3 años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Enroscar y desenroscar tornillos




Enroscar y desenroscar tornillos


Descripción del material

Una cesta en la que hay tornillos de distintos tamaños.

Edad de primera presentación: 2 años y medio, 3 años.

Objetivos directos

Ofrecer al niño la oportunidad de enroscar y desenroscar tornillos de manera ordenada, armoniosa y autónoma.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Barrer




Barrer

Descripción del material

Un recipiente y una tiza.
Una escoba, una pala y un escobillón de mano.

Edad de la primera presentación: 3 años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Salvamanteles personalizados para niños


En montessori se pone todo a disposición de los niños y se prepara el ambiente para que no tengan ninguna necesidad de los padres ni de ningún adulto y puedan ser totalmente autónomos. ¡A la hora de comer no iba a ser menos :) ! 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los ejercicios preliminares



Los ejercicios preliminares

Los ejercicios preliminares rigen la organización del grupo desde el principio del año. Se trata de la actitud a adoptar, de la manera de hacer y no de reglas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Llevar una bandeja




Descripción del material

Una bandeja

Edad de la primera presentación: 2 años y medio- 3.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Enrollar un tapete





Descripción del material

Un tapete de 80cm por 120 cm la unidad.

Edad de primera presentación: 2 años y medio- 3.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Abrir y cerrar una puerta





Descripción del material

Una puerta

Edad de la primera presentación: 2 años y medio- 3.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR