Anemia en el embarazo





En el embarazo pueden surgir novedades que nos asusten, las hay que por primera vez en su vida tienen diabetes, colesterol demasiado alto, hipertensión o anemia.

Por eso es importante cuidarse bien antes del embarazo y hacer pruebas básicas por si acaso para mejorar nuestra salud. Llevar una dieta variada, una vida sana en todos los aspectos y hacer ejercicio.

De todo esto yo tuve una cosa: anemia. Me apareció en  cada embarazo, algo normal porque teniendo una criatura en los adentros que te quita todo para cubrir sus necesidades, sería raro que no pasase.

Para una persona que tiene ansiedad, diferenciar de estar bien a tener anemia es difícil. Como sabrán quienes han tenido ansiedad en su vida, ésta hace tener muchos síntomas físicos, por lo que nunca lo relacionaba con la anemia.

Yo también he hecho errores, los cuales no repetiría y me enfado conmigo misma por ello. Lo primero es que cuando me decían que tenía anemia hacía oídos sordos, en vez de ser consciente y preocuparme, actuando en consecuencia, me olvidaba por completo.

Y lo segundo es que tenía la complejidad de acordarme de tomarme las pastillas y tragármelas me daban arcadas porque las pastillas sean lo que sean me cuesta tomármelas.

Las razones son: en mi infancia he llegado a sufrir tanto, por venir de una familia desestructurada y llena de jaleos que no vienen a cuento, y he crecido ignorando la situación, engañándome continuamente. Según pude saber, ese es un mecanismo de supervivencia que se activa en el cuerpo, que jos desconecta de los miedos, preocupaciones y sufrimientos para poder tirar hacia adelante.

Entonces se ve que en muchas cosas, y lo he ido descubriendo con los años, cada vez que se presenta algo que me hiere mucho, me engaño a mí mismo, enviando mensajes positivos y tranquilizadores, falsos, para relajarme y no sufrir. En algunos casos ha sido un alivio y una bendición, pero en otros, ha sido un arma en contra de mí porque me ha impedido ver aspectos importantes que tendría que haber tenido consciencia.

Y lo segundo es que mi madre siempre me ha criado hasta la mayoría de edad, a que dependa de ella, ella me daba los jarabes, o me decía cuándo tocaba, yo nunca tuve esa responsabilidad de acordarme de que tengo que tomar algo, y como no, tengo la manía de odiar las pastillas, sufro tragándolas y si puedo librarme las evito.

Criar niños cero autónomos, hace que éstos sin sus padres se sientan perdidos, que el día que se vayan de casa sufran y sigan acudiendo a los padres para tonterías y que puedan adquirir esa independencia total se hace más dura y compleja que si se hubiese logrado en la infancia. Hace sentir como un tipo de discapacidad de “no puedo o no sé hacer tal cosa que es básica y me está costando demasiado poder hacerlo para la edad que tengo”.


En el tercer embarazo tuve problemas familiares muy fuertes. Eso me hizo que me despistara más de lo normal.

A final del embarazo me hice pruebas y me dijeron que tenía una anemia alucinante y que mi vida y la del bebé estaba en peligro. Yo no me había hecho pruebas antes, solo fui a una ecografía y ya está. Por falta de tiempo, por cansancio, por tristeza, por agobio y por tener los niños y no poder dejarlos con nadie (me era imposible salir con los dos yo sola).

Me dijeron de hospitalizarme pero yo no soporto los hospitales y menos al que me mandaron que es donde estuve ingresada una vez y me tiré dos años, así que para mí es la casa del terror pisar ese suelo y quedarme en la cama estirada. 

Entonces fui a una hematologa, que me dijo que tenía anemia ferropenica, y me recomendó ir unos minutos a que me inyecten por vena cierta cantidad de hierro, y podré irme a casa. Pagué mucho, más de 300€ pero se solucionó el problema y no hizo falta ir al hospital que aparte de no gustarme, mis hijos no tenïan con quien quedarse porque el padre trabaja. 

El día del parto tuve que llevar un papel que avisaba de que yo tenía tal y tal y que se tuviera en cuenta por si pasase algo ya que tenía probabilidad de hemorragia. Finalmente tuve un parto maravilloso y no ocurrió nada malo.

En el postparto fui a la hematologa otra vez, y me comentó que tras tomar hierro, yo estaba mejor, pero que ella creía que tendría que tomar hierro siempre haciendo pausas, porque analizando mi caso vio que primero tengo una anemia que sería a causa de mi madre.

Que ella al estar embarazada tendría poca reservas y eso se transmite al bebé, más la alimentación que no habrá sido tan correcta (y lo afirmo, mi madre nos ha alimentado de mala manera) y que la menstruación hace perder mucha sangre cada mes que influye en esto, y más yo que me dura mucho y la cantidad es bastante.

Desde entonces tomo hierro indefinidamente, ferogradumet, haciendo pausas, por supuesto. El inconveniente del hierro es que produce diarrea y malestar estomacal. He hecho de todo y no puedo evitarlo pero bueno hay que sacrificarse porque tener anemia es peor. 

El no gustarme la carne también me dificultaba alimentarme bien, aunque la como mucho por salud me guste o no, y los alimento que contienen hierro intento consumirlos mucho más. 

¿Tuviste anemia?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La grasa de la cadera no gusta pero la necesitará el bebé





Nunca en mi vida me he puesto a dieta, ahora me planteo llevar una alimentación distinta. He llegado hasta aquí a drede, es decir, que yo he cogido kilos mediante un plan tratando de que fuese lo más sano y beneficioso posible porque quería tener mejor figura.

Pero cuando llegas a lo que querías o al tope, digamos, empiezas a cambiar la manera de comer, y disminuyes las calorías. No es para adelgazar sino para no ir a más y entonces tener que perder kilos, cosa que es difícil y angustiosa cuando nos metemos en ese círculo.

Para las que somos delgadas y queremos mejorar nuestro físico, que la delgadez no gusta a todas, pues engordar se hace necesario. A las que somos de este tipo nos suele costar mucho, yo he tardado más de seis años en coger el peso que quería y no perderlo a los pocos meses. 

Yo no he ido a ningún nutricionista porque tengo un poco de enfrentamiento con ellos. Para ellos los delgados estamos divinos y engordar es de locos, cuando si quieres engordar es cosa tuya y nadie se tiene que meter. 

El prototipo de mujer es muy delgada, y claro, vienes tú con un modelo en mente totalmente contrario, y no se toma bien. A mí no me gustaría llegar a tener obesidad, y por mi peso teniendo en cuenta mi altura no lo tengo, tendría que pesar cinco o más kilos para llegar, calculo, no lo sé exactamente.

A ver, hay chicas delgadas con buen cuerpo pero muchísimas mujeres, como servidora, si está delgada poco cuerpo tiene, y no quiero dañar mi autoestima y sentirme incómoda conmigo misma. No sé si todos los nutricionistas son iguales pero con los que he coincidido yo no me llego a entender.

Entonces yo lo he hecho a mi manera, sin indicaciones de nadie pero me he ido guiando por la dieta proteica que siguen los que hacen fitness. Mi objetivo era ganar peso pero no a cualquier precio, es decir, de manera sana y tratando de ganar grasa que se acople bien y no que acompleje.

Algunas veces tomaba proteínas en polvo que llevaban carbohidratos para ganar músculo, todo esto sin hacer ejercicio ni ir al gimnasio, pero bueno no me hizo mal tampoco y me lo tomé de forma muy moderada porque al no gustarme el sabor no podía beberlo muchas veces.

El pollo y la carne me eran difíciles de comer porque con mi gusto vegetariano, sufría, pero lo hacía como si me tomase un jarabe, por necesidad no por gusto. Las verduras las como con alegría y las frutas también.

Lo malo de esto, pero no me arrepiento, es que sale grasa en todas partes, no se puede seleccionar. Y es cuando ves por primera vez que la barriga empieza a somarse y que se tienen unos michelines en la cadera. No todo iba a ser genial, pero comparándolo más vale esto, para mí almenos.

Tampoco está todo perdido, hay ejercicios que se pueden realizar para quienes no tengamos tiempo de ir al gimnasio. Los ejercicios de silla para tener un abdomen plano, ir en bicicleta o correr es lo que toca hacer. En estos días voy a comprarme un chandal que sea pra hcer footing, por esta razón y por salud, que con la edad que tengo no hago ejercicio y no es bueno para mí, que además tengo mal la circulación.

Y esa grasa que se acumula en las caderas, es una de las partes que se tiene que remediar, pero claro, si quieres buscar un embarazo a corto plazo, no es lo más adecuado. Nada sucede al azar, o casi nada, y la grasa que se deposita allí tiene una muy buena función.

Al nacer el bebé, cuando es cuestión de horas para que aparezca la leche materna, la grasa formará parte de ésta y servirá para el buen desarrollo cerebral del bebé.
Y por más que se haga para restar volumen de esa zona, se queda intacta. Esto es debido a que es imprescindible que esté por si hubiese un bebé. 

Aunque no se quiera ser madre, el cuerpo está programado para para quedarse embarazado y actúa de manera que todo esté preparado para cuando llegue el momento por mucho que no llegue. 

La grasa y entre ellas un ácido graso llamado DHA (ácido docosahexaenoico) que se están haciendo estudios por la posibilidad de que frenase el alzheimer. También es necesaria para los bebés, ellos necesitan mucha grasa, sana claro, y la de la lactancia materna es la mejor y la preferible. 

La zona donde más se concentra es la cadera y las piernas por eso, no podemos evitar que se introduzcan allí y se queden instaladas. Y afirmo que aunque mi peso de toda la vida era 45kg que es poquísimo, la grasa estaba allí, no de la misma forma pero no se eliminaba. 

Las que tenemos cuerpo pera  nos alegraremos un poco sabiendo que almenos podemos consolarnos sabiendo que la forma en la que tenemos la figura beneficia a nuestros bebés. Y durante la lactancia materna es cuando más facilidad se tiene para adelgazar y remoldear el cuerpo, aunque al destetar todo volverá a la normalidad.

Lo mejor es aceptararse y quererse tal como se es. Desde la adolescencia he sufrido no caber en pantalones por tener la talla 38 aunque estuviese en los huesos, y mucha ropa no viene bien por culpa de ese modelo estilo muñeca que no es acertado porque muchas mujeres no somos así y sufrimos gran discriminación. 

Pero hace años que no me comparo, que no me imagino de otra manera y que no sueño con cambiar mi base porque soy así, y ya está. No tengo que ser perfecta, no que seguir un modelo, tampoco tengo que gustar a nadie, lo principal es gustarme a mí y quererme y respetarme.

Y evidentemente, como mujeres voluptuosas no tenemos que acomplejarnos. Tiene que haber de todo,nosotras somos así y también somos bonitas por mucho que quedemos lejos del prototipo de mujeres altas y delgadas, con un cuerpo “equilibrado” y lineal. La belleza se presenta bajo distinta formas, y no pone impedimento tampoco en encontrar a la media naranja porque hay gustos para todo, el rechazo viene más de nuestra cabeza, que con el bombardeo de información nos llegamos a creer que somos feas, y no, somos hermosas como el resto de mujeres.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Restaurante Vapiano de Barcelona



Solemos comer fuera a menudo para cambiar de ambiente y como no, para dejar de cocinar, que es algo que hago por necesidad de alimentarnos pero no me gusta nada y me hace perder mucho tiempo, cocinar y limpiar lo utilizado (de momento no tenemos lavavajillas).

Donde vamos más es a restaurantes italianos porque en esta casa las pastas y las pizzas son lo más deseado. Afortunadamente en Barcelona tenemos muchos sitios donde ir, y son de italianos nativos que nos embaucan con su arte gastronómico. 

Antaño, no habían casi restaurantes de estos, y lo máximo que se podía encontrar eran restaurantes y bares españoles que te ponían una pizza congelada o pasta con tomate frito y se acabó (ni el tomate estaba lo suficientemente frito a veces).

Y como hay muchos “peros” siempre, hay restaurantes en el corazón de esta ciudad preciosa, que han ido empeorando. No quiero decir los nombres para no darles mala fama porque hay mala racha en todas partes.

Varios restaurantes italianos a los que íbamos ya no vamos, por las razones siguientes: el servicio es de vergüenza: tardan en venir a preguntar qué quieres, tardan en traerte el plato, se equivocan con facilidad y te traen otra cosa, tardan en venir a cobrarte, etc. La calidad de la comida desaparece: la masa de la pizza ya no es igual, el tomate frito está crudo, faltan ingredientes importantes, te ponen atún en vez de anchoas,etc. Hay poco compromiso: vamos a tal resturante y vamos con la preocupación de que no esté abierto porque no cumple con el horario, no una vez ni dos, sino siempre. No sabemos cuándo tendrás la dicha de verlo abierto.

No voy a hacer de Chicote, porque ni soy Chef ni me gusta la cocina, también tienen que haber mujeres que prefieran no cocinar. Pero esto seguramente ocurra a raíz de haber cambiado de Chef, cosa que debería ser sagrada. ¡Cuántos restaurantes han bajado las persianas por cambiar de Chef!

Aunque se haya que pagar más, un buen Chef vale oro, porque coger a un aprendiz o a una persona que no sabe cocinar lo suficiente, o que no está preparada para ir cocinando con la exigencia suficiente que requiere un restaurante puede llevar al cierre.

Lo mismo sucede si se cambia de camarero sin tener en cuenta su experiencia y su actitud, no hay que decantarse por el más barato, sin analizar su servicio ni su lenguaje (que domine bien el idioma para comunicarse). 









Vapiano es un restaurante que no hace mucho que lo conocí, ya que empezó a verse tras la reforma del centro comercial Diagonal Mar que es de los mejores de Barcelona.

Yo ya conocía este centro, aunque no me queda cerca de casa, desde que era adolescente voy, entonces era nuevo y recién abrió. Es bonito, tiene de todo, es cerrado y hace unos años hicieron un parque gratuito al aire libre que lo hizo mucho mejor para poder llevar a los niños a jugar (que en las cafeterías y restaurantes se aburren rápido).

El centro comercial está ubicado en un barrio que antiguamente era considerado como muy marginal, hablamos de La Mina y barrios cercanos como El Besós que tienen la misma condición. Como catalana de a pie puedo dar fe de que lo que se dice era más de los años setenta y ochenta, para atrás, y que son lugares donde se puede ir tranquilamente.

Muchas veces hemos estado allí, y no hemos visto nada extraño, ni peligroso. Lo que sí quizá es que se ve más toxicómano, pero hace años que piden dinero, y no roban no te sacan jeringuillas, éstos por lo general han ido cambiando y son más pacíficos, pero como con cualquier desconocido, uno tiene que tener especial cuidado y no fiarse de nadie (teniendo sus pertenencias bien cogidas y escondidas).

No viene a cuento pero como no abriría un post nuevo para hablar de este tema porque no es lo mío, el asunto de barrios seguros vs barrios peligrosos, es bastante complejo. La mayoría de lugares peligrosos han sido derrumbados como le pasó a Can Tunis, y el Estado ha hecho mucho para integrar y desfigurar a esa delincuencia desmedida.

Delincuencia a bajo nivel, la hay y la habrá porque es la salida más fácil y rápida, y muchos optan por ella. Debido a la crisis, la pobreza y la falta de papeles, hace que aumente. Pero no hablaríamos de algo muy significativo ni de un miedo digno de los tiempos del Torete y el Vaquilla

En la actualidad se está hablando mucho del Raval. Y casualmente voy por allí a menudo, y me paseo por todos los callejones y no me escondo de nadie. Y no veo que la cosa sea para tanto, como dicen no es tan fiero el león como lo pintan. 

Repito, lo máximo desagradable es ver a toxicómanos y a gente sin techo, que son motivo de tristeza, no de desprecio. En esas circunstancias podríamos vernos cualquiera y se tiene que empatizar. Tú, respeta, no te metas con nadie ni chafardees, porque si te metes donde no te llaman, será cosa tuya. 

Las peleas, las hay en todas partes, y coincidir o no es el destino. Pero los lugares donde hay más probabilidad de verlo donde se consume alcohol y drogas, que eso es casi cualquier lugar. Los machetes, las navajas y las armas no son exclusivas de ciertos barrios puestos en la lista negra, y esto se podría corregir si se reeducara a la sociedad y si en este país se mirara más por el ciudadano (la depresión lleva a la violencia).

El robo, está en todos lados. Y puede venir de un pobre y de un rico, de un trajeado a un mal vestido, las apariencias engañan, y las palabras. El tener cuidado de extraños, tiene que ser siempre. Lo mejor es no pararse a hablar con cualquiera, mantener distancias, no perder la atención en la persona, darse prisa, y lo digo con antelación, si sabes autodefensa, mejor que mejor.










Pues bueno, Vapiano es un lugar bonito, no sé como serán los de otras zonas. Este que digo yo es nuevo y tiene un diseño moderno y maravilloso. Cuando te sientas ves la calle, no hay pared es todo cristal y parece que estás en la calle pero recubierto del frío.

Todo está lleno de plantas, de luces tenues, de cuadros en blanco y negro. Tienes distintos asientos para elegir, altos o bajos. Lo más apreciable es el ambiente que es muy relajante y encantador.

Este restaurante es de autoservicio, no es un bufete al uso, ojalá xD. O sea, que nadie viene a servirte ni a preguntarte, tu te diriges a los cocineros que están en una barra preprando delante de ti los platos, y le pides lo que quieres. Para saber cuando ir a recogerlo te dan un cacharro que para avisarte vibra.





Como buen italiano va de pastas y pizzas, de pastas la preferida por nosotros es a la rabiatta, mega picante, y la pizza con rucula, que el perejil y la rucula son lo que más como. 

El menú infantil es baratísimo comparándolo con otros restaurantes, está a unos cinco euros. Me gusta mucho la pizza que les dan en forma de pez, super chulo. Es un detalle simple pero que les diferencia del resto. El día de las fotos fuimos sin los peques y no tengo fotos de la pizza-pez. Hemos venido aquí unas cuatro veces.

No podría considerarlo kid friendly porque no tiene nada de particular para los niños, pero es un lugar muy amplio, bonito, cómodo. Donde estar en familia y disfrutar de charlas juntos. De noche se disfruta más porque tiene una luz tenue que se disfruta con más intensidad aunque de día es precioso también.





Los niños a veces se mueven juegan y la lían un poquitín pero tienen paciencia y no he visto ningún gesto irrespetuoso hacia ellos ni ningún niño que haya estado, y tanto bebés como niños se mueven por allí sin molestias, lo bueno que tiene también es que es amplio. Se come bien, está rico y a día de hoy es de los mejores. 








TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Mi hijo no separa las palabras al escribir



Todos mis hijos cuando me han dado la alegría de verles leer y escribir, se ha mezclado con la preocupación de que juntaban las letras al escribir.

Yo no prestaba demasiada atención ya que me imagino que los niños no pueden aprender todo de golpe, y que van por niveles, que van subiendo lentamente (cada niño a su ritmo, claro está).

Esto es como cuando esperamos que un niño camine, primero se sentará, luego gateará y finalmente caminará, hay casos en los que el peque no gatea, como hay niños que pueden llegar a escribir y leer sin tantas dificultades como otros, pero esas etapas deben ser respetadas.

Antes no es mejor, no por presionar y amargar a un niño, estropeando su autoestima, se va a hacer un bien al hijo. A veces queriendo mejorar algo en nuestros hijos, terminamos por perjudicarles más y más. Informarse, es imprescindible, hay que leer mucho para equivocarse lo menos posible.

Lo chungo apareció cuando en el colegio me dieron el toque de que no podía ser que con 6-7 años mis criaturillas escribieran las letras juntas, porque esto no es lo normal. 

Yo tengo un malestar interno relacionado con la escuela, que solo Dios sabe la angustia que me produce. Hay profesorado que llega a ser tan martillante y poco empático, que las ganas de colegio se quitan a padres e hijos. 

Aunque sería una locura, pero una locura liberadora, cuando me desmorono con esta actitud destructora del colegio, me dan ganas de hacer la escuela en casa y mandar todo al carajo, porque todos nosotros, mis hijoa y yo, haríamos todo con más tranquilidad y estaríamos más a salvo se las críticas y ataques demoledores. 

Todos sabemos que los niños no son todos iguales, que no todos empiezan, ni siguen ni terminan al mismo tiempo. Asimismo, hay habilidades que se mejoran o adquieren en el transcurso de varios cursos, no todo se aprende desde el primer curso, hay cosas que necesitan tiempo, más allá de 10 meses.

Mi experiencia me reafirma en mi apoyo y amor incondicional hacia la escuela alternativa, desde todas sus perspectivas, Montessori, Waldorf... la escuela libre no la termino de cuajar, pero la escuela tradicional es la peor, y la tenemos como la de calidad que merecemos todos, y que a algunos nos la sirven a precio de lujo en modo concertado.

Estamos en una época que no se tiene paciencia con los aprendizajes naturales de los niños, y que todos están locos por dar trabajo a los psicólogos y psiquiatras. 

Por cualquier tontería, de forma temprana, y precipitada, tenemos ganas de diagnósticos para ponerle nombre a todo y justificarnos de nuestros errores con los alumnos, para así comprobar que no es que el método de la escuela no es bueno, sino que el alumno es el problema.

Si tu hijo junta las letras, posiblemente aparezca en tu vida la palabra dislexia, porque hay un trastorno en el que los niños tienen dificultades con la escritura. Si te informas un poco en qué consiste, puedes analizar el caso de tu hijo, sin ánimo de querer hacerse el experto.

Mis hijos no escribían al revés, solo las primeras veces al iniciarse en la escritura, porque su mente se tiene que organizar y encajar todo antes de despegar. 

Era cuestión de que cuando hablamos lo hacemos rápido, no separamos tanto entre palabras, y a la hora de hablar, no se notan las comas ni los puntos. En realidad a escribir se aprende leyendo, y practicando. Y esto no se puede tener antes de tiempo.

Aún así yo he ido haciendo actividades para corregir con más rapidez este error, creando consciencia de que las palabras van separadas sino nos liamos y no entendemos nada.

Y que cuando separan las palabras de forma inadecuada, tienen que hacer una lectura en voz baja para comprobar que tiene sentido. Si la palabra no tiene sentido o no existe, se tiene que buscar la manera de plasmarla de forma lógica.

Y por supuesto, leer es la manera de memorizar la ortografía y la estructura de las frases, que es más eficaz. Promover la lectura, leer mucho, invertir en libros que es la mejor inversión junto con los juguetes para un buen desarrollo y rendimiento escolar.



Actividad 1: en una hoja escribí frases. Ellos tenían que leerlas y poner una cruz debajo de cada palabra y al final ponían la cantidad de palabras que habían.







Actividad 2: escribí frases en tiras. Ellos recoetaban palabra por palabra y al estar desordenadas las tenían que ordenar para que tuviesen sentido. El objetivo es trabajar al mismo tiempo la mayúscula que va a principio de frase y será siempre la primera y el punto, que será el último.



Actividad 3: escribí frases, primero con todas las palabras juntas y al lado separadas. Ellos tenían que indicar cuál frase era la correcta y la que no lo era la tenían que tachar. 



Actividad 4: escribí en una hoja frases con todas las palabras juntas. Ellos tenían que hacer círculos en cada palabra para distinguirlas aún estando así que son más confusas. Al terminar leen las frases con las palabras separadas y dando una palmada en cada palabra leída.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Fisher Price Tester: gimnasio-piano pataditas y móvil ositos voladores


Fisher Price me ha elegido para probar y compartir mi opinión sobre dos productos, ha sido a través de Madresfera como fui seleccionada. A mí me encanta testear productos infantiles para conocerlos en profundidad y poder transmitir mis observaciones.

En casa no tenemos bebé, pero no falta mucho para que se asome el cuarto, y aquí estarán estos dos juguetitos para él, esperándole.

Fisher Price es una marca muy conocida, que ofrece juguetes de todas las edades, la cual conocemos desde tiempos inmemorables por haber tenido sus juguetes en casa, tanto de pequeña como de madre. Por tanto, para mi es un placer y agradezco poder presentar a una marca que admiro :)

Móvil ositos voladores 









El móvil de ositos voladores es un must en las cunas. Sabemos lo importante que es que un bebé tenga un móvil en el lugar donde descanse y donde pase el día. Porque estimula su oído y su vista, de manera que proporcionamos un juguete adecuado a su edad y que actúa para que haya un correcto desarrollo. 

El bebé, se entretiene, fija su mirada en los ositos, éstos se mueven a una velocidad lenta que permite que pueda observar detenidamente con calma. Los ositos pueden ser tocados en el momento que el bebé suba su mano, así descubrirá que puede tocarlos y que están cerca de él. 

Tocarlos será una experiencia sensorial, podrá experimentar el tacto de los ositos voladores, que son muy suaves y blandos. Las bonitas alas que llevan a sus espaldas, embellecen y enternecen su aspecto. Los colores son llamativos y suaves. 







Un proyector se coloca por encima de los ositos, de donde están colgados. De éste podemos apreciar unas estrellas luminosas que se reflejan en el techo y en las paredes y tres opciones de sonidos relajantes. Está a una altura perfecta para que el bebé absorba todo lo que vea, y pueda divertirse y relajarse.







Este móvil de ositos voladores  también puede ser utilizado fuera de la cuna, en cualquier sitio que queramos porque tiene un enganche en forma de pinza que se aguanta de forma segura y permanente. Un uso muy acertado y entretenido para el bebé es en la capota del cochecito. Así que va dirigido desde el nacimiento hasta los 5 meses por su acción evolutiva que se adapta al crecimiento del peque.


El proyector que se puede quitar y poner en el móvil de ositos, se puede utilizar tanto en la cuna como en una mesita. Por ello, puede ser utilizado una vez crece el bebé y deja de estar en la cuna, servirá de quitamiedos y para proporcionar bienestar. Proyecta estrellas, en plena oscuridad. Dando seguridad, y calma, con una luz tenue. Las tres opciones de sonido suman hasta 30 minutos de nanas, susurros y suaves sonidos de la naturaleza. 







El proyector viene con un mando de control remoto para colgarlo en el pomo de la puerta y activar las proyecciones y los sonidos sin molestar al peque.





Gimnasio-piano pataditas superaprendizaje













Este gimnasio está compuesto por una colchoneta en la que el bebé se pueda estirar y esté cómodo. Alrededor encima de la cabeza tiene un arco en el que se colocan tres animales, un mono que hace sonido al tocar los platos, el oso tiene sonido de papel, el elefante es más duro a modo de mordedor (me da la sensación) y el león es un sonajero.

Los gimnasios son juntamente con el móvil de cuna, los accesorios necesarios para favorecer un buen desarrollo de nuestros hijos. En la etapa que son recién nacidos necesitan tener objetos colgados por encima de ellos a una altura que puedan apreciar lo que hay, ello les estimula en su vista.

Cuando le de por alzar los brazos, los tocará y podrá saber que hacen cosas, descubrirá sonidos, y eso le animará a tocarlos repetidamente. También sentirá texturas cada vez que los toque, y se dará cuenta de que cada uno es diferente.

El espejo se puede mover, poner y quitar. Nos sirve para ponerlo en el arco, y también podemos ponerlo en su cuna, en el cochecito y donde veamos que le puede ser útil. Poner un espejo a los bebés les estimula, les crea curiosidad, y van autoreconociendose. 

El aro se puede poner y quitar, una vez el bebé deja de estar estirado y prefiere ponerse boca abajo, se puede poner el arco en el sentido contrario, así podrá disfrutar de él sin dejar de estar en la colchoneta.





Al final de la colchoneta  es donde colocamos un piano, el cual el bebé sabrá que está por allí porque al mover sus piernas, notará algo que a continuación emitirá sonidos sorprendentes. 

Este piano es modificable, se puede poner de lado para cuando el bebé se sienta, o cuando está boca abajo y aún no se sienta, y lo va tocando con la mano. Es un potente estimulante, que incluso incitará al bebé a tratar de darse la vuelta y de gatear (cuando esté preparado) debido a los sonidos llamarivos que resuenan en él.





Cuando ya se siente, se puede poner el piano hacia arriba, para que el peque esté agusto y pueda utilizarlo tantas veces como desee. 

Este gimnasio-piano beneficia al niño a nivel de motricidad gruesa, el peque la desarrolla al dar pataditas y golpecitos a los juguetes, cogerlos y agitarlos. Las actividades de acción-reacción facilitan la comprensión de la relación causa-efecto a medida que el niño descubre como se activa la música.

Y también a nivel de habilidades sensoriales, los colores vivos, la imagen del niño reflejada en el espejo, los sonidos, la música y las diferentes texturas estimulan los sentidos del niño.





Debido a sus amplias opciones, es llamado superaprendizaje, el peque aprende varias cosas a la vez. Las teclas de piano se iluminan y los colores se presentanante  el peque que empieza a relacionarlos. 

El piano tiene música, y frases que cambian con el peque, gracias a la Tecnología Inteligente, se puede adaptar el contenido del aprendizaje a su edad y desarrollo. 
  1. Experimenta (a partir del nacimiento): Hasta 20 minutos seguidos de música. 
  2. Descubre (a partir de 3 meses): Canciones cortas sobre animales. 


  3. Explora (a partir de 6 meses): Aprende los colores, las formas y los números mediante sonidos y frases. Opción piano: ¡Las teclas del piano suenan como las de verdad!




El teclado se puede desmontar y llevar a todas partes, así que puede ser utilizado para más edad, el piano es un juguete que siempre gusta a todas las edades. Con la serie de canciones animadas, sonidos y frases captan y estimulan los sentidos del peque. Al disfrutar con los estímulos, el niño repite y eso hace que refuerce lo que ve y que aprenda los colores, las formas, los números y los animales. Va dirigido desde el nacimiento hasta los tres años.







Sello de calidad

Me han gustado mucho más de lo que me esperaba, los dos son un pack que deberían tenerse juntos por los beneficios y por las maravillosas características que tienen. Se hacen un imprescindible al tener un bebé.

El móvil de ositos voladores, es muy tierno, se mueve sin hacer un ruido molesto, y el proyector, hace unos sonidos muy auténticos y suaves (no son feos ni demasiado brutos como ocurre con otros proyectores que parecen robots).

El proyector puede utilizarse más allá del año incluso. A muchos niñoa les gusta tenerlo en la mesita de su habitación a modo de quitamiedos, porque su luz es genial para dormir si la oscuridad no facilita el sueño, y los sonidos son relajantes a cualquier edad.

El gimnasio-piano tiene una colchoneta con un grosor y comodidad adecuada para un bebé. Toene un largo perfecto para ser utilizado en los meses que el bebé todavía no se sienta.

Está lleno de detalles, por un lado tenemos los objetos colgantes, y por otro lado, el piano. Unos estimulan la vista, y los movimientos de manos, los otros, los pies, y el oído. Todo lo que incluye está pensado para cubrir distintos aspectos del desarrollo del bebé.

El gimnasio crece con el bebé, se puede modificar y adaptar a sus necesidades. El piano es un juguete muy divertido con el que se podrá entretener mientras aprende. 

El piano se puede poner en la posición que se quiera según la posición del peque y se puede llevar a todas partes, como juguete, en el sofá, en la cama, y también en el carrito para que juegue mientras pasea. 

Lo recomiendo por su calidad, los materiales son preciosos y resistentes. Tenemos la tranquilidad de que es seguro porque está fabricado respetando las normas de la UE. Tiene muchas utilidades y sirve más allá de recién nacido, así que se le da mucho más uso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR